¡Playa, brisa, mar y una buena lectura! Libro vs ebook , ¿Cuál es vuestro preferido ? ¿Ventajas o desventajas?

Imágenes de la comunidad

¡Playa, brisa, mar y una buena lectura! Libro vs ebook , ¿Cuál es vuestro preferido ? ¿Ventajas o desventajas?

> Ver características

96% positivo

17 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "¡Playa, brisa, mar y una buena lectura! Libro vs ebook , ¿Cuál es vuestro preferido ? ¿Ventajas o desventajas?"

publicada 22/07/2015 | MorenoSister
usuario desde : 27/02/2007
Opiniones : 494
Confianza conseguida : 261
Sobre mí :
Dudas...
Genial
Ventajas Todas
Desventajas No las encuentro
excepcional

"Leer es lo único importante"

Mi actividad en Ciao está últimamente casi reducida a la nada. Demasiado trabajo, demasiado calor, demasiadas cosas en la cabeza, pocas ideas... pero antes de retomar reseñas y opiniones que tengo pendientes voy a ir calentando con el debate. Sin ningún ánimo de nada, hace mucho que los premios o los euros dejaron de ser importantes para estar aquí. Pero la lectura me aporta siempre tantas alegrías, emociones, momentos únicos y hasta anécdotas, que tenía que hablar sobre ello.

Hace pocos días, mi buena amiga Esperdondo decía que estaba harta de los anuncios de "las mejores lecturas para el verano", porque parece que sólo en esta época se lee. Bueno, algo de cierto tiene porque, aunque sea sólo durante un mes, la gente redescubre el placer de leer. Y creo que eso, aunque para los lectores devora libros parezca poco, es genial. Quizá el resto del año no les apetece, no tienen tiempo (aunque tiempo para ello siempre hay) o no les llama la atención. Personalmente a la playa no suelo llevarme libros porque la playa en si me relaja tanto, que no necesito nada más que sentir la arena caliente bajo la toalla y escuchar el mar. Con eso me hago burbuja y tengo ratitos de felicidad al sol. Pero sí leo en las tardes, cuando cae el sol, después de buscarme un rinconcito fresco y tranquilo . Casi puedo recordar lugares de vacaciones a través de las portadas de los libros que leí en ellas.

LEER SÓLO POR LEER, POR DISFRUTAR

En mi casa, desde muy pequeña, siempre viví el amor a los libros. Mi madre era una gran lectora porque trataba de paliar el haber tenido que dejar de estudiar para cuidar de un abuelo viudo. O, para ser más exactos, que la obligaran a dejar de estudiar. Gracias a su afición se fue cimentando para si misma una cultura bastante apañada y un gusto muy concreto. Con ella descubrí a Pearl S. Buck y a Daphne du Maurier y su inmortal "Rebeca", que me sigue pareciendo un prodigio. La lectura se convirtió en mi refugio, una especie de bunker cuando en casa se desataban todas las furias del infierno. Me acostumbré a meterme tanto en las páginas que el mundo se desdibujaba a mi alrededor y eso me ayudó. Daba igual lo que cayera en mis manos: novelas, libros sobre museos, tebeos, libros de Enid Blyton, la colección de libros sobre temas misteriosos de la colección "Otros Mundos"... todo me gustaba, todo me interesaba.

De los libros me gusta todo. pero sobre todo me gusta su olor, ese aroma especial que desprenden y que va cambiando a lo largo de los años. Oler las páginas de un libro nuevo es como oler nuevas experiencias. Ese olor a tinta, a papel sin tocar, es único. A medida que va pasando el tiempo ese olor cambia, se va volviendo menos joven pero guarda hasta rastros de ti o de los sitios a los que lo has llevado. Tengo libros que huelen a Mérida o a Almenara o que guardan un leve aliento de la colonia de mis hijos cuando eran bebés. Los libros tienen memoria. Tú has de creársela, pero la tienen.

Mi casa, ahora, es un vergel de estanterías con libros que, a veces, ya no sé cómo colocar. Mi presupuesto no da para comprar muchos, porque hay que ser sinceros, los libros en papel son caros en general, sobre todo si son novedad. Una buena solución es esperar a las ediciones de bolsillo, pero claro, la calidad baja. Gracias a mi colaboración con el blog de Ana Kayena y a su generosidad, voy ampliando mi biblioteca. A veces de forma exagerada, pero disfruto colocando cada volumen y haciéndome un orden mental para irlos leyendo.

Sí, los libros en papel son mi perdición y mi delicia. Por eso, como muchos sabéis, ir a la Feria del Libro de Madrid se convierte en uno de mis mejores momentos del año. Si, además, puedo traémelos firmados por su autor, entonces ya son mis incunables personales, adquieren personalidad propia y me llaman quedamente cuando tardo en leerlos. Soy una gran defensora del libro en papel, me parece que cuentan con una magia especial. Y hasta se dejan acariciar sin quejarse, contentos de llenarte con lo que cuentan.

PERO LLEGÓ MI KINDLE...

En efecto, porque, a pesar de lo que os cuento, tengo también un Kindle, un libro electrónico ligero, manejable y viajero, ideal para mis largos periplos por el transporte público madrileño. Los Reyes Magos me lo dejaron sobre mis zapatos hace tres años y, aunque al principio lo miraba con recelo, ahora ya le he encontrado el truquillo. Está claro que jamás va a sustituir a mis amados libros en papel, pero no puedo más que reconocer su utilidad y su manejabilidad.

