Una escultura de cuento

4  18.09.2012

Ventajas:
Una escultura de cuento

Desventajas:
Ninguna

Recomendable: Sí 

mariajose86

Sobre mí: Por fin naranja :-)

usuario desde:20.03.2008

Opiniones:146

Confianza conseguida:71

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 30 miembros de Ciao

Hola,

Como algunos sabeis, pasé un año erasmus en una pequeña ciudad a veinte minutos de Copenhague, Dinamarca, por lo que tengo especial cariño a todo lo que se encuentra en estos lugares.

A la espera de que Ciao me admita sugerencias de algunos sitios emblemáticos de Copenhague, os voy a contar algo sobre quizás el símbolo que más representa a esta ciudad, y también lo más conocido: La escultura de la Sirenita, en danés Den Lille Havfrue, la pequeña señora del mar.

Historia

Todo se remonta a un cuento que escribió Hans Christian Andersen, el más famoso escritor danés especialista en cuentos infantiles y de fantasía, en 1837. Dinamarca, y en especial Copenhague, recuerda mucho a este escritor y siente mucho orgullo por él, ya que en Copenhague hay una escultura suya, asi como varias inspiradas en sus cuentos, entre ellas La Sirenita.

Volviendo al cuento que escribió Hans, en 1837, se inspiró en la leyenda popular que rondaba en Dinamarca desde la antiguedad que decía que los hombres que andaban por el Mar Báltico, se veían encantados por los cantos de las sirenas. Así fue que, en la ciudad de Dinamarca, un humilde pescador se vio embrujado por el hermoso cantar de una sirena. La leyenda cuenta que aquella sirenita prefirió poseer aspecto de mujer para conquistar el amor del príncipe del cual ella también se había enamorado, antes que poseer la inmortalidad que por su condición de sirena tenía.

He de decir, que a partir de este cuento también surgió la famosa película de Disney de La Sirenita.

En 1913, Jacob Christian Jacobsen, fundador de la famosa fábrica de cerveza Carlsberg, le encargó al escultor Edgar Eriksen, que realizase la escultura de la sirenita.
En un principio, el escultor se quería inspirar en una famosa bailarina de la época, pero ésta se negó a posar desnuda, y acabó posando su esposa para él.

Situación

Se encuentra sobre unas rocas que se adentran al mar, en la Bahía del puerto de Copenhague, en el Kastellet, un parque precioso, y muy cerca del palacio real de Amalienborg.
Características

Mucha gente dice llevarse una decepción al verla, ya que es muy pequeña (un metro veinticinco) sin embargo a mi me pareció una pequeña muestra de la cultura nórdica de hacer las cosas simples, sencillas y de buen gusto, de dónde si no saldría el Ikea, jaja. Parece aún más pequeña al encontrarse en el mar, por lo que al lado de la inmensidad del horizonte se queda en nada.

Está hecha de bronce y pesa unos 175 kilos.
Cómo visitarla

Pues obviamente es gratis. Puedes llegar andando dando un paseo por el parque en que se encuentra, dependiendo de la hora, habrá muchísima gente alrededor haciéndose fotos o no habrá nadie y estará sola, y en ese momento puede que hasta pase desapercibida para muchos.

También puede verse en barco desde el mar en una visita guiada por los canales de Copenhague. Estos barcos son muy comunes, y por unos 6 o 7 euros hacen visitas por toda la ciudad a través de los canales saliendo desde Nyhanv y llegando a la bahía del mar, donde siempre hacen una parada justo enfrente de La Sirenita.

Consejo, mejor verla andando.

Curiosidades

Por desgracia, la sirenita ha sido víctima de actos vandálicos casi desde que fue creada, la han decapitado, le han arrancado brazos, la han pintado de colores, le han pintado un bikini...etc.

Por suerte siempre la han podido restaurar puesto que existe un molde exacto de la escultura original.

Además la sirenita ha viajado unos meses a China para una exposición que hubo en Shanghai. Yo tuve la coincidencia de estar en Dinamarca los meses que se la llevaron, por lo que tuve la oportunidad de ver la sirenita real unos meses y otros meses también pude ver cómo pusieron en el lugar dónde debería estar, una pantalla muy grande que daba una imagen en directo de la sirenita en China.
Opinión Personal

Obviamente una escultura tan pequeña no tiene comparación con símbolos de otras ciudades como pueden ser impresionantes palacios, catedrales...etc. Pero para mí La pequeña Sirenita tiene un encanto especial por su leyenda y por los cuentos que ha inspirado. El parque donde se encuentra es precioso, por lo que sin duda alguna vale la pena un paseo por él y toparse con esta escultura.

Os dejo la primera foto que tuve la oportunidad de echarle, otra foto de cuando estuvo en China y pusieron la pantalla y alguna que otra de los actos vandálicos.

Un saludo.

Fotografías
  • Monumento a  La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague Monumento a  La Sirenita
  • Monumento a  La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague Monumento a  La Sirenita
  • Monumento a  La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague Monumento a  La Sirenita
Monumento a  La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague Monumento a  La Sirenita
Monumento a La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
barre1968

barre1968

04.11.2012 12:13

Tengo una foto por ahí de esto en pleno invierno que da frío de verla. Besos.

ika23

ika23

29.09.2012 12:50

ya sabes que lo bueno.. siempre en pequeñas dosis ;))

marsimar

marsimar

20.09.2012 14:31

valorada, sl2

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Monumento a La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague ha sido leída 1421 veces por los usuarios:

"excepcional" por (45%):
  1. Adrimi
  2. Insomniaa
  3. biologodepatxu
y de usuarios adicionales 12

"muy útil" por (55%):
  1. barre1968
  2. pichurri4
  3. ika23
y de usuarios adicionales 15

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Monumento a La Sirenita (Den Lille Havfrue), Copenhague