Viaje al Paraiso

5  21.02.2003

Ventajas:
Estar en el paraiso

Desventajas:
No haber estado

Recomendable: Sí 

Esther_sc

Sobre mí:

usuario desde:01.06.2000

Opiniones:146

Confianza conseguida:180

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 46 miembros de Ciao

Es por muchos conocido el resultado del combate de sumo organizado por el CFDC, en el que tuvimos la ocasión de ver a algunos miembros del CMDC, los más rollizos, con sus minúsculos mawashis (realmente no es que fueran pequeños, pero dado el gran diámetro de los participantes parecía que no llevaran nada puesto que las mollas ocultaban los metros y metros de tela que llevaban enrollados).

Pese a los numerosos comentarios sobre la ilegitimidad del combate, no por parte de las miembros del CFDC obviamente, que nos caracterizamos por nuestra honradez, sino más bien por las tretas y trucos de los miembros del CMDC (como por ejemplo el intento de soborno de enmascarado al árbitro de su combate con el bacardy que llevaba en su cesta, o la pastilla de Viagra que Rubenchu le dio a Enmascarado antes de la semifinal y que hizo que el presidente estuviera más atento de los encantos de las miembros del CFDC que de la paliza que le metía su contrincante).

Finalmente, Rubenchu se hizo con el poder y pese a que el premio original era un tratamiento de adelgazamiento en la clínica de Lilimarlene, dado el gran sobrepeso que posee el Sr. Rubenchu, pensamos que más económico nos salía un viaje a la Polinesia, donde además disfrutarían aquellos otros miembros que habían apostado por él (dos de ellas, además, miembros de nuestro comité).

Puesto que no existe la categoría de Consejero de Transportes en el CMDC (aunque dada la mala organización por la que se caracteriza quizás exista pero su labor sea tan nula que no es conocido), mi labor consistió en la organización del viaje para los cinco miembros de Ciao a la Polinesia.

La elección de la agencia de viajes estaba clara, Edreams. No solo por su amplia oferta en viajes sino porque el eslogan “Precio mínimo garantizado” fue la clave básica para convencer al tesorero del CMDC, el señor Cornicabra, de la financiación del viaje. Por todos es conocida su tacañería y el simple hecho de pensar que había encontrado un chollo le hizo firmar el cheque sin ningún tipo de reparo.

Una vez obtenidos los distintos viajes a la Polinesia posibles, y basado en la decisión de los futuros viajeros, escogimos un viaje de 11 días de duración por tres de las islas de la Polinesia Francesa, Tahití, Bora Bora y Moorea.

El día de partida llegó, y allí teníamos a nuestros compañeros de Ciao: Verín, Pachulino, Naoke, alwaro y el afortunado ganador, Rubenchu, que presa de la emoción por el viaje y para parecer más nativo se presentó en el aeropuerto con un pareo y un collar de flores, y por poco no fue detenido por escándalo público. Finalmente, y gracias a las gestiones de nuestra portavoz Nuriamartinez, no llegó a más y pudieron partir rumbo al paraíso.

A su llegada a Papeete (capital de Tahití) fueron recibidos por los nativos de la isla, y obsequiados con los correspondientes “lei” (collares de flores). Tras ello fueron trasladados al hotel, donde fueron excelentemente atendidos en todo momento.

En Tahití disfrutaron de unos días de ensueño, entre playas paradisíacas, visitas a bordo de los “trucks” (autobuses pintados de colores vivos y decorados con flores) a los arrecifes de coral, a las cataratas de Faarrumai, el agujero soplador de Arahoro (un espectacular efecto de las aguas marinas que produce fuentes tipo géiser), etc.

Cabe destacar la visita a la isla Tetiaroa, propiedad de Marlon Brando, el cual invitó a nuestras compañeras (ansioso por conocer a parte de las miembros de nuestro comité, conocido a nivel mundial). En su honor, hizo una cena de gala en su hotel de lujo, a la que asistieron numerosas personalidades importantes, entre ellas resaltar (y a petición de verin) al actor George Clooney, que se unió durante los restantes días de estancia en Tahití a nuestros compañeros.

Tras los tres días de estancia en Tahití, fueron trasladados a la romántica Moorea, isla con forma de corazón surgida de las profundidades hace millones de años. Moorea, isla paradisíaca con sus playas de arena blanca, fondos de coral, paisajes de belleza sublime hicieron las delicias de nuestros compañeros.

