My Blueberry Nights, Kar Wai Wong

Opinión sobre

My Blueberry Nights, Kar Wai Wong

Impresión Total (9): Evaluación Total My Blueberry Nights, Kar Wai Wong

 

Todas las opiniones sobre My Blueberry Nights, Kar Wai Wong

 Escribir mi propia opinión


 


Besos de tarta de arándanos

5  18.12.2008

Ventajas:
Todas

Desventajas:
Que no te guste

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


susiky1

Sobre mí:

usuario desde:08.11.2000

Opiniones:530

Confianza conseguida:308

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 34 miembros de Ciao

Llevaba más de dos años esperando el estreno de esta película, mirando la cartelera, pero se retrasaba, se retrasaba, y el caramelo que ansiaba una y otra vez no me era dado. Por fin el fin de semana pasado se estrenó, y como ya sabía, duró menos que el citado caramelo en la puerta de un colegio.

Adoro a Wong Kar Wai, bueno, matizo, no le adoro a él, sino a su forma de expresar de una forma sencilla grandes sentimientos, o como consigue crear poesía de un conjunto de luces, o como no le son necesarias las palabras para expresar las emociones. Habrá quién se pregunte quién es Wong Kar Wai, es el director de esta película. Puede que por el nombre no le conozcáis, pero quizá si os digo que es el director de "Deseando amar" ("In the mood for love") y "2046", puede que ya os suene de algo. Es uno de los grandes abanderados del cine que nos llega de Asia en la actualidad, desde mi punto de vista es el máximo exponente junto con Kim Ki Duk y Park Chan-Wook.

Wong Kar Wai ha sido reconocido en todos los festivales de cine, pocos han sido los que se le han resistido. Puede que quizá por eso, por venir de oriente, por tener unas características propias, por su estética, durante un tiempo fue aclamado en los círculos más gafapastiles y culturetas cinéfilos, pero esto ha cambiado, muchos de los antes le aclamaron ahora le ven repetitivo y un tanto vacío, ¿por qué? Es algo que no consigo entender. Cierto es que el tema del amor es un tema que se repite en sus películas, el amor, el desamor, la soledad, el deseo, la frustración, la desconfianza,… ¿acaso no son esos los grandes temas de la vida? ¿Por qué recurrir a otros temas cuando esos son los más interesantes? Sobre todo para los que no valoramos una película por la cantidad de millones que se invierte en ella ya sea para pagar al plantel de actores o los efectos especiales.

"My blueberry nights" es la primera incursión de Kar Wai en Estados Unidos. Todas sus anteriores películas habían sido rodadas en China, Vietnam, menos "Happy toguether" que fue rodada parcialmente en Argentina, y todas ellas con actores asiáticos. En este caso cambiamos de escenario, se desarrolla Estados Unidos y todos los actores son americanos o ingleses.

¿Y de qué trata la película? Tiene un argumento muy sencillo.

Una chica, Elizabeth (Norah Jones), queda con su novio en un restaurante pero este no aparece. Pregunta al camarero, Jeremy (Jude Law), si lo conoce, y él le dice que si, que fue con su novia el otro día. Ante esta frase Elizabeth deja a su novio e inicia una relación amistosa con Jeremy, todas las noches va al restaurante para hablar de amor, de la vida, de la soledad, de un bote de cristal con llaves que tiene Jeremy sobre el mostrador, llaves que la gente ha olvidado en su local y que espera que algún día vayan a recoger. Un día, Elizabeth decide huir de la ciudad, sigue obsesionada con su exnovio y quiere olvidarlo, aunque ello suponga tener que dejar de mantener contacto con Jeremy. Pasa por diferentes ciudades a lo larto de la famosa Ruta 66 en las que trabaja de camarera para ahorrar y comprarse un coche. En su periplo de bares conoce a gente que le enseña que siempre hay personas que están peor que uno mismo. En uno de los bares conoce a un matrimonio divorciado, un hombre atormentado, desesperado y alcohólico (David Strathairm) y su exmujer (Raquel Weisz), y a una ludópata con una mala relación paterna (Natalie Portman).

De las tres historias la más floja es sin lugar a dudas la de Natalie Portman, y por el contrario la de matrimonio podría haber dado mucho más juego, me encantó. Un matrimonio alcohólico que vive en un pueblucho perdido, se separan, ella se rehabilita pero él sigue obsesionado con ella, una historia de autodestrucción mutua, no pueden estar juntos, no pueden estar separados, no pueden vivir en ese pueblo asfixiante en el que el único escape es el alcohol.

Hay quién podría pensar que el viaje de Elizabeth es iniciativo, que le supone un descubrimiento de si misma, pero no pienso lo mismo. No es un viaje donde se descubra a si misma, sino que es un viaje cuya motivación es olvidar a su ex, algo sencillo, y en él se da cuenta de que hay personas mucho más jodidas que ella, y que en comparación, que su ex haya encontrado la felicidad con otra persona no es más que una menudencia, el famoso "mal de muchos consuelo de tontos".

Para Norah Jones es su primera incursión en el cine, y aunque no lo hace mal, es la que menos destaca en un plantel de actores con experiencia reconocida.

Jude Law, que decir de este hombre, que me encanta, no es sólo una cara bonita, no es sólo "El Guapo", si, con mayúsculas. Detrás de esa cara se esconde un actor versátil que puede hacer de galán, de asesino a sueldo, de paralítico, de prostituto cibernético, de cabrón o de encantador. En este caso le ha tocado el papel de encantador, de chico agradable que escucha a una amiga. Y aunque lleve alguna camisa imposible en esta película, tiene esa elegancia innata que tienen algunos ingleses.

