Opinión sobre

Ni una Palabra - DVD

Impresión Total (50): Evaluación Total Ni una Palabra - DVD

 

Todas las opiniones sobre Ni una Palabra - DVD

 Escribir mi propia opinión


 


¡Pues no veas cómo rajaba la tía!

3  24.01.2004

Ventajas:
El final (bueno, esto debería ir abajo, pero por no saturar .  .  . )

Desventajas:
¿Por qué los yankees tratan tan mal a los malos extranjeros?

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


Txakolina

Sobre mí:

usuario desde:31.01.2003

Opiniones:146

Confianza conseguida:109

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 39 miembros de Ciao

Qué ganas tenía de conocer el final de esta historia. ¿No os ha pasado nunca que habéis querido saber el final de una peli pero no verla, porque sabíais de antemano que no os gustaría? Pues eso es, ni más ni menos, lo que me ha ocurrido a mí con “Ni una palabra”.

Lo nuestro ha sido la historia de una persecución, sobre todo en el último mes, más o menos. Cuando estaba en los cines, me quedé con las ganas de saber qué pasaba. Hace poco la estrenaron en el Plus, y desde entonces, me la encuentro allá donde voy. El otro día estuve echando un vistazo a los DVDs económicos en Eroski y encontré un par de pelis que me interesaban, pero venían en un pack que incluía “Ni una palabra”. Y vamos, no pienso pagar una pasta por ver una peli que sé que no me va a gustar. Como también me iba a librar de verla en el Plus, parecía que tendría que esperar a que la estrenaran en la tele, en un canal de no pago, aunque eso significara seguir con la duda, por el momento. Bueno, puedo vivir con esa duda, desde luego. Pero... siempre hay un “pero”. He comprobado que no se puede burlar al destino.

Como os comentaba en una opinión anterior, me he hecho socia de otro videoclub. Y lo que parecía ser otro incordio, se ha convertido en un chollazo, porque resulta que este videoclub es muy barato, 1.50 € la pelis, o sea, un euro menos que en los otros, lo cual no está nada mal. Pero es que encima, tiene una sección de DVDs no muy recientes, con una oferta de “2x1 – 48 horas”, lo que significa que coges dos pelis, te las llevas dos días y sigues pagando 1,50€ (¿lo ves, Pepis72, cómo se puede alquilar una peli por 75 céntimos de euro?). Vamos, un chollazo. ¿Y a que no adivináis qué película estaba incluida en esa sección? Pues sí, premio para todos: “Ni una palabra”, evidentemente. Llegados a este punto, decidí que una no puede huir del Destino eternamente y que satisfacer mi curiosidad bien vale 0.75 €. Una es pobre, pero no tanto.

_EL ARGUMENTO___

En 1991, un grupo de delincuentes perfectamente organizados y dirigidos por Patrick Koster (Sean Bean) asaltan un bando para robar un diamante valorado en 10 millones de dólares. En principio, el golpe es un éxito, pero dos de los miembros huyen con el botín, dejando al “bueno” de Koster con un palmo de narices.

Unos años más tarde, Nathan Conrad (Michael Douglas), un reputado psiquiatra infantil, recibe la llamada de un colega, solicitando su ayuda en un caso particularmente difícil. Se trata de una adolescente, Elisabeth Burrows (Brittany Murphy), que ha pasado los últimos diez años encerrada en distintas instituciones psiquiátricas. Aunque el diagnóstico no es muy claro, la chica vive en un estado prácticamente catatónico, como consecuencia del trauma que sufrió tras ver morir a su padre arrollado por un tren del metro. El doctor Conrad se muestra reticente al principio, pero decide aceptar el reto, claro.

