A comer...insectos

2  17.02.2004

Ventajas:
novedad

Desventajas:
para mi mucha

Recomendable: No 

Sonja24

Sobre mí:

usuario desde:05.11.2002

Opiniones:78

Confianza conseguida:47

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 16 miembros de Ciao

Este es un reportaje que ha salido en la prensa y que he copiado del portal para vegetarianos www.mundovegetariano.com me parece sorprendente:

Insectos, los nuevos protagonistas de la cocina contemporánea

Los saltamontes, las hormigas o las langostas son algunos de los nuevos ingredientes que se están incorporando en la gastronomía occidental. Se trata de la cocina de insectos, una modalidad muy desarrollada en Asia y Latinoamérica, que ahora está empezando a causar sensación en Europa y Estados Unidos. Estas exóticas delicias serán una de las protagonistas del espacio BCN Vanguardia, donde la investigadora gastronómica Montse Guillén presentará diversas creaciones.

Sentarse ante un plato de escorpión frito o unas larvas rebozadas puede provocar reacciones completamente opuestas entre los comensales. La mayoría de población asiática y sudamericana los recibirán entusiasmados, mientras que un occidental se lo pensará más de una vez antes de hincar el diente ante tan sorprendente manjar.

Sin embargo, gracias a la labor de innovadores cocineros como Montse Guillén, los insectos
están experimentando una gran popularidad y cada vez son más los avezados paladares dispuestos a disfrutar de los sabores de los artrópodos. Guillén se ha lanzado así con un nuevo proyecto que bajo el nombre de Trans-eat, ofrece un menú donde los insectos se convierten en auténticas delicatessen. Saltamontes con ajo y perejil, escarabajos en escabeche, sushi de hormigas o mermelada de termitas son algunas de las recetas de la gastrónoma, que está pensando ya en abrir un restaurante en Barcelona. De momento, se podrán degustar algunos de sus innovadoras creaciones el próximo doce de marzo en Alimentaria, tras una conferencia sobre La emergencia culinaria de los insectos y otros alimentos exóticos.

Una tradición culinaria muy extendida

La moda por la entomofagia se ha extendido ya por Estados Unidos, con establecimientos como el Insect Restaurant, en Washington y el Typhoon Restaurant, en California; y en el caso de Europa, en establecimientos como el Edible de Londres, que brinda en su carta platos de escorpiones y serpientes.

Sin embargo, la cocina de insectos no es una novedad. Guillén la descubrió durante un viaje a
Méjico en el que probó por primera vez los huevos de hormiga, los saltamontes, y los gusanos de Magüey, con los que se suele hacer una tortilla. En el resto de Latinoamérica, se preparan otros platos como los escarabajos acompañados de vegetales, en Ecuador; las larvas de escarabajos y las hormigas, en la región amazónica y los guaraníes o gusanos blancos en Argentina.

Oriente es sin duda la gran protagonista en el ámbito de la cocina de insectos. En países como
China, Japón, Corea, Vietnam, o Tailandia, los artrópodos están tan integrados en la dieta alimentaria que se consumen más como tapas y aperitivos que como platos. Existen incluso restaurantes de comida rápida como Insect King, donde pueden comprarse grillos y escarabajos crujientes por menos de un dólar. El éxito es tal que la cadena tiene previsto abrir nuevos locales en Estados Unidos.

Aparte de estos insectos, en China uno de los manjares más apreciados es el escorpión, que
se fríe en aceite para anular el efecto del veneno. Son además habituales los saltamontes, las cigarras, las avispas y las hormigas.

África es también muy rica en este tipo de cocina y pueden degustarse termitas, grillos,
saltamontes y langostas, la principal especialidad de Argelia. Asimismo en Australia, los aborígenes consumen todo tipo de insectos, que previamente entierran en cenizas y tierra para extraer las patas y las alas.

Muy nutritivos

A pesar de que por su tamaño no lo pueda parecer, los artrópodos son enormemente nutritivos. En comparación con la carne de vaca o el pescado, pueden aportar un número superior o similar de proteínas, hierro o calorías; por ejemplo, cien gramos de orugas contienen más cantidad de proteínas y mucho
más hierro que un bistec de ternera o cien gramos de pescado. Los insectos se presentan así como unos
excelentes productos para los fogones y aunque en los últimos siglos la cultura occidental los haya descartado, los antiguos romanos y griegos, como el filósofo Aristóteles, ya apreciaban sus propiedades.

Ahora estas pequeñas delicias vuelven a recuperar su protagonismo. Tan sólo hace falta vencer algunos prejuicios y pensar que hoy en día también se consumen otros artrópodos como las langostas
de mar o los percebes. Sólo es cuestión de tiempo que los más prestigiosos chefs incorporen este producto a
sus creaciones.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
argante

argante

03.04.2004 13:49

Insect King!! Joe que fuerte!!! Yo creo que nunca venceré este tipo de "prejuicio"... es que solo de pensarlo me da un asquito .. y mira que soy de probar comida de todo tipo.. Besos!

lobeira

lobeira

28.03.2004 23:39

eeeecs!!!

noemicr

noemicr

26.03.2004 19:13

No lo sé, la verdad es que tomar esos bichitos, me da un poco de asco aún.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Por la letra A ha sido leída 2165 veces por los usuarios:

"muy útil" por (97%):
  1. scorpionbcn
  2. argante
  3. lobeira
y de usuarios adicionales 26

"útil" por (3%):
  1. Lady_Aliena

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.