formación: "YO NO ME APUNTO!"

3  15.10.2010

Ventajas:
Depende

Desventajas:
Depende

Recomendable: Sí 

mildudas

Sobre mí: Con vosotros!

usuario desde:05.04.2010

Opiniones:65

Confianza conseguida:46

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 14 miembros de Ciao


Allí, colgado en nuestro sencillo pero rebosante tablón de anuncios, que consiste en un panel de corcho , y en el que en torno al calendario laboral se van amontonando horarios, actas de las reuniones, noticias sindicales , folios, hojas y más hojas, dípticos, y hasta fotos fijados con esas diminutas chinchetas de colores que parecen alfileres...estaba aquel folleto anunciador de un nuevo cursillo.
Otro más, de qué iría éste? la herramienta formativa en cuestión llevaba por nombre: “CURSILLO DE MUSICOTERAPIA” , no sé por que leo estos anuncios sí sé de anteamano que no voy a inscribirme , debe ser pura curiosidad, así que me planté delante y pude leer bastante sorprendida entre otras cosas : “No hace falta tener nociones de musica ni saber tocar ningún instrumento; cantaremos, gritaremos, tocaremos el tambor y nos reiremos”.

Madre mía, lo harán todo a la vez? Tocar el tambor, cantar, gritar y reir, me refiero, por que de ser así al finalizar el cursillo ya se puede empezar otro sobre “ LA NECESIDAD DEL SILENCIO EN NUESTRAS VIDAS” ,“ CEFALEAS, MIGRAÑAS: EN BUSQUEDA DE SOLUCIONES” o algo así !
Bueno como ya os digo no me apunto pero es que lo mío es casi patológico, lo confieso: me da pánico asistir a los cursillos, sobretodo esos que tienen la etiqueta de “interactivos”, “prácticos”, este pavor tiene su explicación en que tengo un sentido del ridículo exacerbado, soy terribemente tímida , (eso sí, no lo aparento, es lo que tenemos las personas charlatanas, que “camuflamos” nuestra timidez, nuestra inseguridad e inhibición con la verborrea, parece contradictorio pero la procesión va por dentro)
En pétit comité puedo ser una contertulia más, con mis momentos hasta de expansión, pero en un grupo un poco más numeroso ( consideraremos como numeroso todo lo que excede de 6-8 personas) haría como las avestruces , no os digo que esto es patológico?

He hecho unos cuantos cursillos a lo largo de mi vida ,claro ,pero no veais qué tragos más amargos! Tengo mis estrategias casi de camuflaje como sentarme detrás de la compañera con la melena más voluminosa y rizada o introducir literalmente la cabea dentro de la carpeta de material que se nos entrega.
La palma de oro de la tortura se la llevan los cursillos cuyo contenido tiene que ver con el “crecimiento personal”, menuda vergüenza crecer delante de un grupo de desconocidos!

Las sesiones que se van desarrollando en este tipo de cursillos es como un streaptease emocional con actividades de lo más variopinto, todas con un denominador común: si estás inhibida puedes pasartelo francamente mal.

Recuerdo uno de este tipo...

En la primera jornada el profesor que imparte le cursillo dice con entusiasmo y alegría “ Venga, ahora vamos a presentarnos!!!!!” “ Cada uno irá diciendo su nombre, dedicación, inquietudes...! Olé Olé! Comienza mi suplicio con los siguientes síntomas: me tiembla la voz, me pongo roja como un pimiento, y creo que mi cara de circunstancia me delata , llegado mi momento de gloria suelto de un tirón “holamellamoirenesoyproesoradeeducacionespecialymeheapuntadoaestecursillopuesdeentradameparecemuyinteresante” ( alguien tiene a mano "Ventolín"?..es que me ahogoooo)
Luego siguieron algunos ejercicios como estos de los que os hablo a continuación:

