Una breve visita a París

5  18.05.2006

Ventajas:
Louvre, Sena, Notre Dame, Sacre Coeur, Campos Elíseos, Torre Eiffel,  .  .  .

Desventajas:
Los precios, si no se elige bien dónde gastar .

Recomendable: Sí 

Joselisto

Sobre mí:

usuario desde:04.05.2005

Opiniones:108

Confianza conseguida:150

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 43 miembros de Ciao

***** INTRODUCCIÓN *****

No es fácil escribir de un producto, en este caso una ciudad, del que ya han opinado más de 260 miembros de Ciao, y aportar algo novedoso. La intención o el enfoque de la impresión que os cuento aquí es orientar acerca de cómo puede ser una visita de unos pocos días - cuatro, en mi caso - en París.

***** PREPARATIVOS: TRANSPORTE Y ALOJAMIENTO *****

Mi mujer y yo solicitamos la tarjeta VISA a través de MBNA, pues no teníamos tarjetas de crédito, y las condiciones que nos ofrecía esta entidad eran óptimas, a la vez que nos obsequiaron con un billete de ida y vuelta por persona, a alguno de los destinos que nos daban a elegir. Casi elegimos Estocolmo, pero pensamos que nos gustaría más París porque, aunque ya lo conocíamos, nunca habíamos viajado juntos a esa ciudad. Y quisimos ir antes del estreno de El Código da Vinci, para evitar la euforia colectiva que preveo que se organizará con esta película.

En lo concerniente al hotel, me sentí turista por un momento: entramos en una agencia de viajes (no creo haber entrado ni media docena de veces en una agencia de viajes, en toda mi vida) y compramos unos bonos de bancotel para canjear por tres noches en un hotel en el casco urbano de París, el Comfort
Median Paris Congres, de 3 estrellas, pegadito a la autopista periférica que circunvala París (como la M-40 madrileña, vamos). No voy a extenderme nada en describir o comentar este hotel, excepto que les inundamos el baño el primer día (no sé muy bien por qué) y lo secaron todo a la mañana siguiente, sin mayores percances. Este hotel está bastante bien comunicado por metro, autobús y RER (red urbana de tren) con el centro de la ciudad.

EL Aeropuerto Roissy - Charles de Gaulle es el acceso más común a París por aire. Al llegar a este estupendo aeropuerto, decidimos comprar un billete de transporte válido por cinco días (los hay válidos por tres, también) a pesar de que íbamos a estar sólo cuatro días, pero lo rentabilizaríamos, puesto que incluía el tren del aeropuerto a París y de París al aeropuerto, además de todos los autobuses y metros parisinos. El billete se llama PARIS VISITE 5 JOURS, y cuesta unos 45€ por persona (el de todo gratis por 5 días).

Un tren directo nos llevó del aeropuerto a cerca de Gare du Nord, donde tomamos el metro, y fuimos al hotel. El trayecto del tren "express" del aeropuerto a Gare du Nord es de unos 30 minutos, y pasan con mucha frecuencia, no hay problema.

***** 1º DÍA: LOUVRE, SENA, PLAZA DE LA CONCORDIA ***

Deshechas las maletas, era por la tarde y decidimos ir al museo del Louvre, porque era miércoles, y los miércoles y los viernes hay un billete más barato para ver el museo por la tarde, y además está abierto estos dos días hasta las 22.00 h. En vez de ir directos en metro, fuimos

Fotos de París
  • París Fotografía 5169920 tb
  • París Fotografía 5169921 tb
  • París Fotografía 5169924 tb
  • París Fotografía 5169927 tb
París Fotografía 5169920 tb
Sacre Coeur.
tomando autobuses urbanos, y así vimos la Ópera, de paso; al lado está el centro comercial Galleries Lafayette, muy útil para comprometidas compras de detalles que regalar, a la vuelta.

Entramos por el patio del museo, donde está la pirámide de cristal. Cuidado, no cometáis el error de esperar la cola que parece que da acceso al museo: la cola suele ser para visitar la exposición que haya en ese momento, para el museo no vi cola ninguna. Disponíamos de dos horas largas, que no es nada cuando se habla de visitar el Louvre, así que decidimos hacer un recorrido rápido para ver las grandes obras: Mona Lisa, Victoria de Samotracia, Venus de Milo. También vimos los renacentistas italianos, y casi todo lo que tienen egipcio, romano, griego y etrusco. Con las piernas doloridas de la corta pero exhaustiva sesión museística, salimos para descansar por la zona del Sena, y desde el Louvre fuimos dando un paseo hasta la Plaza de la Concordia y un rato por los jardines que hay entre esta plaza y los Campos Elíseos. Por la noche, vuelta al hotel.

