Space Is the Place [Impulse!] - Sun Ra

Imágenes de la comunidad

Space Is the Place [Impulse!] - Sun Ra

1 CD(s) - Año de edición: 2001 - Discográfica: GRP, Impulse

> Ver características

80% positivo

1 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Space Is the Place [Impulse!] - Sun Ra"

publicada 08/03/2006 | larky
usuario desde : 24/02/2003
Opiniones : 517
Confianza conseguida : 294
Sobre mí :
Genial
Ventajas Flipante.
Desventajas A veces suena como un gallinero revuelto.
muy útil
Originalidad
Letras
Calidad y consistencia de las canciones
Duración del éxito
Cómo se compara a otros lanzamientos del mismo autor:

"¿Jazz cósmico?"

Sun Ra, ataviado para una actuación.

Sun Ra, ataviado para una actuación.

Decía hace un par de días que en cuestión de gustos soy bastante ecléctico y que no suelo hacerle ascos a probar cosas nuevas. En música, siempre he sido fiel a la clásica, pero he hecho incursiones en muchos otros géneros, de los cuales el jazz ha sido quizá el que ha calado más hondo. Descubrí el jazz relativamente tarde y no me considero, ni de lejos, un conocedor del tema, aunque sí que he ido picoteando aquí y allí a la caza y captura de nuevas sensaciones. Y lo que es sensaciones, no puedo decir que no las haya encontrado. Unas buenas y otras no tanto, pero todas enriquecedoras en la medida en que han ido configurando mis gustos y mis disgustos. Mi deambular por el mundo del jazz, aunque más escueto que el del repertorio clásico, me puso en contacto con músicos bastante atípicos, algunos de ellos incluso francamente exóticos, como es el caso de este teclista faraónico norteamericano, cuya presencia en el panorama musical de la época, aunque bastante marginal, no puede ser obviada si uno quiere entender de qué va el jazz de los últimos decenios.

En efecto, Sun Ra (nacido Herman Poole Blount) fue un precursor de otros movimientos jazzísticos que triunfarían en décadas posteriores. No sólo eso, sino que en su estilo y personalidad se desmarca de cualquier otro músico contemporáneo. Y es que desde edad muy temprana este pianista abandonó su identidad terrena y abrazó la del dios egipcio del sol, Ra, algo que es fácil de ver en la manera en que salía ataviado al escenario. Su filosofía personal era de lo más heterogénea y mezclaba elementos cósmicos y místicos de diversas tradiciones religiosas. Sin ningún interés hacia el sexo, declaraba pertenecer a la raza de los ángeles. Si de alguien puede decirse que 'su reino no es de este mundo', éste era Sun-Ra...

Igualmente atípica era la formación que lideraba, la Arkestra, que no sólo variaba constantemente de músicos sino que adoptó a lo largo de su andadura diversos nombres de lo más curioso, en sintonía con la peculiar filosofía de su líder. Aunque la trayectoria musical de Sun-Ra y su grupo es de lo más irregular, hay varias constantes que permanecen invariables a lo largo de los años: la estética cósmico-faraónica de la que hacían gala en sus interpretaciones y el compromiso con los movimientos de pro-derechos civiles que agitaban la comunidad afro-americana. Sun-Ra era un músico que iba por libre y en las décadas de los 40 y 50 se le consideraba poco menos que una rareza que era ignorada incluso por los jazzistas más fervientes. Con la llegada de los revoltosos 60 y 70, encontró mayor sintonía en un público sediento de psicodelia y de experiencias místicas. Siempre dispuesto a reivindicar las raíces africanas del jazz, fue muy popular dentro de la comunidad afro-americana, llegando incluso a protagonizar una película y varios cómics. Hasta su muerte en 1993, Sun-Ra y su Arkestra se convirtieron en habituales del circuitos de festivales jazzísticos y obtuvieron el merecido reconocimiento de público y crítica (dentro de su inconfundible e inclasificable estilo, claro).

En términos estrictamente musicales, a Sun-Ra se le deben muchas innovaciones que actualmente son el pan nuestro de cada día en la mayoría de géneros. Como otros autores que arriesgan mucho, su obra está sembrada de grandes logros y de enormes meteduras de pata, pero nadie podrá nunca su carácter innovador. Fue el primero de una larga serie de músicos en utilizar bajos eléctricos, sintetizadores e instrumentos étnicos y puede considerársele el precursor en muchos estilos que posteriormente cuajarían como el jazz modal o el funk. Su herencia va más allá de la música y su contribución resultó ser una de la piezas clave en el renacimiento del black power desde finales de los 60. Original, controvertido y polifacético, genio místico o caradura de tomo y lomo, Sun-Ra es de aquellos artistas irrepetibles cuya personalidad desborda el propio medio en el que se movieron.

SPACE IS THE PLACE (1973)

La discografía de Sun-Ra es amplísima, aunque tan sólo se conservan un número (relativamente) reducido de grabaciones, ya que habitualmente grababa para discográficas cuya vida era efímera. A pesar de esto, las diferentes épocas de su trayectoria artística están muy bien representadas. En los años 70, él y la Arkestra, después de flirtear con algunas de las líneas más radicales del jazz, volverían a un sonido algo más convencional (en sus actuaciones en vivo seguirían apostando por la improvisación), del cual este disco, que sería la banda sonora de la película del mismo título, es representativo. Música cósmica y psicodélica con toques vanguardistas que actualmente suenan un tanto desfasados pero que en la época debían parecer cosa de otro planeta...

Podéis ver por la fotos la pinta que tenían Sun-Ra y su grupo, pero cuesta mucho más explicar a qué suena su música. El disco reúne cinco piezas, bastante distintas entre sí pero que tienen en común la influencia de los diversos movimientos jazzísticos de la épocas (free jazz, jazz modal, hard bop) y la búsqueda de un sonido 'cósmico' basado en disonancias y harmonías extrañas. Como es cosa habitual en los discos de este señor, junto a grandes logros sonoros conviven fragmentos que parecen sacados de la discografía de una banda callejera. Es el precio que hay que pagar cuando se deja a los músicos improvisar y explorar terrenos desconocidos... Desde luego, no es precisamente el disco idóneo para adentrarse por vez primera en el mundo del jazz, aunque los amantes de cosas raras pueden disfrutar de él sin ningún conocimiento jazzístico previo. Este tipo de música (lo digo por experiencia) se goza más si uno tiene en las venas algunos decilitros de alcohol o incluso algo más fuerte. No es que las drogas jugaran papel alguno en la vida de Sun Ra. Fue uno de los pocos artistas de color de esa generación que rechazó su consumo e incluso vigilaba a sus músicos para que no las tomaran. Con su propio cuelgue ya tenía bastante... ¿para que quería las drogas?

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 4524 veces y ha sido evaluada un
84% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • SESHAT publicada 16/05/2006
    Me gusta el jazz, pero este no me suena..... aysss, mis facultades perdidas.....
  • 9jon__ publicada 29/03/2006
    jordi te digo lo mismo otra vez, aprovecha y explícale a larky, esto si es un nada útil, esto si
  • Sankara publicada 21/03/2006
    Me han entrado ganas de escucharlo... No me gusta especialmente el Jazz, pero las cosas raras si...
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Space Is the Place [Impulse!] - Sun Ra

Descripción del fabricante del producto

1 CD(s) - Año de edición: 2001 - Discográfica: GRP, Impulse

Características técnicas

EAN: 11105124928

Ciao

Incluido en Ciao desde: 30/08/2011