CdD volumen IX: Alejandro Amenábar

3  06.05.2005

Ventajas:
Pieza clave del cine actual .

Desventajas:
Que sólo tenga 4 trabajos hasta ahora .

Recomendable: Sí 

pataff

Sobre mí: for your love, I'd give you everything and more that's for sure, for your love, I'd bring you diamon...

usuario desde:29.03.2004

Opiniones:85

Confianza conseguida:20

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 16 miembros de Ciao

Después del último capítulo del genial CdD, el cual correspondió a PERSIGUIENDOAPOE escribiendo una completísima opinión sobre el magnifico Billy Wilder, llega el noveno director, y el primero que es español, bueno, casi, ya que Alejandro Amenábar no nació en España.

El cine español estaba en momentos bajos a finales de los 80 y principios de los 90, con el público decantándose claramente por producciones extranjeras (mayormente americanas) cuando una oleada de (por aquellos entonces) chavales se incorporaban a la generación anterior formada por grandes cineastas como Julio Médem (Los amantes del círculo Polar), Fernando Trueba (Belle epoque), Montxo Armendáriz (Historias del Cromen), Pilar Miró (El perro del hortelano),José Luís Garci (El crack) y Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre) entre otros, y le insuflaban una bocanada de aire fresco. Estos chavales son gente como Álex de la Iglesia (El día de la bestia, 800 balas), Icíar Bollaín (Te doy mis ojos), Benito Zambrano (Solas, Habana Blues) y, sobre todo, 2 privilegiados. Dos genios de un talento admirable: Fernando León (Barrio, Los lunes al sol), y Alejandro Amenábar. Si el primero se decanta por el drama social, el segundo prefiere el thriller. Sin embargo dio un giro de 180 grados para rodar Mar adentro, donde cambia radicalmente.

Estuve dubitativo entre escribir sobre Amenábar o no, debido a su corta carrera, pero me parecía que hacía falta un director español en el Ciclo, y Amenábar es el que mejor conozco.
Nace en Chile en 1972, pero debido a la revolución que acontece al año siguiente se muda a España. Estudia Medios de Comunicación en la Complutense de Madrid pero, en una de esas genialidades de los audaces profesores que tienen un ojo tan magnífico para detectar genios, lo suspenden. Sin desanimarse comienza a rodar cortos. Sus primeros trabajos son "La cabeza" (1990) o "Himenóptero" (1991). En estos primerizos trabajos ya es posible apreciar la fuerza narrativa y la facilidad de Amenábar para crear tensión, todo esto con claras influencias de Hitchcock.
1995 es un año crucial. Junto a Nieves Herranz construye el guión de Luna, un cortometraje con el objetivo de promocionarla donde intervenía también Eduardo Noriega. Pues bien, no sólo nadie se acuerda de ella, sino que además hizo que el director José Luís Cuerda (La lengua de las mariposas) se fije en Amenábar y le produzca su primer largo. Comienza el camino del genio…

1er largo (1996): Un homenaje a El Maestro.

Primera colaboración en el guión de Mateo Gil y Alejandro Amenábar. El resultado en un thriller muy interesante con un reparto muy sólido donde destacan Eduardo Noriega y Fele Martínez.
Amenábar, que también compone la tétrica banda sonora, se ahonda en el mundo de las películas snuff. Un individuo normal (en este caso una estudiante de cine) envuelto en situaciones peligrosas, movimientos de cámara y trucos de iluminación para crear tensión de manera económica, una historia que se reduce a nada pero que sin embargo engancha y te pone en vilo en más de una ocasión, la idea en ciertos momentos del falso culpable… ¿a quién recuerda?, exacto, Tesis es un homenaje a Alfred Hitchcock realizada con un pulso impropio de un principiante. Primera obra maestra de Amenábar, que además de dar una lección de cómo crear un peliculón con 4 duros, consigue que su obra respire la frescura y la tensión necesarias para triunfar en taquilla. De visión obligada. Además, se trata de una pequeña venganza personal hacia sus "amados" profesores (el papel del segundo catedrático y su final son ciertamente irónicos). Se les debió caer la cara de vergüenza que un chaval de 26 años los dejara en evidencia.