Ejercicios de relajación---Lo admito: no sé relajarme, pero menos aún cuando me dicen que lo haga, mientras el resto de compañeros permanecen con los ojos cerrados, cogiendo aire y soltando el aire deeespaaaciooo, aflojando los brazos, las piernas ...yo entreabro los ojos para ver cómo lo hacen, respiro como puedo, lo justo y necesario para no ahogarme, y lo de aflojar mi cuerpo, pues creo que desde que tengo uso de razón éste se encuentra como “compactado”, ( que no fibrado, la flacidez no esta reñida con el agarrotamiento, doy fé de ello!) y cuando el profesor con voz pauusaaadaaa nos dice que comprobemos cómo nos invade una agradable sensación de calor yo no noto nada, si me echaran una mantita...a lo mejor...
Ejercicio de expresión corporal---La cosa se va poniendo más difícil, pues ahora nos toca ser un animal ( menuda animalada de ejercicio!), tenemos que elegir un animal y movernos como él lo hace. Iba a elegir “perro” ( “total, me pondré a cuatro patas, me pasearé un poco por la sala y con un poco de suerte ya se habrá acabado esto”) pero se adelantó otra compañera en la elección...no me pregunteis porqué pero el profesor tomó parte en la asignación de animales, qué detalle! y va y me asigna “gusano”!!! “tú eres un gusano” me dice...( “Y tú un idiota” pensé, perdón...es que como estaba nerviosa quedan admitidos los malos pensamientos no?).
No me arrastré por el suelo pues hice de gusano “digno” y me limité a mover la cabeza , el cuello y los frazos serperteando....Por Dios!

Ejercicio de interacción ---De forma alternante se te acercaba un perro ( bueno, el compañero que hacía de perro) te ladraba o te olisqueaba... y yo como era un gusano pasota y además no sé de ningún sonido que emitan los gusanos seguía a lo mío, dándole al zigzag de cabeza y cuello ( ya podía presagiar la cervicalgia del día siguiente)
Ejercicio de expresión corporal con música---Aliviada de ya no ser un gusano y algo alentada por la música, me las prometía muy felices ..pero música “sí “, danza contemporánea “no”, ahora en función de la música que iba sonando teníamos que movernos por la sala, incluso danzando. No conocía ninguna canción jaja.
Quién tocaba aquel piano que lo mismo sonaba con fuertes y casi aterradores compases como de repente las teclas parecían sacar notas tan delicadas como pequeñas gotas de lluvia?

( Todos hemos visto en la tele algo de danza moderna, donde delgadísimos chicas y chicos con mayas que parecen una segunda piel y rostros maquillados como osos panda se retuercen en el suelo, forman parejas que se rechazan con violencia para luego arrebatadoramente abrazarse, y vuelta a empezar: ahora te empujo - ahora te achucho)
Yo me inspiré en esto pero hice mi propia adaptación claro, y muy muy personal, basada en mi lema ” hay que pasar desapercibida a toda costa!”.
Uno de los ejercicios culminantes fue el de la barca--- La finalidad de éste era averiguar qué rol desempeñabamos en una pequeña estructura social, averiguar si eramos, salvadores o víctimas.
El comienzo del ejercicio no fue nada agradable pero esta vez he de reconocer que añadida a la vergüenza me entraba un poco la risa. Formamos una fila de sillas que eran una barca...(vaya que ibamos como a galeras jajaj, para colmo, se me introdujo una musiquita en la cabeza mientras estabamos allli dándole a los remos invisibles...”cuando mi barco navegaaa por las orillas del maaaar”, perdón, voy a ponerme seria). Nos dieron la instrucción de se acercaba una terrible tormenta y que actuaramos en consecuencia, así que cogí a dos de mis compañros que vi que no se movían y los abracé, imagino que por instinto de protección. El profesor me dijo que mi perfil era salvador aunque sin llegar a organizador ( me faltó elaborar un planing de salvamento como en el Titanic... pero es que claro, con diez sillas y yendo a remo cuesta imaginar semejante hazaña...además tampoco sonaba el tema de Celine Dion para motivar)
Resultado: “holamellamoirenesoyprofesoradeeducacionespecial “ osea yo, fui un gusano discreto pero perseverante en mi papel, no hice gran cosa por evitar el naufragio de nuestra barcaza imaginaria pero sí intenté proteger a dos naufragos potenciales como yo, ah! y emulé a Isadora Duncan, no está mal para las sensaciones que os comento de extrema vergüenza e incluso incomodidad.

