¡Que viva la Virgen del Pilar!

5  13.10.2007

Ventajas:
La exaltación de la Virgen y de la ciudad .  El color .

Desventajas:
Está totalmente masificado

Recomendable: Sí 

Walewska

Sobre mí:

usuario desde:10.11.2004

Opiniones:500

Confianza conseguida:140

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 38 miembros de Ciao

Hoy es el día de la Hispanidad en toda España y Latinoamérica, pero en Zaragoza es únicamente el día del Pilar. Esto lo digo porque me he tragado el telediario de la Sexta y no han hecho ni una sola referencia a ello… en fin, las provincias, ya se sabe. Mientras el resto del país está gritando "vivaspaña" y sobre todo, al menos la mayoría que yo conozco, regocijándose por tener un día extra de vacaciones en el calendario, mi ciudad festeja el día de la Patrona.

Espero hablaros próximamente de las fiestas del Pilar, pero mientras tanto, simplemente decir que me alucinaba cuando tenía unos pocos años menos que a todo aquel que le dijeras "Las fiestas del Pilar" te decía "jo, qué guay, tengo que ir, qué marcha tiene Zaragoza". A mí personalmente, me horripilan las fiestas porque salvo que tengas el bolsillo lleno para ir a los muchos conciertos que se programan en estas fiestas y cosas por el estilo, lo que es la "marcha" en sí consiste en bares hasta las trancas en los que te pegan unas clavadas de aúpa, te dan los cubatas en tubo de plástico y que sea imposible irte a cenar a ningún lado porque está todo colapsado. Así que para disfrutar de la vida nocturna, yo recomiendo sin pensarlo cualquier otro fin de semana del año. Aunque igual es que estoy vieja, que todo puede ser. Pero vamos, esto ya me pasaba con 25.

Por lo único que vendría yo a Zaragoza en fiestas es por disfrutar de la ofrenda de Flores. O bueno, para ser estrictos, del ambiente que la rodea que hace que por un día, toda la ciudad refulja llena de color de los trajes regionales. No soy yo especialmente beata, aunque sí que reconozco que a la Virgen del Pilar le tengo querencia, supongo que más por una cuestión de tradición que por algo racional. Es la virgen de la ciudad, y al contrario que otras representaciones de la figura mariana por el sur, es pequeñita, sobria y recogida. No sé cuánto mide, pero es una virgen chiquitita. Lo que de verdad abulta es el halo y el pie, cubierto cada día del año por un manto distinto, donados al cabildo por distintas asociaciones y particulares. La virgen con el niño, son chiquitajos, y la verdad es que da un poco lo mismo. Se la quiere igual.

Una de las cosas que me llama la atención cuando te refieres a ella fuera de la tierra es que todo el mundo suele exclamar "'¡Ah! ¡La Pilarica!". Os sorprenderá saber que no es como la gente de aquí suele llamarla. No digo que no se haga nunca (bueno, en mi caso es NUNCA JAMÁS), pero lo más habitual es llamarla por su nombre completo, Virgen del Pilar, o si se acorta suele ser sin más la Virgen. Todo el mundo sabe a qué te refieres. El Pilar es la catedral, aunque a veces por extensión también se le llama así a ella. Así que en la mayoría de los casos, cuando oyes "Pilarica" sabes que está hablando de ella alguien de fuera.

Técnicamente hay dos ofrendas a la Virgen; la de frutos y la de flores. La primera suele ir con la coletilla al final, porque cuando la gente habla de Ofrenda (poniendo la mayúscula incluso al hablar) se suele referir a la de flores. La de frutos se celebra el 13 y es muchísimo más minoritaria.

La Ofrenda es el acto central de las fiestas. Para que os hagáis a la idea, hay hasta una página web (www.ofrendadeflores.com) que pone en marcha el ayuntamiento de Zaragoza para hablar de ella. En la teoría, se supone que los zaragozanos y gentes venidas de fuera (el único requisito para participar es llevar un traje regional, sea de donde sea) quieren honrar a la virgen llevándole flores. Pero es mucho más que eso.

