Shutter Island - Martin Scorsese

Imágenes de la comunidad

Shutter Island - Martin Scorsese

> Ver características

81% positivo

61 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Shutter Island - Martin Scorsese"

publicada 24/02/2010 | Eltania
usuario desde : 09/01/2010
Opiniones : 14
Confianza conseguida : 5
Sobre mí :
Qué bueno el haber descubierto el uso de la "negrita" en los formatos de texto de Ciao. Ya mis opiniones no tendrán un monocromo insultante :-)
Genial
Ventajas Para quienes buscan un giro en la tónica del cine actual y les guste el cine negro
Desventajas Un Dicaprio que hace lo que puede, pero...
excepcional
Argumento
Personajes
Calidad de dirección
Banda sonora
Comparada con películas semejantes es:

"Cómo poner a prueba tu mente..."

Estamos inmersos en un ciclo inestable, a muchos niveles… A veces, estas situaciones sugieren que nos movamos en la más absoluta superficialidad, para no penetrar en nuestros dilemas o conflictos, en aquello que nos angustia y atemoriza, como forma de evasión. No obstante, se requiere también bucear en condiciones adversas, complejas, para salir del letargo y comprobar que nuestra existencia es menos trágica de lo que pensamos.

Es muy probable que, después de una jornada de convivencia con otras realidades, en la que a lo sumo notarás una incómoda sensación de sobrecogimiento, un impacto visual inquietante, percibas tu vida desde otra perspectiva.

ARGUMENTO


La historia transcurre en los años 50, y está basada en la novela del mismo nombre, escrita por Dennis Lehane. Un absoluto protagonista, el agente judicial Teddy Daniels (Leonardo Di Caprio), junto su ayudante, Chuck Aule (Mark Ruffalo), se dirigen a una apartada isla, en la bahía de Boston, en donde se ubica una conocida institución psiquiátrica, para investigar la extraña desaparición de una peligrosa paciente.

Esta ha huido de forma misteriosa, esquivando la extrema vigilancia del centro, y, curiosamente, descalza (tal y como se desprende al encontrar los dos únicos pares de zapatos que cada interno tiene asignados), aunque se ha ocupado de dejar un par de pistas escritas en sendos recortes de papel, rastros que Daniels, muy eficientemente, encuentra en el primer rastreo de su habitación.

Sus indagaciones les llevan a interrogar al personal auxiliar, resto de internos y médicos, pero hay detalles que, en un principio, no encajan lo suficiente. Daniels se encuentra con dificultades a la hora de realizar averiguaciones exitosas: preguntas sin respuesta, detalles que se omiten, cruces de miradas ante cualquier demanda inoportuna, internos que parecen lo suficientemente cuerdos como para ser tratados con métodos ambulatorios antes que con medidas de reclusión, prohibición absoluta de visitar uno de los módulos…

Todo esto empieza creando en el espectador una sensación de suspense interesante, y sumado a la narración, en diferentes momentos del film, de los episodios traumáticos vividos en el pasado reciente del protagonista, logran una mezcla perfecta para el desarrollo de una trama policiaca, que se mueve, además, entre la justicia y la venganza, entre tabicar un pasado y cumplir con un deber…

A partir de éste punto, cualquier percepción concebida queda absolutamente marginada, para dar paso a un thriller psicológico, desenmarañando cada enigma hasta concluir en un desenlace, para algunos triste, lógico y previsible para otros, interesante cuanto menos…

OPINIÓN PERSONAL


Acudí a ver la película con alguna que otra referencia de conocidos, que horas antes ya la habían visto, pero, como suele sucederme, no considero estas opiniones como determinantes, ya que cada uno de nosotros advertimos unas sensaciones diferentes aún en los mismos escenarios. Lo que más me condicionaba eran, su director (del que he visto desde buenas obras hasta las chapuzas más ofensivas) y su actor fetiche, Leonardo Di Caprio, del que me ocuparé un poco más adelante…

Estamos ante una entrega del más puro cine policial, de intriga y suspense, completamente engullido por una trama de estremecimiento psíquico, en donde se ponen a prueba los más profundos recursos de resistencia emocional.

