Acabo de descubrir un bello lugar de mi tierra que me faltaba

4  21.05.2012

Ventajas:
Retazos de naturaleza mediterránea, gastronomía, cercanía a Valencia

Desventajas:
Demasiados edificios de apartamentos, un poco de abandono general, suciedad de las aguas

Recomendable: Sí 

jvicedo

Sobre mí: Mi lema podría ser los dos principios fundamentales del budismo: procura hacer siempre el bien, pero...

usuario desde:09.10.2004

Opiniones:42

Confianza conseguida:5

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 3 miembros de Ciao

A pesar de ser valenciano nunca había visitado La Albufera, así que este segundo fin de semana de mayo aprovechamos con mi mujer y mi hija mayor para remediar esta carencia pasando un día entero en este enclave natural de mi querida tierra valenciana.

Como alojamiento reservamos una cabaña de madera en CABAÑAS LA ALBUFERA, de El Saler, (http://www.cabanasalbufera.es/) para estar lo mejor situados posible en el corazón del Parque Natural. Además aquí te dejan gratis una bicicleta para que puedas recorrer la zona con libertad y respeto medioambiental. A 200 metros tenemos las estupendas playas de El Saler y con un paseo de 10 minutos nos acercamos al pueblo de El Saler para comer una paella o un arroz a banda en uno de sus restaurantes, por ejemplo. Si se quiere visitar la capital, el acceso a la autopista está a tiro de piedra, y tenemos muy buena comunicación con la Ciudad de las Artes y las Ciencias. El precio (76 euros/noche cabaña para cuatro – cinco personas) es correcto si se trata de varias personas y permite ahorrarte algún dinero en restaurantes ya que dispone de una pequeña cocina con nevera y fuegos (no tiene microondas). Salvo el acceso al recinto, que es peligroso e incómodo, y el ruido proveniente de la autopista (la ubicación de las cabañas está entre la carretera CV-500 y la autopista de El Saler), por otra parte tolerable, se trata de una opción a considerar con permiso de los mosquitos en verano. El personal, dos señores sudamericanos, es atento y cordial, y hacen lo que pueden para agradar y satisfacer los deseos del cliente.

Por la mañana nos montamos en las bicicletas y nos dirigimos al Centro de Interpretación del Parque en el Racó de l’Olla. Lástima que tras pasar el pueblo de El Saler, se acaba el carril bici y tenemos que continuar por el arcén de la carretera CV-500, que atraviesa el Parque, lo que no nos hace ninguna gracia, ya que se trata de una vía con mucho tráfico. Por fin llegamos al Centro de Interpretación, que dispone de una torre mirador para admirar el estanque y las dunas de alrededor, que conforman un ecosistema de bosque mediterráneo costero que por desgracia quedará como ejemplo relictual, al ritmo que destrozamos nuestras costas. Bajamos al balcón sobre el estanque para admirar las aves (gaviotas, zancudas, fochas, ánades) pero las aguas despiden un olor putrefacto que no invita a quedarse; los aseos están clausurados (¿tendrá alguna relación con el hedor?). En el interior una señorita nos informa de los itinerarios naturalistas existentes: hay una ruta a pie de unas 2 horas que recorre el entorno de dunas; pero nosotros nos interesamos por las rutas en bici: existe una larga por el sur del parque, de unos 25 km, demasiado para este día caluroso que nos ha tocado. Elegimos la otra que recorre el núcleo del Parque y posiblemente el rincón más bello del mismo: la Gola d’en Pujol.

Pero antes seguimos carretera abajo hasta llegar al pueblo de El Palmar, también con el peligro de los coches por la estrechez de la carretera, que se acentúa en los puentes que superan los canales de la Albufera. El Palmar es un curioso pueblo de pescadores y arroceros, donde casi hay más restaurantes que casas, algunos de ellos bastante afamados: L’Estimat, El Rek, Canyamel… con amplísimos aparcamientos que dan idea de la frecuentación que debe haber los días de fiesta.