Al día siguiente, por la mañana, Nathan descubre que alguien ha entrado en su casa durante la noche y se ha llevado a su pequeña, de ocho años. Antes de que pueda reaccionar, recibe una llamada del cabecilla de los secuestradores (que no es otro que Koster, por supuesto). Si quiere ver a su hija con vida, debe conseguir que Elisabeth le revele el código de seis cifras que guarda en algún rincón de su intrincada mente, y sólo tiene de plazo hasta las cinco de esa misma tarde. Comienza entonces la lucha del doctor Conrad contra el reloj. La vida de su hijita depende de que él sea capaz de derribar las barreras que Elisabeth ha creado en su mente para aislarse de la cruel realidad, y debe hacerlo en un tiempo récord.

Por si fuéramos pocos, la cosa se complica aún más al entrar en juego la policía. En la ciudad han aparecido dos cadáveres asesinados, al parecer, siguiendo el mismo modus operandi. Una sagaz (ejem, ejem) detective comienza a tirar del hilo y…

No os cuento más. Si queréis saber el final, ya sabéis qué tenéis que hacer. Bueno, si tenéis mucha curiosidad, podemos llegar a un acuerdo. Por un módico precio, claro.

_EL TRATAMIENTO DEL ARGUMIENTO___

(Perdón por la tonterida, pero es que cuando me sale la vena ripiera…)

Hombre, la historia así leída no está mal, ¿verdad? Y no me digáis que sí, que me hundís. Original no es, precisamente, pero a priori, tiene muchos de los ingredientes para cocinar un buen thriller. Pero se ve que los guionistas no han visto mucho a Argiñano y la cocina no se les da demasiado bien. Consiguen una película entretenida, eso es cierto. De hecho, las casi dos horas que dura se me pasaron en un suspiro. Y en el fondo, se trata de eso, supongo. Menos cuando sientes que insultan tu inteligencia.

Seguramente la culpa la tengo yo, por pensar. Y más en una peli de estas, sabiendo que no va a ser “de pensar” precisamente. No hace falta ser muy avispado para intuirlo. ¿Por qué entonces ese afán por mi parte de gastar neuronas en vano? Pues porque yo soy así de rara, qué le vamos a hacer. No lo puedo evitar.

“Ni una palabra” está llena de tópicos. Pero llena, llena. Vamos, tiene tópicos para exportar. Desde el perfil de los protagonistas, hasta el desenlace. Es que hay momentos en los que se ve de lejos lo que va a pasar, tanto que no se entiende que los personajes piquen (¿es que no ven películas?) Y esto es lo que estropea la película. Por lo demás, el planteamiento es prometedor. La escena inicial, la del asalto al banco, por ejemplo, crea esperanzas (“igual resulta que esta peli no está tan mal”, pensé yo, ilusa de mi). Y esa panda de ladrones tan profesionales ellos, tan preparados, con unos medios tecnológicos que te dejan con la boca abierta, con todo tan controlado, y que luego… ¿Qué les pasa luego? ¿Por qué de repente se acaban las ideas?

Hay varias cosas que me sorprenden. Por ejemplo, la reacción de Elisabeth, que al de cinco minutos (de reloj) de conocer al doctor Conrad le cuenta toda su vida y confía en él como si fuera su ángel de la guardia. ¡Una tía que no había dicho “esta boca es mía” en diez años! Es que es ver al Douglas y empezar a rajar como si no costara. Y prefiero no hablar de la pelea entre la mujer de Conrad y uno de los secuestradores, o del personaje de Jennifer Esposito (la detective), que es uno de los personajes más irrelevantes que he visto en mi vida en una película.

Al final, quedan cabos sueltos y resoluciones no demasiado lógicas. Una sensación final de que para conseguir lo que querían, los malos podrían haber seguido métodos mucho menos expeditivos, porque los detalles que deberían mostrar que ese es el único método (en este contexto, entendedme) no quedan claros, no se atan, no se ven. Las subtramas no están lo suficientemente desarrolladas. Y sinceramente, es una pena.

Por cierto, ya que ha salido el tema de los personajes y enlazando con los tópicos, me gustaría hablaros de dos: el bueno y el malo. Falta el feo, lo sé. Podría hacer un chiste fácil pero por una vez y sin que sirva de precedente, me aguanto.

