Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence

Opinión sobre

Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence

Impresión Total (213): Evaluación Total Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence

 

Todas las opiniones sobre Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence

 Escribir mi propia opinión


 


El final lo estropea todo

3  27.11.2010

Ventajas:
Es entretenida y Will no está mal

Desventajas:
Un final desastroso

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


MorenoSister

Sobre mí: Feliz y emocionada ganadora de los HB. Gracias a todos y os espero en la próxima convocatoria. No me...

usuario desde:27.02.2007

Opiniones:457

Confianza conseguida:241

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 47 miembros de Ciao

Tengo en la retina, desde que la emitieron hace años en la única tele que existía, las imágenes de la peli “El último hombre vivo” protagonizada por Charlton Heston. Recuerdo que mi hermana y yo, muy impactadas, pensábamos que debía ser un chollo vivir así, pudiendo coger lo que querías, haciendo lo que te daba la gana y sin rendir cuentas a nadie. Lo de los seres fotofóbicos que pretendían matarte era accesorio, una mera anécdota. Ah, la inocencia infantil.... Pero es verdad que siempre me han gustado mucho, con una especie de curiosidad algo malsana, todas las pelis o novelas que tenían que ver algo con los mundos postapocalípticos, con esas sociedades arrasadas, la posibilidad de un volver a empezar aunque fuese con esa herencia de guerras o de virus mutantes. Como si todo lo malo se borrase de pronto y hubiese una segunda oportunidad.

Este viernes Telemadrid programó en el Megahit “Soy leyenda”. Como no la había visto nunca, enseguida me preparé con sofá y mantita al visionado. Además el prota es, como todo el mundo sabe, Will Smith que me cae francamente bien, me parece un tío estupendo al que, por cierto, le queda la ropa como a nadie, el muy truhán. Y no es mal actor, creo que lleva una carrera digna y no va de megaestrella rechulita, lo que es muy de agradecer. El resto del elenco brilla por su ausencia, porque apenas hay más papeles. Su hija Willow hace de sí misma, aunque con otro nombre, pero dura poco en pantalla, igual que la actriz (desconozco hasta su nombre) que hace de su esposa. Digamos que el segundo papel por importancia es el de una perrita adorable, llamada Sam, que permanece junto al protagonista en todo momento. Es una monada, totalmente achuchable, y más lista que el hambre.

LA FICHA

Lo bueno que tiene el Megahit de Telemadrid es que antes de empezar la peli hace un resumen acerca de qué va, del elenco, director, efectos, detalles.... Son como diez minutos pero muy bien aprovechados que siempre aportan cosas curiosas. Allí fue donde me enteré que el director es Richard Matheson, que, al parecer, es muy conocido en el mundo del video clip y sólo cuenta con una peli “seria” a sus espaldas: “Constantine”, con Keanu Reeves. Ah, y que el director de fotografía es el mismo de la inmensa trilogía de “El Señor de los Anillos”, pero como mi memoria para los nombres es ciertamente patética y como la ficha técnica anda por todas partes, si os come la curiosidad la podéis buscar. Eso sí, es de ley reconocer que los efectos visuales son realmente impactantes y la recreación de un Nueva York abandonado y que comienza a ser devorado por la naturaleza resulta inquietante. Y el puente de Brooklin destruido está muy conseguido, es hasta

Fotos de Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence
  • Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence El puente de Brooklin devastado
  • Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence Nueva York muy salvaje
  • Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence Neville y Sam
Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence El puente de Brooklin devastado
El puente de Brooklin devastado
tétrico.

Pero creo que por encima de todo es el silencio lo que mejor se ha recreado, un silencio que en una ciudad como esa puede parecer antinatural. Sólo se rompe la quietud por el canto de los pájaros, las carreras de alguna manadas de animales y el motor del coche que conduce el protagonista. Imaginaos los conductores: no hay semáforos, ni guardias, ni otros coches que hagan la pirula en los cruces, ni límites de velocidad. ¡¡Y puedes aparcar dónde quieras!! Un sueño, es un sueño, yo firmo pero ya y eso que no tengo ni carnet. Claro, que ni falta me haría. Ala, a lo loco por esas avenidas quemando ruedas, juas, juas....