David Strathairm, para mí, junto con Raquel Weisz, son los actores que más destacan. Su papel de policía alcohólico, angustiado, obsesionado con su exmujer es perfecto, desgarrador.

Raquel Weisz, esta mujer no me gusta especialmente, matizo, no me gustaba especialmente, creo que la culpa la tiene "La momia", después de verla en "El jardinero fiel" mi opinión cambió ligeramente, y ahora con el papel de Su Line la veo de una forma totalmente diferente. Cada vez que sale en escena no puedes evitar mirarla, tiene una belleza felina y desesperada que provoca que centres su mirada en ella. Aquí tengo que felicitar a la actriz que la dobla, porque esos momentos de voz rota, de borrachera, de lágrimas, no resultarían tan creíbles de no ser bien doblados.

Y por último mencionar a Natalie Portman, me atrevería a decir que incluso está más floja que Norah Jones, puede que fuera porque su tinte rubio imposible desviaba mi atención, o porque su personaje me parezca el menos interesante de esta película coral.

La banda sonora es diferente a sus anteriores bandas sonoras, siempre ha incluido, tangos, boleros, pero ahora ha cambiado para incluir soul, jazz, rithm & blues, folk. No me detendré más en la banda sonora dado que he escrito una opinión de ella, quién esté interesado en saber más que acuda a la opinión, y quien no esté interesado en leerla sólo decir que esta BSO podría ser un regalo ideal para quién le guste la música.

Si hay algo que le tenemos que agradecer a Kar Wai es la cuidada selección de los decorados, de los exteriores, de pequeños detalles que son los que hacen grande al cine. Esos pequeños detalles que son los que hace que huya de diálogos superfluos, si los personajes tienen algo que decir lo dirán, sino permanecerán callados. Hay muchas escenas en que los personajes no dicen nada, no hablan, pero no es necesario que haya un intercambio de palabras para que sepamos que ahí se están diciendo cosas, basta con mirarles, con interpretar su lenguaje corporal, con ver el escenario en el que se desarrolla la acción para que podamos extraer un dialogo completo que resulta mucho más profundo y gratificante que el mero intercambio de palabras.

Cuando salí del cine escuché a un hombre decir "vaya restaurante más cutre que tenía el tío", eso me hizo ver que esa era la primera película de Kar Wai que veia ese hombre, de haber visto más vería que los restaurantes, la acción de comer, es importante para el director. No es la primera película en la que aparecen restaurantes, en todas ellas aparecen, de hecho "My blueberry nights" guarda ciertos paralelismos con la aclamada "Chunking express", por momentos las teorías metafóricas sobre las llaves que no puede tirar porque no puede decidir sobre si esas puertas deberán ser abiertas o no, nos recuerda a Takeshi Kaneshiro y sus latas de piña, y ese restaurante cutre remite al puesto de comida en el que trabajan otros personajes.

En todas sus películas hay remisiones a otras, guiños que en el caso de haberlas visto te hacen sonreir. En la banda sonora se incluye una versión de armónica de la canción principal de la banda sonora de "In the mood for love". Y en una de las escenas en la que Norah Jones aparece apoyada en una especie de mostrador nos remite a "2046" y a "In the mood for love", a la recepción del hotel o al guardarropía.

Las tonalidades también son características, los rojos, los verdes, los carteles luminosos, los trenes, esos trenes que en "2046" nos llevan a otra dimensión temporal, nos llevan a no se sabe donde, aunque en este caso no son trenes sino el metro de Nueva York que circula por la calle, líneas de metro exteriores que circulan unas sobre otras, vagones que se cruzan con un destino incierto, como nuestro futuro.

Las películas de Kar Wai son poesía, por ejemplo, es poético como Elizabeth representa una tarta de arándanos y Jeremy otro tipo de tarta, y cuando se imaginan un beso, el beso no se ve, sino que lo que vemos en la fusión de dos tartas, como una se derrite en la otra. Es inevitable sonreir cuando Jeremy escribe cientos de postales iguales esperando que alguna de ellas le llegue a Elizabeth (de nuevo me recuerdó a las latas de piña).

Para quien espere ver una película con grandes efectos especiales, giros argumentales sorprendentes y cosas grandilocuentes, esta no es su película, se aburrirá, pero si lo que esperas es ver una película sencilla donde como la gente sufre por cosas mundanas todo ello envuelto en una bella factura le recomiendo que la vea, así como las anteriores de este director.

.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Mc_Matamalas

Mc_Matamalas

06.09.2009 21:06

muy completa

pelazos2002

pelazos2002

08.04.2009 20:07

A mi no me hizo demasiad gracia la pelicula.

Brunita

Brunita

03.02.2009 21:22

¡ Madre mía ! si encuentro alguna semejanza más entre tu opinión y lo que sentí al ver la peli, es para flipar... Increíble, pero cierto. Tus palabras eran mis palabras ( qué cursi queda, pero bueno ). Jude Law me sigue sorprendiendo, es impresionante cómo está en la cinta ( en todos los sentidos ). Veo inútil ponerme yo a escribir otra opinión, tú ya has descrito todo lo que pensaba. Saludos :)

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre My Blueberry Nights, Kar Wai Wong ha sido leída 563 veces por los usuarios:

"excepcional" por (31%):
  1. Mc_Matamalas
  2. Brunita
  3. JOVIPAMA
y de usuarios adicionales 9

"muy útil" por (67%):
  1. Octubre2007
  2. pelazos2002
  3. Healer
y de usuarios adicionales 23

"nada útil" por (3%):
  1. aymara23

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.