LOS VALORES DE LA VIDA

5  28.01.2005

Ventajas:
Reflexionar

Desventajas:
No hacerlo

Recomendable: Sí 

tristras1

Sobre mí: "Feliz el día en que descubres que no se debe a un accidente, al tiempo o a la fortuna, sino qu...

usuario desde:22.06.2004

Opiniones:36

Confianza conseguida:43

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 25 miembros de Ciao

Hace un par de días leí una opinión de un usuario, relatando un triste suceso...el fallecimiento de un joven en un accidente de tráfico...Con ello recordé que no hace más de un par de semanas, donde vivo, falleció un chico de unos 15 años también en un accidente. Con esto, a través de allegados a la familia llegó a mis manos una parábola llamada “El frasco” o también “Mayonesa y café” He podido ver que por Internet está en muchos sitios. El leerla y reflexionarla me ha inspirado un breve relato que espero que os guste...aunque primero me gustaría que leyerais dicha parábola. No se trata de hablar sobre los accidentes...Por desgracia cada día hay, es la vida sin más...se trata de pensar sobre los valores de la misma que muchas veces perdemos de vista, lo que es importante y lo que no lo es.

Sé que quedará una opinión un poco larga, pero creo que merece la pena que lo leáis y reflexiones...puede que algunos ya lo conocierais, pero recordarlo siempre viene bien. Saludos.


EL FRASCO (Anónimo)


Cuando las cosas en la vida parecen demasiado, cuando 24 horas al día no son suficientes recuerda el frasco de mayonesa y el café.

Un profesor delante de su clase de filosofía sin decir palabra tomó un frasco grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf.

Luego les preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si.

Así que el profesor tomó una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf.

El profesor volvió a preguntarles a los estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos volvieron a decir que si.

Luego el profesor tomó una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todos los espacios vacíos y el profesor preguntó nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un "si" unánime.

El profesor enseguida agregó 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes reían en esta ocasión.

Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo:

-Quiero que se den cuenta que este frasco representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes como Dios, la familia, los hijos, la salud, los amigos, las cosas que te apasionan.

-Son cosas que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo éstas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas. Las canicas son las otras cosas que importan como el trabajo, la casa, el carro, etc. La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.

-Si ponemos primero la arena en el frasco, no habría espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida.

-Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes. Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad. Juega con tus hijos, tómate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua. Ocúpate de las “pelotas de golf” primero, de las cosas que realmente importan. Establece tus prioridades, el resto es solo arena.

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café. El profesor sonrió y dijo:

-Qué bueno que lo preguntas. Sólo es para demostrarles que no importa cuán ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo.


ARENA...

Arena, fina, gruesa, blanca. Arena de mil formas y colores... Arena en tu vida, arena vacía de sentido y contenido que esconde la más baja degradación de los valores...Arena dulce que engorda el ego de una existencia hueca. Arena que llena de sensaciones engañosas, tímidas, fuertes y escondidas en el alma cobarde de los sentimientos falsos...

Arena que abarca hasta el mínimo de los rincones del tiempo, amenazando los verdaderos pilares del mismo. Y es que en ella nos sumergimos escondiendo lo que realmente sabemos. Pero un día, al dar la vuelta a algún recodo toparemos de frente con un muro de verdades que alzarán un grito escondido en lo más profundo de nuestro corazón. Ese día la mente se quedará vacía, vacía de arena escurridiza para dejar que entre galopante un aire fresco de verdades.

Puedes sentir ese aire rozando tu pelo, queriendo refrescar tu alma. Puedes sentir la llamada cada día y pasas sin verla... Mira, escucha tu corazón...olvida la arena que ahoga y tapona ese aire que quiere y espera entrar en tu interior, en tu mente, en tu corazón...ábrete al pensamiento, piensa antes de que sea demasiado tarde y te encuentres en el recuerdo del olvido. La arena no tiene recuerdos, la arena no deja huella en nada, sólo puede que en el instante provoque una cierta alegría fingida alrededor de un circo de seres lisonjeros y ficticios anhelos...

Vive, siente, ábrete a un mundo de sensaciones y deseos cordiales. Queden atrás las falacias y las propias mentiras. Llénate de puro aire, de la eterna fuerza de lo noble, de la risa de un niño, de la belleza de una sonrisa, del amor de un amigo. Siente, siente la fogosidad de esa vida y aléjate de las falsas promesas de gloria infame, aléjate y abre tu mente al mundo, a ti, a los tuyos...Ábrete, sí...a los demás, ábrete y recuerda lo que en verdad es importante...ábrete y vive.

Aunque por ello...nunca olvides que tú antes de ser, de llenarte de aire...estabas lleno de ella, recuérdalo, no juzgues sin saber, no excluyas sin pensar, siempre ponte en su lugar, luego, ayuda a recordar, a recobrar lo perdido...no dejes que el orgullo de tu redescubierta fuerza se ensañe con los demás...Aparta el desprecio y deja paso a la compresión, al ejemplo y al silencio ya que si no desandarías el camino...No lo olvides, tú también fuiste arena.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Gorgorita

Gorgorita

21.03.2005 02:12

Una parabola preciosa y una buena reflexion que has hecho. Ojala diesemos importancia a todas esas cosas. Saludos

jesalvfer

jesalvfer

07.03.2005 11:30

Muy bonita la parábola.

Dulce_ola

Dulce_ola

20.02.2005 12:44

Cuanto tiempo perdemos en cosas pequeñas que realmente no tienen ningun sentido y dejamos a un lado lo que si importa, ya que pensamos que mañana tendremos tiempo y ese tiempo tal vez no exista ya y dejemos en el camino algo que hubieramos deseado hacer. Muy buena opinión. Saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Parábolas ha sido leída 3535 veces por los usuarios:

"excepcional" por (20%):
  1. Gorgorita
  2. Dulce_ola
  3. CHIARA94
y de usuarios adicionales 7

"muy útil" por (80%):
  1. alexoink
  2. PilarRaEn
  3. daniel_guibu
y de usuarios adicionales 36

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.