<< MALTRATO INFANTIL, cobardía sublime>>

1  19.03.2005

Ventajas:
Para el sujeto activo :  machacar lo más preciado de una sociedad, su infancia .

Desventajas:
Para el sujeto pasivo :  destrozarle la vida, incluso arancársela .

Recomendable: No 

Manchy

Sobre mí: Este Bobby Gibraltareño vuelve en comisiòn de servicios a la Guardia Suiza....pero sigue vigilándolo...

usuario desde:11.12.2004

Opiniones:79

Confianza conseguida:131

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 28 miembros de Ciao

Con una lamentable relativa frecuencia, similar a la de los casos de violencia machista, tenemos conocimiento mediante los medios de comunicación de una serie de casos, siempre demasiados, de malos tratos a menores. Casos en los que niños y niñas son golpeados, quemados con puntas de cigarrillos, obligados a prostituirse o a delinquir y un largo etcétera que conforman una variada casuística en las cuales los adultos, de forma cobarde, injusta y abyecta , proyectan la mayoría de las veces sobre éstos sus problemas personales, frustraciones, egoísmos y maldades. No obstante, además de estos malos tratos físicos -evidentes, aparatosos y espeluznantes- existen otros de carácter psíquico o psicológico que son infligidos, posiblemente con mayor frecuencia que aquéllos; pero que su sintomatología es más difícil de detectar, aunque no por ello sus consecuencias o secuelas dejen de ser tan importantes como los ocasionadas por los físicos.

Hoy deseo acercarme un poco a este fenómeno social y, a todas luces, de tipo delictivo, que se da en nuestra sociedad, centrándome en la vertiente del maltrato en el ámbito familiar dado que resulta este contexto uno de los más generadores de situaciones maltratantes.

Aunque ya resulte lejana la fecha del 20 de noviembre de 1959 en que la ONU aprobaba la Convención sobre los Derechos del Niño, incurriríamos en un gran error si pensáramos que una vez impresos en papel estos derechos y refrendados por los países miembros la incidencia del maltrato infantil es mínima y ocasional; o bien que queda circunscrita a naciones tercermundistas o a los estratos sociales más deprivados.

Para un somero análisis de este submundo del maltrato he tomado como base la obra "Maltrato y abandono infantil: identificación de los factores de riesgo" (J. de Paúl. Servicio de Publicaciones del Gobierno Vasco) y un estudio realizado, hace años, entre la, por entonces, (hoy con otra denominación) Dirección General del Niño de la Consejería de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía y el Departamento de Psicología Evolutiva de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla.


####### CONCEPTO Y TIPOLOGÍA ########


Bien, pero, ¿qué entendemos por maltrato infantil? De una forma sucinta se puede enunciarlo como toda acción u omisión, de carácter deliberado y no accidental, que compromete la seguridad física y/o psíquica de un menor (persona <18 años). La variedad familiar del maltrato es aquélla en la cual el agente maltratante es un miembro de la unidad familiar del/a niño/a maltratado/a; bien sea padre, madre, tutores u otras personas -por lo general adultos- que conviven con el menor.

Técnicamente, el abanico de situaciones maltratantes se clasifica en siete tipos o variedades diferentes, junto a cada una se señalan algunos indicadores característicos: maltrato físico (heridas, hematomas, quemaduras, traumatismos, lesiones internas...), abandono físico (suciedad, desnutrición, vestimenta inadecuada, reiterados accidentes domésticos...), abuso sexual (dolor y/o sangrado en genitales, dificultades al andar, conductas y léxicos sexuales impropios...), maltrato emocional (sentimiento de rechazo, conducta regresiva, baja autoestima, gran necesidad de afecto...), mendicidad (suciedad y desaliño corporal, limosnear sólo o acompañar a un adulto mendicante, absentismo escolar), corrupción (participación en actividades delictivas aprovechando la inimputabilidad penal de los menores de 14 años, posesión de sumas de dinero impropias de la edad, excesivo conocimiento del “modus operando” de delincuentes...), explotación laboral (participación en actividades laborales no esporádicas, puntuales o de colaboración, absentismo escolar...).

####### MODELOS EXPLICATIVOS #######

Tradicionalmente, se han considerado cuatro tipos de modelos o conjunto de factores de riesgo que tienden a explicar las causas del maltrato infantil. Estos modelos serían:

Las explicaciones más antiguas de las situaciones maltratantes se conforman por el Modelo Psiquiátrico y vienen referidas a causas de tipo psiquiátricas internas o endógenas a los padres o tutores maltratantes; tales como ansiedad, depresión, bajo nivel de autoestima de los padres, etc. Normalmente, estos padres carecen de una personalidad armónica que se plasma en actitudes impulsivas o baja capacidad de autocontrol. Frecuentemente, estos adultos suelen descargar sus tensiones fisiológicas sobre el menor; todo ello aderezado con una visión negativa de las capacidades y actitudes personales de sus propios hijos/as (personas que destacan o sobredimensionan los posibles aspectos negativos de éstos, no siendo capaces de encontrar en ellos capacidades o valores positivos). A veces, estos adultos maltratantes fueron ellos mismos sujetos de situaciones de maltrato en su infancia, es decir, en el maltrato al igual que en tantas cosas de la vida también se reproducen esquemas conductuales vividos/aprendidos.

