Si no fos en secret - Màrius Sampere i Passarell

Imágenes de la comunidad

Si no fos en secret - Màrius Sampere i Passarell

> Ver características

100% positivo

1 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Si no fos en secret - Màrius Sampere i Passarell"

publicada 14/10/2005 | zanthedeschia
usuario desde : 27/08/2005
Opiniones : 21
Confianza conseguida : 16
Sobre mí :
Excelente
Ventajas Muchas más de las que aparenta.
Desventajas Que no se entienda, pero yo lo entiendio así...
muy útil

"El Màrius"

No puedo separar la persona y la obra en este autor, Màrius, no ya porque sus poesías no sean un acontecimiento en sí mismas, desvinculadas de quien las escribe, de mi apego tal vez a su existencia, a pesar de que esa condición le aúne irremediablemente a su obra, sino porque, además, estoy unida a él por un lazo distinto, y le tengo cariño, mucho cariño, aunque él no lo sepa. Hay distancias que no sé cómo salvar... todavía.

Màrius Sampere i Passarell era para mi madre un poeta entrañable, una persona a la que admiraba y a la que quiso enormemente, además de su primo. Y lo era por partida doble, mi abuelo era hermano de su madre y mi abuela de su padre, y todos con todos eran además primos hermanos. Todo quedaba en casa. Mi abuela me hablaba muchas veces de ellos (mi abuela era muy abuela y hablabaaaa...), de la familia, que ya lo era antes de formar la propia. Siempre me ha hecho gracia ese cruce familiar y de apellidos.

Cuando le vi por última vez se alegró tanto después de tantos años sin verle (mi madre fue la que nos mantuvo siempre unidos) que sentí una mezcla de vacío y regocijo, de echar de menos el pasado cerca de él y perderme el estarlo con la excusa de la falta de tiempo, pero a la vez a gusto, muy a gusto, por tener la oportunidad de tenerlo de nuevo conmigo y agradecerle el estarlo. Muchas veces entiendes el cariño a través de actos tan sencillos como la sorpresa de un encuentro no anunciado. Yo le esperaba, él a mí no. De pronto entendí a mi madre, su devoción por él. Y no antes...
A pesar de no haberme visto hacía años se emocionó al reconocerme. No sé si supe expresar cuánto se lo agradecí. No sabía qué decir, ni falta que hace recordar qué es lo que le dije aquel día, sólo recuerdo lo bien que me sentía recibiendo ese cariño tan desinteresado, perdurable en el tiempo. Su recibimiento me gustó tanto... Escribiendo estas líneas creo que voy a remediarlo. Estos días se están celebrando las "Samperíades" en Santa Coloma de Gramanet (1) y voy a ir a verle.

De niña íbamos las tardes de domingo, cuando arreciaba el frío del invierno y los paseos menguaban, a jugar a las cartas a su casa de la calle Andreu Vidal, en Sant Adrià de Besòs, limítrofe con Badalona y Sta. Coloma de Gramanet. Bueno, yo no participaba directamente, era una enana, pero me gustaba mirar, seguir su juego. El Màrius (2) no solía estar, ni su hermano, el Toni, eran jóvenes y aprovechaban el tiempo libre para salir. En su habitación, recuerdo, tenía un piano con las partituras siempre dispuestas, libros, muchos libros, y seguramente un juego de ajedrez, porque era un excelente jugador, afición que había heredado de su padre, el tiet Ton, alguien de quien guardo sobretodo sus ojos claros, amables, como él, y su tremenda sencillez. Era un hombre fuerte, muy de la tierra, pero dulce y pausado como él solo. Yo lo recuerdo así.
De la pared colgaban los premios de los campeonatos que había conseguido mi tío con los partidos de ajedrez. Me encantaba esa casa. Aun conservo la imagen de la mesa que ocupaba casi todo el comedor con las cartas, la calderilla o los garbanzos y las caras de todos ellos, la tieta Adela, el tiet Ton, mi abuela, la iaia Quima, mi padre, el Joan, y mi madre, la Quimeta, las horas oscuras de las tardes de invierno y mi expectación. También las colecciones de cómics impecables, Tintín, El Capitán Trueno, Flash Gordon... (mi memoria no alcanza para todos los títulos), que me dejaba mi tía y de cómo me gustaba leerlos. Los libros cubrían muchas paredes allí. Su madre y su abuelo, mi bisabuelo, eran muy aficionados a la lectura y a través de ellos y de su extensa biblioteca el Màrius descubrió la literatura, se adentró en ella y no tardó en componer sus propios poemas, alentado por el gusto de su abuelo y de su madre. En esas visitas nunca me aburrí, eso lo tengo muy presente. Es curioso, al menos da qué pensar, cómo sin muchos cachivaches para jugar el solo cariño y la compañía que va implícita llena tanto espacio.

