Pilka Niños

Opinión sobre

Pilka Niños

Impresión Total (6): Evaluación Total Pilka Niños

 

Todas las opiniones sobre Pilka Niños

 Escribir mi propia opinión


 


Un "supo" para la tos

4  08.05.2008

Ventajas:
Hecho con extractos naturales, se nota su efecto

Desventajas:
Son supos .  .  .

Recomendable: Sí 

raguquita

Sobre mí:

usuario desde:18.04.2007

Opiniones:169

Confianza conseguida:82

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 25 miembros de Ciao

Adrián ha estado malito pocas veces, por suerte, pero últimamente, como salimos más a la calle, pasa más tiempo con niños y hay estos cambios de temperatura tan raros, algún que otro catarro ha cogido. Han sido cosa de poco, no ha necesitado antibiótico y se han solucionado con algún antitérmico para la poca fiebre que ha tenido, lavados de nariz con suero y estos supositorios de los que os voy a hablar que son para la tos.

La tos no es mala, es un mecanismo más del cuerpo, un acto reflejo que en muchas ocasiones nos sirve para expulsar flemas. Pero es molesta, para qué nos vamos a engañar, sobre todo por las noches cuando nos despierta, nos desvela, etc. Y en un niño más aún, ya que se ponen nerviosos, les provoca el vómito en ocasiones. Así que si es poca tos, vale, pero si es mucha y ello impide que el niño descanse con normalidad yo soy partidaria de ponerle un poco el freno. Estos supositorios son una buena solución, son un producto de tipo homeopático, hechos a base de extractos de plantas, que no necesitan receta médica ni producen efectos adversos. Su pega, que no a todo el mundo le hacen efecto.

Pilka y sus variedades

Hace un tiempo Pilka, en todas sus variedades, se vendía con receta médica, estaban financiados por la Seguridad Social. Ahora ya no, aunque tampoco sé con seguridad desde cuándo. El caso es que podéis comprarlos en cualquier farmacia sin receta aunque conviene que el pediatra de vuestro niño sepa de su uso y lo apruebe.

Pilka es un producto de Ferrer Internacional, que os sonará por algunos de los medicamentos que comercializa (Novagrip, Dolgesic, etc.). Yo los conocía por sus cremas OTC que he usado en alguna ocasión porque son oil-free, especiales para pieles muy grasas.

Pilka es un antitusígeno, un producto para aliviar la tos, de tipo homeopático. Lo podemos encontrar dos formatos, supositorios y gotas. Los supositorios se comercializan en tres tamaños y con tres composiciones (por cantidad) diferentes:

· Pilka lactantes: con 70 miligramos de drosera y tomillo por unidad. Hasta 12 meses de edad.
· Pilka niños: con 140 miligramos.
· Pilka adultos: con 200 miligramos.

En los tres tipos el envase es de 12 supositorios y la composición es la misma: extracto de tomillo, extracto de drosera y excipientes (eucaliptol, manitol...), que sería la parte menos natural del producto. Las propiedades de estas dos plantas son antitusivas, antiespasmódicas y expectorantes y la única pega que tienen es que tengamos algún tipo de hipersensibilidad o alergia. Por lo demás no se conocen ni efectos secundarios ni interacciones, ni siquiera está contemplada la posibilidad de intoxicación, aunque, en caso de ingestión accidental se indica el número del Servicio de Información Toxicológica en el prospecto. Por cierto, este número deberíamos tenerlo todos bien visible en casa, sobre todo con niños pequeños, para evitarnos más de un disgusto: 91 5620420

También, como he dicho, lo encontramos en gotas, sólo para niños y adultos, no para lactantes. Vienen en un frasco de 30 mililitros y en este caso se sustituyen los excipientes dichosos por el etanol. Las indicaciones son las mismas que para los supositorios.

La posología es sencilla: 1 supositorio cada 6-8 horas para adultos, 1 cada 8-12 horas para niños, 1 cada 12-24 horas para lactantes; 15 gotas cada dos o tres horas para niños, 30 gotas cada dos o tres horas para adultos.

Como la mayoría de los medicamentos (aunque ya he dicho que estos supositorios son más bien homeopáticos) se desaconseja su uso en embarazadas, no porque se sepa a ciencia cierta que pueden producir algún efecto en la madre o el feto, sino para curarse en salud.

Se deben conservar en un lugar fresco o en la nevera (en la puerta que no hace demasiado frío) y por supuesto no hay que dejar que los niños los tengan al alcance.

Los supositorios vienen en el típico envase de tipo papel de aluminio grueso (menuda explicación!!!) en dos tiras de seis unidades cada una. Se rasga por unas muescas y se extrae una unidad sin tener que manipular el resto. Tienen impresa la fecha de caducidad individualmente por si queremos cortar uno y llevarlo sin su caja. La apariencia es un poco rara, ya que son de color verdoso oscuro, pero lo más impactante es el olor, huelen genial, casi se podrían usar de ambientador. Huelen a una mezcla de hierbas del campo, a tomillo sobre todo y también un poco a eucalipto, supongo que porque lo llevan en un excipiente. El tamaño de los de niños es similar a los supositorios Rovi para niños, que supongo que muchos conoceréis.