VAMOS AL LÍO

Haciendo un resumen de lo que va la historia y sin caer en despedazar datos importantes ni finales, se nos cuenta que en 2009 una científica (cameo de la gran Emma Thompson) ha descubierto una cura para el cáncer a base de mutar el virus del sarampión. Es una gran noticia para la humanidad, pero en algún momento ese virus cambia, se hace letal y se extiende, algo que no explican con demasiado detalle. Los que no mueren, que son la inmensa mayoría, quedan convertidos en una especie de humanoides con la rabia, que no soportan la luz del sol y cuyo fin último es comerse a los que queden con vida. Nuestro protagonista, Robert Neville, participó antes del desastre total, en la búsqueda de una vacuna para revertir los efectos y a su vez es inmune al virus, detalle realmente excepcional. Su perra es inmune también, pero sólo a la expansión por el aire. La familia de Neville murió cuando Nueva York era desalojada por cuarentena, en un accidente causado por el caos reinante.

Neville, tres años después de lo sucedido, es el último superviviente de Nueva York. Se somete a sí mismo a una rutina casi espartana: ejercicio, búsqueda de nuevos víveres por la ciudad, cazar alguno de los venados que campan a su antojo por las calles, buscar películas en un videoclub para entretener la noches y seguir sus estudios en un laboratorio que ha montado en el sótano de su casa. Pero todo lo que intenta, falla. Cuando empieza a caer la tarde y sabedor de que los monstruos cuellicortos salen a esa hora con ansias depredadoras, se atrinchera en casa. Ha blindado puertas y ventanas, cierra todo y pasa la noche sin apartarse mucho de sus armas.

A pesar de que trata de adaptarse a la vida como le ha llegado, no pierde la esperanza de encontrar a otras personas inmunes. Ha grabado un mensaje que emite por todas la bandas para que si alguien lo escucha se reúna con él en uno de los muelles de la ciudad, y allí va cada día. Por un lado parece esperar, pero por otro está casi convencido de que nadie vendrá a su llamado, aunque la repetición de actos le de cierta seguridad. Incluso, en su afán por tener compañía, ha colocado maniquís en el videoclub al que acude diariamente y los saluda y habla con ellos. Y a su perrilla, Sam, le larga unos discursos... menos mal que el animalito no puede responder.

Neville suele capturar a mutantes en su afán por encontrar el remedio al mal que lo ha asolado todo a base de trampas con gotas de su sangre y lazos en el suelo. Pero, como os decía, todo lo que ha intentado ha fracasado. Una tarde, cuando vuelve a su casa, descubre uno de los maniquís del videoclub en un lugar dónde no debería estar. Se asusta, evidentemente, y cuando se acerca a ver qué pasa cae en una trampa muy parecida a las que él pone. A mí esta escena me pareció extraña. Por un lado tiene su componente misterioso: ¿quién ha puesto ese maniquí allí? Pero por otra parte no le dan una explicación satisfactoria, aunque en el momento que oscurece salen los bichonchos del edificio que hay al lado. ¿Colocaron la trampa los mutantes rabiosos? En uno de los blogs de cine que suelo cotillear decían que era una muestra de la locura de Neville, que había cambiado al muñeco y no se acuerda, pero me parece muy traído por los pelos.

Ese ataque de los monstruitos provoca que la perrita caiga herida por los “bocaos” que le pega un perro mutante. Neville sabe que no va a poder hacer nada, pero aún así la lleva a casa y le inyecta una nueva muestra de la vacuna experimental. Y vuelve a fallar, por lo que ha de matarla con sus propias manos. La escena mantiene la cámara fija en el rostro de Neville, en el esfuerzo por acabar con la vida contaminada de su mejor amiga y el dolor que le causa. En ningún momento mira lo que está haciendo, como si no quisiera quedarse con esa imagen en la mente..
Por la noche, y contraviniendo todas sus rutinas de seguridad, sale a la calle con un todoterreno, prepara una trampa para los bichonchos y cuando acuden a ella en manada, los embiste con el coche, pasándolos por encima ciego de rabia. Pero ellos son muchos y el coche acabará volcado y él a punto de ser mordisqueado por el lider de los malos. Justo cuando parece que todo está perdido, unas potentes luces aparecen y Neville es rescatado por una mujer, que le llevará a su casa.

