VALIO LA PENA LA ESPERA.

5  08.04.2003 (16.04.2004)

Ventajas:
Lo mas bonito del mundo (1)

Desventajas:
Esa horita que a veces no es tan corta

Recomendable: Sí 

mimisisa

Sobre mí:

usuario desde:11.03.2003

Opiniones:106

Confianza conseguida:90

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 21 miembros de Ciao

Nota: Para mi amiga Corin (no digo su nombre real) que es de lo mejorcito que me he encontrado aquí en Ciao....¡¡Que ganas de conocerla tengo!!.

¡¡Va por ti, CHIIIIIII!!! xDDDDDDDD:

31-12-97. Me despierto a las 5 de la mañana para ir de nuevo al lavabo (es que no paro). Noto un dolorcito por los riñones, pero bueno, no quiero asustar a nadie, así que me pongo a ordenar la casa hasta que mi marido , a las 7.30, se despierta para ir a trabajar y de paso, a llevarme a mí al mío.

Llego a casa de mi madre (la oficina está abajo) y le explico el tipo de dolor que tengo, llamo a mi padre y le digo:
-Papa, lo siento pero no puedo bajar, me voy al hospital con la mama.

¡¡SI!!, por fin parece que ha llegado el día, por fin podré ver a mi niña. Los dolores no son muy fuertes, pero son cada 15 minutos, ya se que es muy pronto, pero por si acaso y como soy novata.... a ver si voy a tenerla en casa de mi madre.

Llego al hospital, me miran y dicen que estoy muy verde, que suponen que la tendré hoy, pero que aun falta mucho, me recomiendan que ande:que gracia, yo, que parezco un muñeco de esos tentempie, de lo gorda que estoy, de lo último que tengo ganas es de andar, así que me voy a casita de mi madre y me estiro en el sofá. ¡¡Mira que bién!! en la segunda cadena dan sueltate el pelo, de Hombres G. Me la voy a tragar.

Pasan las horas, mi marido llega de trabajar y ya tengo a todo el mundo preguntándome. La verdad es que el dolorcillo cada vez es un poco mas fuerte, pero y pienso: "Como estos sean los dolores del parto, ¡¡que maravilla!!" (Que ilusa). A las 9 llegan ya todos, mis suegros, cuñadas, hermano, y, como los dolores, ya mas fuertes, son cada 10 minutos decidimos volver al hospital. Empezamos a intercambiar numeros de teléfono, porque claro, no he tenido más días en el año que el día de fin de año para tener a mi bebé, y no habrá nadie en su propia casa.

Llego al hospital, me ponen las correas y bueno... por lo menos esto si que son contracciones, me dicen que ya ha empezado el proceso, yo pregunto si queda mucho y me explican que...esa linea que veo más alta en el papel cada cierto tiempo es la contracción. Está a la altura del nº 20 y que tiene que llegar por lo menos a 90. ¡¡¡AAAAAYYY!!!, ya me estoy asustando, estas duelen un poquito, pero es que el dolor se tiene que triplicar. Bueno, dicen que tardaré, que si quiero me vaya a tomar las uvas a casa.

Salgo de allí y...Otra vez al coche, y pitando a casa, pues son las 11.30 de la noche, queda media hora para las uvas y no hemos cenado: Solución, primero tomamos las uvas, brindamos por mi hijita y después cenamos. Vemos el programa de la tele hasta las dos, y siento como las miradas de mi familia se fijan en mí a cada momento. Me parece que me voy a dormir.

De repente me despierto, ¿Que hora es? , son las 4 de la mañana y me parece que he sentido un CLIK dentro mío. Voy al lavabo para variar, pero hay una cosa distinta: ¡¡No puedo dominarlo!!, el líquido cae y cae y me doy cuenta de que....¡¡¡HE ROTO AGUAS!!!. Encima son verdosas, eso quiere decir que mi niña está sufriendo.

Corro a despertar a todo el mundo y... ¡¡de vuelta al hospital!!. Pobre familia mia, la tengo loca. LLegamos a las 4.30 y entro en una habitación, me estiran en una camilla y me ponen el goteo, pues se ha de estimular la salida de la niña, menos mal que tengo a mi marido al lado. Su mano y su voz son muy necesarias para mi, la mano para estrujarla cuando eso empieza a doler de verdad, y su voz para avisarme de que empieza otra contracción (lo ve en el monitor) y de que acaba (que alivio cuando los números van bajando).

