Stop 66, Madrid

Imágenes de la comunidad

Stop 66, Madrid

> Ver características

80% positivo

1 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Stop 66, Madrid"

publicada 12/03/2013 | lunacal
usuario desde : 11/01/2012
Opiniones : 625
Confianza conseguida : 296
Sobre mí :
Genial
Ventajas Ubicación, precio, calidad, servicio
Desventajas --
excepcional

"Para en el 66 !!"

Stop 66, Madrid

Stop 66, Madrid

Había pasado por la puerta de este restaurante en varias ocasiones, pero nunca se me había ocurrido entrar.

Hace unos días me animé a conocerlo y me ha sorprendido gratamente, tanto que lo apunto en mi lista de sitios para comer o tapear en el barrio de Salamanca en Madrid.

El sitio en cuestión se llama Stop 66.


ºººººººººººººººººººººººººººº

SITUACIÓN

ººººººººººººººººººººººººººººº


Este restaurante se encuentra situado en la calle General Pardiñas, para que os ubiquéis los que no seáis de Madrid os diré que es una calle muy céntrica y que se encuentra flanqueadas por calles tan conocidas como la de Goya, la de Serrano o la de Velázquez.

La dirección exacta es: General Pardiñas 66, así que como podéis ver los dueños del local no se han roto mucho la cabeza pensando qué nombre le daban al establecimiento, Stop 66, o lo que es lo mismo parar en el 66 de esta calle.

Supongo que en parte la elección del nombre se debe también a que es muy fácil de recordar en el caso de que pretendamos repetir visita.

El distrito en el que se encuentra el restaurante es por tanto Salamanca y en concreto nos situamos en el barrio de Goya.


ºººººººººººººººººººººººººººººººººººº

DATOS PRÁCTICOS

ººººººººººººººººººººººººººººººººº


El horario de apertura del establecimiento es ininterrumpido desde las 7 horas a las 12 y media de la noche.

Para llegar en metro, podremos hacerlo con las líneas L5, L9 Núñez de Balboa / L4 Lista

Os dejo el teléfono de contacto, por si queréis hacer reservas, es el 914 02 32 23.


ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

EL EXTERIOR DEL LOCAL

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººº


Os he dicho que había pasado por la puerta de este establecimiento varias veces y nunca había entrado, y es que la verdad es que por fuera no llama mucho la atención. Es más, creo que por su estética exterior podría pasar perfectamente por ser un pub o un local de moda y no un restaurante.

Se trata de un local pequeño. El exterior de la fachada está vestido con granito blanco y negro, que son los colores que van a primar en el diseño del interior así como en la carta y logotipo.

Una puerta de madera oscura, siempre cerrada nos permite el acceso al interior. Ésta se encuentra flanqueada por dos ventanas, con sendos focos sobre las mismas, que nos permiten ver lo lleno que siempre está el sitio
.
En el exterior e impresa sobre la misma piedra que forma parte de la fachada hay una réplica de la carta que luego leeremos dentro, y que ya nos da una idea de lo que allí podemos encontrar y en qué rango de precios nos estamos moviendo. De entrada os diré que es un lugar con una estupenda relación calidad - precio, si no, no lo recomendaría.

Lo de publicitar los precios en el exterior de los locales creo que es el mejor reclamo para conseguir la entrada de clientela y es algo que desde luego se agradece, sobre todo si te estás moviendo por una zona o ciudad que no conoces.


ºººººººººººººººººººººººººººº

EL INTERIOR

ººººººººººººººººººººººººººººº


En el interior y nada más entrar te das cuenta de que has entrado al sitio de adecuado porque el sitio está hasta la bandera. Y no hay dato más fiable a la hora de comer fuera que el ver la aceptación del local entre el público.

Es un sitio muy concurrido, de estos en los que te cuesta avanzar por el pasillo.

También hay que tener en cuenta que es un local pequeño.

Dentro destacan los colores blancos y negros en la decoración, salvo una pared roja que engalana la zona destinada al comedor. En ella lucen láminas modernas y hay un friso de ladrillo visto.

