aQueLLa NoCHe BaJo uN MaNTo De eSTReLLaS

5  10.05.2006

Ventajas:
Leerlo con mucha atención .  .  .  e intentar vivir la historia .  .  .  es una pasada .  A l @ s romantic @ s  os va a encantar .

Desventajas:
Que seas un impaciente y te guste ir al grano, ya que mi relato no es un "aquí te pillo, aquí te mato"

Recomendable: Sí 

GianLuigiBuffon

Sobre mí:

usuario desde:11.11.2005

Opiniones:69

Confianza conseguida:288

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 114 miembros de Ciao

► Una semanita más que pasa, y otra opi del Gian para leer jaja, pero claro... siempre es fácil leer, pero escribir a veces no lo es tanto... y yo como siempre me exijo mucho, me auto-obligo a como mínimo, seguir en mi línea, y si es posible superarme... Aunque esta vez creo que no voy a estar al mismo nivel que en las otras opis... más que nada porque de lo que voy a opinar esta semana es un tema que me da la impresión que no se me da bien jaja, porque nunca he escrito sobre un tema así y no se como me saldrá, así que me imagino que me va a salir un churro jajaja. Al menos os puedo decir que esta vez me leeréis rápido ya que no será muy extendido. Veamos que tal.

► De lo que voy a hablar esta semana, va a ser algo bastante de moda por ciao... el usuario WOODYS inventó un concurso de relatos eróticos.... entonces he decidido participar a ver que tal me sale el tema... además como tampoco se me ocurre de que hablar esta semana... pues mira, así hablo de algo entretenido y no os machaco con filosofadas larguísimas o cosas de este tipo jajajaja. Además tengo varias opiniones en mente para las próximas semanas pero aún no están maduras del todo, y así de paso puedo entrar en el concurso.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

☼ Aquella noche de verano bajo un manto de estrellas ☼
≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡≡


► Éramos un grupo de 8 amigos.... 5 chicos, 2 chicas y aquella chica tan especial...después de aprobar el bachillerato fuimos a celebrarlo yéndonos de excursión a las montañas del norte, queríamos perdernos en la naturaleza y despejar la mente no sólo de tantos exámenes, si no de todo. Nada de móviles, ordenadores portátiles, mp3, videoconsolas... ni siquiera una radio.. Queríamos pasar unos días en la más absoluta paz, olvidarlo todo unos días y simplemente oír el ruido de nuestras voces, de los animales y el agua de un riachuelo que pasaba entre los árboles... Sin duda iban a ser unas vacaciones geniales y llenas de emoción, pero nunca olvidaré el segundo día. Por la mañana no hubo nada en especial, estuvimos jugando a fútbol y tirados en la hierba.

Aquel maravilloso segundo día, había llegado, era una tarde de verano, el sol se empezaba a esconder por el horizonte, todos estábamos sentados en la hierba, rodeados por flores de todo tipo, perdidos en la montaña, rodeados por árboles y el aire puro. Recuerdo también el lago, algo perdido y difícil de encontrar, estaba detrás de una pequeña montaña con muchos árboles, al menos que no te adentraras, no lo veías...Sitios así son muy difíciles de encontrar pero son muy románticos y sobretodo íntimos....

► Estábamos en la hierba, tirándonos ramitas (había muchas) incluso nos reímos un rato de Nacho, que de golpe empezó a pegar saltos y a sacudir la mano como un loco histérico... había cogido una hoja... y esta le apretó un dedo y se asustó mucho... ¿apretó?¿una hoja? Era un bicho hoja...lo cogió sin darse ni cuenta... Entre risas y bromas, esta chica tan especial me miró con sus ojos de color miel que tenían un brillo muy singular. En aquel momento no sabía si era por el color del atardecer o bien era un efecto ilusorio que causaba mi corazón... mientras embobado miraba hacia ella vi como un palito daba en mi nariz y ella se reía... Al principio me desilusioné, pero me di cuenta que el palito tenía una hoja de un árbol, cuya hoja tenía un agujero en el centro que parecía que lo había hecho ella... ¿y? Eso pensé yo. Mientras estaba con la mirada un poco baja por la desilusión vi como ella se levantaba y se iba hacia un grupito de árboles y montes (pequeños claro) y me quedé pensando en ella, porque me gustaba muchísimo, me atraía y cada vez que pasaba a mi lado, activaba todos mis sentidos....