Màrius Sampere i Passarell nació en la calle Igualtat ( ahora calle Cartagena, en el barrio de Guinardó de Barcelona) el 28 de diciembre de 1928. Sus primeros años los vivió con su madre y su familia, porque sus padres se separaron desde 1929 a 1941. Cuando tenía siete años estalló la Guerra Civil. Aquellos años y los de la posguerra, marcaron la infancia de Màrius. El dolor y las carencias de esa época quedarían reflejados en sus poesías, así como el escepticismo sobre la existencia, presente en toda su obra . En 1942, después de la reconciliación de sus padres, vino a vivir a Sant Adrià de Besòs, cuya ciudad y río serían citados más tarde en algunos de sus poemas. Poco después finalizó el bachillerato y, debido a las dificultades económicas de su familia, empezó a trabajar en el mundo de la fotografía y la publicidad, dejando los estudios. Hacia 1975 gana unas oposiciones en la administración que le lleva a ocupar, años más tarde, una plaza en el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet de asesoría y normalización lingüística. De ahí las "Samperíades" de Santa Coloma. Entretanto, en 1958, inició sus estudios de solfeo, piano, armonía y contrapunto, con los que después entraría a formar parte de un grupo musical, Estrop, como letrista, músico y compositor.

Sus primeras poesías (entre 1939 y 1949) eran en castellano, empezando a hacerlo en lengua catalana en1958. Participa en Jocs Florals (Juegos Florales) de la Lengua Catalana en el exilio y se presenta a diversos certámenes literarios, pero no será hasta 1963 que verá reconocida su obra al ganar el Premio Carles Riba 1963, con su libro de poemas "L´home i el límit" (El hombre y el límite) , publicado en 1968.
Después seguirían otros volúmenes de poemas y otros premios: Poemes il.licits (Poemas ilícitos), premio President Macià, 1974; Poemes de baixa freqüència (Poemas de baja frecuencia), premio Ribas i Carreras,1975 ; Samsàra, premio Jordi de Sant Jordi, 1982; Llibre de les inauguracions (Libro de las inauguraciones), premio Miquel de Palol 1984; Oniris i el tret del caçador (Oniris y el disparo del cazador),1987; L´ocell que udola (El pájaro que ulula),1990; La taula i les estrelles (La mesa y las estrellas),1992; La cançó de la metamorfosi (La canción de la metamorfosis)1995; Demiúrgia, premio de la Institució de les Lletres Catalanes, 1996; Thanatos suite, 1997, Subllum (Sub luz) premio Crítica serra d´Or, 2000; Les inminències (Las inminencias) premio Ciutat de Barcelona, premio Nacional de Literatura de la Generalitat, 2002 y Jerarquíes (Jerarquías) premio Internacional Laureà Mela,2003. Además han aparecido poemas suyos en diversas antologías como la de Veintiún poetas catalanes para el siglo XXI, de José Agustín Goytisolo (1996). También ha realizado poesías circunstanciales con motivo de diferentes eventos en Santa Coloma de Gramanet. Màrius Sampere es considerado, actualmente, uno de los mejores poetas de Catalunya.

El poemario que encabeza esta opinión (la foto no es la que corresponde, el libro es electrizantemente azul, pero bueno, el título sí es el que es) es una antología que selecciona los poemas de los volúmenes editados hasta el año de su publicación, 1999, en orden cronológico decreciente: "Demiúrgia" (1996); "La cançó de la metamorfosi" (1995); Thanatos suite (1994-1995); La taula i les estrelles (1992); L´ocell que udola (1990); Oniris i el tret del caçador (1987); Llibre de les inauguracions (1986); Samsàra (1982); Poemes de baixa freqüència (1976); L´home i el límit (1968). También incluye poemas inéditos y fragmentos de poemas que obtuvieron algún premio en els Jocs Florals en el exilio.