Terminé el cursillo agotada y convencida de que no participaría yo en muchos más experimentos de este tipo.
Es bien cierto que, ya sea por los momentos tan delicados que vivimos (crisis económica, incertidumbre por el futuro) o por otros varios...proliferan como setas toda una serie de cursos que tratan desde lo psíquico - “ APRENDA A DECIR NO SIN SENTIRSE CULPABLE”, hasta lo físico -“ CURARSE CON REMEDIOS CASEROS “ pasando por lo social -“ BAILES DE SALON; NIVELES 0, I, II y III”, lo espiritual-” EXISTE LA FELICIDAD?” y hasta lo esotérico-” LA PROFECIA MAYA HABLA DEL APOCALIPSIS EN 2012”.

Y ciertamente hay personas que quedan encantadas y profundamente satisfechas con actividades de este tipo.
Una prima mía siempre cuenta que una de las experiencias más interesantes de su vida fue un seminario de danza vivencial que tuvo lugar en un marco tan idóneo como una gran casa rural, y mi casi-suegra es la primera en apuntarse todos los años al taller de risoterapia que organiza el CEAM de su distrito.
En alguna comida familiar ha contado todo lo que allí hacen y lo vive de un modo muy diferente a lo que yo os he contado...ella lo hace con motivación, sin pudores y así todo cambia.
Las pasadas Navidades en este mismo taller prepararon un gran Belén viviente: la Virgen María era una señora rubia platino de unos 70 muy bien llevados años ( a lo mejor no era Virgen pero sí se llamaba María)
El Niño Jesús fue un muñeco, lo que abundó fueron pastorcitos y pastorcitas , y mi casi-suegra hizo encantada de “ Angel anunciador”, estaba graciosísima con un camisón de raso blanco hasta los pies, una diadema con brillantitos, a modo de corona, incrustada en una peluca rubia llena de tirabuzones y unas alas un poquito incómodas pero dignas del primero de los arcángeles!

Este tipo de experiencias pueden ser aburridas o amenas, insulsas o enriquecedoras siempre dependiendo de la actitud del participante.
No sé si en algún otro momento de mi vida cambiaré mi actitud y seré una “alumna” convencida y activamente implicada, hoy por hoy me reitero en que me dan pavor los cursillos.
Así que tampoco me apuntaré a dar gritos, tocar los bongos, mientras sufro verdaderos ataques de ansiedad en este nuevo anunciado cursillo de MUSICOTERAPIA, (me conformo con escuchar mis Cd´s a todas horas, a lo mejor, igual vale aunque no me den un diploma por ello).


Un abrazo y un consejo: no hagais como yo, apuntaros a algún cursillo o taller, seguro que hay alguno que os interesa!

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
MARUJITACOTORREA

MARUJITACOTORREA

21.03.2012 01:26

me niego en redondo a este tipo de actividades , yo tampoco me apunto, nunca lo he hecho ni lo haré . y no por timidez, sino porque me parecen una bobada .Saludos!

Lauraespine

Lauraespine

11.03.2011 20:22

A veces los cursillos son útiles para uan mujer que se la pasa en el hogar...

Hanna2

Hanna2

19.12.2010 02:34

Nunca me han gustado estos cursillos.... nada. Los encuentro una pérdida de tiempo enorme. Encima con lo tímida que soy, lo pasaría fatal. Besos guapa, Ana.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Por la letra F ha sido leída 229 veces por los usuarios:

"excepcional" por (36%):
  1. MARUJITACOTORREA
  2. Hanna2
  3. cay11
y de usuarios adicionales 2

"muy útil" por (64%):
  1. Lauraespine
  2. ALEVINA
  3. Octubre2007
y de usuarios adicionales 6

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.