Puentes sobre el Manzanares

5  06.11.2013 (07.11.2013)

Ventajas:
Un bello recorrido por puentes llenos de historia o nuevas pasarelas fluviales

Desventajas:
Que no te gusten los puentes

Recomendable: Sí 

Detalles:

Interés en general

Encanto

Ubicación

Relación calidad precio


nycblue

Sobre mí: Quiero decir tantas cosas con solo mirarte a los ojos

usuario desde:10.03.2008

Opiniones:911

Confianza conseguida:311

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 39 miembros de Ciao

El río Manzanares, es la vía fluvial que pasa por Madrid . Ya sé que su caudal es escaso y que no es comparable a otros grandes ríos que cruzan la península, pero nosotros le tenemos un cierto cariño, especialmente ahora que nos permiten disfrutarlo un poco más, gracias a ese parque de Madrid-Río que recorre sus orillas por la ciudad


El Manzanares está asentado sobre una cuenca de 69 kilómetros que se inicia a 2.258 metros de altitud en la Sierra de Guadarrama, y finaliza en el río Jarama a 527 metros sobre el nivel del mar. En su recorrido recibe el agua de más de treinta arroyos y convive con distintos tipos de infraestructuras, que le son propias como puentes, presas y embalses.


Y es de esas infraestructuras, algunas de ellas con mucha historia sobre sus pilares, sobre los que vamos a hablar

De Norte a Sur, por la ciudad de Madrid


El PUENTE DE SAN FERNANDO, se alza sobre el río Manzanares, en una zona próxima al Monte de El Pardo , en el llamado nudo de Puerta de Hierro. La existencia de una isla en la zona media del río, nos permite hablar de un puente en dos tramos, el de la izquierda posee cuatro arcos: dos de medio punto y otros dos rebajados ; mientras que el tramo derecho hay tres, anteriormente eran dos, pero en una rehabilitación posterior se construyó uno más, imagino que para mejorar su sustentación.


Presenta diferentes elementos ornamentales , entre los que destacan las estatuas de San Fernando y de Santa Bárbara, instaladas en el pretil. Estas esculturas fueron erigidas en honor de Fernando VI y de su esposa, Bárbara de Braganza.


Ya sobre el parque urbano de Madrid-Río, que va bordeando el Manzanares, descubrimos treinta y tres pasos por encima de su cauce , unos en forma de puentes, que por su historia o por lo que representan forman parte del pasado de los madrileños y los nuevos que ya forman parte de nuestro presente y formaran parte del futuro de nuevas generaciones.


Y de Norte a Sur, vamos contemplando :


El PUENTE DE LOS FRANCESES , que debe su nombre a la nacionalidad de los ingenieros que realizaron este proyecto, es en realidad un viaducto ferroviario, que se sostiene sobre cinco ojos , tres de los cuales se levantan directamente sobre el cauce del río. Se levantó entre los años 1860 y 1862, para permitir el paso del ferrocarril del norte (Madrid-Irún), en su cruce con el río Manzanares.


Tiene un aire muy funcional, está construido en ladrillo rojo y carece de elementos ornamentales . En la actualidad solo circulan trenes de Cercanías y durante la Guerra Civil española, fue escenario de algunos momentos fundamentales en la defensa de Madrid.


EL PUENTE DE LA REINA VICTORIA , es un puente modernista, que podéis ver en la imagen de cabecera, se llamó así en honor de la princesa Victoria Eugenia con la que se casó el rey Alfonso XIII , si bien en tiempos de la República se le conoció como “ Puente de Galicia”. Fue inaugurado el 13 de junio de 1909, coincidiendo con la romería de San Antonio, cuya ermita se encuentra justo enfrente, resulta curioso en algunos casos, como los puentes toman nombres o están relacionados con ermitas cercanas. El ingeniero que lo construyó fue Eugenio Ribera, sobre un proyecto del arquitecto Martínez Zapata, reemplazando uno anterior conocido como puente Verde, debido al color de su barandilla.


Es uno de los más bellos que recorren el Manzanares, me gusta la esbeltez de sus líneas y el diseño modernista de sus barandillas . También forman parte de su decoración cuatro jarrones y ocho farolas de hierro (dos y cuatro en cada extremo), en cuya base aparecen forjados diferentes osos, en clara referencia al escudo heráldico de Madrid.


A diario lo cruzan unos cuantos cientos de vehículos, para pasar a la otra orilla del río Manzanares.