_EL BUENO___

Michael Douglas interpreta a un padre perfecto de familia perfecta, con una mujer estupenda, monísima de la muerte y supertrabajadora ella también, y una cría superdotada, monísima de la muerte como su mami, y que es más lista que el resto del reparto juntos. Encima, es un psiquiatra perfecto, que tiene una mano… Vamos, que se lo digan a Elisabeth, que cae rendida a sus pies a las primeras de cambio.

Yo no sé qué os parece, pero para mi que Miguelito lleva muuuuuchos años haciendo el mismo papel. Demasiados, diría yo. Encima, con ese rostro impasible, que no mueve un músculo facial el tío ni cuando se mosquea. ¿Será para que no se le salten los puntos?

No es que no me caiga bien, o que no me guste mucho. Es que no lo soporto. Es superior a mi. El es precisamente una de las razones por las que no quería ver “Ni una palabra”. El hombre perfecto y su familia perfecta tienen que vivir en un mundo perfecto y aséptico. Y a mi la asepsia me aburre, y la perfección 100% me ataca los nervios, la verdad.

Alucinante, y para dar de comer a alguien aparte, el momento en que planta cara a los secuestradores. Koster le dice qué tiene que hacer y él le suelta un contundente “¡No!”. ¡Por favor, que acaban de secuestrar a tu hija, y no sabes en manos de qué peligroso criminal está! Claro, que más sorprendente es la reacción del malvado secuestrador, que contesta sorprendido: “¿Lo cualo?”. Ejem. De risa.

_EL MALO___

Ha llegado el momento de hacer una confesión. Me encanta “El señor de los anillos” (no, esta no es mi confesión, que ya nos vamos conociendo y hay cosas bastante evidentes). Si tuviera que quedarme con un personaje, sería Gandalf, supongo que porque ya nos conocíamos desde “El hobbit”. Pero siempre he sentido (y aquí es donde empieza mi confesión) una especial debilidad por Boromir, que es el más humano de todos, el que más duda (debe ser géminis, como yo). Por un curioso proceso de ósmosis, o como diría aquel, simbiosis, ese cariño se lo ha llevado Sean Bean, el actor que daba vida a Boromir en las películas de Peter Jackson. Hace tres años que Sean y yo nos conocemos, y creo que puedo decir, sin miedo a equivocarme, que el azahar (digo, el azar) ha puesto en mi camino a un gran actor. ¿Qué pensabais, que sólo me iba a gustar Kenneth Branagh?

En cuanto Sean Bean apareció en pantalla (o sea, en el minuto uno de la película), se me ocurrió la pregunta del millón: ¿cómo hablará este hombre en “americano”? Por suerte para mi, el DVD permite saciar esta curiosidad. Se entra al menú de idiomas, se selecciona el inglés y… se tiembla. Porque no habla en “americano”, sino en “británico” (lo cual para mi es una gozada, porque me encanta su voz, y cómo habla, y su acento, y… aaaay). Resulta que Koster es extranjero. Creo que este detalle pasa desapercibido en la versión doblada, pero me parece que es muy importante en el devenir de la historia. Esto da una pista de lo mal que va a acabar la cosa. Veréis, hay una cosa peor que ser el malo en una peli americana, y esa es ser el malo extranjero de una película americana. En general, el malo no sale nunca muy bien parado, pero el malo extranjero es un malo malísimo, un sádico de mente retorcida, muy listo y muy hábil (al menos, hasta los quince últimos minutos de la película), capaz de esquivar las piedras más pequeñas y de darse el guarrazo definitivo contra la roca más grande de la historia de la cinematografía, la que ven hasta los ciegos, pero el tío no se entera. El malo extranjero acaba haciendo el ridículo como nadie, suplicando por su vida como una histérica (con perdón) y dando más risa que lástima. Así que no es de extrañar que cuando Conrad le dice que ni hablar, que las normas las pone él, Koster prácticamente le pida perdón por existir. Vamos. Y es que a quién se le ocurre ser extranjero en los tiempos que corren, sabiendo que eres malo. Ay, mi pobrecito Sean.