Recuerdo perfectamente cuando me regalaron una edición preciosa, en tapa dura, de "Los pilares de la tierra". Por entonces trabajaba en pleno Barrio de Salamanca y enllegar allí tardaba más de una hora, pero el libro me tenía tan fascinada que lo llevaba a todas partes. Pesaba, era incómodo de leer en metros abarrotados y me daba miedo que se me cayera y sufriese algún desperfecto. Obviamente todo eso se hubiera minimizado si hubiese tenido mi Kindle. Ahora puedo alternar lecturas: las del libro electrónico para cuando voy a trabajar con las de papel cuando estoy en casa. O, como ahora con el verano, el buen tiempo y alguna hora libre más, para disfrutarlos en la piscina de casa, a la sombra ya que este año la playa no podré pisarla.

Este tiempo de verano es ideal para leer. Parecen los días eternos y nos sentimos más vitales, más plenos. Sobre la tumbona, en el sofá, en la arena, bajo la sombrilla, al borde de la piscina o en el sofá de casa con el ventilador refrescando las hojas y la pìel. Pero también lo es el otoño, mientras llueve fuera y las tardes se acortan. O el invierno, arropados con la mantita en una tarde de domingo. Da igual. Lo importante es dejarse llevar y leer, leer mucho. Viajar sin moverse de casa, enamorarse, llorar, sentir, volar lejos. O encontrarte con un libro que eres incapaz de terminar y al que odias concienzudamente desde las primeras páginas. Pero de ese también te acordarás. En mi caso fueron los famosos "Versos satánicos", que empecé a leer para saber porque a Salman Rushdie le habían condenado a muerte. Mi conclusión, muy personal, es que lo hicieron por pesado y muermo, porque vaya ladrillo pestiñoso, pero lo mismo estoy equivocada.

Ha habido ocasiones que me he comprado o me ha llegado el libro en digital a través de una editorial y me ha gustado tanto, que he tenido la necesidad imperiosa de tenerlo en papel. Recientemente me pasó con "Música para feos" de Lorenzo Silva y cuando fui a que me lo firmase en la Feria del Libro y se lo conté, sonrió de oreja a oreja y lo celebró. Él también los prefiere en papel. Imagino que para un escritor ver su obra editada tiene que ser incomparable, aunque cada vez la autoedición en digital se está extendiendo más. Pero la alegría que sentí cuando lo tuve en mis manos, nuevecito, es impagable. Hasta lo abracé contra mí.

Una de las ventajas añadidas del Kindle es la descarga, directamente desde Amazon, de los libros que adquieres. Es inmediato y puedes empezar a leer en un minuto. Los libros en digital generalmente son más baratos aunque a veces encuentras alguno que supera los 10 euros y dejas de entender nada. Para los que poseemos un Kindle, la posibilidad de encontrar libros a cero euros en Amazon es constante. Es una opción que yo uso bastante y que me ha dado algunas alegrías y también grandes decepciones porque muchos de los libros, sobre todo de autores noveles, tienen grandes erratas, están mal maquetados, mal escritos o contienen historias completamente prescindibles. Pero ahí están para ser descubiertos, porque no existe una teoría única sobre los gustos y lo que a mí me ha parecido malucho a otra persona le puede encantar. Magia, puritita magia.

SEA COMO SEA, QUEDÉMONOS CON LO QUE NOS DAN

Yo seguiré leyendo principalmente en papel porque disfruto enormemente del tacto y de seguir pasando páginas. Le reconozco al Kindle la comodidad y el hecho de poder llevarlo en el bolso sin que estorbe mucho, pero siempre será mi segunda opción. Además he de confesar que releo mucho. Tengo en casa libros más viejitos que me encanta volver a sacar y perderme en ellos. Mi favorito de todos es "_Superstición y fé en España_", de principios de los 70, en el que una periodista narra y vive en primera persona tradiciones y celebraciones que perduran y que vienen de la época medieval, como los "picaos" de San Vicente de la Sonsierra o la impresionante peregrinación de Les Useres. Es un libro apasionante. O las novelas de Ellery Queen, que las pobres ya van perdiendo las tapas.

Releo cada cierto tiempo "Cien años de soledad" y los cuentos de Cortázar, los libros de Delibes (para mi gusto, el mejor autor en castellano) y ciertas biografías. Me resulta un poco como volver al hogar, ese que no tuve pero que ellos me construyeron. O busco citas o párrafos que me gustan especialmente. En papel es mucho más fácil. En el Kindle puede ser una tortura.

Pero lo importante es leer. Lo que sea, como sea, cuando sea. Cómics manga, como mi hijo o tebeos de Asterix o Mortadelo y Filemón. Libros que se ponen de moda, que nos recomiendan o que nos prestan. O ese que hemos comprado porque nos gusta la portada. Leamos mucho porque eso nos hará pensar y ampliar miras. Actualmente quien no lo hace es porque no le da la real gana, hay opciones a patadas. Dejaos llevar por lo que los libros nos cuentan, acabará por ser la adicción más sana y más divertida de vuestra vida. De la mía ya lo es. Y estar en ellos me hace muy feliz.


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 772 veces y ha sido evaluada un
92% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • dextrosa publicada 17/08/2015
    Pienso igual que tú, leer es lo principal, pero es verdad que para mucha gente hacerlo en verano es lo normal y el resto del año es una actividad que se aparca. No es mi caso, me encanta, y como tú el Kindle lo tengo como segunda opción porque es cómodo, pero prefiero el libro en papel. Un beso!
  • Moito67 publicada 03/08/2015
    Excelente, yo prefiero el libro, sin dejar de adaptarme al ebook. Un saludo.
  • gem77 publicada 28/07/2015
    Como sabes, la lectura es uno de mis vicios así que me da igual leer en un formato u otro porque como dices, lo importante es disfrutar de la lectura. Un besazo guapa.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : ¡Playa, brisa, mar y una buena lectura! Libro vs ebook , ¿Cuál es vuestro preferido ? ¿Ventajas o desventajas?

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 15/07/2015