Requiem - Wolfgang Amadeus Mozart

Imágenes de la comunidad

Requiem - Wolfgang Amadeus Mozart

> Ver características

97% positivo

23 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Requiem - Wolfgang Amadeus Mozart"

publicada 01/08/2007 | nostromos
usuario desde : 22/11/2000
Opiniones : 358
Confianza conseguida : 0
Sobre mí :
Excelente
Ventajas La musica de Mozart o su taller
Desventajas Como te miran cuando dices, me mola el Requiem
muy útil
Originalidad
Letras
Calidad y consistencia de las canciones
Duración del éxito
Cómo se compara a otros lanzamientos del mismo autor:

"Requiem, sublime"

Bueno poco puedo aportar a las opiniones que he podido leer en este apartado, en el que se analiza, una de las obras, mas controvertidas de este genial compositor, en torno a cuya autoria no parece que haya un absoluto concenso,en cualquier caso, hay trece opiniones mas, a cada cual mas interesante, en ellas, se puede uno adentrar en los mas pequeños detalles que rodean a esta obra, por mi parte, podria contribuir, con otro alubion de datos extraido de cualquier buscador, lo siento pero prefiero seguir otra linea...

INTROITUS.

Es la obertura de esta obra, pero no olvidemos que no estamos ante una composicion corriente, se trata de una Misa de Requien, una compisicion de tipo religioso, que se interpreta como homenaje, ante un ser que acaba de dejar este mundo, asi Mozart, combinando la parte instrumental con los coros, nos introduce en esta ceremonia, para ello hace uso de una delicada melodia, que todo a lo largo de esta introduccion nos va ayudando a asumir, lo efimero de la vida, del ser humano, lo breve que es nuestra esistencia, comparada con esa otra, en la que estamos dando nuestros primeros pasos, pero es solo la introduccion, y tras esos acordes que nos han iniciado en la ceremonia, pasanos a la siguiente parte de esta...

KYRIE.

Tras la introduccion, el Kyrie, oracion hecha musica, en la que el autor nos brinda una composicion, brillante, no podemos olvidar su profesion, como mason, que por otra parte, no sera esta la primera vez que se transluzca a la hora de plasmar, sus sentimientos , asi pues este fragmento del Requiem, es una forma de alabar el nombre de Dios, un Dios alejado de la vision oscura, siniestra que podia, pfrecer la doctrina oficial, es un Dios, al que se adora desde la luz, desde la dicha de ser creyente...

DIES IRAE.

Pero no nos llamemos a engaño, tambien es un Dios, que ha de juzgar, al difunto segun sus obras, ello es lo que nos dice, la fuerza de esta tercera parte, la musica vibrante, que nos arrebata de cualquier sentimiento de autocomplacencia, a llegado la hora de esplicar que, es lo que hemos hecho con nuestra vida, me recuerda en parte esa parabola de lo talentos, en la que el amo deja a sus siervos a quienes da, a cada uno de ellos, una cantidad de talentos (moneda empleada por giregos y romanos) a su vuelta, les perida cuentas y bueno...es la sensacion que me transmite esta musica...otra imagen que puede venir a la mente es la del alma, que segun los egipcios se coloca sobre una balanza, a fin de juzgar si es merecedora de salvarse.. esta musica nos ira acompañando hasta la siguiente parte de esta composicion.

TUBA MIRUN.

Uno de los fragmentos mas melodiosos, que se desliza, rompiendo con todo lo anterior, en el que los solistas,se van alternando en la recitacion de la parttura, apoyandose en la musica que les sigue al fondo, poco a poco, nos veremos sumergidos, arropados, por la calma que transmite esa musica. es la trompeta que suena para reunir en torno al trono de Dios a las almas de los creyentes, sin lugar a dudas la alternancia de las voces de los solistas, es el efecto mas destacado, sin olvidar esa musica que se despliega al fondo, cubriendo el vacio que podria producirse.

REX TREMENDAE.

Tras las trompeta del fragmento anterior, estamos ante el trono, contemplando el esplendor de Dios, y con la solemnidad de esta musica, es casi como estar alli, respirando ese mismo aire, en que el creador, vuelve sus ojos, y comtenpla a las criaturas a las que insuflo la vida...Lo cierto es que Mozart tiende a ser muy grafico en su musica, los titulos, no solo nos estan presentan cada fragmento, son una pista, si la seguimos podremos identificar los sentimientos que quiso plasmar, en cada una de las partes que configuran el Requiem. Aqui no ahi que ir muy lejos en la interpretacion, para comprobar que son tonos majestuosos, regios...

RECORDARE.

