Rumbo a Inglaterra

5  25.08.2010

Ventajas:
Unos barcos muy buenos

Desventajas:
La espera antes de embarcar

Recomendable: Sí 

mturne

Sobre mí: Alguien necesita un arquitecto con poco trabajo ...

usuario desde:11.04.2010

Opiniones:91

Confianza conseguida:55

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 33 miembros de Ciao

Os voy a comentar mi experiencia para cruzar el canal de la Mancha desde Calais (Francia) hasta Dover (Inglaterra), tanto en viaje de ida como de vuelta.

Primero de todo deciros que este viaje se puede realizar de dos formas, en ferry que es como yo lo he realizado, o en tren, por debajo del canal de la Mancha. La modalidad que os voy a comentar es a través del mar, en barco.


El canal de la Mancha

Como os podéis imaginar, el canal de la Mancha ha sido siempre un obstáculo natural entre Francia e Inglaterra, que ha mantenido las dos culturas aisladas una de la otra, aunque tan próximas que muchas de las costumbres se parecen.

Para viajar a Inglaterra, el método más antiguo ha sido cruzar en barco el canal de la Mancha por su punto más cercano entre las dos tierras, es decir entre Calais en Francia y Dover en Inglaterra. Las dos poblaciones han ido desarrollando puertos importantes para el comercio, y se han convertido en los principales puertos de entrada y salida de mercancías de unos y otro país, y por consecuente, también de viajeros, por lo menos hasta la llegada del avión comercial a mediados del siglo XX.


Los ferrys que cruzan el canal

Deciros que hay distintas empresas que realizan la travesía del canal de la mancha, aunque solo hay dos que realizan la travesía de Calais a Dover, que son P&O Ferrys y Seafrance. Otras compañías, como la Northfolk line realizan otros recorridos parecidos, pero con otros puertos de llegada o salida.

Las dos compañías se pueden contratar por Internet sin ninguna dificultad, definiendo en todo momento en que día y en que hora pretendemos cruzar el Canal, si queremos el viaje de ida o de ida y regreso, y otros servicios adicionales.


La empresa Seafrance

Nosotros contratamos el ferry con la empresa Seafrance a través de Internet, aproximadamente con unas 3 semanas de antelación. La pagina web www.seafrance.com es muy intuitiva, y esta disponible en diversos idiomas, incluido el español.

Una vez dentro de la pagina se accede a los días que necesitemos, y nos informa de en que ferrys hay plazas disponibles y que precios tienen cada uno de los ferrys, que pueden variar de 40 a 80 euros aproximadamente, dependiendo de la demanda que tenga el ferry, el horario que pretendamos usar y el día de la semana en que nos encontremos.

Yo contraté el trayecto de ida y vuelta, con unos precios de 55 euros para el viaje de ida y 69 para el de vuelta. Estos precios son por vehículo particular sin remolque de hasta 5 personas. Si vamos en otro medio de transporte o disponemos de remolque también hay la opción de contratarlo por otro precio.

La empresa dispone de 3 barcos que realizan esta ruta, uno de 2002, otro de 2005 y el tercero de 2008. En todo momento se informa de que barco estamos contratando, y si tenemos preferencia por alguno de ellos podemos reservarlo directamente. De todas formas todos son muy parecidos y las comodidades son similares.
Nosotros realizamos tanto el viaje de ida como el de vuelta con el Seafrance Rodin, el barco de 2005.


Mi experiencia en cruzar el Canal de la Mancha.

Ahora os voy a contar mi experiencia para llegar a Inglaterra. Os comento que es interesante realizar esta ruta para saborear la idea de llegar a otro país, porque tienes tiempo para hacerte a la idea.

Comentaros que es necesario llegar con tiempo al puerto antes de embarcar. La empresa te recomienda una hora antes de tu salida, aunque se puede apurar un poco.

En el puerto de Calais

Una vez llegáis a Calais, los carteles para llegar al puerto son muy visibles, ya que la población vive prácticamente de esto. De hecho la autovia llega prácticamente a los muelles y termina en este punto. Es normal que una vía rápida de salida a las mercancías que llegan o salen a Inglaterra.

Lo primero que tendréis que hacer es el control de la aduana. Desde el mismo vehículo, os pedirán que entreguéis los pasaportes o DNI de todos los ocupantes del vehículo. Desde la garita un funcionario os mirará para que lo estéis engañando y os los devolverá.

Seguimos con el vehículo y llegamos a otras garitas esta vez de la compañía de ferrys, que puede ser Seafrance o P&O Ferrys. Allí os pedirán la reserva. Le entregáis la impresión de Internet de la reserva y os comentará hacia donde tenéis que ir para esperar el ferry. Os entregan un papel para colgar en el retrovisor con la fila de vehículos en la que tenis de esperar.

