La hermana de la novia, crónica de una boda

5  14.09.2010 (16.09.2010)

Ventajas:
se casaba mi hermana

Desventajas:
unos pocos nervios, sólo eso .  .  .  .  .  .  .  .  . pero compensó

Recomendable: Sí 

mildudas

Sobre mí: Con vosotros!

usuario desde:05.04.2010

Opiniones:65

Confianza conseguida:46

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 13 miembros de Ciao

Nunca me llevaron al altar, o nunca me dejé llevar; o bien las circunstancias, las diferentes situaciones de mi vida no me condujeron hasta allí.

Sea como fuere, no puedo ( yo que soy tan dada a recordar y recrearme en los recuerdos) echar un vistazo a mi álbum de fotos de boda, ni llevo en mi mente y en mi corazón guardadadas todas las emociones del gran día, elemental , ya he comentado que no me casé.

Pero puedo asegurar que viví con la mayor intensidad emocional y física posible la boda de mi hermana, basta con decir que sólo tengo una hermana, que es mi hermana pequeña y que siempre hemos estados muy unidas.

La boda de mi hermana, desde los primeros preparativos hasta la celebración nupcial con el banquete incluido estuvo llena, o al menos para mí, de anécdotas, algunas muy estressantes, otras divertidas, y la mayoría de ésas que dices para tus adentros “tierra trágame”, pero que una vez pasado el tiempo, es como si estuvieras viendo una de esas pelis americanas donde los gags se suceden uno tras otro ( la única diferencia es que yo no soy Julia Roberts....la recordais en “La boda de mi mejor amigo”? película con boda como bien indica su título y por cierto, con una bonita BSO!...” I say a litle praye for you”)

Aquél día en la cafetería:
Faltaba exactamente un mes y me pareció bonito invitar a mi hermana a almorzar en una cafetería que solemos frecuentar ( mi hermana es la experta en cafés, yo, la experta en croissants; le entregué una carta en la que recordándole...como si se le hubiera podido olvidar jejeje, que faltaban tan sólo 30 días para su boda, y lo orgullosa que me sentía por tener como hermana a la novia más guapa, a una princesa!
Cuidadooo, incisooo vaaa:
Ya sé que pensareis, una carta? Pero si mi hermana estaba junto a mí? Esto tiene su pequeña historia, mi hermana y yo siempre hemos sido muy dadas a materializar nuestros sentimientos y emociones en un papel, en unos renglones, los verbos, adjetivos y listas de sinónimos nos ayudaban en nuestras respectivas catársis!
( cuántas veces ante un examen duro de la facultad, me he encontrado una notita suya “venga campeona, suerte!!!!”; o cuando ella rompió con su primer noviete y yo le dejaba en su habitación cartas con mucho cariño y hasta algún que otro consejo cual sucesora de la radiofónica “señorita Francis” ( de ella me ha hablado mi madre). Fin del inciso.

Echando mano de los cuentos infantiles.. que tantas veces habíamos leido juntas de pequeñas, y sabiendo lo nerviosa se encontraba, me autoproclamé, no su madrina,que no lo era, sino su ”hada madrina”, toma metáfora! solo quería hacerle tener presente que iba a estar a su lado en todo momento, que no se preocupara por ninguna tontería, todo iba a salir bien, y tan bonito como esperaba!


El vestido de la novia:
La elección del vestido no fue difícil, mi hermana se decantó rápidamente por el modelo más sencillo ( pero lleno de romanticismo) de cuantos pudo ver, muy acorde con su personalidad: era un vestidito de talle imperio, con escote redondeado que se prolongaba en la espalda, una mangas muy cortitas algo fruncidas; lo más bonito quizás era la tela, muy delicada, varias capas superpuestas de tul bordado, que tenían un aire tan liviano, casi etéreo, según como incidiera la luz, y sobretodo muy femenino.
En el probador, mi hermana simplemente resplandecía y yo, lloraba como una “Magdalena”!....para variar

( Un detalle muy chocante y que te hace ver que cada novia es mundo!, es que en el probador de al lado había una chica bastante más jovencita, y era digno de ver y oir alternativamente cómo la compañera pedía más escote, mi hermana, contrariamente: decía“cierremelo un poco”, la otra novia pedía mucho velo, mucha cola; mi hermana todo lo quería acortar, simplificar. Llegado el momento de los tocados, la compañera eligió un completísimo pack de flores con unos, brillantes y una especie de plumitas mientras mi hermana eligió dos flores diminutas tipo silvestre. Pura antítesis ! Eso sí, algo especial deben tener las novias, y es cada una en su estilo, pero todas están radiantes.


