Anne Scott, gracias.

5  01.03.2006

Ventajas:
Tuve suerte en conocerla

Desventajas:
Creo que quedé como una desagradecida

Recomendable: Sí 

staverton

Sobre mí:

usuario desde:01.01.1970

Opiniones:511

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 20 miembros de Ciao

Aunque parece el nombre de una actriz de Hollywood, la persona de la que voy a hablar nada tiene que ver con ese mundo. Anne Scott fue una de las primeras personas a las que conocí cuando llegué a Inglaterra, con la que tuve una pequeña amistad y de la que quiero hablar hoy.

Nada más llegar al hotel donde iba a trabajar, me dieron un papel en el que me decían que al día siguiente a las 9 de la mañana ella me esperaba. Así que, a esa hora estaba ya en su despacho. Era mi jefa de Recursos Humanos (dicho en castellano) y fue la que me dió a firmar el contrato. Recuerdo que me señalaba al papel donde traía "signed" y me decía en inglés que firmara. Lo entendí casi por casualidad, ya que mi inglés era bastante chapucero. Era muy alta y lo que llamabamos aquí "pinta de extranjera"; de esas personas que las ubicas en las playas mediterráneas, rojas como un cangrejo. Su físico era inglés completamente: arrubiada, con gafas y algo desgarbada. Enseguida me cautivó, no sé, fue una de esas sensaciones que tenemos de que esa persona nos cae ya que parece muy buena gente y con ganas de agradar. Ella se reía ya que en mi solicitud había puesto que mi inglés era "very good" y claro al ver que no entendía ni la mitad de lo que me decía, se dió cuenta. Pero con un buen sentido del humor inglés se lo tomaba a risa. Me decía que ella hablaba muy deprisa y que por eso era difícil entenderla.

Su despacho daba gusto, ya que no se veía ni un papel. Lo tenía todo superordenado y en cuanto le pedías algo que necesitabas para confirmar que estabas trabajando ahí, en 5 minutos lo tenías ya. Jamás te ponía un impedimento. Yo sentí que ella trataba que te sintieras bien (o por lo menos yo lo noté así). Cuando tenía firmado el contrato, me hizo un plano del pueblo para que supiera donde había un banco. La recuerdo con un boli y un cacho de papel dibujando calles y anotando nombres para que no me perdiera. Se le daba bien el dibujo, la verdad (yo sería incapaz de hacer un plano así). Por lo visto a todas las españolas nos los hacía, pero hay quien no lo agredece tanto como yo, visto lo visto. Aquello del plano, fue de esas cosas que en el momento no las aprecias, pero cuando pasa el tiempo y ves que no todo el mundo se molesta en esos detalles, es cuando lo valoras y te das cuenta de lo encantadora que fue. Como no fui al pueblo caminando, al llegar me metí en el primer banco que encontré y ahí abrí la cuenta. No era el que ella me había dicho, pero me dijo que daba igual.

Muchos días no la veía a no ser cuando coincidiamos unos minutos en la sala de fumadores. Siempre me decía algo. Ella me llamaba María a secas (con acento inglés, claro) y yo me confundía y la llamaba Ana (y siempre me corregía). Me saludaba y creo que comentaba algo de mis avances en el inglés.

Yo desde el principio me quería ir de ahí, pero pensaba que me iba a dar mucha pena por ella, ya que estaba siendo tan buena conmigo... A los 15 días cambié el chip y me empecé a sentir a gusto en Inglaterra y creo que Anne Scott fue una de las "culpables" de mi cambio tan repentino.

Muchas veces pienso que es lo que pudo ser lo que me hizo cambiar de chip. Quizá la misma inteligencia es la que nos hace superar los malos momentos. O quizá el encontrarnos con gente que nos ayuda... y pasar de los que nos ignoran.

Llevaría yo ahí como 2 días o así y me vió que estaba en internet y se me acercó y me dijo que habían llamado al hotel para saber si había llegado bien, ya que mi familia no sabía nada de mí. Veía que se molestaba y que siempre era tan agradable conmigo...

Yo vivía en el hotel y un día que la encontré por ahí me dijo que ya tenían casa para mí y quienes iban a ser mis compañeros. Un día le dije que cuando iba a ir para mi casa y a ella le hizo mucha gracia. A los pocos días, me llevo en el coche del marido y me ayudaron con la maleta (que por cierto, pesaba un huevo), me explicó el funcionamiento de los electrodomésticos y me volvió a hacer un plano (esta vez del barrio). Y por si fuera poco me dió un teléfono de un taxista. Y desesperaba tratándome de explicar que el bus del hotel me esperaba a la puerta para ir a trabajar. Luego me bajó al supermercado y me esperó hasta que terminé de comprar para traerme de vuelta.

A los pocos días picó a mi puerta para traerme una aspiradora. Y el plano me vino de maravilla un día que me perdí.