2do largo (1997): Ciencia Ficción sin dinero

Si algo le sobraba a Amenábar, además de talento, eran ganas de trabajar. Ni un año después de su revelación nacional vuelve a hacer equipo con Mateo Gil escribiendo un nuevo guión para demostrar que Tesis no fue fruto de la casualidad, sino de un genio.
Eduardo Noriega y Fele Martínez repiten, y a ellos de les une Penélope Cruz (en uno de los pocos buenos papeles que ha tenido) y una sorprendente Newja Nimri. En esta ocasión Amenábar cuenta una historia tan original como intrigante y sorprendente, con un giro final que lleva a un clímax realmente eficaz e inesperado, precedido por la construcción de unos personajes un tanto simples (a excepción del de Eduardo Noriega, que da vida a un ser confuso y amargado a ratos). Más compleja que Tesis, aun guarda relación con el gran Hitchcock, recordando a filmes como Los pájaros (1963) e incluso Marnie la ladrona (1964) con todo el elemento del psiquiatra. Pero Abre los ojos es mucho más que eso, es un drama que se acaba tornando en ciencia ficción con bajo presupuesto que no parece de la serie B. Ahí es nada.

3er largo (2001): El fin de la frescura.

Cuando Tom Cruise compró los derechos de Abre los ojos para realizar la olvidable Vanilla Sky (2001), incluyó en el paquete el producir el siguiente trabajo del director, un thriller de terror psicológico que interpretaría su aun esposa Nicole Kidman.
Pese a ser en inglés, Los otros se rueda en España y con el equipo habitual de Amenábar. El guión, primero en el que no interviene Mateo Gil, centra toda la acción en una mansión semi-desértica donde sólo habitan una mujer, sus hijos y unos pocos criados. Amenábar recupera la idea de devolver muertos a la vida, algo con lo que ya coqueteara en Abre los ojos, y consigue dirigir el filme con pulso firme y sin la necesidad de los sustos habituales en este tipo de producciones, exceptuando un momento final que ayuda a romper la tensión y que realmente sobresalta. Así vuelve a recordar al gran maestro con una historia donde no pasa nada hasta el final, pero que engancha desde el primer momento. La frescura de sus dos trabajos iniciales da paso a un cine mucho más elaborado (en lo que influye el importante aumento de presupuesto) donde destaca la oscura fotografía, la banda sonora compuesta por el propio Amenábar (algo que ha repetido siempre) y la gran interpretación de Nicole Kidman, que demostró ser una actriz con un gran olfato para los buenos guiones y que comenzaría con esta película (y en parte gracias a ella) a realizar estupendos trabajos que la llevarían incluso a ganar un Oscar.

4º largo (2004): La consolidación internacional

Muchas malas lenguas acusaban a Amenábar de ser un director creador de fantasmadas, de presentar historias vacías donde no ocurre nada (es curioso que nadie acusara de ello a Hitchcock).
Así pues Amenábar deja el thriller y cambia totalmente de registro para embarcarse en un drama social. Esto es todo un reto, principalmente debido a que hasta este punto, una de las constantes de su cine es un inesperado y original giro final que te deja clavado en la butaca. Sin embargo Mar adentro está basado en la realidad, y todo el mundo sabe como acaba la historia, con la muerte de Ramón Sanpedro. El guión, donde de nuevo colabora Mateo Gil, basa su atractivo en una preciosa historia de amor imposible y, sobre todo, en el estudio de Ramón Sanpedro, interpretado de tal forma por Javier Barden, que todos los elogios se quedan cortos. Si hubiese que achacar algo negativo a esta obra maestra, sería que la maravillosa música influye en cierto modo nuestro juicio sobre el personaje y la eutanasia que pide, pero no importa, la manera tan magistral que tiene Amenazar de contar un dramón de este calibre consiguiendo que no resulte desagradable y la habilidad para desprender sensibilidad y humor negrísimo que tiene esta joya sólo termina de confirmar lo que mucha gente sabe: que Amenábar es un privilegiado del cine y uno de los mejores directores vivos del mundo.
Cierto es que a Hollywood le encantan las historias de discapacitados (sólo hay que ver como han tratado cintas como Rain Man, Nacido el 4 de julio, Esencia de mujer, Forrest Gump, Yo soy Sam o Ray, unas mejores que otras, pero todas super premiadas o super nominadas), y cierto es que Mar adentro se enfrentaba a obras grandísimas como El hundimiento o Los chicos del coro, pero eso no quita que mereciese este Oscar (además de la nominación por el gran maquillaje de Javier Bardem).