► Al poco tiempo me levanté... y algo me hizo que fuera hacia aquellos árboles. Aquellos ojos tan hermosos mirándome fijamente los tenía entre ceja y ceja, necesitaba volver a verlos... no se porque pero sentía que aquella noche era mágica, y necesitaba mirarla de nuevo, para comprobar si aquellos ojos tan encantadores eran reales o simplemente fue una ilusión. Al levantarme Nacho me preguntó a dónde iba, con el gesto de levantarse... y le dije que quería pensar... estar solo un ratito, que se fuera con los demás que yo volvía ahora... Dani me preguntó medio mosca que a dónde iba yo ahora... que primero se iba ella y ahora me iba yo... y le dije que iba a dar una vuelta, que quería pensar un ratillo. Entonces me dijo que se iban a jugar un partido de fútbol, que cuando quisiera que fuera. Se fueron, me dijeron que estarían más o menos a un par de kilómetros de donde estábamos, además era fácil, sólo había que seguir un caminito (fue por donde vinimos, y ademas era el único claro por ahí cerca donde se podía jugar a fútbol, sin porterías claro) Al ver que se alejaban, con el corazón alterado me acercaba a aquellos árboles... no entendía porque... si no había nada entre esa chica y yo... De hecho a mi siempre me gustó, tenía algo que me volvía loco, quizás era su mirada, o tal vez sus labios carnosos y húmedos, pero yo creo que a ella nunca le gusté... ya que incluso me pareció que le gustaba un chico pero que desafortunadamente no era yo.

► Cuanto más me acercaba más nervioso me ponía. Estaba metido en mi mundo cuando de repente escuché mi nombre a lo lejos. Me asusté y me giré rápido, era David que me quería avisar que iban a dormir todos en aquel claro porque había menos piedras. Le dije nervioso que sí, y me volvió a decir que avisara también a esta chica, que la esperara donde siempre, y que luego ya lleváramos nuestros macutos y nuestras cosas. Le volví a confirmar que había captado todo, pero como me vio nervioso, me preguntó si estaba bien y por temor a que viniera conmigo, le respondí rápidamente, pero con voz nerviosa, que sí, que iba a estar por ahí cerca para esperarla y que en cuanto llegara íbamos juntos hacia el claro con todas nuestras cosas...
Aún no había terminado de formular la frase cuando ya vi a David alejarse, con la mano levantada en señal de que había recibido mi respuesta... y seguí con lo mío... me estaba adentrando entre los árboles...

► Era todo bastante oscuro... se veían claros de luz por encima de mi cabeza y al fondo
Fotos de Relatos Eróticos IX
  • Relatos Eróticos IX Fotografía 5130990 tb
  • Relatos Eróticos IX Fotografía 5130991 tb
  • Relatos Eróticos IX Fotografía 5130992 tb
Relatos Eróticos IX Fotografía 5130990 tb
El lago era algo así, como os dije... no hay fotos...
de tanto árbol ya casi era de noche. Estaba totalmente despejado, con una temperatura cálida y muy agradable, mi corazón latía con mucha fuerza, no podía evitarlo, no hacía más que pensar en esta chica... estaba deseoso de llegar a ella y aunque sea ver por un momento esos ojos... y avisarla que los chicos estaban jugando y que hoy dormiríamos todos en otro claro... Una parte de mi quería decirle que estaba muy enamorado de ella, pero otra parte, quizá por temor, quizá por miedo... quien sabe... pero muchos quizás que me lo impedían. Yo seguía en mi mundo... sin darme cuenta que había acelerado el paso deseoso de salir y de llegar al final del bosquejo.... cada vez había menos árboles y había más luz...