De la introduccion hemos iro pasando por varias etapas, al Kyrie o al Rex Tremendae, en el que pudimos admirar la gloria de Dios en su grandeza, pero aqui, es ante Jesus, como intermediario que da su vida, por el genero humano, ante quien nos postramos, a quien dirigimos esta plegaria, implorando una vez mas que actue como abogado, que defienda nuesta causa.. Como suele decirse, nos acordamos de Santa Barbara, solo cuando truena, lo mismo sucede con la figura de Jesus, solo acudimos a el, cuando la situacion esta perdida, porque sabemos que no nos habra de dejar en la estacada, por algo es el mesias...Sin lugar dudas, como catolico, interpreto la musica que estoy, escuchando, no solo me sirvo de los titulos, que figuran al comienzo de cada fragmento, o del texto de las letras, miro a mi interior, y alli encuentro las cuedas que el compositor se propuso pulsar, los sonidos que persiguio, que busco en cada uno de nosotros, es una ieza hondamente religiosa, como solo puede serlo aquella que dericamos, a un ser que ha llegado al final de sus dias...

CONFUTATIS.

Sin lugar uno de los fragmentos mas hermosos de esta composicion, es el momento de la desesperacion, el juicio esta a punto de llegar a su final, y sentimos las llamas que nos lamen los pies, es la hora de emplear los ultimos recursos desesperado, la suplica final, esta en juego la salvacion de nuestra alma, con una entrada vibrante que poco a poco va decayendo, que se desliza a esa especie de resignacion del final..
No puede dejarse esta parte sin mencionar, esos acordes con que se abre, sin lugar a dudas poco o casi nada tienen que ver con la forma, en que la melodia avanza, evoluciona, hacia una
conclusion, de melancolica resignacion, que abre paso, a la siguiente etapa, en este viaje de despedida.

LACRYMOSA.

Adios, nos vamos alejando, para fundirnos con todas las almas que nos han precedido, para junto a ellas aguardar, ese dia en el que el señor. se levante en su gloria, para juzgar, como dicen las escrituras a vivos y muertos... Sencillamente magistral, en todo su recorrido.

OFFERTORIUM
DOMINE JESU CHRISTIE

De nuevo la plegaria en la que diriimos nuestros ojos al salvador, para que no abandone, para que no deje de lado, las almas de los difuntos, que aguardan el juicio, en una pugna entre las voces masculinas y femeninas del coro, que acabaran fundiendose hacia el final, en un clamor de alabanza.

HOSTIAS,

Estamos cada vez mas cerca del final, la comunion, en la que el ser humano, recibe al Dios, lo acoje y cobija en su interior, sin lugar a dudas, ambos han hallado la reconciliacion que solo pude alcanzarse, mediante el perdon. Es en esta musica donde, recuperamos, parte de lo antes escuchado, ello es debido a que segun creo, es una de las partes que no, son enteramente obra del compositor, por ello se recurrio a recrear, fragmentos anteriores, adaptandolos al momento que se plasma.

SANCTUS.

La gloriosa conclusion de esta pieza, ha llegado, el final, en el que se ensalza la gloria de Dios, y de su hijo enviado a la tierra para redimir los pecados de los hombres. En cuanto a la composicion, conjuga a la perfecion, la parte coral, con que se abre, con la posterior, en la que toman el relevo los solistas, sin olvidar la parte orquestal, con una magnifica participacion de los instrumento de viento,que en algunos momentos hacen la funcion de solistas, que se suelen reservar los violines, todos los elementos se conjugan en esta conclusion del Requiem, para ofrecernos una vision global de la obra, una muestra que nos ayuda a caminar a todo lo largo de esta magnifia composicion, a cuyos acordes finales, nos vamos acercando poco a poco de forma irremediable, hacia el final las voces se callan, cediendo de nuevo ese papel solista al viento, de nuevo regresaran las voces, alternandose los coros, con los solistas, siendo el efecto el de una ola, que avanza, poco a poco, que a medida que deja atras, el espacio, que hemos recorrido crecre, haciendose cada vez una masa de agua mayor, que al final rompera contra la costa, dejandono sumidos en el silencio, en el que se sume cualquiera que escuche esta obra..

Bueno es una Misa de Requien y si bien, cualquier obra musical puede adaptarse, a los sentimientos o vivenciacias personales del que la escucha, en mi caso, no me siento capaz de interpretar esa musica de otra manera, no siento la presencia de seres fantasticos, como hadas o duendes, asociados a las notas, que se van desgranando, que en su avance, nos hablan de la relacion del hombre con Dios, puede que si fuera ateo, mi visio no tendria nada que ver con esa, que he tratado de plasmar, jamas lo sabre, somos lo que somos....

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 1655 veces y ha sido evaluada un
91% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • irenecer publicada 01/08/2007
    Muy buena opinión, saludos
  • cuchufleta publicada 01/08/2007
    Buena opi, aunque mis conociemientos sobre música clásica son nulos. petonets
  • Gatita3 publicada 01/08/2007
    Una opinión muy buena. La verdad es que no estoy familiarizada con la música clásica aunque de vez en cuando me gusta escucharla. Besos!
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Requiem - Wolfgang Amadeus Mozart

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Compositor: Wolfgang Amadeus Mozart

Ciao

Incluido en Ciao desde: 23/07/2001