Basado en hechos reales

5  15.10.2006

Ventajas:
XXX

Desventajas:
XXX

Recomendable: Sí 

llibertat83

Sobre mí:

usuario desde:25.09.2006

Opiniones:6

Confianza conseguida:1

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 5 miembros de Ciao

Preciosa. No tengo otra palabra para describirla. Mientras la admiraba por el retrovisor del coche podía admirar sus largas piernas firmas, la suntuosidad de sus caderas, las perfectas curvas de sus senos y su sornisa. Su brillante y magnífica sonrisa.

Después de un año entero sin verla y aún es capaz de quitarme el aliento. Aún recuerdo aquellas noches con nostalgia: domingo, después de una noche dedicada enteramente al sexo y las caricias.

Esta noche la veía diferente, no era como las noches de hace un año, era más que un simple rollo de fin de semana y esa noche esperaba tratarla como a una reina, llevándola a cenar tomar unas copas y recuperar este año perdido en el que yo había dado bandazos sin saber como encauzar mi vida.

Oriento disimuladamente el espejo hacia la calzada de nuevo mientras ella entra en el coche levantándose levemente la falda y dejando entrever aun más sus delicados muslos. Me concentro en la conducción. Ella no para de hablar, mirándome fijamente y sin dejar de sonreír. De vez en cuando dirige su mirada hacia las aceras observado el gentío y haciendo ondear su cabellera, la cual desprende una fragancia turbadora. Adoro esa fragancia. Mierda, hemos llegado. Me gustaba la proximidad que ofrece el coche.

Al disponernos a entrar, ella me da un beso en la comisura de los labios y me dice que no me había saludado. Me estremezco e intento disimularlo. Me coge del brazo, se acurruca y entramos en el restaurante. Me ha costado una pasta, espero que disfrute. Hablamos de todo lo que nos ha pasado en el último año, de lo que habíamos vivido con anteriodidad y de nuestros planes de futuro individuales. Le miento sobre los míos ya que son con ella.

Durante toda la cena noto su pie frotándome el gemelo izquierdo supongo que es un acto inconsciente y que no se percata de que lo hace, pero me está volviendo loco. Juega con un rizo de su cabello y se relamo los dedos con delicadeza después de cada gamba. Me encanta observar la forma que adoptan sus labios con ese gesto.

Tomamos el café y le ofrezco entre risas ir a tomar una copa. Me encanta su perfume. Salimos abrazados del restaurante esta vez me coge de la cintura para acurrucarse y yo me río haciendole cosquillas en el hombro descubierto sobre el que ha apoyado mi mano.

En las copas, la conversación es más confidencial, los gestos más íntimos, las caricias se alargan más. ¡ Dios ! Quiero besarla. Le agarro suavemente de la nuca y la atraigo hacia mí. Nos fundimos con pasión en un largo beso, ella al acabar suelta una risita; quizá halla bebido demasiado, me dice. Añade que soy malo porque lo que pretendo es llevármela a la cama. Lo niego y le ofrezco llevarla a su casa. En el coche cae en un estado de somnolencia y me entretengo mirando su escote y de vez en cuando ojeando la carretera. Mierda, por qué se harán tan cortos los viajes en coche.

La despierto con un beso en los labios. Ella se me aferra al cuello cuando me dispongo a separarme. Nos devoramos y mientras yo la abrazo, ella empieza a descender su mano hacia mi entrepierna, me acaricia el muslo y , sin previo aviso, me agarra el miembro. Me dice entre suaves roces de su lengua que quiere que suba.

Subo. Me quito la chaqueta, ella me quita la camisa, la abrazo y me dirijo a la cama con ella aferrada con sus piernas a mí. Noto su calor. Su presión es extremadamente agradable. La tumbo con delicadeza. Ella gime mientras le beso el cuello y le deslizo el vestido por los hombros para desprendérselo. Me desabrocha los pantalones. Se zafa de mi peso y me empuja de espaldas a la cama suavemente mientras me besa el pecho. Su boca recorre mi cuerpo mientras me quita suavemente los pantalones.

Me deshago de los zapatos. Ella se desabrocha el sujetador. Está encima de mí y se desliza hacia mi paquete para fortar sus senos en él mientras me besa los costados. No había sentido nunca esos escalofríos. Es divina. Me lame los huesos de la cadera con delicadeza, deslizando mis calzoncillos hacia el suelo y se introduce mi verga en la boca con pasión mientras me acaricia el escroto con una mano. ¡Qué placer tan intenso! Le hago incorporarse y, mientras sube despacio, me besa el cuerpo. Yo estoy descontrolado, la pongo boca arriba y comienzo a hacerle un cunilingus saboreando sus dulces fluidos.

Está empapada y comienzo a frotarme con mi miembro sobre su clítoris aguantando las ganas de eyacular sobre ella cuando, de repente, ella empieza a gemir con más fuerza y se incorpora curvando la espalda sin levantar la cabeza de la cama. Ella se ha aliviado, ahora me toca a mí. Le cojo por las pantorrillas, le separo aún más las piernas y empiezo a penetrarle con pasión. Ella continúa gimiendo con fuerza. El encanta. Me alborota el pelo y me devora los labios. Me abraza con las piernas y me presiona contra ella. ¡Dios! Ya no aguanto más y me derramo en ella, estremeciéndome y besándole dulcemente los senos. Caemos rendidos. Nos abrazamos con ternura y descansamos uno al lado del otro con su cabeza apoyada en mi pecho.

Me encanta despertar por las mañanas a su lado, y sé que esta vez no nos separaremos.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
gvclm

gvclm

18.10.2006 21:56

Frases mal escritas como: "y """se relamo""" los dedos con delicadeza" o como: "se desliza hacia mi paquete para """fortar""" sus senos en él mientras me besa los costados" o como: "Ella continúa gimiendo con fuerza. """"El"""" encanta." ...hacen que te despistes pensando en qué quieres decir. El relato erótico debe ser fluido y sin interrupciones. Se nota que no te lo has leído después de escribirlo. Para otros fines no importa. Para el erotismo es esencial no distraer al lector con faltas ortográficas. Ánimo con el siguiente.

Moraneus

Moraneus

18.10.2006 07:29

Buen relato, bienvenid@!

dy_ana1982

dy_ana1982

17.10.2006 03:36

precioso, a quien no le gustaría despertar a su lado dp de una noche así?? bsazos:))

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Relatos eróticos ha sido leída 77560 veces por los usuarios:

"excepcional" por (27%):
  1. dy_ana1982
  2. Kill3R_1
  3. Lemale

"muy útil" por (64%):
  1. lalechesoyyo
  2. xunilzita
  3. Moraneus
y de usuarios adicionales 4

"nada útil" por (9%):
  1. gvclm

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.