Amenábar gana su primer Oscar con 32 años. Ahí es nada…

EL OTRO AMENÁBAR
Alejandro Amenánar no sólo es director y guionista, sino también compositor. Y muy bueno por cierto. Ha compuesto la música de todas sus obras (en Mar adentro colabora con Carlos Núñez, el cual ha alabado mucho al director español), además de la de otras producciones, como La lengua de las mariposas (1999), de su descubridor José Luís Cuerda, o Nadie conoce a nadie (1999), de su habitual colaborador en los guiones Mateo Gil. La música que compone, normalmente de corte clásico, demuestra su gran sensibilidad y melomanía.
Amenábar comienza también su faceta de productor. Co-produjo Tesis y ha producido Mar adentro.
GENTE CLAVE DE AMENÁBAR

Mateo Gil: Ha co-escrito todos los guiones excepto Los otros (2001).Llevan juntos desde que eran unos chavales. Como director cuenta con la notable Allanamiento de morada (1998) y la olvidable Nadie conoce a nadie (1999) que, aunque mantiene bien la tensión, se cae completamente en un final bastante fantasioso e increíble.
José Luís Cuerda: Descubridor de Amenábar y productor de sus primeros trabajos. Por suerte demostró bastante mejor ojo que los profesores de la Complutense. Quien sabe lo que hubiese sido de Amenábar sino hubiese sido por él. Es un director muy reconocido que cuenta con joyas como La lengua de las mariposas.
Amenábar ha usado bastante en sus películas a su amigo Eduardo Noriega, el cual afirmó que volverán a trabajar juntos. Hasta ahora no se sabe nada de ningún nuevo proyecto de Amenábar.
Me gustaría reproducir su discurso de aceptación del premio, breve pero muy bueno, lo que demuestra su humildad y buen gusto, sobre todo al compararlo al de otr@s como Hillary Swank. Más o menos es así:
"Este premio puede dividirse en 3 partes. La primera para Ramón Sanpedro, que pese a estar muerto su presencia sigue influyendo mucho. La segunda para Javier Bardén por su impresionante actuación, y la tercera para el resto del reparto y del equipo. Y bueno, yo me siento muy orgulloso y afortunado de poder estar al mando de una gente tan maravillosa. Muchas gracias."

Bueno, esto es todo. La semana que viene le tocará el turno de nuevo a CAP28 con uno de los mejores directores que ha existido jamás, el japonés Akira Kurosawa. No os la perdáis.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
SOYVOYBUENNA

SOYVOYBUENNA

02.05.2007 02:02

buen director, bss

mjas70

mjas70

02.03.2006 11:11

Una buenísima opinión, sin duda Amenabar es un gran director español, un saludo.

Inmmortal

Inmmortal

07.02.2006 20:03

Una excepcional opinión, desde luego es el mejor director de estos momentos, aunque solo tenga 4 películas, las 4 son una maravilla, peor sería tener 8 y todas malas, ya estoy esperando a que realice su nueva película,saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Por la letra A ha sido leída 775 veces por los usuarios:

"excepcional" por (53%):
  1. mjas70
  2. Inmmortal
  3. MILORD
y de usuarios adicionales 15

"muy útil" por (44%):
  1. SOYVOYBUENNA
  2. becquer99
  3. pintxo
y de usuarios adicionales 12

"útil" por (3%):
  1. voyager1974

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.