En la web que os comentaba hacen un poco de historia. Todos

Fotos de Ofrenda de flores Fiesta
  • Ofrenda de flores Fiesta Fotografía 9826619 tb
  • Ofrenda de flores Fiesta Fotografía 9826620 tb
  • Ofrenda de flores Fiesta Fotografía 9826623 tb
Ofrenda de flores Fiesta Fotografía 9826619 tb
Mi hija vestida de baturra
los años la cuentan en el periódico, pero tengo memoria de pez para según qué cosas y luego nunca me acuerdo. Así que os contaré algunas cosillas de las que apuntan en la web sobre la historia. La primera ofrenda como tal se hizo en 1958 y participaron 2.000 personas, todo un éxito para tratarse de algo nuevo. A día de hoy, según la autonómica, son 400.000 las que cumplen con la tradición de llevarle flores a la Virgen. Pensad que Zaragoza tiene aproximadamente unos 600.000 habitantes. Aún sumando el número de gente de fuera que se acerca a participar, llegados de muchos sitios, haceos a la idea de la barbaridad de gente que esto supone para una ciudad como la mía. Yo creo que 400.000 es una cifra un poco exagerada, pero es la oficial que dan en todos los lados. Eso y 10 millones de flores. Marean las cifras…

La Ofrenda ha ido variando mucho a través de los años. No haré memoria histórica remontándome a cuando reinaba Carolo, porque la idea es explicaros un poco qué es lo que percibo yo. Cuando era pequeña, la Ofrenda era algo que ya estaba instaurado como tradición y parecía que lleváramos toda la vida haciéndolo, cuando en realidad no era así. Como digo, la primera vez que yo pasé, con meses, llevaba menos de 20 años haciéndose. Y yo tengo 31, así que no considero que sea historia antigua.

Entre las familias, era algo habitual vestirse para salir en la Ofrenda. Rara es la familia zaragozana que entre sus miembros no cuenta con alguien que vaya. Como digo, el único requisito es enfundarte el traje de baturra, el típico de aquí y llevar unas flores, las que quieras. Los trajes de aquellos años eran, echando la vista atrás, cutrecillos. Bueno, más que cutrecillos, el término adecuado sería inventados. Se sacaron de la manga un traje regional que tenía poco o nada que ver con lo que se lucía tiempos ha en la región, y, como dice una amiga, ahí íbamos, más pinchos que un ocho, vestidos llenos de lentejuelas y brillos cuando es bastante improbable que en esos tiempos se vistieran así. Había dos trajes; el de campesina, constaba de una chambra (camisa) generalmente de raso negro, una falda de tejido brillante estampada, las enaguas y los calzones, un mantón de manila, las medias de garbanzos y unas zapatillas; y luego estaba el de dama, que era una falda y camisa conjuntadas de tela de gala que se solía llevar con mantilla.

Cuando era pequeña, a mí me vestían de campesina, y no veáis lo que me fastidiaba porque yo quería ir de dama que era mucho más chic. Además, es que vestirte era una gaita (gallega)… te suponía levantarte con muchísimo tiempo, sufrir el hacerte un moño, que te llenaran de imperdibles para que el mantón no se escurriera (claro, tanto raso, qué esperaban), y sobre todo, lo que yo llevaba peor, las medias de garbanzos que era un invento del diablo. Aquello se clavaba por todos los sitios, te sentaras como te sentaras y tenían la cochina costumbre de caerse conforme ibas andando. Un rollo. Más tarde, con 15 tuve uno de dama y aquello mejoraba mucho, era infinitamente más cómodo.

Sin embargo, como todo, las cosas van evolucionando. Yo creo que el punto de inflexión tuvo lugar cuando Luisa Fernanda Rudi era la alcaldesa de la ciudad. Además de llenar la ciudad de plantas (se hacen muchas coñas al respecto porque la proliferación de maceteros en aquellos años fue brutal, cosa que a mí me encanta, por cierto), hizo mucho por la Ofrenda. Habitualmente, a eso de la 1 de la tarde, la corporación municipal suele hacer su particular ofrenda a la virgen. Todos los concejales que quieren salen del ayuntamiento, que está contiguo a la Basílica y se acercan a la virgen. Hasta entonces, que Zaragoza no había tenido nunca una mujer de alcaldesa, iban todos en traje más o menos serio. Pero a la Rudi (que es como se la llama aquí), le gustaban estas cosas y empezó a ir a la Ofrenda vestida con unos trajes de baturra increíbles. Por aquel entonces que yo recuerde, sólo había una tienda especializada en trajes "de verdad", con fundamento histórico, el Bancal, y los trajes que ella llevaba, aparte de preciosos eran el fruto de una investigación sobre los usos en el vestir en los siglos precedentes.