La decisión de pedir un apartado para este libro y no otro viene dada por la condición de selección de su producción poética, a cargo de D. Sam Abrams i Jaume Subirana, y que ha sido revisada personalmente por Màrius. Creo que es una muestra elocuente de su trayectoria literaria, si bien quedan al margen poemarios posteriores, obviamente. Sea como sea dan una visión general y fiel del estilo de Màrius.
Dudé, sin embargo, en un principio, entre este poemario y otro de edición bilingüe, Iconograma (más interesante para los hispanoparlantes), el segundo de estas características después de Tanathos suite. Pero así como este último fue concebido en catalán y traducido posteriormente por el mismo autor al castellano, Iconograma es un conjunto de poemas creados inicialmente en castellano y traducidos después al catalán, manteniendo el sentido, aunque la traducción literal no exista en todos los versos.
De cualquier modo, el título de uno u otro no son más que el motivo para comentar, a mi manera, y tal como la entiendo,el conjunto de su obra, ajustándome, por tanto, más a la antología que a los límites de un solo libro.


Debo decir que no siempre me es fácil entender el significado de lo que expresa. Su poesía conlleva a menudo un halo de misterio, de traducción del mundo interior, que se refleja de continuo en el exterior, teniendo como vehículos el cuerpo, el amor, el nacimiento, la muerte, el tiempo como límite de lo que proyectamos, las palabras y el silencio como un todo. Los entendidos lo resumen como la "constatación del movimiento incesante, que se percibe a través de los sentidos, y la relación sensorial en sí misma con los objetos y el mundo son la realidad más sólida". Realmente, leyéndolo sin chuleta, ya te temes algo así. Pero no es fácil encontrarle el sentido completamente, sentido que por otra parte él busca constantemente a través de sus letras, del por qué estamos aquí. Dicho de otra manera: a quien le guste más la relación equipolente entre las palabras y las sensaciones y/o los pensamientos, entre las metáforas naturales y las ideas palpables, debe tener en cuenta que este no es el caso. Y después decidir.

Su poesía no responde, de ningún modo, a cánones convencionales, de expresión, métrica y temas sociales, es básicamente, según él mismo expresa, reflexión y lírica de la condición humana y de todas sus contradicciones. La métrica la descartó hace tiempo por entorpecerle lo que realmente quería expresar, aunque tiene poemas inéditos de sus inicios en los que sí está presente la métrica tradicional, del mismo modo que la usa en poemas de circunstancias, dedicados a Santa Coloma de Gramanet. El verso es libre, pero siempre tiene en cuenta el ritmo, con un lenguaje en muchas ocasiones mordaz e irreverente.

Dios, la vida, la muerte, el tiempo como algo pasajero, o permanente, el amor, el dolor, el conocimiento de uno mismo, a través de una continua reflexión hacia el interior y hacia el exterior, el yo como reflejo de lo tangible que configura la realidad, ya sea el propio cuerpo, el físico, que se advierte como parte integrante de los sentidos, del pensamiento que les sucede, o sea a través de la evidencia de los demás o de las cosas alcanzables, que a la vez son causa y efecto de uno mismo, que modelan o son modelados por el amor, el dolor, lo tácito o lo absurdo, la falta de sentido en los sucesos que componen la vida... son los temas que se van repitiendo, que van goteando en su poesía. Dios es el nexo, un dios injusto, que permite la vida y la dirige a través del dolor hasta la muerte, y al que reprocha repetidas veces el sufrimiento. Para él Dios es la constatación de la Nada absoluta y a la vez la garantía. Necesitamos una protección que se proyecta en Dios, llenar un vacío que todos llevamos dentro, quizás como si el mismo dios anidara en nosotros, en nuestro límite. El tiempo, la enfermedad y la muerte son el límite. La vida en sí misma está llena de finales.

Pare, el dolor no calia,
ni les agulles punitives ni el xerric
de les dents en vida, ni la suor freda
ni el tumor fosfòric, ni la nafra
que va estenent-se com un llac nocturn

El que volies sentir dels nostres llavis,
t´ho hauríem dit millor sense sanglots;
la teva casa llunya
l´hauríem trobada, també, només pujant.

La llum de la finestra eterna
rere la qual llegeixes desvetllat, per esperar-nos,
el llibre dels nascuts,
era prou resplendent dalt del turó i la nit
perquè no ens desviéssim mai
I t´arribéssim al cercle magnànim del sopar
amb la puntualitat exacte de la mort. No , Pare,
el dolor no calia.
(Pare, el dolor; Si no fos en secret)
----------------
Padre, el dolor no era necesario,
ni las agujas punitivas ni el chirrido
de los dientes en vida, ni el sudor frío
ni el tumor fosfórico, ni la llaga
que se va extendiendo como un lago nocturno.