Mi vestido:
Lo mío fue más difícil, miré, remiré, busqué, para terminar con un vestido color.......gris!!!!, gris perla?, nooo, gris.......ceniza!!!! En que estaría yo pensando Dios mío??? Me gustó el diseño, que me trajó algún que otro pr problemilla, pero el tono me mató y tanto que me mató; parecía “La novia cadáver” de Tim Burton!
La línea era muy clásica, de “reminiscencias helénicas”, me dijeron en la tienda, ayyyy! cómo saben vender en algunas establecimientos!!! ya me veía yo como la mismísima Helena de Troya. Era de gasa con pedería haciendo un contínuo, escote, tirantes, y talle. Ahh y llevaba un pequeña cola tambien de gasa . Solo tengo una hermana, valía la pena, no?

El gran consejo:
Una servidora es miope, aunque no ejerzo, vaya que apenas me pongo las gafas ( tele, cine, cursillos...poco más) pero no quería ser un topo y perderme todos los detalles por culpa de mis dioptrías. Cuando en la tienda supieron que iba a combinar mi traje de Helenita de Troya con mis gafas, me dijeron un noooooo! que por poco me matan del susto.
A la que debía ser la supervisora en estilismo o algo parecido, no se le ocurrrió otra cosa que derivarme a una óptica para que me hicieran unas lentillas para ese día ( hablaba de lentillas para el día de la boda como si hablara de un chal o un collar!) Ah!, y para “aportar más luz a mi mirada” ( ojos marrones, vulgarones) me recomendaron color gris medio-oscuro. Nunca he llevado lentillas y aquello me parecía un poco excesivo pero....

Allá que me fui, el óptico era el hombre más poco amable y galante que se pueda imaginar! Me colocó la lentilla de prueba “descolocada”, así que tenía un ojo de dos colores! Cielos, parecía un lagarto y además era muy incómodo. El hombre sólo decía “mueve un poco el ojo y se colocará en su lugar”, me apetecía decirle: “ y si me rasco a gusto, me saco la lentilla y me voy”?.Ni tan siquiera me respondió cuándo le dije Usted qué me aconseja? Alguien con mirada de reptil confundido (yo) hubiera agradecido una metirijilla piadosa “ le quedan bastante bien solo que no está usted costumbrada”, total, no me las iba a quedar, pero su silencio y su rictus desaprobatorio me desanimaron bastante..
Salí un poquito decepcionada pero contenta por lo que iba a ahorrarme, hala!


Banda sonora para una boda:
Consensuadamente se decidió no tener orquesta, pensamos grabar varios Cd con todas aquellas canciones que tuvieran un significado especial para los novios. Quién podía ser al encargada de grabar los Cd? Yo!
Me volví literalmente loca, debí grabar una veintena de Cd que despues escuchaban los futuros contrayentes, y siempre había que “añadir esta otra” quitar “ésa tan triste”....

El resultado de tan ardua labor fue:

Un Cd de música de coctail, para el aperitivo en el jardín: música suave, audible, bossa, smooth jazz... temas de Gabriella Anders, Quincy Jones, Patt Metheny, Bebel Gilberto, Incognito, Chris Rea, Matt Bianco...

Dos Cd de música de clásicos como fondo para la cena: Música que no molestara, que creara un ambiente tranquilo y con sentimiento, temas como “Moon River” “ “Just the way you are” “ The shadow of your simile” “ Alfie”... (muchos de elllos eran temas de películas)


Tres Cd de música para el baile ( poutpourri de disco-remeber, pasodobles,y salsa...)