La zona de comedor se encuentra situada a la izquierda según entramos, hay muy pocas mesas pero con movimiento, así que no habrá que esperar mucho para que nos den una.

En la zona de la derecha hay mesas altas y bajas destinadas más bien al tapeo y sobre una pared negra (a modo de gran pizarra) podremos ir leyendo cada una de las especialidades que se nos ofrecen.

Al fondo se encuentra la barra en un pasillo alargado que finalmente llega a la zona de aseos. La barra es amplia, de madera oscura, con taburetes y muy concurrida también, pero cómoda, de hecho hay mucha gente acomodada en ella no sólo tapeando sino comiendo.

El local está muy nuevo, imagino que no debe llevar mucho tiempo funcionando y ello se aprecia en el estado del mismo así como en el mobiliario.


ºººººººººººººººººººººººººººº

EL AMBIENTE

ººººººººººººººººººººººººººººº


Es un sitio enclavado en un lugar en el que la clientela de entre semana es de gente que hace un alto en sus jornadas laborales y se acerca allí a tomar algo.

Por ello, y aunque presumo que en un principio por su carta estaba orientada al tapeo, ha sabido aprovechar el tirón de la clientela de entre semana y por ello ofrece a sus clientes un suculento menú por el módico precio de diez euros.

El ambiente es muy agradable, y a pesar de ser un sitio muy concurrido no resulta es un sitio en el que tengas que estar continuamente elevando la voz para que tu interlocutor se entere de algo.

La gente que acude allí es gente joven y de mediana edad, no se ve ni gente mayor ni niños, aunque lo cierto es que yo estuve un día laborable y en hora punta, no sé lo que os encontraréis un fin de semana.

Al ambiente agradable contribuye en buena medida el talento y la buena disposición de los camareros que crean un ambiente de confianza y muy cordial.

ººººººººººººººººººººººººººººººººº

LA CARTA

ºººººººººººººººººººººººººººººººº


Entre los platos que podemos encontrar destacan las tablas, que pueden ser de jamón de bellota, de queso, de ibéricos o mixtas, también podemos pedir para compartir una torta del Casar, que al menos en mi caso es algo que me encanta y que no siempre se encuentra.

Encontramos huevos estrellados y revueltos con ingredientes variados.
Como platos más excepcionales que los que podemos encontrar habitualmente en otros sitios, había algunos tan apetecibles como los Boletus de temporada con foie o el Provolone al horno del cual hice hace tiempo una opinión porque me gusta mucho y suelo hacerlo en casa.

Si sois carnívoros, os adelanto ya que la carne es de una gran calidad y además tenéis también variedad, por ejemplo los solomillitos al roquefort o con cebolla caramelizada, el entrecot trinchado con patatas panaderas y pimientos del Padrón o el solomillo Stop que los sirven bien con foie o con cebolla caramelizada.

Las tostas son uno de los platos más demandados, sobre todo la de solomillitos al Pedro Ximénez, pero también me resultaron bastante apetecibles la de sobrasada con huevos de codorniz, la de foie con jamón o la de salmón y brie fundido. Hay muchas más y a simple vista en la zona de tapeo eran unos de los platos más elegidos.

También hay variedad de pescado, fritura, cazón en adobo, merluza de pincho gallega… Y de ensaladas bastante originales como la de canónigos y gulas por ejemplo.
En fin, que hay mucha variedad y que si tu intención es tapear seguro que encuentras algo que te apetezca.

En internet he visto que hay algunos que recomiendan la empanada gallega y la tortilla de patatas, siendo ambas caseras y de calidad.

Como os he dicho también hay un menú muy asequible y que incluye algunos de los platos de la carta, junto a otros exclusivos del menú.


ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

NUESTRA ELECCIÓN

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Estuve creo que un martes al mediodía, íbamos dos personas y ya habíamos estado tapeando en un local cercano, así que nuestra intención era tomar alguna ración más y punto, pero al final y debido a la calidad de los platos que allí se ofrecían nos animamos a tomar algo más.

