VARIAS HISTORIAS DE TERROR

5  03.11.2004

Ventajas:
historias cortas y entretenidas

Desventajas:
asustan

Recomendable: Sí 

natisa

Sobre mí:

usuario desde:16.12.2003

Opiniones:29

Confianza conseguida:6

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 6 miembros de Ciao

LA HISTORIA DE ANA, LA BIBLIA Y LAS TIJERAS

Ana era una joven universitaria y muy bella, que jamás había creído en el mundo de los espíritus. Un día, mientras se divertía de botellón con sus compañeros, alguien contó una vieja leyenda sobre un extraño poder. Si colocabas una Biblia abierta justo por la mitad de todas las páginas y encima situabas unas tijeras mirando a una persona, esas tijeras se lanzaban directamente al corazón de la persona señalada. Ana llegó a casa con una amiga y comenzó a bromear sobre la leyenda. Estaba borracha y no sabía lo que hacía. Pues bien, se propuso a hacer la prueba, se sentó delante de su ordenador apagado, cogió una Biblia y abriéndola por la mitad colocó encima unas tijeras y las apuntó hacia ella, esperó y esperó, pero no pasó nada. Ya de noche, Ana se levantó al servicio y vio una pequeña luz rosada que venía de la sala del ordenador, abrió la puerta y... su corazón fue atravesado por las hojas heladas de las tijeras. Su alma es un alma en pena, y se dice que todo el que abre la puerta de una sala con ordenador y Biblia... no sale jamás. Ten cuidado con tus gestos y sobre todo... mira antes de abrir una puerta, porque Ana te puede estar esperando...o ya puede estar detrás de ti mirándote con ojos diabólicos.

La leyenda del Río y el Niño


Hace muchos años, allá por el 1901, en un pequeueño pueblo de un país sudamericano llamado Uruguay existía un hombre muy adinerado al queue a su hijo de unos 5 años le gustaba mucho ir a pescar al rio.

Un día empezó a llover y el chaval asustado por los fuertes rayos que caian sin parar salió corriendo. Iba tan rápido corriendo junto a la orilla que en un descuido resbaló y calló al rio, eran las 20:23 pm.
Inútiles fueron los esfuerzos del pobre niño para salvarse ya que no sabia nadar. Sus padres empezaron a notar que su hijo tardaba mucho en regresar y decidieron ir a buscarlo. Pasaba el tiempo y no aparecía hasta que su desaparición fue definitiba.

Su padre le hizo un atáud y decidió enterrarlo con los objetos personales del niño ya que lo daba por muerto. De camino al cementerio cruzando el puente del río en donde se habia caido el niño, no se sabe cómo, el atáud se precipitó fuera del carruaje en el que era transportado. Enseguida, al caer al agua, el atáud desapareció completamente.

Pasado el tiempo fui a ese río a pescar con un amigo ya que yo vivía en Uruguay. Debido a que no pescabamos nada decidimos prolongar a las 20:30 pm. Eran aproximadamente las 20:20 cuando empezó llover y decidimos irnos. Mientras nos alejabamos miré la hora y eran las 20:23 pm y le pregunté a mi amigo si sus padres lo iban a castigar o algo por llegar mojado a su casa cuando un fuerte ruido como de alguien caer al agua nos hizo mirar hacia donde estabamos pescando hace unos minutos.

Asistimos corriendo rápidamente para socorrer a aquella persona o lo que fuera que se había caído cuando notamos que no habia nada. De repente, a lo lejos, distinguimos un pequeño ataud que se dirigía hacia nosotros y mi amigo sin pensarselo dos veces lo cogió y lo abrió.

Encontramos muchas cosas de lo que parecía eran de un niño y de repente notamos que a nuestras espaldas había un niño de aproximadamente unos 5 años de edad observandonos y nos dijo:

- Espero que sepais nadar -

Y un fuerte viento nos empujó al rio. Yo, por suerte, fui rescatado de aquel tenebroso rio por un chaval de unos 19 años que casualmente pescaba unos 200m mas abajo que nosotros. Desde ese trágico suceso que acabó con la vida de mi amigo nunca he vuelto a ese río y he empezado una nueva vida aquí en España donde vivo actualmente.