Y además los siguientes “extras”:

- Música para la entrada de los novios al salón----- “ The girl is mine” ( M. Jackson).
Quedó gracioso pues mi cuñado entró haciendo la parodía de que como la “chica era suya” , nadie se la podría quitar, y bastante desinhibido, hacía gestos evidentes de este mensaje, mi hermana le siguió el juego.

- Música para cortar la tarta------ un tema de Bonnie Raitt, muy bonito y rítmico ( es que mi hermana no quería llorar), y no lloró no, se rieron de lo lindo pues o la espada era muy corta o la tarta quedaba muy lejos, y no había forma de cortar el pastel!

- Música para que la novia entregara el ramo----”Friends” De Amii Stewart, un tema tambien muy alegre de los ochenta con el tambien objetivo de evitar lagrimones. Os imaginais quien fue la destinataria del ramo??? tendría que estar permitido en el protocolo o en el manual de usos y costumbres el derecho a meterse debajo de la mesa en este tipo de situaciones

- Música para los novios: no querían un vals, y mi cuñado quedó en darle una sorpresa a la novia, en principio mi hermana y yo habíamos elegido “How deep is your love” de Bee gees, tan delicada como profunda, como el tema para abrir el baile pero todo quedó en el aire ante la inusitada iniciativa del novio. Continuará...

- Música para los padres-----”Inforgetable” de Nat King Cole y su hija Natalie Cole, inolvidable de verdad!
Bonita ( al menos para los implicados) relación musical para una desagradable decepción. Todo fué grabado en formato Mp3.............y el salón no tenía lector de Mp3, lo cual se nos comunicó 24 horas antes de la boda!

La víspera de la boda:
Estuve pateándome tiendas de música donde por un precio módico me pudieran alquilar un a aparato de Mp3 con sus correspondientes altavoces etc etc. Lo conseguí! A media tarde aterricé como si fuera la “mujer orquesta” con un montón de cachibaches en el restaurante, hablo con el encargado, Manolo, que ya parecíamos hasta viejos amigos con tanto tejemaneje, mira detenidamente los aparatos y me dice dos palabras odiosas: IM-POSIBLE, no se atrevían a hacer las conexiones.Ya no me daba tiempo de contratar una orquesta ni tan siquiera un pianito de esos que parece de juguete!


Día de la boda por la mañana pero “Houston , tenemos un problema”:
Tras una serie de llamadas desesperaddas, el cuñado de mi cuñado, con sus tres ordenadores en casa me formateó tooooooda la música para hacerla “apta”, únicamente pasó una cosa, tuvo que hacer un paréntesis y tuve que volver por la tarde!!!. Por un momento pensé “Cuando se digan el “sí quiero”, yo seguiré delante del ordenador grabando más y más canciones”

El coche de la novia:
Cuando fuimos a corroborar que el coche estaba limpio y reluciente para ir a la colocación de los arreglos florales....sor-pre-sa!!!! unos por otros y nadie había llevado a lavar el coche: volví a pensar: en esta ocasión que no se celebraba la boda ,pues mi hermana, la angelical novia, profirió todo tipo de exabruptos hacia su futuro marido. Con el calorcito del mes de junio, los nervios algo desatados, ,ah! Y con nuestros semirecogidos, con ligeros tirabuzones en el pelo pero el Pronto y el paño en las manos, la mismísima novia y yo sacamos lustre al coche, era demasiado tarde para ir al lavacoches, así que empleamos el método del primer Karate Kid....dar cera-pulir cera, frotamos y frotamos hasta volverlo resplandeciente para la ocasión!


Sesión de maquillaje :
Nunca más me encargaré de poner sombra aquí y sombra allá...-como cantaba Mecano- por mí misma para un evento así.
Regresé del “estudio de regrabación” ( casa del cuñado de mi cuñado) cerca de las 18h. de la tarde, tenía que comenzar a maquillarme, pero ya no recordaba si iba primero la prebase, la base, el corrector....demasiadas prisas y mucho “rojo-
-ordenador” en los ojos parafraseando el anuncio de un colirio en la tele.