► Mi corazón de repente dio un vuelco, había llegado al final del camino. Había un pequeño lago cómo pensaba... además todo rodeado por árboles... en el lago se podía ver el resplandor de la luna... que aquella noche estaba casi llena. Y como era una noche tan clara podía ver también que había un poco de arena e hierba rodeando el lago, después de los árboles. Además estaba todo cubierto por pequeñas luciérnagas que hacían del sitio un paraíso. Pero no fue eso lo que alteró mi corazón, fue el sonido de algo que se movía en el lago, como alguien nadando. Miré hacia el lago con el corazón muy acelerado y allí estaba ella.... nadando... con su pelo negro y largo que le llegaba hasta casi la cintura. Era perfecta.
Por un momento pensé que no me había visto, pero estaba tan prendado de ella, que no podía parar de mirarla. Me había quedado hipnotizado, hasta que de repente ella paró de nadar y miró hacia mí muy sonriente. Tenía el pelo todo revuelto en la cara por haber buceado anteriormente y yo me reí, me gustó verla así. Se hundió por un momento y apareció otra vez con el pelo chorreando. Dio un fuerte movimiento de cabeza hacia atrás para colocarse su precioso pelo y mientras se lo acaba de colocar, aún podía ver las gotas de agua que salían impulsadas hacia arriba caer de nuevo. Caían alrededor de ella, y parecían gotas de luna por su brillo en vez de gotas de agua...

► Mi corazón iba a toda pastilla... estaba prendado de ella... Me miraba sonriendo, me sentía como en una nube... Todo lo que me rodeaba parecía mágico, era todo precioso: el sonido de la brisa golpeando los árboles, la luna reflejada en el mar y ella... la máxima creación de la naturaleza, su figura perfecta, mirándome muy sonriente, sus ojos brillando, seguramente por el cloro ya que no llevaba gafas de buceo... ¿cloro? ¿en un lago? Algo no cuadraba.... hasta que de repente se me volvió a acelerar el corazón. No podían brillarle los ojos por el cloro, ya que el lago es natural y no lo hay. Entonces se me pasó un momento por la cabeza que quizá ese brillo de ojos era por mí. Aunque pensaba que me estaba haciendo ilusiones pero mis sentidos estaban alteradísimos y empecé a ponerme nervioso... y más aún cuando ella, muy sonriente y sin quitarme la mirada de encima, me hizo un gesto para que fuera hacia el lago a bañarme con ella. Suerte que llevaba unos calzoncillos algo largos y me servían perfectamente como bañador... así que me quité la ropa y la deposité en la hierba quedándome en calzoncillos y me metí en el lago.

► Al principio noté el agua muy fría pero miré hacia ella, y el fervor debido al gran amor que sentía, anuló completamente la sensación de frío en mi cuerpo y me metí sin problemas... quizá sentí algo el frío al sumergir la cintura... pero quien no siente frío por esa zona.
Ya estaba dentro del lago y allí estaba ella. Me acerqué poco a poco y ya a su lado, pude ver de nuevo esos ojos tan maravillosos que me quitaban el sueño. Lo que más deseaba en ese momento era besarla. Incluso durante un momento mi cuerpo empezó a desobedecer a mi cerebro e hizo el impulso de besarla, pero con mucho esfuerzo conseguí contenerme... Ella no se dio cuenta y por un momento miró a las estrellas, en aquel momento no entendí ese gesto...

► Yo estaba callado, no sé porque ya que he estado con otras mujeres antes, incluso creo que me he enamorado, aunque en aquellos momentos lo dudaba ya que lo que sentía por esta chica era imposible de describir y de comparar con otros amores. Me había quedado mudo hasta que de repente, ella me dijo que había tardado un poquito en llegar, que pensaba que no iba a aparecer. En aquel momento pensé... como lo iba a saber yo... hasta que recordé el agujero de la hojita y pensé... Todo verde con un agujero en el centro, y el lago, todo verde por los árboles y el "agujero" donde está el agua... Mientras estaba pensando todo eso, ella volvió a hablar. Me dijo que me estaba esperando, que le apetecía estar conmigo a solas...
Mi corazón se aceleró tanto que pensé que iba a salir disparado... ¿quería verme y estar conmigo a solas? Yo no me lo podía creer, no podía asimilar las palabras tan maravillosas que habían llegado a mis oídos... Sólo hice el gesto de mirarla, sus ojos me miraban fijamente, sonreía y se acercó más a mí.

