Opinión sobre "Primperan Solución"

publicada 18/12/2011 | elaise
usuario desde : 31/08/2009
Opiniones : 635
Confianza conseguida : 90
Sobre mí :
¿por qué no puedo abrir opiniones de otros usuarios?
Excelente
Ventajas no sabe mal
Desventajas no se puede tomar con morfina, el envase es de cristal...
muy útil

"el primperán en jarabe"

Primperan Solución

Primperan Solución

Hace unas semanas hablé del primperán en pastillas, y hoy me dispongo a hablar del primperán líquido.

PRIMPERÁN


Como y decía en otras opiniones, es uno de esos productos para las gastritis y náuseas, u otras alteraciones del estómago, normalmente debidas a problemas digestivos, aunque también se utiliza para prevenir los mismos.


También se puede usar para preparar el estómago antes de una exploración (como los tubos gástricos que te pueden meter hasta el estómago los masocas de los médicos), aunque no creo que nada de esto te pueda librar de sufrir lesiones por manazas médicas.


Su principio activo es la Metoclapramida, que aunque no tengo ni idea de qué es, para los alérgicos le será de utilidad.

CANTIDAD


En solución la cantidad que contiene es de 250 ml, sin existir otras cantidades como en el caso de las pastillas, aunque sí otras presentaciones similares como en su formato gotas.


PRECIO


AL ser líquido pensé que el precio sería incluso más elevado que el de las pastillas pero apenas rondó un euro, que teniendo en cuenta que la última vez sin receta me habían cobrado 6 euros por las pastillas no lo veo nada caro.


OPINIÓN


Aquí la principal diferencia se puede establecer entre las pastillas y la solución.


Para empezar el gran problema que le veo a la solución es que viene en un envase de cristal, que se puede romper, en lugar de uno de plástico, además de tener uno de esos tapones que parecen que están soldados al envase y que te hace sufrir para conseguir abrir el envase.


La botella no es que sea muy grande, sino que me recuerda a las botellas de zumo. Por ejemplo la caja de Almax ocupa 4 veces más por ser sobres individuales.

Para poder medir la cantidad (para adultos 2 cucharadas cada 8 horas), viene por defecto una cuchara amarilla de plástico, que hemos de rellenar más o menos completamente dos veces en cada toma, por lo que tampoco es complicado al no haber medias cucharadas, ni tener que medir con una cuchara sopera (que me hace gracia leer eso en recetas para cocinar porque las cucharas pueden ser de varios tamaños, pero en este caso al ser un medicamento puede ser más grave).

Otro de los posibles problemas que le podía ver es que las soluciones por lo general no suelen tener buen sabor, digo en general, aunque ésta tiene un sabor casi inexistente, como debería ser si no quiere hacerte vomitar en el intento de tragarlo.

La densidad diría que es correcta, puesto que no es tan líquida por ejemplo como el apiretal que es un asco, pero tampoco densa como una gelatina, sino que no sale el producto rápidamente al volcar el envase pero tampoco tienes que esperar media hora a que baje la gelatina.

Eso también ayuda a que no se pierda producto durante la aplicación, e imagino que esa densidad es que la hace que el estómago no la digiera tan fácilmente restándole eficacia.


Lo que sí me parece asqueroso es la cuchara que trae, que la tienes que lavar después de cada uso, porque queda pegajosa (aunque habrá gente que ni la lave), pero también te obliga a lavarla de nuevo antes de volver a tomar el producto, porque sinceramente guardarla al lado de un envase que ha estado en farmacia (y son puntos de miles de virus como los hospitales), pues no me ofrece mucha seguridad.


También se podría guardar junto con las cucharas normales, pero desde que un familiar la utilizó para darle de comer paté al gato un día que estaba en el médico pensando que era la suya (y directamente de la cuchara), pues prefiero no arriesgarme, aunque puede que así pudiese descubrir accidentalmente que las babas de gato son tan buenas como el primperán.

La forma de conservación, por suerte no tiene nada de especial, es decir, no es necesario guardarla en nevera, ni nada una vez abierto, y tampoco caduca después de haberlo abierto, que era una de las dudas que tenía cuando me dieron éste en lugar de las pastillas.


Sin embargo, aunque la solución actúe más rápidamente aún que las pastillas, no por ello dura más tiempo su efectividad, dado que en alguna ocasión me salté las 8 horas de espacio entre tomas porque volvía a tener náuseas.


Una gran pega que le veo, es que nadie me advirtió que no se podía tomar morfina o no se debería junto con este producto, lo que hizo que los primeros días de empezar a tomarlo me pusiese aún peor de lo que estaba, además de que noté que la morfina perdía eficacia, además por absorción cutánea que la efectividad era aún mayor que en pastillas y me tiraron en cama durante casi una semana queriendo vomitar pero sin poder (una sensación horrible), volviendo a tomar almax en sustitución a esta solución de primperán.


La duración, pues en parte depende de lo que podamos desperdiciar o no, pero más o menos viene durando lo mismo que una caja de 30-60 pastillas.
Sin embargo cuando me encuentro fuera de casa por cualquier motivo lógicamente no puedo llevarme el envase, así que me llevo alguna pastilla en sustitución, que viene siendo lo mismo.


Nota: El envase no es exactamente así pero ya añadiré foto actual después.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 7463 veces y ha sido evaluada un
62% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Moito67 publicada 19/04/2015
    Muy bueno. Un saludo.
  • cuchufleta publicada 20/03/2012
    en casa tambien lo usamos
  • Hanna2 publicada 30/12/2011
    Que bueno es, pero que mal sabe. Besos, Ana.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Primperan Solución

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 26/10/2011