Recuerdo que a la vuelta de las navidades, traje un color de pelo muy llamativo. Cuando me vió por el pasillo dijo que le gustaba mucho.

Cuando le conté que tenía problemas en casa... me escuchó y hasta habló con quien tenía que hablar.

Mi relación con ella sólo fue de 3 meses, y el sentimiento que siento hacia ella es de remordimiento. Os aseguro, que siento lo mismo que si hubiera hecho daño a mi madre. Porque la ví tan buena persona y tan agradable, que con lo que pasó al final, es lo menos que podía sentir.

Yo decidí dejar ese hotel para buscar curro en otra ciudad (ya hablé de ello muchas veces) y un día fui a su despacho a decirselo. Me daba tanta pena... Ella me decía "I know, I know" y hasta me preguntó si teníamos trabajo en aquel sitio. Yo pensaba en lo buena que había sido y en lo que se había desvivido por mí que sentía que aquello era un error.

Ya hablé de ello muchas veces, pero el último día entró en la casa amenazandonos que fueramos a trabajar. Fue la última vez que la ví. Me despierto y la veo ahí dando patadas en el colchón a la que nos había metido en aquel lío (la sinvergüenza era lo que merecía). No me dijo nada, sólo a la hora que tenía que estar ahí cuando le pregunté por ello. Yo creo que ella sabía que yo no era la culpable y que me estaba dejando llevar. A mi aquel final me rompió el alma. No os digo nada cuando fuimos a denunciar lo que habían hecho y la llamaron por teléfono...

Y cuando empecé a ver el racismo en aquel maldito lugar al que se me ocurrió ir. Un sitio donde me echaban a patadas cuando veían que no entendía una palabra. Donde me hicieron llorar lágrimas de dolor. Yo que lo había tenido todo y me quedé sin nada...

Y es cuando empecé a pensar en todo lo bueno que había dejado perder. Pero sobre todo en Anne Scott, ella que no me puso la maleta fuera porque ahí no me entendían. Buena ella y todo el personal.

Pero es con Anne Scott con la que tengo la espina clavada. Cuando veo cartas con su firma, o cuando veo la ñ de mi apellido escrita con un un pequeño triángulo... Es lo único que me queda de ella... Todas las navidades pienso en mandarle un Chirstmas dándole las gracias... Pero no sé tal si quiera si estará trabajando ahí o no todavía, ya que los ingleses duran poco en las empresas. Por eso busco a gente que esté trabajando ahí... pero no encontré a nadie todavía (les mandé un email hace poco, pero anónimo y no obtuve respuesta).

Durante este tiempo, muchas veces me come el dolor y hasta se me saltan las lágrimas. En la cama hasta decido que al día siguiente le voy a escribir una carta agradeciéndole todo y pidiéndole perdón.

Los que me conoceis de ciao sabeis que aquello me dejó huella y es algo en lo que pienso continuamente y no obtengo respuesta. Sólo que llegué a la conclusión de lo mala que puede ser mucha gente.

Por eso desde aquí mi pequeño homenaje a una gran mujer de la que tuve que oir que para ella el empleado era un número. Pero por lo que conté, yo debía ser uno de sus números preferidos ¿no?

http://www.initialstyle.co.uk/: El link del hotel.


Nota: Viendo las fotos ¿qué os parece el hotel? Yo creo que cualquiera querría trabajar ahí.


Fotos de Tarde
  • Tarde Fotografía 3567926 tb
  • Tarde Fotografía 3567927 tb
  • Tarde Fotografía 3567929 tb
  • Tarde Fotografía 3567930 tb
Tarde Fotografía 3567926 tb
Staverton Park (de ahí viene mi nick).
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
bluevelvet

bluevelvet

19.03.2006 14:35

Es el tipo de historias que te marcan para siempre y, con el tiempo, el dolor va dejando paso a la nostalgia...A mí me ocurrió algo parecido con alguien con quien llegue a mantener una bonita amistad en Londres y cuyo final repentino e injusto me partió el corazón. La vida es así, Staverton...Por cierto, hay una frase de la peli "Morir Todavía" que me encanta y que dice: "una de las razones por la que el destino aún funciona es poque la gente piensa que en su caso no funcionará..." Yo creo mucho en el destino y seguro que si tienes que volver a ver a Anne, el destino volverá a ponerla en tu camino. Besos

Brezo

Brezo

01.03.2006 23:39

¿ No le podrás hacer llegar un mensaje ? Nunca es tarde para la buenas noticias . Saludos

darkblack

darkblack

01.03.2006 20:06

Mandalé la felicitación de navidad, o una carta a su nombre. Es posible que se la hagan llegar. Salu2

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Tarde ha sido leída 1209 veces por los usuarios:

"excepcional" por (17%):
  1. bluevelvet
  2. Brezo
  3. larky
y de usuarios adicionales 2

"muy útil" por (83%):
  1. SOYVOYBUENNA
  2. richi49
  3. Xose444
y de usuarios adicionales 21

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.