He de decir que la película genera un interés constante, es bastante entretenida. Lo más atractivo supone contemplar, durante prácticamente todo el metraje, la paranoica atmósfera que se recrea en torno a las diferentes situaciones emocionales del protagonista y el giro argumental, lo que te genera un insistente efecto de curiosidad.

Destaco, especialmente, su fotografía: oscura, magnífica… (me gustan mucho, especialmente, algunos encuadres del faro), así como su Banda Sonora, por momentos inquietante, penetrante, pero absolutamente envolvente; aparece en segundo plano, toma el papel protagonista cuando es necesario y completa el conjunto.

Los secundarios, Ben Kingsley y Max Von Sydow resuelven con maestría su papel interpretativo, especialmente Kingsley, capaz de ponerte de los nervios como de crear una atmósfera donde la prudencia y el tacto en afrontar la escena se dan la mano. Quizá el menos destacable sea Mark Ruffalo, cuya presencia no impone lo suficiente, aunque sigue un renglón correcto, sin desafinar en exceso.

Con Di Caprio mantengo una particular guerrilla. Siempre he pensado que éste actor soporta, como puede, el lastre de un aniñado rostro, lo que le hace poco verosímil en registros más dramáticos o, como en éste caso, de tinte sobrecogedor. Nada más empezar a ver la película mis sospechas tomaron cuerpo y, muy a mi pesar, me sentí, en parte, decepcionada, porque un angelical semblante no llegaba a transmitirme la crudeza de un dramático pasado, de un desequilibrio emocional, de un tormento mental a punto de sublimarse...

No obstante, igual que pongo de manifiesto mi descontento inicial, confieso que, avanzada la cinta me doy cuenta que el chaval hace lo que puede, procura gesticular de una forma concreta, a veces exagerada, para demostrar que ha crecido y que, al menos, se ha involucrado mucho en la historia. Convence precisamente porque tiene madera y echa el resto, pero no sublima a su personaje, al que, además de todo lo dicho, le pesan su dependencia al alcohol, el asesinato de su pirómana e infanticida esposa y su pasado como “veterano” del ejército, casi na…

Dos horas y casi 30 minutos dan para mucho; no se hace pesada, pero la parte central del film resulta por momentos lenta y reiterada, con más de una trampa argumental no hilada y algún vacío dialéctico, que ni siquiera es desvelado a su fin.

Por lo demás, y aunque no me parece una obra maestra de su director, no sería justo menospreciar un trabajo que nos ha devuelto al clásico cine negro, en donde se aprecia un cuidado por los detalles y con pocas deficiencias criticables. Un film que, gustando más o menos, no te dejará indiferente, en donde te seduce su argumento y te sorprende su final, momento en el que te sientes parte del juego e intentas descubrir qué ocurrió realmente.

Espero la disfrutéis mucho. Saludos.


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 925 veces y ha sido evaluada un
56% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Octubre2007 publicada 16/03/2010
    No la he visto. Di Caprio no forma parte de mis actores favoritos; de hecho, la verdad es que no me gusta demasiado y lo veo apto sólo para determinados papeles. En todo caso, estupenda tu opinión, que me da una idea bastante clara de por dónde van los tiros en esta película. Besos.
  • MISTERCINE publicada 05/03/2010
    tengo ganas de leer el libro, la película es una pasada. Muy bien tu opinión. Saludos
  • Djana publicada 03/03/2010
    Ya tenía ganas de verla, y ahora, luego de leer tu opinión, más ganas. A ver si convenzo a mi contrario de que me acompañe al cine :o/ Excelente opinión.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Shutter Island - Martin Scorsese

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 22/07/2009