Contrariamente al modelo anterior, el Sociológico centra las causas en aspectos externos o exógenos a los progenitores. Con evidente riesgo de dar una visión sesgada de la realidad, este modelo presenta las capas inferiores de la sociedad como las de mayor propensión al maltrato. La inestabilidad o insatisfacción laboral del padre o madre suele aparecer como una variable más en progenitores maltratantes junto a otros factores como la desestructuración familiar, el hacinamiento en la vivienda familiar, aislamiento social, etc.

El tercer modelo teórico que explica los malos tratos está centrado en la propia Vulnerabilidad del niño y parte de la hipótesis: en realidad, ¿hay menores que en ellos mismos, en su propia forma de ser y circunstancias próximas, conllevan un alto riesgo de ser maltratados?. Según este modelo, el origen del maltrato estaría en niños/as cuyos nacimientos no eran deseados, menores que defraudan los niveles de expectativas prefijados por sus padres -tanto por padecer una deficiencia física, psíquica o sensorial como por las altas cotas de excelente conducta o éxitos escolares que les han sido preestablecidas para ellos/as- o bien, bebés que nacen con alguna peculiaridad que obliga a los componentes familiares a estar más pendientes de ellos/as que de otros menores por ser neonatos, llorones, enfermizos, irritables, etc.

Por último, el modelo Ecológico trata de dar una visión más globalizadora al origen del maltrato, centrándose en la interacción de todos los modelos anteriores como desencadenantes de estas situaciones y no buscando de manera aislada o parcial dar explicación a las mismas. En este sentido, al individuo se le considera inserto en un microsistema o "nicho" donde se desarrolla (familia, escuela, círculo de amigos o "de los iguales"...). A su vez, estos microsistemas están condicionados por otros elementos sociales o exosistema, como relaciones de vecindad, factores laborales, estatus social, etc. Por encima de estas dos estructuras existe otra, que las abarca, denominada macrosistema que engloba toda una serie de variables socioeconómicas (situaciones de crisis económicas, movilidad social, actitudes hacia la infancia y familia, religión, leyes...) que de alguna manera condicionan la aparición del maltrato.

####### INCIDENCIA #######


En torno a la incidencia del maltrato con respecto a la población infantil total, la Administración autónoma de Andalucía estimaba hace algún tiempo que ésta se encuentra en 14 niños/as por cada mil menores andaluces. Cuantificar verazmente el alcance del problema entre la población infantil resulta extremadamente difícil. De todas formas, tanto en estudios oficiales como en los realizados por PRODENI (Asociación para los Derechos del Niño y de la Niña, con sede en Málaga) se obtienen resultados similares: en Andalucía se estima que anualmente son maltratados unos 50 000, de los que únicamente trasciende a la luz pública el 10% del total.

Realmente nos encontramos ante un auténtico iceberg del maltrato, en el que sus nueve décimas partes permanecen ocultas bajos las aguas de la intimidad familiar o la desidia de quienes no queremos mirar y asumir lo que nuestros ojos ven con frecuencia.

Lo que ha de movernos a una profunda reflexión, y de ésta pasar a la acción eficaz, es que detrás de cada una de estas cifras, tantos por ciento, estadísticas, etc. se esconde una naturaleza infantil que está siendo brutal y cobardemente lesionada.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
copesana

copesana

03.03.2009 03:02

Inspector Jefe Manchy: La opinión por usted vertida presenta un grado de insolencia impropio de una autoridad como la que usted representa.

Pinceladas

Pinceladas

22.10.2008 00:07

Ahora con el teléfono del menor tus estadísticas serian mucho más escalofriantes. Fantastico texto.

irenecer

irenecer

03.04.2008 15:17

Estoy muy sensibilizada con este tema. El peor maltrato que existe es la "negligencia". Eso me pareció increíble cuando lo escuché en clase de evolutiva la primera vez, pero ya lo dice el refrenero español "No hay peor desprecio, que no hacer aprecio", y es bien cierto, besos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre No hay derecho ha sido leída 2039 veces por los usuarios:

"excepcional" por (48%):
  1. Pinceladas
  2. irenecer
  3. ragueve
y de usuarios adicionales 28

"muy útil" por (50%):
  1. jrmc
  2. KatiaK
  3. Siyita
y de usuarios adicionales 29

"nada útil" por (2%):
  1. copesana

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.