De todas formas, podría haber sido peor. Podría haber sido un malo extranjero ruso, con lo que el resultado habría sido aún más patético. Y si la peli se hubiese hecho más recientemente, el malo extranjero sería francés. Sí, podría haber sido mucho peor.

Ahora bien, hay que reconocer, quitando este pequeño detalle, que Sean Bean es un malo muy bueno. Quiero decir, muy malo. Vamos, que hace muy bien de malo. Es una lástima que el guión no dé para más. Pero es la tónica de la película.

_EN DEFINITIVA___

Hombre, lo de recomendar la película es muy relativo. Todo depende. Por ejemplo, entre esta y “La liga de los hombres extraordinarios”, me quedo con esta. Con los ojos cerrados. Entre esta peli y “Salsa rosa”, esta peli, sin duda. Entre “Ni una palabra” y el partido de la Real de hace un par de semanas (cuando vi la peli), el partido de la Real. A menos, claro, que seas del Madrid, en cuyo caso, la peli sería mejor. ¿Veis? Todo es relativo.

A estas alturas, no me creeréis si os digo que la peli no está tan mal, pero así es, en cierto modo. El truco está en no pensar, en no buscar la lógica a todo lo que pase, en no pretender atar todos los cabos bien atados. Si sois capaces de hacer todo eso, adelante, ved “Ni una palabra”, y pasareis un par de horas muy entretenidas. Si no… bueno, también pasareis dos horitas entretenidillas, pero corréis el riesgo de acabar al borde de un ataque de nervios. O de la risa floja, que también puede pasar.

Ah, y no penséis en entreteneros con los extras. No hay nada de nada, al menos en la versión para alquilar. En la que está a la venta, creo que sí, que hay cosas interesantes (hasta comentarios de los actores, ¿qué harán, pedir perdón?), pero en la del vidiclús, justo la peli en V.O., la doblada ni nada más. Para colmo.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
esperedondo

esperedondo

27.09.2005 13:02

Muy buena opi, y totalmente de acuerdo contigo en que no soporto a Michael Douglas. Y por cierto, también me encanta Boromir; de hecho, cuando hablo de él siempre digo que es mi cuñado, por aquello de que el año pasado para mi cumple hice fiesta de disfraces de "El señor de los anillos" y, como yo iba de Éowyn, pues eso... ;-) ¡¡Un besote!!

Tivi

Tivi

20.02.2004 14:30

Particularmente me encantó la peli y tu opi,,, nos vemos---- Tivi ;o)

evacat01

evacat01

10.02.2004 11:57

No la he visto , después de leer tu opinión , hay que reconocer que pica la curiosidad, creo que mejor me leo el libro primero...un salu2

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Ni una Palabra - DVD ha sido leída 658 veces por los usuarios:

"muy útil" por (100%):
  1. esperedondo
  2. Wild_Thing
  3. Trinity2004
y de usuarios adicionales 73

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Atrapada - DVD Atrapada - DVD
(+) Ver a Charlize Theron
(-) Casi todo lo demas
16 Opiniones
En oferta a solo € 6,45
Última Llamada - Blu-Ray Última Llamada - Blu-Ray
Director: Joel Schumacher - 81 min - Actores: Colin Farrell, Kiefer Sutherland, Forest Whitaker, Radha Mitchell, Katie Holmes, Paula Jai Parker, Arian Waring Ash, Tia Texada
132 Opiniones
En oferta a solo € 11,72
Syriana - Blu-Ray Syriana - Blu-Ray
Director: Stephen Gaghan - 128 min - Actores: George Clooney, Matt Damon, Jeffrey Wright, Amanda Peet, Kayvan Novak, Amr Waked, Christopher Plummer, Chris Cooper
36 Opiniones
En oferta a solo € 14,35