Volvemos atrás hacia El Saler y en el primer desvío en dirección a la playa que encontramos nos dirigimos a La Devesa y a la Gola d’en Pujol, que es el canal principal que une La Albufera con el mar. Una vez acabada la carretera de acceso a la playa, nos adentramos con las bicis hacia la laguna de la Gola; curiosamente se trata de una laguna artificial que hoy por hoy constituye el lugar con más encanto de La Albufera, nada que ver con el Racó de l’Olla. Contorneamos el lago y pasamos a la playa de La Devesa, que me sorprende por sus buenas condiciones de amplitud, y limpieza de aguas; solamente sobran los rascacielos de apartamentos que se divisan hacia El Saler ¡y querían llenarlo todo!

Desandamos el camino y seguimos por el carril bici que rodea la laguna por el lado de poniente. Por entremedio de urbanizaciones y del complejo de lujo Sidi Saler llegamos finalmente a la playa de El Saler, al norte, donde se ubican varios restaurantes típicos de playa con sus terrazas con vistas al mar. Es la hora de comer, pero descartamos estos establecimientos y acertamos de pleno al escoger el restaurante Casa Carmina, en el pueblo de El Saler (C/ Calle del Embarcadero, 4 46012 El Saler. tf 961 83 02 54). Está en una calle secundaria paralela a la carretera principal, con unas mesas colocadas “a pelo” directamente sobre el asfalto de la calle, lugar poco acogedor, pero la pinta del sitio nos dio buenas sensaciones y cuando nos trajeron la paella de arroz a banda para tres personas, se confirmaron. Un arroz de fino gusto que comimos con la compañía de dos botellas de buen vino rosado, precedido de una ensalada valenciana. Si no tomas entrantes ni postre, los precios no se disparan (16 euros la ración de arroz a banda y algo más de 20 euros la ración de las paellas de más enjundia). El servicio correcto y atento. Ahora bien, como buen alicantino, escuchar que es el mejor arroz a banda del mundo me parece una exageración, muchos restaurantes de mi tierra, en especial el emblemático Dársena, hacen un arroz mejor que éste, ¡aunque sobre gustos no hay nada escrito!

Por la tarde nos damos un baño en la playa de la Devesa y después nos dirigimos al mirador de la Gola d’en Pujol, junto a la CV-500, para admirar la puesta de sol de La Albufera. El lugar está bastante concurrido y casi no se puede ni aparcar, pero la visión de las aguas doradas del lago es un buen broche final a un día completo. Por la noche cenamos en el Restaurante Tropical, sobre la playa de Pinedo, a base de raciones (puntillas, clóchinas, tellinas y all i pebre) con resultado desigual: clóchinas (mejillones de la zona) recalentadas y all i pebre desustanciado (o quizás sea que a mí no me gusta este plato hecho a base de patata y anguila).

Recomiendo vivamente visitar La Albufera: naturaleza mediterránea, buena cocina típica y la modernizada Valencia capital a un paso.
Fotos de Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia
  • Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia Parque Natural la Albufera Valenciana,
  • Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia Parque Natural la Albufera Valenciana,
  • Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia Parque Natural la Albufera Valenciana,
  • Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia Parque Natural la Albufera Valenciana,
Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia Parque Natural la Albufera Valenciana,
Puesta de sol en La Albufera
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Octubre2007

Octubre2007

02.06.2012 19:10

Buen consejo: es un lugar estupendo, en el que tuve la ocasión de ver fauna local (recuerdo garzas, sobre todo) y ese entorno privilegiado que tiene la zona. Gracias por traerlo aquí, en forma de opinión. Besos.

CHUS-MALAGA666

CHUS-MALAGA666

21.05.2012 02:09

Un luegar interesante para visitar.Saludos!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia ha sido leída 705 veces por los usuarios:

"muy útil" por (100%):
  1. Octubre2007
  2. PATUCA222
  3. MARIANO-C.REAL
y de un usuario adicional

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Parque Natural la Albufera Valenciana, Valencia