► "Te estaba esperando" Me dijo con un suspiro pero muy dulcemente, aún puedo recordar aquellas palabras...Aquel momento era mágico, me latía el corazón muy fuerte y sentía un fuego interno muy fuerte. Mi mente y mi cuerpo se habían desincronizado y le dije "Eres preciosa... tus ojos me vuelven loco, realmente me quitan el sueño, si cierro mis ojos puedo ver los tuyos en cualquier momento, y no hablemos de tu pelo...es lo más hermoso que he visto, respl..." De repente me puso con dulzura un dedo en mis labios y a continuación me besó, apoyó con mucha delicadeza sus labios en los míos... eran muy suaves, esponjosos, los más dulces que había probado jamás...pasó por encima de mi cabeza sus dos brazos, apoyando cada brazo encima de mis hombros, y apartando sus labios de los míos (pero casi sin separarse de mí) me dijo "Aquel chico que te expliqué que amaba... eras tú. Aquel sábado que estabas jugando un partido de fútbol, como cada semana, con el equipo local del pueblo de al lado me empezaste a gustar..."
"Pero me enamore de ti cuando empezamos a hablar más, aquel día que me hice daño en gimnasia y tú me acompañaste a la enfermería... Siempre que necesitaba a alguien tú estabas a mi lado". Aún puedo recordar perfectamente lo que me dijo. "Sé lo importante que es para ti estudiar una carrera, y no quería interferir en tus estudios...pero ahora que hemos terminado... puedo decirte que estoy muy enamorada de ti"
No me lo podía creer... mi amor era correspondido...estaba embobado totalmente y sólo podía oír su voz y no podía quitarle la vista de encima...

► Quería añadir a lo que ella había dicho que la amaba con locura, pero cuando me disponía a hablar me acarició la espalda (aún estábamos abrazados) y me volvió a besar... Esta vez su beso fue con más fervor, podía notar como su lengua acariciaba la mía. Ni el manjar más exquisito podía sustituir su sabor... era perfecto. Por momentos incluso pensé que estaba soñando, pero sabía que no era así, más bien, todo lo que había soñado se estaba cumpliendo. La abracé con fuerza y la besé. No quería soltarla, me encantaba su sabor y sus labios.... por un momento nos separamos, ya que en aquella zona del lago cubría un poquito y no tocábamos el suelo. Nos habíamos acercado un poco a la orilla y el agua nos llegaba por los hombros, así que era perfecto.

► Seguíamos besándonos, entre besos me decía las palabras más hermosas que un hombre podía oír... y yo respondía con lo mismo. Por un momento me puse nervioso y además incómodo porque sentí una erección y los calzoncillos que llevaba me iban un poco grandes así que temía que ella lo notara, pero estaba tan concentrada en besarme que parecía no haberse dado cuenta. Nos besamos bajo el agua y encima del agua y de repente me abrazó con más fuerza sin separar sus labios de los míos, pero ella se pegó a mí. En ese momento tuvo que notar mi fuerte erección, pero pensé que le gustó, ya que oí un pequeño gemido cuando noté su pierna rozar mi erecto pene. Además al pegarse a mi, noté sus pechos desnudos apoyados en mi. Los examiné con mis manos y efectivamente no los tenía tapados. Eran unos senos perfectos. Los que había visto en películas, en la playa o de otras mujeres no tenían ni punto de comparación con aquellos. No eran ni grandes ni pequeños, además estaban colocados perfectamente. Mientras la seguía besando, mi mano los acariciaba con muchísima dulzura... de repente dejó de besarme y acercó sus labios a mi oreja y me susurro "me estoy bañando desnuda, quiero dártelo todo...no puedo contenerme más" Y con cara pícara y riéndose se sumergió y me quitó los calzoncillos. No parábamos de besarnos...