Así llegamos al casi desconocido
Fotos de Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid
  • Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid 20130615_095459 - Puentes sobre el Río Manzanares,
  • Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid 20130809_214813 - Puentes sobre el Río Manzanares,
  • Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid 20130809_222233 - Puentes sobre el Río Manzanares,
  • Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid Total de imágenes 157 - Puentes sobre el Río Manza
Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid 20130615_095459 - Puentes sobre el Río Manzanares,
Puente de Segovia
PUENTE DEL REY , construido en el primer cuarto del siglo XIX , siendo su diseñador el arquitecto real Isidro González Velázquez , alumno de Juan de Villanueva, con la única finalidad de que el rey Fernando VII ,el Deseado, con el tiempo ,Indeseado, pudiera cruzar desde el Palacio Real hasta la Casa de Campo que por aquellos entonces era posesión real. En 1931 el área de esta zona verde deja de ser finca de uso exclusivamente real para convertirse en parque de uso público. Debido a esta decisión tomada por el Gobierno de la Segunda República, el puente se modifica mediante un ensanche llegando a quintuplicar su anchura (alcanzando los 25 metros), el proyecto y el diseño recae sobre el ingeniero de Caminos José María Cano.


Se encuentra justo enfrente de la antigua puerta de entrada de coches a la Casa de Campo y de la Estación de Norte, actualmente solo lo cruzan los peatones y ciclistas que pasan el Manzanares para adentrarse en el mayor parque de Madrid.


Avanzamos unos cientos de metros y nos encontramos con el PUENTE DE SEGOVIA , el más antiguo de la ciudad , siendo encargado por el rey Felipe II a Juan de Herrera, que lo finalizó en 1584 . Sus nueve ojos de medio punto construidos en granito, le da un aire monumental.

Este puente monumental que une el Paseo de Extremadura con la calle de Segovia, sobre el río Manzanares y el nuevo Parque Madrid-Río' , ha tenido una historia dura, llena de “experiencias traumáticas ”. Comenzando sesenta años después de su construcción por su primer cambio, la primera de muchas de sus reestructuraciones y rehabilitaciones, colocándole en su frente una puerta ornamental, que fue eliminada con posterioridad.


Pero lo peor vendría en noviembre de 1936, durante la Guerra Civil fue dinamitado por el bando republicano para evitar la entrada en Madrid de las tropas franquistas, siendo reconstruido tras finalizar la contienda con varias modificaciones respecto al diseño original, aprovechando el momento de las obras de canalización del río para ensancharle, construyendo cuatro carriles y un embarcadero.


Ya a finales de los sesenta fue nuevamente reformado para facilitar la construcción de la M-30, situación que ha durado hasta el año 2007 , año en el que esta vía fue soterrada, y se descubrieron con estas nuevas obras restos arqueológicos de otro puente anterior a unos cien metros del actual, que había sido conocido como Puente Segoviana' , perteneciente a la época de Alfonso XI de Castilla, a mediados del siglo XIV.


Los tres ojos centrales dan paso al río y los otros seis, tres a cada lado acogen unos estanques artificiales de poco más de medio metro de profundidad construidos a ambos lados del Puente e inaugurados en 2010, ya en plena efervescencia del parque Madrid Río, a cada lado existe también una fuente de unos dieciséis chorros que salen a diferente altura y que se iluminan por la noche, aunque no siempre están en marcha, dos isletas de lirios acuáticos, completan esta especie de jardín fluvial


A diferencia de otros puentes del recorrido de Madrid-Río, no se puede pasar por debajo del Puente de Segovia , tienes que salir del recorrido del parque y cruzar la calzada a través de un paso de cebra con semáforo, lo que corta un poco el paseo, aunque desde esta pasarela de granito, puedes disfrutar de la perspectiva que supone la Catedral de la Almudena y el Palacio Real.


El PUENTE DE SAN ISIDRO , es el que une los distritos de Carabanchel y Arganzuela a corta distancia del estadio Vicente Calderón, al que le queda poco tiempo de existencia. Este Puente fue proyectado en 1969 para conectar mediante una vía de alta capacidad para tráfico rodado las dos riberas del río Manzanares . Fue abierto al tráfico en 1974. Dispone de dos carriles por sentido y un carril destinado a bicicletas. Justo frente a él se encuentra el cementerio de San Isidro y también el acceso a la ermita de Santo y a la pradera de San Isidro.


Así llegamos al PUENTE OBLICUO , que era una antigua carretera de salida de la M-30 hoy reconvertida en pasarela peatonal.


