Relatos eróticos II

Imágenes de la comunidad

Relatos eróticos II

> Ver características

85% positivo

72 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Relatos eróticos II"

publicada 05/04/2008 | casasjuan2003
usuario desde : 03/12/2006
Opiniones : 94
Confianza conseguida : 78
Sobre mí :
Excelente
Ventajas xxxxxxxxxxx
Desventajas xxxxxxxxxxxxxxxx
muy útil

"La pasteleria del sexo"

tonta que era la vieja

tonta que era la vieja

Federico tenía una amiga llamada Eufrasia, un encanto de mujer pero su marido no le daba lo que ella quería por lo que a la pobre mía había que echarle un capote, que luego pasan los años y la menopausia es muy mala, trabajaba en una pastelería y estaba delgada "con tanta tentación de dulces Federico se pondría como el barrilete jones", por lo que una noche lo llamo porque su compañera se había puesto mala y el jefe no podía ir a cerrar, por lo que necesitaba que alguien le ayudara a cerrar las cancelas y dejar bien chapado el garito "que hippie ha quedao eso".

Pues nuestro cipotesco personaje se dispuso a ayudar a la damisela, se pegó una duchita para ir aseadito porque nunca sabe lo que le puede caer a uno, y se presentó en la pastelería, Eufrasia le dijo si no te importa coge el gancho de la trastienda y vamos al menos a cerrar una cancela, la otra la bajamos a medias para poder bajarla del todo con la mano al salir, el pensó que no le hacía falta porque con lo alto que era llegaba bien pero prefirió pasar un segundo a la trastienda con ella.

Atrás el le pregunto por el paradero del gancho y ella respondió que al lado de esas cajas, el giró la cabeza para mirar y ella estaba con una pierna sobre una silla enseñando todo el muslo, un muslo que pone palote hasta al muñeco de Michelin, y le dijo ven que quiero que me abraces, el se acercó sin las manos en los bolsillos pero para que ella viera que lo que sobresaltaba no era de cachondeo, empezaron a besarse a malerse a tocarse apasionadamente, pero ella paró y dijo vamos a cerrar antes, él como una bala, con el corazón a 100% y lo otro a 200%, salió a cerrar una cancela pero la otra la dejó a la mitad.

Entró de nuevo y detrás del mostrador tiró la ropa en el suelo se tumbaron desnudos y empezaron una bacanal de lujuria de esa que nos gusta tanto a todos y a todas y que hace que te olvides hasta de la hipoteca, pero de repente se escucha la puerta, ((((pero como va a ser))))))), si estaba cerrada y la otra estaba bajada más de la mitad, Federico pegó un salto de detrás del mostrador con la pértiga en la mano, y se había metido en la pastelería una vieja muy vieja.

Nuestro galán se semi agachó para que solo se le viera la cabeza porque se podía ver por los expositores todo el viaje, y para disimular que estaba desnudo se puso en la cabeza los gallumbos blancos que llevaba para que parecieran un gorro de cocinero, la vieja se volvió y le dijo, hijo es que he visto que no habíais cerrado todavía y quería un pastelito ¿hoy no está Eufrasia ni Carmen?

Federico: no señora hoy estoy yo que soy el pastelero ¿no ve el gorro?

Vieja: ¿que les ha pasado a las chicas?

Federico: están resfriadas y me he quedado yo al cargo, ¿bueno que le pongo?

Vieja: me lo estoy pensando, ahhhhhhhh ponme ese curro con la punta de fresa que asoma por la esquina de la vidriera.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 5565 veces y ha sido evaluada un
79% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Patan30 publicada 21/08/2008
    Mira! Un pastel de chocolate, como el de mi cumple ... 1 abrazo!
  • elena4039 publicada 12/04/2008
    buen sentido del humos, jejej, mira que la foto, jajajj, besos
  • alexandrav publicada 09/04/2008
    Jajajajajja... y me encanta la foto que has puesto !!! 1 besazo !!
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Relatos eróticos II

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 02/02/2005