► Ahora sí que era un sueño, los dos juntos, desnudos en el lago y besándonos sin parar. Hace un rato pensaba que ella era imposible para mi y ahora era sólo mía en el medio del paraíso y desnudos como llegamos al mundo. La empecé a besar por el cuello mientras mis manos agarraban su trasero, que por lo que pude deducir, era perfecto, el trasero ideal para una mujer perfecta. Estábamos los dos pegados, casi fusionados en uno, por momentos pensé que el lago se iba a evaporar.... Entre besos y abrazos poco a poco nos fuimos acercando a la orilla, el agua nos llegaba por la cintura... Contemple sus senos una vez más, mis manos no me habían engañado, eran preciosos, en todo el mundo no podría encontrar unos senos mejores que aquellos.
Agarré con suavidad uno de sus pechos y empecé a besarlo. Cogí su pezón entre mis labios y le di golpecitos con la lengua, ella se empezó a reír porque le hacía cosquillas, pero me dijo que no parara, que le gustaba mucho. Al poco rato, me dijo que el otro pecho estaba celoso y entonces cambié de pecho y empecé a jugar con el otro hasta que ella en un susurro me dijo "ven" agarrándome y acercándome a sus labios de nuevo. Acompañó mi mano a su entrepierna que empecé a acariciar con mucha dulzura... Parecía no tener demasiado vello púbico, cosa que era excelente. Mientras la acariciaba y besaba ella gemía y me besaba con muchísimo fervor. Movía mi mano en círculos y ella disfrutaba mucho, tanto que tuvo un fuerte orgasmo, eso me encantaba...

► Mientras nos besábamos ella empezó a acariciar mi pene y mis testículos, estaba muy excitado y deseando tomarla y parecía que el sentimiento era mutuo ya que los besos eran con mucha excitación por ambas partes. Como estábamos al lado de la orilla del lago ella salió y me llamó moviendo un dedo. Podía ver su esbelto y desnudo cuerpo, era la mujer perfecta para mí y encima psicológicamente era excepcional. Estaba muy excitado y salí rápido del lago. Aún veía gotas de agua caer de su pelo y de todo su cuerpo. Al acercarme a ella ya no me pude contener más, me arrodillé delante suyo como si de una Diosa se tratara (para mi lo era) y empecé a besar con muchas ganas su entrepierna, pasando la lengua por toda la zona, por dentro y por fuera, tocando todas las paredes internas mientras ella gemía de placer. Noté como intentaba hacer el gesto para agarrarme pero me daba cuenta que tanto era el placer que sentía que no podía más que dejarse caer encima de la arena y dejarse llevar...
Yo también disfrutaba al verla gemir de esa manera. Gritaba muchísimo, menos mal que no había nadie kilómetros a la redonda... Gimió tanto que llegué a ver lo nunca visto, pocos hombres tuvieron el honor de verlo y yo era la primera vez que lo veía... ¡una eyaculación femenina! Noté húmeda toda mi cara (antes estaba seca, así que no era por el lago) y ella me decía que sentía un placer que jamás había sentido en toda su vida.

► Ella con mucha dulzura se levantó y se apoyó en mí. Yo entendí el mensaje enseguida y me tumbé y ella se colocó encima de mí. Empezó a besar mis labios y el cuello. Podía ver su cara excitada y fogosa, y a la vez su mirada de enamorada.... mientras nos besábamos yo la abrazaba con fuerza... y lo que más deseaba en aquel momento estaba a punto de llegar...
Con mucha ternura, se incorporó y con su mano derecha cogió mi pene, con una perfecta erección y lo introdujo en su interior...Notaba todo muy húmedo, y mi placer cada vez era mayor mientras se iba introduciendo más y más.... hasta que se introdujo completamente, ella gimió de placer...nuestros vellos pubicos se podían tocar... ahora nos habíamos fusionado en uno...