A las nueve de la mañana no puedo más, sólo he dilatado 1 cm, después de tantas horas, y para colmo llega el cambio de turno y sólo se oyen las palabras: ¡Feliz año nuevo!, ¡Felicidades, Manolo! (porque el día 1 de enero es San Manolo). Me parece que me va a dar algo y, ¡¡¿Estoy gritando?!! ¡¡POR FAVOR, QUIERO QUE ME PONGAN LA EPIDURAL!!. Supongo que hartos de mí me trasladan a otra habitación, pero nada, resulta que han habido muchas cesareas y no hay anestesistas, o sea que no hay epidural hasta las 12.

......¡¡QUE MARAVILLA!! Esto es el mejor invento de la humanidad, aprovechando una contracción me han puesto la epidural, y en la siguiente, sólo he sentido presión, pero no dolor. Estoy tan bien que me está entrando hasta sueño, y los doctores, como llevo tantas horas, supongo que me dejan dormir para recuperar fuerzas, pues aun queda el empujón final.

Me parece que esto no va a acabar nunca, son las 5.15 de la tarde, y mi niña está tan cómoda ahí dentro que no hay manera de sacarla, pero claro, son tantas horas que tanto ella como yo corremos peligro, así que oigo un comentario diciendo que si en 30 minutos no ha salido se tiene que hacer cesarea.

De repente llega la comadrona, y poquito a poco, diciéndome que empuje en el momento indicado, va consiguiendo que la niña baje. Llegan los médicos (un montón, porque me parece que estan bastante preocupados), me toman la temperatura, y ya estoy en casi 40 de fiebre, con razón tengo tanto frío, pero no hay tiempo, tengo que empujar, ¡¡Uy!! que me pasa, he perdido el conocimiento de la falta de fuerzas, me he despertado y a lo lejos he oido ¡Empuja fuerte, que ya está!.

A mi me parece que no voy a poder aguantar, llevo desde las 4 de la madrudad , y son las 6 de la tarde , mi marido no puede hacer mas que darme la mano, el pobre también está hecho polvo, pero de repente, oigo....

Que, ¿Quieres ver como sale tu hija?, mi marido va corriendo a ver como sacan la cabecita, me piden un último empujon, y saco fuerzas de donde no las hay...

No oigo nada, me estoy asustando, pero de pronto....
¡¡BUAAAA, BUAAA!!, mi niña llora, me la envuelven en una mantita, y me la dan: se me saltan las lágrimas, ¡¡Que cosa tan bonita!!, tanto pelo negro tieso, carita redondita, ojos muy grandes, nariz chatita y labios como haciendo morritos. Está sucia, pero yo creo que es la cosa mas preciosa que he visto en toda mi vida. por ver una cosa así, vale la pena sufrir todo lo que haga falta.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
schiavies

schiavies

08.08.2004 14:09

Jo tia, se me han humedecido los ojillos, es que estoy de un sensible con estos temas.

Albertraquel

Albertraquel

25.04.2004 21:38

A mí si que se me han saltado las lagrimas.........Dios espero que si Dios quiere mi parto no sea así, no me veo capaz Silvia, así que el 1 de Enero. Mi tio se llama Manuel así que ya lo sabía, creo que si en ese momento no tengo a Alberto a mi lado.......no sé.......por cierto precioso. Ainsssssssss haber cuando me embarazo de una puñetera vez.

angeles.otero

angeles.otero

22.04.2004 13:43

la verdad es que es muchisimo lo que se pasa, pero como nos compensa, yo hace un año tube mi 5ª experiencia y fue tan bonita como la 1ª pero eso si bastante menos dolorosa ( cuando nacieron los anteriores no te ponian la epidural ). un besazo

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Positivas ha sido leída 499 veces por los usuarios:

"excepcional" por (7%):
  1. schiavies
  2. Albertraquel
  3. angeles.otero

"muy útil" por (93%):
  1. ELIMERINO
  2. duero
  3. MILORD
y de usuarios adicionales 35

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.