A raíz de entonces, se empezaron a ver cada vez más y más trajes con rigor histórico. A día de hoy los trajes de baturra como los conocí yo en mi infancia han quedado como algo residual; la gente que los tiene a veces los sigue utilizando porque claro, un traje de baturra es una pasta, pero como norma lo que se ha puesto de moda es llevar trajes más acordes con lo que era de verdad. Eso ha redundado en una explosión de color. Si los trajes de cuando yo era pequeña eran negros con algún destello de color, ahora lo raro es verlos así. Todos son multicolores y es mucho más bonito verlos.

La Ofrenda en sí se articula en un recorrido que cruza el centro de Zaragoza hasta llegar a la plaza del Pilar donde está expuesta una réplica de la Virgen. La original sigue en su sitio, no os creáis. Al menos eso era lo habitual. Cuando yo empecé a ir, la Virgen estaba en el centro de la fachada de la Basílica, de manera que cuando encarrilabas la calle Alfonso (una de las que mueren en la plaza) te topabas con ella de frente. Era un espectáculo muy bonito. Siempre hacía mucha ilusión verla ahí, con más o menos flores según fuera la hora de la mañana. Pero claro, la masificación de la Ofrenda ha hecho que se hayan tenido que establecer cambios. En primer lugar, la ubicación de la Virgen. Desde 1998 la Virgen se sitúa a mano izquierda según bajas la calle Alfonso, justo delante de la fuente de la Hispanidad. Este cambio se debe al cineasta Bigas Luna, que fue el promotor de la idea. Se ideó una plataforma piramidal que permite acoger muchas más flores y que está exenta, no como la anterior, adosada a la fachada.

A mí, por gustarme, me gustaba más la anterior ubicación, sobre todo por lo que digo de la bajada de la Calle Alfonso. Me hacía ilusión verla, cuando te ibas acercando y pensabas "ya queda menos". Ahora hasta que no estás encima no la ves. Realmente, luego, una vez terminada la Ofrenda queda bien, pero es más una cosa de participante. Pero vamos, que no es opcional; donde estaba antes no cabía ya.

El otro cambio es que ahora hay dos recorridos. Está el destinado a los grupos, que parte de la Plaza Aragón, baja por Independencia, Plaza España, Coso, Calle Alfonso y Plaza del Pilar, el de toda la vida, y luego está el de los particulares que baja por San Vicente de Paúl, Echegaray y Plaza del Pilar por el lado de la Lonja y del Ayuntamiento. Esto se hizo así porque aquellos que no tenían grupo, se colaban. Unos lo hacían en su inicio, cosa que daba más o menos igual, y otros en mitad de recorrido, que eso jodía más porque aquello suponía muchos más retrasos en las salidas y aquello se eternizaba. Buscando solucionarlo, se ideó un supuesto recorrido más corto para los participantes que fueran por libre y que descongestionara el tradicional. Hoy de corto no tiene nada; esta mañana llegaba hasta el Coso prácticamente. Por ese recorrido no he ido nunca, ni creo que lo haga. Prefiero seguir metiéndome en algún grupo, eso sí, en la salida. Primero porque ese recorrido es considerablemente más feo, por calles mucho más secundarias y sin tanta belleza. Y segundo, porque al final, te acaba costando lo mismo. Así que una que es una sentimental, casi prefiere recordar el recorrido de su niñez.

La ofrenda dura desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde, aproximadamente. Durante todo este tiempo el goteo de gente es brutal. La hora para salir, va un poco a gusto del consumidor. Entre los más jóvenes, es bastante habitual pasarte la noche de marcha, acudir a casa, cambiarte y pasar antes de irte a dormir la mona. Las 8, salvo por el madrugón, es una buena hora porque a esas horas intempestivas apenas acumula retrasos y va bastante fluido. Con un poco de suerte, a las 9,30-10 habrás terminado. El momento más terrorífico suele ser a eso de las 11. No madrugas demasiado y todo el mundo tiene la misma idea, a pasar la Ofrenda. Así que suele estar hasta las trancas. A esas horas intentar alcanzar la plaza del Pilar salvo que vayas en la Ofrenda es poco menos que imposible porque no cabe ni un alfiler en la plaza. Sobre las 2 decae bastante porque es muy frecuente que la gente se reúna en sus casas a comer con la familia. Yo he ido a horas variadas; he hecho lo de las 8 varias veces, y alguna vez creo que llegué a salir incluso a las 3 de la tarde. Depende un poco de lo que hagas; si eres más joven y sales por ahí de marcha, es mejor hacer lo de las 8 y luego ya dormirás.