***** 2º DÍA: MONTMARTRE, LA DEFENSA Y NOTRE DAME *****

Sin precisamente madrugar, salimos a ver el Sacre Coeur, que es un templo cristiano relativamente nuevo, levantado en la colina de Montmartre. Recomiendo ver este lugar, por tres motivos: el templo en sí bien vale una visita; las vistas desde allí pueden ser muy bonitas, si las condiciones ambientales lo permiten; y el barrio en el que se encuentra - donde se reunía la bohemia del París bohemio - es muy pintoresco. Para subir a la colina donde se asienta este templo, se pueden subir un montón de escaleras o tomar un funicular, quizá más recomendable para gente mayor o con problemas de motricidad.

Luego fuimos, caminando, cerca de allí, a almorzar con unas amigas de mi mujer, que nos llevaron a un restaurante muy recomendable llamado Le Nawab. Hace platos indios y pakistaníes, y está en la siguiente dirección: 174 rue Ordener. El precio fue muy razonable: por 8€ nos dieron un plato principal y arroz blanco para acompañar, una especie de pan que es como tortitas, vino de aperitivo, bebida, y postre o café. Claro que estas chicas conocían el lugar, porque almuerzan todos los días por esa zona.

Por la tarde fuimos a la zona moderna de La Defensa, a ver el Arco de la Defensa y los rascacielos, esculturas en la calle, ... todo muy interesante. Está en línea con la Avenida Charles de Gaulle, Arco de Triunfo y Avenida de los Campos Elíseos, recorrido que hicimos en autobús para poder ir descansados, al mismo tiempo que veíamos el paisaje urbano. Nos bajamos junto al Sena, y fuimos caminando hasta la zona del barrio latino de Saint Michel, donde hicimos una parada obligada en una patisserie o boulangerie, y nos tomamos un café con un croissant, por supuesto (estábamos en París, no le iba a pedir sushi o una paella, ¿no?) y entramos en la isla que hay en medio del Sena a visitar la catedral de Notre Dame, la cual nos pareció estupenda, majestuosa y todos los adjetivos que se merece una obra maestra, monumental y representativa del mejor gótico imaginable. Al rodearla, descubrimos un bonito jardín con tilos podados, bonitas flores y un guarda de seguridad que te pone a prueba el marcapasos, como se te ocurra pisar una brizna de hierba o posar un pie en el banco.

Muy cansados por los kilómetros recorridos este segundo día, dimos por terminada la jornada y nos volvimos al hotel. Por el camino, pasamos por la plaza del Ayuntamiento, decorada con gigantescas estrellas, una por cada país de la Unión Europea, y cada una decorada por un artista de un país diferente.

***** 3º DÍA: TOUR EIFFEL, TROCADERO, POMPIDOU *****

Las chicas con las que habíamos almorzado el día anterior nos recomendaron ir temprano por la mañana, si queríamos subir a la Torre Eiffel, para evitar las colas; y así hicimos. Llegamos hacia las 09.30 h. al pie de la torre, y apenas tuvimos que esperar 15 minutos. Compramos la entrada de 11€ por persona, la que permite subir al punto más alto permitido, prácticamente la picorota de arriba del todo. La visita merece la pena, a pesar de que se siente uno un poco aborregado, entrando en aquellos ascensores y dando vueltas por los miradores, a codazos con japoneses, españoles y gente de las más variopintas procedencias. A pesar de los convenientes que tienen estos puntos rabiosamente turísticos, la vista es espectacular, y observar de cerca la torre es impresionante. Eso sí, hay que alejarse lo menos 1 km para poder sacarle una foto decentemente.

Después atravesamos el Trocadero, que es una especie de plaza en forma de balcón o mirador hacia la Torre Eiffel, y paseamos por los Campos Elíseos, lugar altamente recomendable para tomarse un café o un helado, dar una vuelta, mirar escaparates y tomarle el pulso a la ciudad.

Tomamos un autobús, y nos encaminamos al Centro de Arte Moderno Pompidou, pero no entramos, porque en una visita de tan poco tiempo a París nos dimos por satisfechos con el recorrido por el Louvre, en lo que a visitas a galerías de arte se refería. Volvimos al jardín que hay detrás de Notre Dame, y tras un rato sentados en un banco recuperando fuerzas fuimos a ver la Universidad de la Sorbona. Luego caminamos por la orilla del Sena, pasamos por la Concergierie (por fuera tiene unos imponentes torreones) y de regreso al hotel pasamos a ver, desde el exterior, el famoso Moulin Rouge.

