Relatos eróticos VIII

Imágenes de la comunidad

Relatos eróticos VIII

> Ver características

76% positivo

12 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Relatos eróticos VIII"

publicada 20/08/2008 | Luna_lunera_Cascabelera
usuario desde : 29/01/2006
Opiniones : 1748
Confianza conseguida : 0
Sobre mí :
No para mí
Ventajas en la opi
Desventajas En la opi
muy útil

"El balcón"

Bueno, mi musa sigue de vacaciones y ultimamente me salen cosas demasiado poco decentes...Pero como siempre digo, ya que está escrito, lo cuelgo, puesto que puede haber alguien a quién le guste....Y a quien no le termine de convencer, prometo que vendrán cosas mejores XDXD.

EL BALCÓN

Una copa de Ron acompaña mis manos. Suave, salvaje, dos hielos, una rodaja de limón. Ron miel es el licor que rellena la copa que sujeto entre mis manos mientras te espero. Apoyada, en la tibia barandilla de la terraza, puedo observar toda la noche, toda la ciudad que se expande bajo mis pies, que me hace sentir la reina del mundo,esperando tu regreso, casi abducida por la luna llena, la cual parece que sostenga con el simple gesto de alzar mi mano, que me siga en cada paso que doy por mi pequeño cubículo, que complete cada uno de los pensamientos que te dedico desde que sonó tu voz en el teléfono.

Una vez más, llegas tarde...Miro el reloj desanimada, escudriño la calle que sube hasta mi casa, acompaño mi espera con tenue música, me recuesto en mi butaca, y camino por el cielo en busca de estrellas. Un nuevo vaso, dos vasos, una rodaja de limón y el oscuro líquido cambia de recipiente antes de traspasar las finas cuerdas que componen mi garganta. Una vez más, vuelvo a enfrentarme al espejo, cuidando cada detalle para que confieran un aire místico, para que aumente el misterio que la noche de por sí nos concede.

Me vuelvo a perder entre los resquicios escondidos que mi calle me oculta. Vuelvo a buscarte entre las sombras que tapan la luz que se haya escondida en todas las tinieblas. Vigilo con ansías, sin bajar la guardia, pero empiezo a estar cansada de esperarte, empiezo a descalzar mis pies de aquellas botas de tacón de aguja que los mantenían firmes...y llegas.

Te encuentras frente a mi puerta, no se como se me puede haber pasado, como he podido perderte entre los laterales de mi calle, no te he visto llegar, y el aire de la sorpresa quizás nos confiera un nuevo punto cómplice con el que alegrar los momentos de la magia nocturna. Cuento los pasos que de mí te separan. Cuento los segundos que tardarás en abrazarme. Frente a frente. Cara a Cara. Con una mirada, las chispas saltan, con la segunda, sobran las palabras. Un minuto, un segundo más. Un silencio cohíbido, un silencio cómplice. Rubor en mis mejillas. Confusión en tu mirada. Alcanzas mi mano con la tuya, las juntamos en el aire, y con la unión de nuestros cinco dedos, me agarras dándole comienzo al baile, me refugias en tu pecho, te abrazo como si no fuera a haber más noches, como si esta fuera la última, y quizás lo sea...

Tu boca es un imán para mía, mi lengua la compañera de baile ideal para la tuya, tus labios desaparecen con mi aliento, y tus manos se pierden en mi cuerpo. Susurras con tu voz ronca en mi oído, y, una vez más, enloquezco, eres mi razón favorita para perder la cabeza, y la locura ya ha comenzado, el baile empezó en la terraza, bajo la luz de la luna, pero terminará en el sillón, donde te siento, situándome encima tuya, dejando que la respiración se agite, que los primeros gemidos surjan, que cada una de tus embestidas acaricie mi piel. La furia de mis gritos te envenena y en cada salto una nueva pasión desatada, con nuestras siluetas reflejadas en la ventana.

Quiero sentirlo en mi interior en toda su intensidad, quiero recorrer su cuerpo con mis labios hambrientos. Y no tengo tiempo para pensar que sucederá en el instante siguiente, simplemente te beso..... Mi lengua quiere jugar...¿sientes como sube la temperatura de mi boca? Desciendo de tu embestidura, e inspecciono cada rincón de tu cuerpo con mis labios hambrientos. Llegando hasta donde esperabas que llegase, deteniéndome en su alrededores, terminando el camino de un tren sin retorno...y paladeo la golosina que encierra el más dulce manjar que algunos dioses han guardado para ellos. Dejando que ese néctar se derrame por la comisura de mis labios, sintiéndolo latir, tibio, aumentando su espesura, mientras me arrodillo frente a él sintiéndolo mío y solo mío.

Le miro con cara traviesa, sonriente, fijando mis ojos en los suyos, dejando entrever una sonrisa torcida...¿quieres follarme? Si...Se que quieres volver a sentir tu virilidad en mi interior, y yo quiero volver a sentirte dentro de mi,¡Hazme tuya! Hazme sentir, muevete dentro de mi, has que mis mejillas se sonrojen, que de mi garganta se escapen gemidos gritos y jadeos. Suelta tu agitada respiración muy cerca de mi oído. Los susurros encierran palabras jadeantes, gemidos que anuncian la cúspide del placer. Cúspide que alcanzo una y otra vez. La sangre se dispara. La realidad se dispersa. La respiración se agita, los músculos se tensan, la cabeza se pierde, el silencio vuelve a acogerme.

De nuevo el silencio,al que nunca sentí tan ruidoso.
De nuevo el silencio, que parte mi cuerpo.
De nuevo el silencio, que me acoge en su lecho,

Cierro los ojos. Otro abrazo. Un último abrazo. Te quedas conmigo y volvemos a dormir juntos, pero con la nueva llegada del sol, otra vez habrás desaparecido.

No quiero dormir para que no puedas irte. Mientras la luna brille en el cielo, tu estarás conmigo.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 925 veces y ha sido evaluada un
73% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • mano5chi publicada 12/09/2008
    Breve pero intenso. Me gusta especialmente la frase de cierre: mientras la luna brille en el cielo...Yo añadiría: when the night is over like a bat out of hell I´ll be gone, gone, gone. Meat Loaf & Jin Steinman Forever!
  • AsociacionTecnologica publicada 02/09/2008
    valoración en su sitio, besos :)
  • nenya_ publicada 28/08/2008
    Ya lo dije una vez "lleva el alba asesinando"... porque será que siempre cuando llega el día nos arrebata lo que ha sido nuestro durante la noche... Y después te vas quejando de musas jodía :*
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Relatos eróticos VIII

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 25/06/2005