► Agarré fuertemente su trasero y de nuevo la besé, estábamos quietos, besándonos sin parar hasta que ella de nuevo empezó con el movimiento de vaivén, cada vez que movía sus perfectas caderas, gemía porque me daba un intenso placer... seguramente ella sentía lo mismo, no podía ocular sus gemidos... Se volvió a parar y entonces saqué el pene de su interior y la moví hacia un lado, para ponerme yo encima... besé de nuevo sus labios, luego empecé a besar su cuello de nuevo, a ella le encantaba, tenia sus ojos cerrados pero no podía esconder su placer... bajé de nuevo a sus pechos, pero esta vez no me entretuve tanto, seguí por su canalillo llegando a su ombligo... estuve besándola por esa zona, tenía la piel caliente, pero no me extrañó, yo también... había mucha pasión esa noche, cuando me dispuse a bajar mas y llegas a besar sus labios inferiores, ella me suplico que me pusiera de nuevo encima suyo, y le introdujera mi pene de nuevo. Fui de nuevo subiendo, sin dejar de despegar mis labios y mi lengua de su cuerpo hasta que llegue a besarla de nuevo y con suavidad introduje mi pene... Me encantaba como se movía, aún disfrutaba más cuando estábamos quietos besándonos, ya que sentía golpecitos en mi pene por las contracciones de sus músculos vaginales...

► No podía contenerme más, estaba demasiado excitado, además veía que ella cada vez lo estaba más, le pedí que me tomara totalmente, así que me aparté a un lado y rápidamente se puso de nuevo encima de mí e introdujo mi pene en su interior. Ahora se movía con mucha fuerza y mucha velocidad, ambos gemíamos sin parar, el placer era muy intenso, sin parar de besarla agarre sus pechos y los masajeaba...el placer cada vez era más intenso, hasta que ambos tuvimos un orgasmo muy fuerte y placentero, además que lo tuvimos al mismo tiempo...
Nos miramos a los ojos, mientras ella aún se movía, muy despacito para no hacerme daño, me besaba con mucha dulzura, aun recuerdo lo que me dijo "No me la saques, por favor te lo pido, quiero tenerla más rato dentro de mi" Me parecía maravillosa la idea, estaba muy a gusto... ademas su humedad era tan intensa, que aún después del orgasmo, tenía ganas de más...

► Nos quedamos un rato descansado, pero aun seguíamos fusionados en uno, mi pene seguía en su interior, nos besábamos con dulzura, y le empecé a explicar que estaba muy enamorado de ella, que había hecho mi suelo realidad, ella parecía muy feliz porque le brillaban muchísimo los ojos...ese brillo que me quitaba el sueño, una vez mas lo tenía frente a mi... Hablamos de lo maravilloso que era ese sitio, y la felicidad que teníamos estando por fin juntos. A partir de ahora podríamos besarnos siempre que nos apeteciera, además teníamos todo el verano por delante... así que íbamos a tener mucho tiempo para disfrutar el uno del otro, todo el tiempo perdido, lo íbamos a recuperar este verano...estábamos los dos hablando, entre algún beso que otro y de repente note que mi pene empezó a ponerse erecto de nuevo... ella sonrió y poco a poco se fue moviendo y el placer que sentía cada vez era mayor...por un momento mientras ella se movía contemple las estrellas, luego miré a sus ojos y no notaba diferencia alguna...mi sueño había sido cumplido... mi felicidad estaba por las nubes y sabía que la suya también... nos deseábamos desde el día en que nos vimos, pero ninguno dio el paso hasta el día de hoy...

► "Amor mío" Me dijo... aún recuerdo el sonido, muy dulce y bajo, casi como un susurro... vamos a terminar en el lago....y con suavidad se levantó un poquito hasta que mi pene se salio de su interior... y mientras se levanto... me dio un beso muy dulce en la puntita, cosa que me gustó mucho... me cogió sonriente de la mano, y mientras caminábamos al lago por un momento pensé que notaría el agua muy fría ahí abajo... pero ella me quitaba todos los males, y entramos al lado y era tanto mi fuego interior que ni noté nada. Llegamos a la zona donde nos llegaba el agua al cuello. Me abrazó de nuevo y siguió besándome, aprovechando que la ley del agua (que los cuerpos no pesan) la levanté y la apoyé sobre mi, y con delicadeza volví a introducir el pene en su interior de nuevo... Mientras se movía, me besaba por el cuello, besos fuertes de pasión mientras respiraba fuertemente... la respiración cada vez fue más fuerte... éramos uno, nuestros corazones latían al mismo ritmo hasta que de repente ella pegó un gemido muy alto... y yo de nuevo eyaculé mientras la besaba sin parar...

