**** INFIELES ****

5  27.04.2005 (29.04.2005)

Ventajas:
Veo que está de moda escribir relatos eróticos  :  - D

Desventajas:
Que no te guste, que seas un reprimido, una monja o un sacerdote xDDDDDD

Recomendable: Sí 

nninna

Sobre mí:

usuario desde:19.04.2004

Opiniones:189

Confianza conseguida:196

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 56 miembros de Ciao

Elena estaba a punto de casarse con Miguel, un empresario diez años mayor que ella, de físico corriente,buena persona,pero soso en la cama y en su vida cotidiana.

Se conocieron en un viaje de negocios. Elena era modelo, era joven, alta, morena, de ojos negros y esbelto cuerpo. Elena era una diosa, y sabía cómo sacar partido a su admirable belleza; Sabía cómo volver loco a un hombre con sólo mirarle... Y eso fué lo que volvío loco a Miguel, sus ojos.

Elena no sabía exactamente porqué se casaba con Miguel. Su relación iba bien, aunque con los típicos altibajos normales en una pareja. Sabía que junto a él tendría la vida solucionada y no se lo pensó dos veces cuándo él le pidió matrimonio.

Elena quería a Miguel, pero no le deseaba.

Los viernes, Miguel solía tener viaje de negocios y llegaba el sábado pronto por la mañana. Elena aprovechaba para salir con sus amigas y pasarlo bien, aprovechar las pocas semanas que le quedaban de soltería... Pero Elena era muy viciosa y no se conformaba exclusivamente con salir a bailar y pasarlo bien, necesitaba que alguien le diera caña, aunque solamente fuera una vez por semana, con algún atractivo desconocido que le hiciera el amor salvajemente.

Esa noche, Elena se maquilló perfectamente. Se puso un sencillo top, una minifalda y salió con sus amigas de siempre, Laura y Nuria.

En la discoteca, Elena solía ser objetivo de todas las miradas masculinas. Sentía cómo la deseaban, se acercaban a ella, jugaban a seducirla..

Al otro lado de la barra, un chico moreno de pelo largo hasta los hombros, miraba sin cesar a Elena. Cruzaron un par de miradas y Elena se estremeció. Ese era el tipo de hombres que le gustaban: guapos, directos, de mirada penetrante, capaces de hacerla estremecer tan sólo mirarla.

Fué entonces, bailando, cómo empezaron a acercarse.


-Hola! Me llamo Elena

-Yo Jon. Encantado

-Igualmente.

-Jon.- Te apetece tomar algo?

- Elena.- No, gracias.. acabo de tomar algo ahora mismo. Prefiero que bailemos...

Parecía cómo si se conocieran de toda la vida. Bailaron efusivamente toda la noche, y entre copas, bailes, charlas y risas.. iban surgiendo las miradas cómplices, miradas penetrantes con las que se iban desnudando lentamente...


Elena.- Me parece que es un poco tarde, aunque me lo he pasado muy bien...
Jon.- Si quieres podemos hacer la última copa en mi casa..
Elena.- Pensaba que no me lo pedirías nunca.


Jon cerró la puerta de su apartamento, y mientras ponía un Cd de blues,Elena se puso cómoda en el sofá.

Jon.- ¿Que vas a tomar?
Elena.- Tienes Bailey's?
Jon.- Tengo de todo ( le dijo, guiñándole el ojo )

Jon observaba a Elena, y sin poder aguantar más el deseo que invadía su cuerpo, cogió la copa de Elena, la quitó de sus manos y la puso en la mesa. Jon se abalanzó sobre Elena con pasión. Le acarició el pelo y el cuello mientras se llevaba a Elena a su boca, buscando su legua con desesperación. Elena se dejo llevar, ofreció su lengua a Jon. Se fundieron en un beso humedo y excitante. Jon levantó a Elena en brazos y la llevó contra la pared, pudiendo Elena notar la dureza de su miembro. Luego la llevó a su habitación. Ambos se desnudaron con pasión. Jon quedó fascinado con el cuerpo de Elena, cuándo por fin puedo observar sus hermosos pechos, sus perfectos pezones en estado de excitación y su pubis perfectamente depilado. Jon, abrió lentamente las piernas de Elena, y empezó a lamer su sexo con auténtica pasión. estaba demasiado excitada. Aquél desconocido la estaba haciendo gozar demasiado, llevándola a los límites de la excitación. Elena se fué incorporando poco a poco hasta llegar al miembro de Jon, el cuál lamío hasta saciarse.. Elena lo estaba llevando al clímax y Jon tuvo que parar los pies a Elena, porqué lo estaba haciendo tan bien que iba a correrse pronto.

Jon .- Quiero follarte
Elena.- Si, fóllame!!!! Te necesito dentro de mí ahora mismo!

Jon dió la vuelta a Elena y se dispuso a penetrarla. El miembro de Jon estaba completamente duro y excitado. Jon penetró muy lentamente a Elena, y cuándo por fin estuvo dentro, empezó a moverse rítmicamente, con rapidez, apretando suavemente las nalgas de Elena y acariciándole los pechos esporádicamente. Elena gemía cómo una posesa, estaba en un punto de excitación máxima. Luego, Elena se puso encima de Jon y empezó a moverse rápido. Los movimientos de Elena simulaban los de una serpiente inquieta. Jon creía enloquecer.

Jon.- Sigue así, te mueves muy bien, estoy a punto de correrme.
Elena.- Yo también!! Sigue, no pares!!!

Probaron distintas posturas, pero acabaron haciéndolo por detrás, era la postura que les excitaba más; la del perrito. Jon agarraba el pelo de Elena con fuerza y la penetraba cada vez más fuerte hasta que Elena llegó al clímax, notando distintas contracciones, muy seguidas, muy fuertes. Fué el mejor orgasmo que había tenido en semanas. Seguidamente fué Jon el que se corrió y lo hizo encima de las nalgas de elena, muy sudororso y agarrándola fuertemente cómo si se le fuera a escapar.


Después del clímax se quedaron un rato abrazados..

Jon.- Tendrás que vestirte e irte, mi mujer llega ésta mañana, ha estado de viaje de negocios, es azafata de vuelos.

Elena.- Si, mi novio también debe haber llegado


Lo que no sabían ni Jon ni Elena es que mientras ellos dos habían estado disfrutando de una placentera noche de sexo, la mujer de Jon había estado de azafata en el mismo avión en el que viajaba Miguel, inlcuso le había servido una copa.

Jon .- ¿Nos volveremos a ver?
Elena.- Quién sabe....


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
pedro33

pedro33

22.09.2006 13:04

Casualidades de la vida, ¿que paso con la azafata y el futuro?, me ha gustado

Soyvoybuena

Soyvoybuena

15.04.2006 11:49

muy bien escrito besotes wapa

Siyita

Siyita

10.04.2006 18:30

Para terminar la historia, como sugerencia, igual podías contar también cómo se liaron la mujer de Jon y el novio de Elena...

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Relatos eróticos ha sido leída 18046 veces por los usuarios:

"excepcional" por (23%):
  1. rosmarinus
  2. Paparra69
  3. BCN92
y de usuarios adicionales 26

"muy útil" por (76%):
  1. txetxinho
  2. dy_ana1982
  3. SOYVOYBUENNA
y de usuarios adicionales 92

"útil" por (1%):
  1. pedro33

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.