Pero se dice que si vas a pescar ahi puedes oír como a las 20:23 pm cae alguien al agua y eso si, te advierto algo : ¡ no vayas a socorrerlo. Por supuesto ese río existe y es el rio Queguay y esta cerca de una conocida ciudad llamada Paysandú.

La leyenda de la habitación de arriba

Esta es una historia que le ocurrió a un amigo mío, o tal vez al primo de mi amigo, o al primo del primo de mi amigo... ¡en fin, lo cierto es que ésto es completamente cierto!
Todo ocurrió durante una fría noche de invierno, cuando Christen Myers, una universitaria de 19 años de edad, tuvo hacer las veces de canguro para conseguir algo de dinero. La joven debía hacerse cargo de los hijos de un matrimonio que vivía dos manzanas más abajo de su casa. Se trataba de dos niños, uno de 4 años y el otro de 14 meses, que apenas le causarían molestias. Al dar las diez de la noche, Christen acudió al domicilio del matrimonio donde pasaría la peor noch e de toda su vida... Era una casa enorme, tenía dos pisos y una buardilla de esas antigüas que parecía haber salido de una película de terror. Arriba se encontraba la habitación de los niños y la de la pareja y en la parte de abajo había un gran salón donde la joven aprovecharía para seguir con sus estudios mientras estaba pendiente de las necesidades de los críos.
A las diez y media les puso el pijama y los subió a la habitación en la que dormían rodeados de unos grandes muñecos de peluche que parecían tener vida propia. El tiempo comenzó a pasar lentamente y por fin llegó la media noche. El cielo estaba completamente oscuro y una fina lluvia comenzó a golpear los cristales de la casa. Minutos más tarde, empezó a empeorar el tiempo, y lo que en un principio era una inofensiva lluvia de cuatro gotas de agua, llegó a convertirse en una de las más aterradoras tormentas de los últimos tiempos. Debido a una subida de tensión en los conductos de corriente, las luces del salón se fundieron una por una y la joven comenzó a notar como el miedo recorría su cuerpo de pies a cabeza. De pronto comenzó a sonar el teléfono y la muchacha corrió a cogerlo pensando que se trataría del matrimonio. Pero no fué así, al otro lado del teléfono podían escucharse los gemidos de un hombre que parecía querer asustarla. Era una voz profunda y tétrica, realmente aterradora! La joven apenas podía entender lo que aquel hombre decía, era casi imposible descifrarlo! El miedo la envolvía cada vez más y la voz de ese personaje se hacía más aterradora. La casa estaba completamente congelada, hacía un frío espantoso, pero... ¿de donde procedía? Era como si alguien se hubiese dejado una ventana abierta, pero ella ya se había asegurado de cerrarlas todas antes de acostar a los niños.
El teléfono comenzó a sonar de nuevo; en ese mismo instante los críos comenzaron a gritar de una forma agonizante. Christen recordó que podía utilizar el localizador de llamadas para poder saber de donde procedían las llamadas y de quien era la misteriosa voz que la acosaba. Descolgó el teléfono, pulsó la tecla de localización y esperó durante unos cuantos segundos. Un 'bip' fue el decisivo para desvelar el misterio, pero no hizo que el miedo desapareciese, ¡sino todo lo contrario!. Lo que la joven descubrió en esos instantes la dejó sin apenas poder respirar! Las llamadas procedian... ...DE LA HABITACIÓN EN LA QUE SE ENCONTRABAN LOS NIÑOS DURMIENDO!!!!!! Por el auricular del teléfono pudo escuchar como la voz del hombre le decía a gritos: - "Quédate ahí quieta, enseguida bajaré a por tí..." "Si alguna vez os quedáis solos en casa aseguraros de cerrar bien todas las puertas y ventanas o el mal podrá colarse a través de ellas"



Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
osillo

osillo

20.11.2004 04:20

Muy interesante. Saludos :)

rubenpv

rubenpv

12.11.2004 20:40

Anda que como te empiece a contar leyendas de mi terriña (ya sabes, no creo en la Meigas, pero habelas, hailas). ;o)

fjrib

fjrib

12.11.2004 01:39

Muy buenos, enhorabuena, dan bastante "yuyu", Hasta otra.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Relatos de terror ha sido leída 19732 veces por los usuarios:

"excepcional" por (13%):
  1. fjrib
  2. yensal

"muy útil" por (88%):
  1. bichoide
  2. ganandoplata
  3. osillo
y de usuarios adicionales 11

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.