Lo que querías oír de nuestros labios,
te lo hubiéramos dicho mejor sin sollozos;
tu casa lejana
la hubiéramos encontrado, también, sólo subiendo.

La luz de la ventana eterna
detrás de la que lees desvelado, para esperarnos,
el libro de los nacidos,
era bastante resplandeciente encima del cerro y la noche
para que no nos desviásemos nunca
y llegáramos al círculo magnánimo de la cena
con la puntualidad exacta de la muerte. No, Padre,
el dolor no era necesario.
------------------------


Durante años se le encasilló en el realismo histórico o social , con el que él nunca ha estado de acuerdo. El hecho de aparecer en un momento en que la poesía social estaba en pleno auge lo enclavaron en esa corriente. Pero su realismo es existencial, aunque esté enmarcado en un contexto social y éste sea el punto de referencia. Es un intento de descubrir las incógnitas de la vida humana, de sus contradicciones, a través de las palabras, el instrumento que las zanja y las plantea al mismo tiempo, que a su vez es límite y vehículo, dejando la duda por respuesta, una duda que incluye una sentencia, al final de los versos, a modo de intento de llegar a una conclusión. Busca constantemente el sentido de la vida, de lo que sucede o creemos que sucede, como una imagen onírica. La duda se mantiene en cada acto. Su lenguaje es irónico, punzante muchas veces, no trata de embellecer el desorden del mundo con él, sino que lo acentúa, fluctuando entre la imaginación y la realidad. En sus poesías utiliza la ciudad como escenario del caos, del desorden, y el río (el Besòs) como el agua que se lleva la vida al límite: la muerte. El amor es lo único que puede salvar la existencia, y se imprenga en todos los objetos que la acompañan. En esta dirección los padres muertos están presentes en muchos de sus textos, como un concepto atávico, que da algún sentido a estar aquí, del mismo modo que se lo dan las personas a quienes quiere.

Pensé en intercalar los poemas o fragmentos de poemas que siguen al comentario, como muestra de los temas recurrentes en su poesía, pero tal y como está lo entorpecían y he preferido añadirlos al final.
Su búsqueda del sentido de la vida, las preguntas sobre la existencia, cobra en ellos diferentes texturas, nuevas, pero siempre confluentes. El universo es un todo lleno de matices.


Qué extraño. Me sorprendo
amándote. Yo creía
que el amor no salía
nunca de su escondite. Y me he visto
donde yo no estaba
sino tú. No importa. La presencia
es oleaje ;el oleaje,
la situación dudosa de los astros;
los astros, de nuevo nosotros,
una y otra vez
la carne reclamándose a sí misma
(Suma y sigue; Iconograma)

--------------------------------------------------------

Esperar el sí, esperar el no,
o la definición, o bien otro enigma,
una nueva inquietud, o la frescura de la fuente
(¿Cómo preguntar?; Iconograma)

---------------------------------------------------------

El poeta anacrónico dijo que
el mar es morir.
Y no es cierto: el agua, que soy yo, se bebe,
alcanza a otras vidas,
las limpia, llueve
y vuelve a mí. Nunca arrepentida,
siempre goteando. Goteando es siempre.
(Hecho de agua; Iconograma)

----------------------------------------------------------

Después del disparo
y de la caída -sin grito-
y de la fuga
y del silencio creado,

en la habitación
vacía
de sol, alguien,
para saber lo ocurrido,
encenderá la luz.
(Después del disparo; Iconograma)

-----------------------------------------------------------

Yo soy mi voz; sin ella, mi lombriz.
(Vaivén; Iconograma)

-----------------------------------------------------------

El ser
el ser que espera
ser recibido.

Veo la tierra,
su reloj de pared.

¿Para quién pasa el tiempo si
se lleva los días?

No pasa: se queda.
Se queda en tu piel, como roce
de un muñeco de trapo
(Turno; Iconograma)

---------------------------------------------------------

Me contradigo; luego me reafirmo.
(Me contradigo; Iconograma)

----------------------------------------------------------

Pobre,
pobre de aquello
que puede expresarse en una frase.