“Ya han llegado los fotografos”:
Mi madre no hacía más que repetir esa frase por toda la casa, yo oía el trajín pero no podía aún incorporarme a la foto de familia, pues estaba a medio pintar y sin poderme abrochar el vestido, todos estaban posando sonrientes, pero yo estaba en mi habitación haciendo de contorsionista, el vestido requería una pequeña ayuda para poderlo abrochar.
Salí corriendo con el vestido algo desabrochado ( como era en la espalda, no se notaba gran cosa ) pero si no era de esa guisa no iba a pasar a la posteridad como la “hermana de al novia”.

Sabeis cuántas fotos tengo en el álbun en el barrido fotográfico en casa de la novia ? DOS!, solo dos!....y dan penita: Mi vestido gris, mis ojos enrojecidos, mi tez pálida...

Salimos de casa:
Esto fue digno para llevar una mini video cámara por lo complicadilla que resultó la salida . Mis padres bajaron primero, y cuando nos disponemos a salir mi hermana y yo ,el velo pasa rozando uno de los centros florales que como ornamento llevaba acoplada una pareja de pajaritos amorosos y se los lleva por delante incorporados en el tul!...y no eran precisamente discretos, eran aves de alegres colores !
Cuando me dí cuenta de que en el velo de la novia habían anidado los tortolitos de colores me entró un ataque de risa entre auténtica y nerviosa ( o sea auténticamente nerviosa), le quité con cuidado las figuritas en cuestión para ya por fin salir de casa!
Y aliviadas salimos de casa, pero ,quién dijo” aliviadas”? Cerramos la puerta dejando pillado parte del velo!!!!.
Cuando dió un paso hacia el ascensor notó un tirón hacia atrás....el velo aparecía tirante y no podíamos arriesgarnos a desgarrarlo, así que dejé a la novia compuesta, perdón, descompuesta, y me bajé a llamar a mis padres, (que llevaban las llaves de casa) y pedirles ayuda.
Mi padre, y a su vez padre de la novia, subió echando sapos y culebrillas por la boca, abrió la puerta y liberó a mi hermana!

Hubo lluvia: En el preciso instante que mi hermana y yo bajamos a la calle una finisima lluvia comenzó a caer, durante todo el día había lucido un sol espléndido, en fín!

Record!: Mi hermana llegó a la Iglesia 35 min. tarde!!!

Qué pareja tan original:
Ya convertidos en marido y mujer, la feliz pareja llevaron a cabo un plan secreto y que desmontó por completo el coctail preparado.
Como buena gente que son, quisieron llevarle unas flores a una amiga bastante enferma que no pudo asistir a la boda, encomiable, de no ser por que yo me encontraba en el restaurante acosada por mi amigo Manolo, el encargado; “ponemos la música? Servimos el aperitivo”? dónde estan los novios? Fui decidiendo sobre la marcha según iba viendo las caritas de los invitados, entre cansados, inquietos y algo desfallecidos.
Decidí: “Que empiece la fiesta aunque sea sin ellos! Buff!!!Las cervecitas, los Martinis y el picoteo...y como no, la música relajó un poco el ambiente.

Me hundo!:
Hundida estaba por los nervios pero tambien en el sentido estricto de la palabra, la lluvia, aunque había cesado, había dejado el jardin con un peligroso cesped, especialmente para cualquiera que llevase tacones algo finos, por ejemplo yo!
Cada vez que lo pisaba, notaba cómo mi estatura descendía unos cinco cenímetros, y es que me hundía en la hierba y me quedaba menguada y estacada!...como yo, muchas otras señoras y señoritas

Creo que ya no llevo cola:
Subiendo las escaleras hacia el salón, mi sufrida cola, que ya había recibido más de un pisotón, pereció bajo los zapatones de una invitada que iba tras mío, oí un “ “crasssgggccc”, a gasa desgarrada. Grandes males, grandes remedios, fuí al baño y me la quité.( el pedazo de cola que quedaba, claro)


El ramo de la novia:
Aunque no me pilló por sorpresa, igualmente me puse roja como un tomaate cuando mi hermana se acercó a mi para hacerme tan emotiva ofrenda.
En mi mesa, se encontraban varias amigas mías, casaderas ellas, y en un acto de espontaneidad pretendí compartir la reliquia floral con todas ellas, me olvidé de que el ramo no estaba formdo por varias flores sino que era a modo de una gran flor confeccionada con mucho pétalos, así que ante la mirada algo perpleja de la gente fui descuartizando el ramillete y fuí entregando un puñado de petalos estrujados a cada una de ellas. Lo que cuenta es la intención, no?