Lo que te cuesta hacer el recorrido varía mucho según la hora a la que vayas y también en función de la climatología. Recuerdo un año que no llovía, diluviada y creo que nos costó menos de media hora porque íbamos literalmente corriendo los cuatro matados que pasamos. También me ha llegado a costar 3 horas o más. Pero bueno, si vas con más gente es un rato entretenido y como no tienes muchas oportunidades de "disfrazarte" de baturra habitualmente pues se disfruta de todas formas.

Y es a lo que voy; la Ofrenda traspasa lo religioso para convertirse en un homenaje que hacen los zaragozanos a su ciudad. Por supuesto los hay, y muchos, que acuden a la Virgen para honrarla. Incluso los más agnósticos suelen tenerle cierto cariño a la Virgen y "una vez al año no hace daño". Pero también los hay que hacen el recorrido simplemente para lucir los trajes (que hace ilusión) o simplemente porque forma parte de una tradición bonita. Es un poco la exaltación de lo aragonés, y ya que aquí somos bastante aficionados a minusvalorarnos, pues se agradece que por un día la ciudad lata al unísono.

Además de los participantes, es frecuente que la gente se vista de baturra simplemente para pasear, como hemos hecho hoy con mi familia. Veréis que generalmente hablo en femenino porque aunque no es algo propio únicamente de las mujeres, para qué engañarnos, el porcentaje de mujeres que se viste es muchísimo mayor que el de hombres. También se acercan muchos curiosos a verlo porque realmente la riqueza de los trajes es algo llamativo. Suenan las jotas (cosa que a mí particularmente no me gusta, pero que ese día lo llevo como un mal menor), la gente baila y es un día en que se siente la fiesta por los cuatro costados.

Pasada la Ofrenda, la virgen lucirá su manto de flores durante muchos días con lo que es una estupenda ocasión para pasarse por ahí. El manto de la Virgen siempre se confecciona con flores blancas, generalmente claveles y gladiolos, así que a mí me gustaba llevarlas de ese color para que fueran a parar ahí. Encima se clava la cruz de Lorena, de claveles rojos, que es llevada por los trabajadores del Hospital Royo-Vilanova, antiguo sanatorio para tuberculosos.

Es un día muy especial para la ciudad. Más allá del jolgorio de las noches y del resto de los actos, pasar un día del Pilar en Zaragoza es un espectáculo único más que recomendable.

¡¡¡Que viva la Virgen del Pilar!!!!
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
barlow41

barlow41

24.08.2011 22:46

Muy buena tu opinión. A mí también me gusta mucho la ofrenda y la disfruto, pero aún me gusta más el Rosario de Cristal.

hamletella

hamletella

31.12.2008 00:01

Mi familia es toda de Zaragoza, y aunque en pilares no vamos nunca (es una locura) a mi me encanta verlo todos los años (hago zaping con el desfile de las fuerzas armadas). Me encantaría salir en la ofrenda, ésta si que es importante y no la de mi ciudad, que da risa. Besicos

typejof

typejof

19.12.2007 01:53

Un apunte: En el Sur también hay Vírgenes chiquitas. En Cádiz, por ejemplo, tenemos a la Mística, Nuestra Señora de la Palma Coronada, que milagrosamente paró las aguas del maremoto de Lisboa de 1755 en la calle de la Palma. La Virgen del Pilar de Cádiz también es chiquita. Saludos marianos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Ofrenda de flores Fiesta ha sido leída 9866 veces por los usuarios:

"excepcional" por (48%):
  1. barlow41
  2. sandra_281183
  3. aitneke
y de usuarios adicionales 22

"muy útil" por (52%):
  1. hamletella
  2. typejof
  3. sorayarjf
y de usuarios adicionales 24

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Ofrenda de flores Fiesta