La palabra suprime. Lo escaso
contenido en una descripción
es aún menor que la hormiga
de oro.
(Pobre de aquello; Iconograma)

-----------------------------------------------------------

Jo voldria escriure
El versos més amables i planers, com ho saben fer el poetes nets de culpa,
evitant l´excessiu, la disonància,
sense caure en el parany del mot pervers,
amb la minsa mesura de no comprometre
ànima ni nom. Com ells voldria escriure.
(Ofici; Si no fos en secret)
.......................

Yo querría escribir
Los versos más amables y sencillos, como lo saben hacer los poetas limpios de culpa,
evitando lo excesivo, la disonancia,
sin caer en la trampa del nombre perverso,
con la escasa medida de no comprometer
alma ni nombre. Como ellos querría escribir.

--------------------------------------------------------------------

No venim pas al món: en ressorgim,
sortim d´un brollador
sulfurós entre molses,
o d´un matoll gebrat, o de les urpes
de l`águila real, o bé d´un núvol
rasant i abstret, depèn
de tantes coses!
(No venim pas al món; Si no fos en secret)
.............................

No venimos al mundo: resurgimos,
salimos de un surtidor
azufrado entre musgos,
o de una mata escarchada, o de las garras
del águila real, o de una nube
rasante y abstraída, depende
¡de tantas cosas!

----------------------------------------------------------------------

Néixer i morir, ¿com podrien
arribar-me al cor
si no fos en secret?

Ah, però el meu cos,
fet d´embastes i agulles,
mai no sortí de la mare adormida:

la dona somià que m´expulsava al llops,
jo sé que romanc a llindar del misteri.
(Si no fos en secret)
..........................

Nacer y morir, ¿cómo podrían
llegarme al corazón
si no fuera en secreto?

Pero mi cuerpo,
hecho de hilvanes y de agujas,
nunca salió de la madre dormida:

la mujer soñó que me expulsaba a los lobos,
yo sé que permanezco en el límite del misterio.
----------------------------------------------------------------------

Cuando empezamos una lectura poco a poco entramos en un nuevo universo que antes de él no existía. A través de ella otras experiencias enriquecen la nuestra. Cada vez que abro el libro de poemas encuentro nuevos sentidos en las palabras que hay en él, sus significados son múltiples y me aportan una nueva reflexión en cada repaso. Los poemas de Màrius son para irlos digiriendo poco a poco, sin prisas, eso creo. Conozco al poeta a través de sus poesías, pero ese no es mi límite. No debería serlo. Ya estoy tardando.


Les Jerarquies
són les entitats celestials
que disposen que siguem
tots iguals: els uns
damunt dels altres

I no pregunteu què he dit. Pregunteu-vos
què heu entes.

(Las jerarquías /son entidades celestiales / que disponen que seamos / todos iguales: los unos / por encima de los otros/ Y no os preguntéis qué he dicho: Preguntáos /qué habéis entendido)


(1) Las "Samperíades" son un conjunto de actividades culturales, sobretodo literarias, que se organizan estos días en Santa Coloma de Gramanet, ciudad muy cercana a Barcelona. El motivo de su celebración es el primer Premio Internacional de Poesía Màrius Sampere. Las Samperíades son del 5 al 21 de octubre, fecha en la que se entregará el premio.

(2) En catalán se antepone el artículo a los nombres propios de persona, ya sea "el" "la" o "en" "na". Las personas de mi família son "El" o "La" , y no de otra manera, por eso he preferido conservar el artículo al nombrarlos por su nombre.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 1173 veces y ha sido evaluada un
65% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • arglittle publicada 27/11/2005
    Estupenda opi, hoy ya no me quedan excepcionales que te mereces besisssssssssssssssssss
  • albanta14 publicada 22/11/2005
    ...no sé, quan llegeixo alguna cosa teva em quedo "bocabadada" i "esmaperduda" com diria un amic meu....m'encanta com escrius . Llegiré més al teu "Màrius" i també et recordaré (familia d'un poeta reconegut....!) Gràcies per escriure. Petonassos (com diu en Ludic)
  • loli1010 publicada 19/10/2005
    Cómo me gustaría entender lo que dice el poeta. Quien escribe lo hace en su idioma, y cualquier traducción, aunque la haga el propio autor, cambia su significado.Tendré que conformarme con leer y releer tu opinión, cálido y tierno homenaje a un autor que yo desconocía hasta ahora. Agur
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Si no fos en secret - Màrius Sampere i Passarell

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Título: Si no fos en secret

Autor: Màrius Sampere i Passarell

Lengua: castellano

Ciao

Incluido en Ciao desde: 14/10/2005