Sobre el modo de aplicación no me entretengo, si tenéis hijos sabréis cómo colocarles un supositorio, piernas arriba y rodillas flexionadas, intento de distracción para que no estén nerviosos ni rígidos y ala, supo para adentro. Conviene apretar un poco el culete después de ponérselo para que no lo expulsen a toda pastilla.

El precio es normal, no me parecen demasiado caros teniendo en cuenta que son "casi naturales" y que en estos productos suelen pasarse un poco con los precios. Los que yo tengo, para niños, me costaron 3,90 euros. En Internet los he visto a varios precios, desde 2,64 euros hasta 4,14. Las gotas rondan los 4,50 euros. Los supos rondan los dos años de fecha de caducidad, con lo que tenemos para varios catarros en caso de no terminarlos.

Nuestra experiencia con Pilka

Yo los compré animada por amigas que los usaban con sus niños y que notaban mejoría en la tos. La verdad es que son bastante conocidos en foros y en grupos de madres en Internet y tienen mucha aceptación. En nuestro caso tengo que decir que estamos contentos con el resultado pero tenemos nuestros pequeños "peros".

En principio me gustan por su formulación natural y por su olor; a mi hijo, naturalmente, no le hacen tanta gracia porque lo de tener que usar un supositorio, sea para lo que sea, no suele hacerles mucha gracia a ninguno. De más pequeños parece que puedes engañarles un poco y ponérselo con facilidad pero cuando van creciendo ya se conocen hasta la caja y hay que hacer auténticas maravillas para ponérselo sin que sea algo traumático.

Su función la cumplen, las noches que le he puesto el supositorio el niño ha tosido menos, no ha dejado de toser pero ha descansado mejor. Vamos, que no son milagrosos pero su efecto se nota.

El problemilla que nosotros tenemos es que con mi niño han tenido también efecto "Rovi", vamos, que cuando se los pongo, en la mayoría de las ocasiones a los pocos minutos se hace caca, pero una megacaca tipo las que hace alguna vez que está estreñido y recurrimos a los supos de glicerina. Así que vuelta a empezar, limpiamos y ponemos otro supositorio. Por suerte, este segundo no suele terminar en caca.

Por un lado tenemos una ventaja, con un solo supositorio solucionamos la tos y el estreñimiento, pero por otro terminamos usando dos supositorios para una sola noche, con lo que estamos en las mismas en cuanto a "gasto de supositorios". Eso sí, las cacas huelen casi a gloria, una mezcla de mal olor con el buen olor a hierbas de los supositorios que es algo raro, raro... Por cierto, igual peco de escatológica, pero es que los pedetes del día siguiente también huelen casi bien.

La verdad es que a mi me han venido bien porque mi hijo ha dormido mejor las noches que los hemos usado. Además tengo la referencia de muchas otras mamás que los utilizan con sus niños y tienen buen resultado, pero también hay casos en los que no se nota mejoría, vamos, que no sirven para nada. Incluso he leído en un foro el caso de un niño al que le producían dolor de barriga, pero era un caso aislado, no he leído ningún otro parecido.

Resumiendo, son buenos, pero no tanto. Son bastante naturales y prefiero usarlos antes que otro tipo de jarabes que con una tos no muy excesiva el médico ni siquiera receta (y mucho menos hay que optar por automedicar). Suelen funcionar, con la tos de mi niño pudieron, pero hay casos en los que no se aprecia mejoría. También se puede dar el caso, como se nos ha dado a nosotros, de tener doble función, para la tos y para el estreñimiento, todo en uno. Pero ya sabéis, si los usáis, consultadlo con el pediatra aunque no haga falta receta.

Fotos de Pilka Niños
  • Pilka Niños Pilka1
  • Pilka Niños Pilka2
  • Pilka Niños Pilka3
  • Pilka Niños Pilka4
Pilka Niños Pilka1
La caja de los supos
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
paola529

paola529

19.05.2010 13:52

Probaré las gotas la próxima vez porque con mis hijos los de los supos es misión imposible, je, je. Saludos

hamletella

hamletella

28.12.2008 20:55

Jajaja, pedillos con "casi" buen olor...jajaja, que risa. En casa tenemos las gotas, yo no las uso porque, como bien dices, estando embarazada mejor encomendarte a algún santo para no ponerte mala porque no puedes tomar NADA. Pero bueno. Son bastante efectivas. Besos

nefer66

nefer66

10.06.2008 02:26

creo que me decanto por las gotas, no me gustan nada los supositorios, saludos!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Pilka Niños ha sido leída 8717 veces por los usuarios:

"excepcional" por (24%):
  1. nefer66
  2. MOFLE
  3. Txusquiana
y de usuarios adicionales 6

"muy útil" por (76%):
  1. paola529
  2. hamletella
  3. gatusalen
y de usuarios adicionales 26

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.