► Con suavidad y sin soltarla, extraje mi pene de su interior... mientras daba un pequeño gemido y me sonrió una vez mas, seguíamos abrazados y besándonos... ahora con más tranquilidad... me sentía el hombre mas feliz del mundo, mi felicidad era completa... y más aún cuando oí salir de su boca "no te dejaré escapar, eres el hombre de mi vida, eres perfecto y sólo tengo ojos para ti" y yo suspiré muy profundamente y le dije que jamás lo iba a hacer...
Cogidos de la mano, salimos del lago y nos tumbamos en el suelo, nos pusimos algo de ropa, más que nada por la arenilla que podía tener el suelo (aunque yo iba sin calzoncillos ya que cuando ella me los quitó estábamos en el lago... así que servirían de casa a algún pez) Y nos quedamos tumbados mirando las estrellas, incluso vimos una estrella fugaz y puedo meter la mano en el fuego que el deseo que ambos pedimos era el mismo...

► Nos quedamos así toda la noche, hablando de nuestras cosas y del maravilloso verano que se nos avecinaba juntos.. estuvimos despiertos hasta que empezó a amanecer, era precioso, todo cogía un color naranja muy romántico... lo contemplamos abrazados hasta que poco a poco se nos fueron cerrando los ojos... pero al poco de que se cerraran, los abrí de golpe, y me acordé de los chicos, que estarían muy preocupados por nosotros... nos apresuramos a recoger todo e ir junto a ellos, antes que se despertaran y así no se llevaban ningún susto...
Cuando nos encontramos con los demás por suerte aun estaban medio dormidos, pero ya se estaban despertando... nos preguntaron que donde estábamos...ya que estuvieron a fútbol jugando hasta las 3 de la mañana y que no aparecimos, además se nos notaba que no habíamos dormido...

► Nacho riéndose nos dijo, (aún lo recuerdo jaja) "Queeeeeeeeeee, que habéis hecho durante toda la noche que no habéis dormido nada pillines" Y entre carcajadas ella y yo nos dimos un beso, curiosamente nadie se sorprendió... incluso David nos dijo que ya era hora, bastante contento...
Los días siguientes de la excursión fueron geniales, era todo de otro color y lo pasamos mejor que nunca, ahora que ninguno de los dos tenía que ocultar sus sentimientos a nadie... Aún recuerdo la última noche, ella y yo volvimos a pasarla a solas, nos bañamos en el lago, hicimos el amor y pudimos una vez más ver el amanecer. Como dije al principio, no llevamos ningún tipo de aparato electrónico y no pudimos hacer fotos de nuestro pequeño paraíso, pero no importaba, aquellos días quedaron esculpidos en nuestro corazón y en nuestra mente...y aún lo seguimos recordando.


▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

Bueno, bueno, bueno pues aquí tenéis mi relato erótico... espero que os haya gustado y lo hayáis leído entero, ya que no tiene desperdicio (al menos para mi jeje) Y ahora os voy a dejar una preguntita...

¿Verdad o ficción...?

Muchas gracias por leerme

♣ GianLuigiBuffon ♣


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
LUNOINFORMA

LUNOINFORMA

30.01.2007 19:46

Excelente esta hecho todo un escritor

Patriciarey

Patriciarey

29.09.2006 22:39

Espero que entre, si no no te preocupes, ya volveré! Porque quiero que cada día seas... un poquito mas feliz.

chistos84

chistos84

14.08.2006 16:10

precioso relato, a mi me encantaría empezar de esa manera con alguien. para no ser real muy completo no?. saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Relatos Eróticos IX ha sido leída 7373 veces por los usuarios:

"excepcional" por (29%):
  1. LUNOINFORMA
  2. PsychoSP
  3. lajipybis
y de usuarios adicionales 52

"muy útil" por (69%):
  1. chistos84
  2. kimi18
  3. superchoy
y de usuarios adicionales 128

"útil" por (2%):
  1. Elguardiandelmessenger
  2. sabugabriel
  3. epopeyita

"poco útil" por (1%):
  1. jon___jon

"nada útil" por (1%):
  1. le_nom_de_la_rose

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.