Seguimos con el vehículo hasta buscar la fila y nos ponemos justo detrás del vehículo que esta esperando y apagamos el motor.

Nosotros llegamos con una hora y cuarto de antelación a la salida del ferry, por lo que pudimos contemplar perfectamente todo el sistema de carga y descarga del ferry y de atracar y desatracar.

Deciros que no hay prácticamente nada en el puerto. Solo una caseta con los lavabos y un par de maquinas expendedoras, o sea que llevaros algo si queréis comer, aunque como os comentaré luego es mejor comer en el barco.

En el ferry

Aproximadamente unos 20 minutos antes de zarpar se empieza a embarcar. La cantidad de vehículos y camiones que llegan a entrar en los barcos es increíble. Durante unos 15 minutos no paran de entrar vehículos, la cual cosa parece hasta increíble que quepan todos.

Los coches suben por unas rampas hasta las plantas superiores de los barcos y aparcan todos en líneas unos detrás de otros. Los operarios de la compañía ya te sitúan para ocupar el mínimo espacio posible en la bodega.

Entonces todos los ocupantes de los vehículos bajan y se dirigen a una escalera y un ascensor para llegar a las plantas 7 y 8 del barco, que son las más altas, donde están todos los servicios para la travesía.

Tengo que decir que me sorprendió muy gratamente estas dos plantas. En la planta 7, hay dos bares con sendos miradores a proa y a popa del barco, mientras que en la planta 8, hay un bar en la zona de proa, un restaurante tipo bistro en la parte de proa también separado con unas mamparas de la zona de bar, una zona de juegos infantiles y de maquinas recreativas en la parte central del barco, y un restaurante self-service en la parte de popa.

También disponemos de una zona exterior en la parte de popa de las plantas 7 y 8, para salir y realizar las pertinentes fotografías de las costas francesa e Inglesa.

Nosotros comimos en el self-service. No es comida muy elaborada, pero tampoco es excesivamente caro, teniendo menús de 2 platos, bebida y postre por 12 euros aproximadamente. Además es una forma de aprovechar el viaje para comer y no perder tiempo de viaje.

La travesía

La travesía tiene una duración total de una hora y media, entre desatracar, el viaje y atracar de nuevo en el puerto de Dover. Os he de comentar que se hace muy corta. De hecho las dos costas se pueden ver de un lado al otro del canal, lo cual nos indica lo cercanas que se encuentran una de la otra. Si pretendéis hacer fotografías de la costa Inglesa, con sus típicos acantilados blancos, es mejor que no os despistéis, porque se os hará muy corto el trayecto.

El atraque

Una vez llegamos al puerto de Dover, se realiza el atraque del ferry, y los pasajeros son llamados a volver a los vehículos. Normalmente se realizan colas para acceder, porque la gente quiere llegar antes que los demás a sus vehículos, no sé porque, total hasta que no esté el barco parado no nos dejarán salir.

Una vez en los vehículos, se abren las puertas y descendemos por una rampa de asfalto hasta el puerto. La salida del mismo es bastante complicada, haciéndose largas colas, combinado además conque tenemos que conducir por la izquierda, cosa que en el primer momento se nos puede hacer algo extraño, sobretodo al llegar a la primera rotonda.
Las colas se forman normalmente porque todos los vehículos llegamos al mismo tiempo al puerto, pero si esperamos un poco esta se disuelve en 10 minutos y nos queda el camino despejado.


En conclusión

Si tenéis pensado ir a Inglaterra en coche, es una buena forma de llegar, porque esta compañía dispone de unos barcos muy bien equipados para realizar estas travesías. Sin duda es una buena opción para contemplar el paisaje y aprovechar el viaje para comer, antes de reanudar nuestra marcha por tierras anglosajonas.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
iblis1

iblis1

11.12.2010 18:43

Pues mira es una buena opción.

JAVIERE28

JAVIERE28

20.09.2010 03:22

Pues si está a ese precio, a tener en cuanta para cuando vaya a hacer una visita por cualquiera de esos paises y decida transportarme al otro ya que veo que no debe tardar mucho :P

dextrosa

dextrosa

08.09.2010 15:01

Pues como me interesa este viaje, me quedo con los datos que nos das, ya que no es largo y tampoco me parece muy caro. Saludos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre SeaFrance Ferries, Francia ha sido leída 1721 veces por los usuarios:

"excepcional" por (30%):
  1. tonielo
  2. javierdd
  3. sebicar
y de usuarios adicionales 8

"muy útil" por (70%):
  1. iblis1
  2. JAVIERE28
  3. wrara
y de usuarios adicionales 23

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con SeaFrance Ferries, Francia