Hasta aquí todo más o menos bien, entretenido, con su dosis de misterio, acción y buena recreación de una ciudad abandonada a su suerte. Pero la llegada de la mujer, Ana, a la que acompaña su hijo Ethan dinamita todo lo bueno que había hasta ahora. Esta sosita mujer le dice que van buscando una colonia en la que están refugiados los inmunes y que, al parecer, está en Vermont. Neville se coge un cabreo impresionante, le dice que no hay supervivientes ni colonia y le pregunta cómo lo sabe. Y va ella y le suelta que “porque me lo ha dicho Dios”. Hala. Ahí queda eso. La cara de Neville es la misma que puse yo. Amosnomejodas. Que me acordaba del chiste y me daban ganas de decirle aquello de “yo a ti no te he dicho nada, guapa”.

La llegada de Ana y su hijo desencadenará un final, para mi gusto, precipitado, burdo y atropellado. No pienso detallarlo porque imagino que habrá muchos compis que no la hayan visto, pero sí anticipo que no se corresponde en absoluto con el resto de la peli. Es como si lo hubiesen pegado a todo correr. En ese blog que os decía antes contaban que había un final alternativo del que dan detalles, pero tras leerlo, aunque hubiese quedado algo más optimista, seguiría cayendo en los mismos tópicos.

PARA IR CONCLUYENDO

Tiquismiquis como soy, hay cosas que, para mi gusto no se explican como es debido. La expansión del virus, por ejemplo. Se cuenta como algo que ocurrió pero no cómo ni por qué. O el líquido que Neville echa en las escaleras de su casa antes de entrar y cerrar la puerta. Yo imaginé que era para borrar su propio rastro, pero si los bichonchos sólo se activan con la sangre ¿qué más da? Y lo de los animales también me crea dudas. La perrita de Neville no puede contagiarse por el aire pero sí por la saliva y hay perros bichonchos pero ¿y el resto de los animales? En la ciudad se ven ciervos, montones de pájaros y hasta leones, pero ninguno mutado, por lo que esto queda un poco en el aire. O será aquello de “la vida se abre paso” de la famosa Jurassic Park.

La escena del maniquí fuera de sitio, como os decía antes, tampoco tiene mucha explicación. Parece colocada ahí para darle un poco de intriga a la historia, pero acaba quedándose coja por la falta de motivos y de explicación. Curiosamente también las casas que Neville va investigando, los locales y en general toda la ciudad, aunque abandonada, están sorprendentemente colocados e intactos. Viendo la mala baba que se gastan los bichonchos es algo que sorprende, cuando menos

La verdad es que la peli me entretuvo bastante. La escenografía es espectacular, Nueva York, tan dejada al albedrío de la naturaleza, me resultaba casi más acogedora que la actual. Y Will está bastante sereno y sólido como último hombre vivo, nada que ver con aquel Heston que se divertía matando mutantes desde la terraza de su casa. Claro que conociendo su curriculum posterior estas cosas se explican solitas. No es una gran obra maestra del cine de ficción, pero te permite pasar casi dos horitas muy distraídas y hasta esbozar media sonrisilla del tipo “mira que eres chulo, chato” cuando Will se pone a hacer ejercicio sin camiseta, luciendo pectorales y abdominales. Eso sí, el final despedaza el conjunto porque te quedas con cara de panoli y sin salir de tu asombro. Y no precisamente por la sorpresa, os lo aseguro.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
DannyFlynn

DannyFlynn

16.01.2011 10:14

Es la version patatera de la archidesconocida pelicula I am Omega...una cagada de primer nivel

andy-2010

andy-2010

16.12.2010 18:10

Te cuento lo bueno de esto es el tío español que se fue a trabajar a la productora de edición para la peli, la historia de él es genial, se fue a Usa hace 14 años y terminó hace tres años en la edición de esta peli, en youtube se encuentra todo, besos guapa

loqueopino

loqueopino

16.12.2010 17:26

Yo diría que te mantiene entretenido, aunque es cierto que el final podía haber sido diferente. Buena opinión. Un saludo

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Soy leyenda. I am Legend, Francis Lawrence ha sido leída 682 veces por los usuarios:

"excepcional" por (82%):
  1. shaka78
  2. enderlarkin
  3. Octubre2007
y de usuarios adicionales 39

"muy útil" por (18%):
  1. DannyFlynn
  2. loqueopino
  3. chistos84
y de usuarios adicionales 6

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.