***** 4º DÍA: INVÁLIDOS, NAPOLEÓN, AU REVOIR *****

Nos quedaba un rato antes de largarnos al aeropuerto, y aprovechamos para ir al edificio de los Inválidos, imponente construcción que alberga cañones de la época de las guerras de Napoleón, y donde yacen los restos de este carismático jerarca y hombre de guerra.

***** JOSELISTO OS RECOMIENDA *****

1) Si vais por libre como nosotros, comprad un billete de tres días o cinco para viajar en el transporte público. Os servirá de paso para trasladaros del aeropuerto al hotel y del hotel al aeropuerto, con lo que ya lo estáis rentabilizando desde el primer momento.

2) Si vais al Louvre, recordad el horario especial, vespertino, los miércoles y los viernes. Es 2€ más barato, y creo que hay menos afluencia de público. Me sorprendió que pude ver la Gioconda sin pelearme a codazos, y lo mismo con la Venus de Milo y otras obras de mucho renombre.

3) París es muy paseable, sobre todo por la orilla del Sena. Si el tiempo acompaña, buscad el río y acercaos a dar un paseo.

4) Si vais a subir a la Torre Eiffel, tenéis tres tipos de alturas hasta las que subir, y podéis hacerlo todo con ascensor o combinándolo con tramos subidos a pie por las escaleras. Yo no es que me viera sin fuerzas, pero quería reservármelas para el resto del periplo por París; pero vamos, si queréis rebajar las pistoleras, en esa torre hay escaleras para aburrir.

5) Vivo en Madrid y aquí los precios están un poco subidillos de tono, quizás por eso no me pareció París una ciudad muy cara. El apetito, para bolsillos modestos, también lo saciáis comprando esos bocatas de baguette tan apetitosos que venden en las terrazas y los puestos ambulantes. Donde más clavan es a la hora de pedir un refresco o un botellín de agua. Si contáis con más presupuesto, recordad que no hay problema: estáis en la tierra de la alta cocina y el Dom Perignon.

6) En la fachada posterior de la catedral de Notre Dame hay un jardín estupendo donde incluso nos tumbamos en unos bancos y echamos una pequeña siesta a la sombra de los árboles. También dispone de un lavabo público, vigilado y muy limpio. Es un excelente lugar para hacer un alto en el camino, reponer fuerzas, comerse el bocata o simplemente sacar unas fotos artísticas a los pináculos y arbotantes del ábside de la catedral.

7) ¿Cuántos días hacen falta para ver París? Vaya pregunta. Nuestros cuatro días dieron para mucho, a costa de pasarnos el día entero paseando y tomando autobuses, pero sólo el Louvre tomaría varios días para verlo como se merece. En nuestro caso, tal y como lo habíamos estructurado, tres noches en París nos pareció suficiente como breve escapada. Luego ya depende cómo os lo planteéis vosotros.

8) Buscad las Galleries Lafayette, detrás del edificio de la Ópera. Os adjunto una foto para que veáis lo chulo que está por dentro (parece una ópera, en vez de unos grandes almacenes). En un periquete encontraréis qué regalar, si tenéis algún compromiso. Os aconsejo que encontréis la sección de alimentación, en el edificio de enfrente, segunda planta: hay productos sublimes, de la cocina francesa.

París me gustó tanto, ... que casi no vuelvo.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Brunita

Brunita

27.11.2007 13:32

Oh la la la, oui monsieur, Paris c'est merveilleux!! jajaja Bueno vistéis bastante, aunque hay tanto por disfrutar, que siempre Paris requiere más visitas. Como te dicen por aqui abajo, el Rodin está genial y el Museo DÓrsay es junto con el Louvre, mi preferido. Cómo no subiste al Pompidou? hay unas vistas estupendas y las exposiciones que hay en el centro, son muy curiosas. En cambio a mi las Lafayette como que nunca me han gustado. Prefiero las tiendas pequeñas por ahi perdidas. Saludillos :)

RafikiSpanish

RafikiSpanish

26.08.2007 10:18

Falya meter la visita al Museo Rodin que es una maravilla y está junto a los Invalides, por lo demás perfecta la visita. Un saludo

patosilla

patosilla

28.11.2006 10:55

Yo la ví en 5 días, y todo andando, fue toda una marathon, pero me encantó, lo has descrito muy bien, excepcional, saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre París ha sido leída 48614 veces por los usuarios:

"excepcional" por (38%):
  1. Brunita
  2. patosilla
  3. Medusa8
y de usuarios adicionales 28

"muy útil" por (62%):
  1. shankao30
  2. Silvia77
  3. oliva098
y de usuarios adicionales 48

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con París