Y caminando por el Salón de Pinos accedemos al PUENTE DEL PRINCIPADO DE ANDORRA . un puente de hierro que hasta 2011 era conocido como “puente en Y”, porque tiene dos brazos asentados en un lado del río y solo uno en el contrario.


Fue diseñado por autores del proyecto Madrid Río, aunque también participaron en él, los ingenieros Juan Luis Bellod y Peter Tanner. Está construido por jaulas de perfiles abiertos, que toma como referencia las estructuras ferroviarias sobre los desfiladeros boscosos que se construyeron en Europa y Estados Unidos' a finales de siglo XIX


Nuestro paseo nos conduce a otro de los puentes con más historia de Madrid: el PUENTE DE TOLEDO , entre las glorietas de las Pirámides y del Marqués de Vadillo. Fue Felipe IV, el rey que lo mandó construir, para enlazar la ciudad con el camino de Toledo . Anteriormente existió allí, el Puente de la Toledana, así denominado, fue proyectado por Juan Gómez de Mora y construido por José Villarreal entre 1649 y 1660. Una crecida del río Manzanares destruyó el puente, obligando a proyectar uno nuevo en 1671.


En 1680, recién construido el puente, otra riada se lo llevó, volviendo otra vez a tener que levantarlo bajo las trazas proyectadas en 1682 por José del Olmo y añadidos de José Arroyo, cuyas líneas básicas mantuvo Teodoro Ardemans cuando se hizo cargo de las obras en 1684.


En 1715 se encargó una nueva reconstrucción a Pedro de Ribera. Las obras comenzaron en 1719 y concluyeron en 1732, resultando una estructura de nueve arcos de medio punto con sólidos contrafuertes y tambores que se rematan en balconcillos . En 1735 el escultor Juan Ron labró en los templetes las imágenes de San Isidro y Santa María de la Cabeza, y las complementó con ornamentos churriguerescos.


En 1974 el Puente de Toledo fue peatonalizado, para su conservación y desde mi punto de vista es uno de los más bellos que puedes disfrutar por el paseo de Madrid-Río , además de poderlo actuar por encima.


Un completo cambio de tercio nos espera con el PUENTE MONUMENTAL DE LA ARGANZUELA , obra del arquitecto francés Dominique Perrault, que une los distritos de Arganzuela – con entrada por el paseo de Yeserías- y Carabanchel - a la calle Antonio López.


Su diseño se basa en la creación de dos canales de recorrido que confluyen en una plaza abierta, situada en una pequeña loma del Parque de la Arganzuela. Se trata de un puente cruzado , con dos brazos que suman 278 metros , de diferente longitud y que se apoyan en una cima-mirador sobre este parque.


Tiene forma de espiral creciente, recubierta por una malla metálica que brilla durante el día gracias al sol y que por la noche está iluminado, como si fuese una linterna , con treinta y dos farolas interiores con sesenta y seis focos - en forma de pequeñas alas, aunque su diseñador los ve como mariposas o aves- a lo largo de todo su recorrido.


Su apariencia futurista en forma de tirabuzón metálico me resulta atractiva, contemplándose desde abajo como si fuera un mecano y en su interior te da la sensación de estar dentro de una figura helicoidal abierta que me recuerda una atracción de parque de atracciones que en cualquier momento puede ponerse a girar sobre sí misma, gracias al suelo y los bancos de madera que ocupan la zona intermedia del puente en gran parte de su longitud. Creo que es una obra de nuestro tiempo, pero que con el paso de los años pasará a convertirse en uno de los iconos de Madrid , pese que ahora mismo choca un poco en el entorno donde está situado.


Nada que ver, por otra parte, con los que se alzan más adelante. como el PUENTE DE PRAGA , cruza el río Manzanares prolongando el Paseo de Santa María de la Cabeza (Madrid) hacia la carretera de Toledo.


Durante su construcción se le dio el nombre de puente de Praga, debido a que en sus inmediaciones estaba una iglesia dedicada al Santo Niño de Praga . Sin embargo, fue inaugurado, en 1952, con el nombre de puente de los Héroes del Alcázar de Toledo, si bien siguió siendo conocido por su denominación original. En 2009 se hizo oficial la denominación de puente de Praga.


Posiblemente es uno de puente sobre el Manzanares que más tráfico soporta cada día, aunque debajo de él, también discurre el parque de Madrid-Río .


