Renovarse o morir

4  06.10.2005 (08.10.2005)

Ventajas:
Tiene de todo .

Desventajas:
Espacio insuficiente y desordenado; precios elevados .

Recomendable: Sí 

larky

Sobre mí:

usuario desde:24.02.2003

Opiniones:517

Confianza conseguida:296

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 44 miembros de Ciao

En cualquier localidad, desde el pueblo más pequeño hasta la macro-urbe más espantosa, hay siempre una serie de comercios tradicionales que son como tabernáculos del espíritu mercantil: se transmiten de generación en generación e inspiran ese sentimiento de respetabilidad que sólo las empresas añejas pueden transmitirnos. Cuando uno entra en ellos, le invade una serenidad que ninguna otra cosa en la vida actual consigue aportarnos: la certeza de que siempre han estado aquí y que aquí seguirán...

Esta macro-tienda de ferretería y droguería es un comercio de este tipo. Llevan 80 años en el negocio y son en Barcelona (y tres o cuatro poblaciones más) el referente indiscutible para este ramo. Cuando alguien no encuentra algo en la ferretería de su barrio, ya sabe que le toca ir al Servicio Estación. Ahí tienen de todo (y te lo hacen pagar).

EL 'ANTÍGUO' SERVICIO ESTACIÓN
---------------------------------------------------------------------------------

Se trata de la tienda que existía en el mismo espacio físico que ahora pero hace diez años o así. Un edificio de cinco plantas, laberíntico, en el que se amontonaban miles de objetos del ramo. Los diferentes departamentos estaban enlazados siguiendo los caprichos de una mente huérfana de cualquier asomo de racionalidad. Tan sólo había (y sigue habiendo) otro comercio en Barcelona aún más embrollado y confuso: la Casa de las Mantas, en la calle Junqueras. Pero es que allí se ha dado el caso de clientes que se han perdido y han vuelto a aparecer al cabo de varios años... ¿Creéis que exagero? Daros una vuelta por esa tienda y ya me contaréis.

Y el caso es que, precisamente, Servicio Estación nació en los años 30 como un ejemplo de comercio moderno y organizado, lo que da que pensar de cómo debían ser los almacenes de la época. El edificio mismo fue construido en los años 50 y por sus dimensiones y su apariencia tenía que ser el lo máximo en materia de venta al por menor de artículos de ferretería y similares. Por desgracia, este es un tipo de producto que necesita un sistema de clasificación muy complejo. Tan complejo, al parecer, que a los ojos del profano se asemeja bastante al caos...

Esta era tan sólo una de las peculiaridades del establecimiento. Como otros grandes almacenes tipo El Corte Inglés o Preciados, estaba organizado por departamentos. Cuando comprabas una cosa debías de pedirla en un mostrador. Entonces el dependiente te hacía un papelito que llevabas hasta una de las cajas, invariablemente atendida por una señora incluso más vieja que la misma tienda. Pagabas y recibías a cambio el papelito de antes pero con un sello. Regresabas al mostrador, donde intercambiabas el mencionado papel por la mercancía que habías adquirido y muy ufano te ibas a casa... Una mecánica muy sencilla pero que ni el más optimista describiría como ágil. En realidad, debías armarte de bastante paciencia a sabiendas de que ir a comprar allí significaba que no debías estar pendiente del reloj...

Cuando ibas a comprar algo al Servicio Estación asumías, además de la pérdida de tiempo implícita, que te iba a costar más caro que en cualquier otro lugar. Tener de todo, al fin y al cabo, tenía un coste. Un coste que tenía que asumir el cliente, por supuesto. Por desgracia, este sobrecoste, no compensaba el sobreesfuerzo que los empleados tenían que hacer para tener bajo control varios miles de referencias (vamos, que no les repercutía en su paga) y te lo hacían pagar a ti tratándote como una piltrafa. Además, había que verlos, con sus batas y manguitos, parecían recién salidos de una máquina del tiempo...