El baile de los novios:
Menuda la sorpresa que le dió mi cuñado a mi hermana, y menuda la asertividad de ésta, el chico había elegido una extraña canción, y a mi hermana, no se le ocurrió otra que negarse en rotundo a bailarla ante toda la concurrencia, parecían Pimpinela, “ven, por favor” “no, yo pego la vuelta si no me pones otra canción”....... de repente oigo la voz de mi hermana: “ Pon la de BEE GEEEEES!!!” Así que me fui corriendo a pedirle a Manolo, “pon esta, por favor!!!”. Tras unos minutitos de tensión y algunas carcajadas por parte de los invitados ambos se fundieron en un abrazo y se dejaron llevar por la balada susurrante de los tres hermanos Gib

El baile de los padres:
Tampoco era ninguna sorpresa para ellos, pero sí lo fue para mí lo desorganizadillos que andaban estas dos parejas de baile.
Les hago una señal, pido a Manolo que ponga la canción, suenan los primeros acordes pero la pista permanece vacia, los padres del novio no estaban , mis padres empezaron a bailar solos, buscando con la mirada a sus compañeros, los consuegros , le digo a Manolo que la corte, que no están todos, volvemos a empezar, pone la canción, se oye el piano, pero esta vez eran mis padres los bailarines desertores, no estaban en la pista, sino hablando con unos familiares.
Tuve que reunir a los cuatro, como a cuatro niños díscolos y dispersos, colocarlos en el centro de la pista sutilmente y dar un tercer aviso “al estilo Casablanca” : “Tocala otra vez Manolo”. Más carcajadas...y para mí , más sudores
A la tercera, por aquello de que va la vencida, los bailarines, nos emocionaron por el cariño que se prodigaron, lo bien que bailaron, y por ser los mejores padres del mundo!!!

Terminé la boda de mi hermana, con unas terribles ojeras, algo de conjuntivitis, mi vestido roto, y profundamente cansada....no recuerdo si esa noche soñé o no con Manolo,el encargado del salón de bodas , no sería de extrañar!


Lo más importante: Estuvimos todos juntos, lo celebramos (con algunas torpezas) pero con mucha alegría y salud y estoy segura de que él y ella fueron felices y comieron perdices! ( bueno, siguen comiéndolas...y espero que así sigan)

Un abrazo muy cariñoso!

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
dextrosa

dextrosa

21.02.2013 16:28

Jajajaja, eres genial Irene. Desde que me dijiste que tenías una opinión sobre la boda de tu hermana, estaba buscando el momento para leerla. Me he estresado... Jo y a mí nadie me va a ayudar así!! Las canciones las voy a buscar porque no tengo ni idea, si te digo la que quiero poner para la entrada en el jardín te caes de espaldas, jaja, eso mejor en un privado. Seguro que ibas guapísima con tu vestido gris ceniza, pero eres muy modesta. Como organizadora no tienes precio. Un beso flor.

Hanna2

Hanna2

21.12.2010 19:34

Los preparativos de una boda, sobre todo, cuando es chica, tienen que ser tremendos; no como cuando es un chico.... aunque si es pesado.... ufffffffff.... Pero tuvo que ser una bonita boda la de tu hermana. Besos cielo, Ana.

haunted

haunted

09.10.2010 17:49

:-) Me gusta como cuentas las cosas, lo haces con una sencillez que te mete en la situación como si estuvieras allí mismo. Fue un día gracioso aunque seguro que mientras lo vivías no te lo pareció tanto xD Bss

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Por la letra B ha sido leída 1837 veces por los usuarios:

"excepcional" por (57%):
  1. dextrosa
  2. Hanna2
  3. haunted
y de usuarios adicionales 5

"muy útil" por (43%):
  1. ACUN
  2. matiba
  3. JAVIERE28
y de usuarios adicionales 3

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.