Muy cerca nos encontramos con los PUENTES DEL INVERNADERO Y DEL MATADERO . Se trata de dos puentes gemelos, bastante feos exteriormente, sobre todo por el material con el que están construidos y con su forma de canoa volcada ; pero que cambian en su interior, ya que aparecen representados con mosaicos de vidrio en colores vivos, jóvenes de la zona practicando deporte, el contraste se aprecia mejor en días nublados.


En este recorrido, también contamos con pasarelas, cinco en las presas históricas , que controlan el caudal y el nivel de sus aguas , esas que tanto conocemos los madrileños, con su especie de caseta coronada por un tejado de pizarra y un pequeño pararrayos , también hay varias otras, algunas sencillas de aspecto exterior .


Otras nuevas pasarelas , algunas con suelo de madera , son la PASARELA DE LOS PIÑONEROS , entre la boca de los túneles al norte del Puente del Rey y de los Franceses. Comunica la colonia de la Fuente de la Teja con la Casa de Campo, donde desemboca en el paseo de Piñoneros, de ahí su nombre.


También está la PASARELA DE LAS AGUAS , es un puente de nueva creación, construido expresamente para permitir el cruce de una importante canalización de agua potable sobre el río. Se ha aprovechado la estructura necesaria que soporta la conducción construyendo sobre ella un paso peatonal. La denominación del nombre se justifica dada la función principal del puente.


La PASARELA DE LA CHOPERA, comunica Usera (al sur del Puente de Praga) con el parque de la Arganzuela. El nombre, además de constituir una referencia urbana para identificar la posición del puente, incorpora una connotación positiva en relación con las zonas verdes recuperadas, en las que el arbolado de ribera se implantará a lo largo del borde del río en su margen izquierda.


Puentes sobre el Manzanares en el resto de la Comunidad de Madrid


Ya en otros puntos de Madrid, que no están dentro de Madrid-Río, podemos descubrir otros puentes interesantes, como :


El PUENTE DEL BATÁN , también llamado Puente Nuevo, situado en el término municipal de Colmenar Viejo. A pesar de que la tradición le atribuye un origen romano, el puente fue erigido en la Edad Media . Toma su nombre de un antiguo batán existente aguas arriba, si bien en el siglo XVI comenzó a ser conocido también como Puente Nuevo. Es probable que recibiera esta denominación después de alguna remodelación, tras una posible riada.


Por el Puente del Batán pasa un ramal de la Cañada Real segoviana, una vía pecuaria de aproximadamente 500 km, que une las actuales provincias de Burgos y Badajoz.


En el mismo término municipal se encuentra el PUENTE DEL GRAJAL , fue construido en la Edad Media, durante la dominación musulmana de la Península Ibérica . Formaba parte de un camino militar, que unía Talamanca de Jarama con el Valle del Tiétar, construido por el poder andalusí para comunicar una serie de atalayas y ciudadelas, con las que la población musulmana hacía frente a las incursiones cristianas en la Marca Media. Está construido enteramente en piedra de granito y se sostiene sobre un arco de medio punto, de 10 m de luz.

Conclusiones

Un recorrido corto el de río Manzanares, por la Comunidad de Madrid, con sesenta y nueve kilómetros, que nos permite disfrutar de puentes y recorridos muy diferentes.


Desde construcciones llenas de historia, con origen medieval, en el término de Colmenar Viejo, pasando por infraestructuras de la Edad Moderna , de la mano de Juan de Herrera, como el puente de Segovia, o el más moderno, bello y barroco puente de Toledo ; hasta llegar al modernista de la reina Victoria, con un estilo muy europeo o los últimos en llegar : el Monumental de la Arganzuela, un tirabuzón metálico que brilla sobre la perspectiva del río y el de Andorra , una pasarela de jaulas metálicas en forma de "Y" , que nos recuerda los puentes ferroviarios.


Creo que a pesar de su corto itinerario, el Manzanares nos permite recrearnos con sus puentes que cruzan ambas orillas, de muy diferente forma y uso

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Brezo

Brezo

17.11.2013 00:06

Interesantísimo.

Djana

Djana

14.11.2013 17:57

Es un recorrido muy bonito, hay que hacerlo con la cámara fotográfica colgada al cuello. Besos.

cay11

cay11

12.11.2013 16:19

:-)

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid ha sido leída 555 veces por los usuarios:

"excepcional" por (97%):
  1. Brezo
  2. Djana
  3. cay11
y de usuarios adicionales 35

"muy útil" por (3%):
  1. cachorritos

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Puentes sobre el Río Manzanares, Madrid