EL 'NUEVO' SERVICIO ESTACIÓN
---------------------------------------------------------------------------------

En los últimos años este establecimiento, parangón del comercio 'de toda la vida' en nuestra ciudad, ha experimentado una relativa modernización. Junto a los tradicionales productos de ferretería, droguería, jardinería y materiales para la decoración y la albañilería, se han añadido en cada vez mayor abundancia símbolos de la modernidad como los consumibles informáticos. Contando además con un lavado de cara y una mejor iluminación, la cosa empieza a tomar el cariz de un comercio más o menos actual.

La principal mejora es lo relativo al pago por caja. Ahora (anda que no les costó) hay cajas a la salida y si tú necesitas cualquier cosa la coges del estante como en cualquier supermercado y la pagas a la salida. Por supuesto, sigue habiendo multitud de artículos que necesitan de la intervención de un empleado, pero al menos en algunos casos puedes ahorrarte el hacerle el paripé a un señor malcarado... La distribución espacial sigue siendo caprichosa, a pesar de los intentos por racionalizar el espacio, algo bastante difícil habida cuenta de la estructura del edificio y del tipo de mercancía que comercializan. En descargo del establecimiento, hay que reconocer que no es fácil ubicar de forma cómoda y ordenada en un mismo espacio artículos diminutos que necesitan ser clasificados de forma rigurosa con otros de gran volumen, por lo que la sensación de caos probablemente sea inevitable.

No menos importante es que ahora ¡puedes pagar con tarjeta! Qué tiempos aquellos en que la cajera te miraba como diciéndote 'vade retro' cuando veía asomar un cacho de plástico de tu cartera...

Sin duda, las características de este establecimiento, en pleno centro urbano, y la imposibilidad de tener un espacio adecuado, con grandes pasillos y techos altos y despejados, como las grandes superficies dedicadas a este tipo de productos (Akí, Bauhaus), situadas en zonas suburbanas, condiciona la actividad de esta macroferretería. La apabullante sensación de horror al vacío que produce pasear por los estrechos pasadizos llenos de trastos queda sobradamente compensada por la posibilidad de tener a tu alcance un montón de cosas que no se encuentran en casi ningún otro sitio. Los empleados quizá no sean simpáticos pero no son ñiñatos con contrato temporal, sino profesionales que entienden de lo que venden. Todo eso se paga. Bueno, todo eso y el hecho de estar a menos de 20 metros del Paseo de Gràcia...
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
zanthedeschia

zanthedeschia

10.05.2006 17:33

Si en fa de temps que no hi vaig! Bé, sí, si no necessito res molt, molt especial, la tenda de Sant Adrià ja em serveix, més petita amb diferència que la del Carrer Aragó. Allà no hi havia res que no trobés, per més rebuscat que fos. Quant a material per a disfresses, per exemple, i quan és l'època, té un sortit força ampli, de plàstics, teixits, bosses de colors...Però ja no em dóna per als treballs manuals, i ja no hi entro com abans. De tota manera, quan hi anava, tot i que el que expliques era ben bé així, m'agradava badar mirant tot el que allà s'amagatzemava, i no tenia la sensació de pèrdua de temps. Clar que també en tenia més... L'atenció era freda com una mala cosa, però jo m'ho passava pipa trobant de tot, encara que no ho necessités. És realment una botiga molt curiosa. Petons.

Sankara

Sankara

17.10.2005 17:31

Va cambiando a mejor que es lo que importa... Hay que reconocer que el pago con tarjeta es todo un avance!

PUENTING

PUENTING

12.10.2005 13:36

Yo no suelo comprar en estaciones de servicio, pero tu opinión está muy bien expresada y nos hace reflexionar. Un saludo.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Servicio Estación, Barcelona ha sido leída 7855 veces por los usuarios:

"excepcional" por (14%):
  1. Sankara
  2. PUENTING
  3. Abad_de_Carfax
y de usuarios adicionales 9

"muy útil" por (86%):
  1. SOYVOYBUENNA
  2. nia1es
  3. MGM1976
y de usuarios adicionales 69

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.