En principio pedimos dos cervezas y como aperitivo de la casa nos trajeron un plato de carne en salsa. Sorprendentemente no se trataba de un platito de postre, sino un plato bastante apañado y muy rico por cierto.

Mientras nos interesamos por saber qué había de menú, porque en la barra, donde nos habíamos ubicado no hacían sino pasar platos muy apetitosos.
El menú está fenomenal e incluía platos como la fabada, entremeses, salmorejo y pasta la boloñesa si no recuerdo mal. Todo con una pinta increíble. De segundos podías optar entre la merluza a la gallega, ternera, pollo en pepitoria y no sé que más…

Decidimos pedir un entrecot trinchado con pimientos de padrón y patatas panadera, allí mismo en la barra porque nos lo aconsejaron. Debido al interés que mostramos por lo menús el camarero, muy agradable, nos invitó a un plato de fabada mientras salía el entrecot. Yo me mostré al principio algo reacia a ello ya que apenas tenía hambre, pero debo decir que estaba buenísima, con el característico sabor ahumado de las fabadas del norte y con muchos tropezones, también llevaba berza o algo así.
A continuación nos trajeron el entrecot y estaba delicioso, blando y en su punto.

Como lo de comer y rascar todo es empezar…al final me animé también con el flan de de queso, muy bueno por cierto y con un café.

Total, que casi salgo del sitio rodando y dos de los platos que había tomado eran por invitación de la casa, ¿¿¿ dónde se ve ya eso, con la que cae…???


ººººººººººººººººººººººººººººººººº

EL SERVICIO

ººººººººººººººººººººººººººººº


Normalmente no hago un apartado sobre este punto y suelo comentarlo de pasada en cualquier otro lugar de la opinión, pero es que quiero que quede bien reflejado que me pareció excepcional, y no es sólo porque me invitaran a algo. La atención es constante, los platos se sirven con rapidez, el trato es familiar y agradable, te aconsejan sobre lo que debes pedir o no o sobre las características de los platos con detalle. En fin, que me encantó.

Buscando en internet datos sobre el teléfono y la dirección exacta del local, me he dado cuenta de que en todas las opiniones que circulan por la red sobre el establecimiento es tónica general el bien hacer de los camareros y su amabilidad, así que chapeau por ellos.


ºººººººººººººººººººººººººººº

EL PRECIO

ººººººººººººººººººººººººººººº

Los menús son a diez euros, los platos oscilan entre los ocho y los dieciséis euros.

En nuestro caso, dos cervezas dobles más dos cañas, más la tapa, el plato de fabada, el entrecot trinchado y el postre y dos cafés fueron 18 euros, ya veis que no está nada mal.

Por las tardes te ponen las dobles de cerveza con pincho incluido por dos euros.


ºººººººººººººººººººººººººººº

CONCLUSIÓN

ººººººººººººººººººººººººººººº


Es un sitio muy recomendable, no sólo por su ubicación tan céntrica sino por la calidad de su comida, realmente está todo muy bueno y también por su excelente servicio.

Que yo sepa carece de página web, y tampoco creo que lo necesite porque no hay mejor publicidad que el boca a boca. Y cuando un sitio está bien de precio y calidad se llena, como ocurre con Stop 66, espero que os animéis a conocerlo.


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 2374 veces y ha sido evaluada un
91% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • magallanes13 publicada 04/04/2014
    ¡Opinión EXCEPCIONAL! Por lo que explicas en tu gran opinión y por las fotos del local y de la comida parece un lugar muy recomendable que vale la pena visitar ¡que pena que no viva en Madrid! Saludos. 04/04/2014
  • JO333 publicada 31/03/2013
    Lo tendré en cuenta cuano vuelva por Madrid, pues me suelo alojar muy cerca de ahí
  • PATUCA222 publicada 23/03/2013
    De vuelta con la nota, algo atrasada pero aquí estoy, besos.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Stop 66, Madrid

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Continente: Europa

Ciao

Incluido en Ciao desde: 06/03/2013