De Moorea tenemos que destacar el espectáculo al que asistieron una de las noches, con música y baile, y en la que el alcohol hizo estragos entre nuestros chicos. De hecho, la noche acabó con ¡boda! entre dos de ellos: Verin y Rubenchu, que víctimas del alcohol y del romanticismo de la isla, acabaron en la playa en una típica “ceremonia a la polinesia”, entre cantos, flores y danzas dando el “Si quiero”

Por suerte, o desgracia, esta ceremonia no tiene ninguna validez si no se pasa después por el ayuntamiento, con todos los papeles en regla. Una vez lúcidos, ninguno de los dos quiso seguir adelante con lo que todo quedó en una historia para contar a los nietos (eso si, ninguno de los dos ha querido dar más detalles sobre la luna de miel).

Tras cuatro días de ensueño en Moorea, fueron trasladados en barco a la última de las islas: Bora Bora. Ya se iba acabando el viaje y la desilusión que mostraba el rostro de nuestros chicos se desvaneció ante la belleza de la nueva isla, toda ella cubierta de verde contrastando con el azul y turquesa de su laguna, considerada una de las más bellas del mundo. Allí fueron alojados en un “overwater”, un bungalow tradicional con tejado de paja y situado sobre el agua.

Muchas nuevas emociones esperaban en la última de las islas por visitar, entre ellas la inmersión en el mar, disfrutando "in situ" de la belleza del fondo marino, rodeados de corales de todas las formas y colores, así como bancos de peces cebra, payaso, trompeta, mantas raya y tiburones. Pese a la situación de seguridad, controlada en todo momento, el Sr. Rubenchu no pudo controlar su miedo a estos grandes peces, provocado por el visionado continuo durante su infancia de la película “Tiburón”. Presa del pánico, salió huyendo hacia la playa, varios kilómetros alejada de donde se había hecho la inmersión. No se supo más de el hasta muchas horas después, momento en el que llegó a la orilla. Finalmente, al CFDC nos complace anunciar que nuestro objetivo inicial (tratamiento de adelgazamiento) había sido en parte cumplido, y el Sr. Rubenchu salió del agua con varios kilos menos.

Desgraciadamente, el día de vuelta llegó. Con lágrimas en los ojos y cara de pesar, nuestros chicos volvían a Papeete de donde saldría el vuelo que les traería de vuelta. Despedidos con collares de conchas (tal y como manda la tradición), subían al avión y se despedían de lo que había sido el mejor viaje de sus vidas (¿Qué se podía esperar de un viaje organizado por una servidora y del CFDC en general?)

Saludos y muchas gracias en nombre de todo el CFDC a Verín, Pachulino y Naoke por el recuerdo que nos han traído en forma de collar de perlas ;) Y gracias también a Rubenchu y alwaro por las estrámboticas camisas de flores, que hemos gusardado en un baúl para los carnavales.

Espero que mi opinión haya servido para que hayáis podido disfrutar, aunque sea a través de lectura, la belleza de aquellos parajes. ¿No tenéis unas ganas increíbles de coger un avión y pasar unos cuantos días en el paraíso?
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
DELRIVERSIDE2003

DELRIVERSIDE2003

18.04.2004 16:34

Precioso texto. Aunque veo expectación por saber qué es eso del CFDC (me incluyo también).Sólo decirte que si la próxima vez necesitáis alguien que os lleve las maletas (incluso un esclavo),penséis en mí. Un saludo y felicidades por tu bonita opi.

lilum

lilum

18.03.2004 13:01

Madre mia que envidia mes das!! Siempre he querido viajar a la Polinesia Francesa, de echo estoy ahorrando para ello. Despues de leer tu opinion, me he convencido de que es el destino de mis sueños. Gracias!!!!

astridm

astridm

22.02.2003 20:51

Muy buen viaje, de encanto. Un besazo guapa!!.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Tahití, Polinesia francesa ha sido leída 13484 veces por los usuarios:

"muy útil" por (95%):
  1. roblaky
  2. malta1815
  3. catalysa
y de usuarios adicionales 77

"útil" por (5%):
  1. judd
  2. elm0505
  3. jandris
y de un usuario adicional

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.