Teatro Villamarta (Jerez)

Imágenes de la comunidad

Teatro Villamarta (Jerez)

> Ver características

60% positivo

4 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Teatro Villamarta (Jerez)"

publicada 19/04/2005 | Sertorio
usuario desde : 24/02/2005
Opiniones : 23
Confianza conseguida : 32
Sobre mí :
Genial
Ventajas Centro cultural emblemático de Jeréz.
Desventajas ---------------
muy útil
Interés:
Característico de la ciudad:
Ambiente:
Atracción turística:

"Historia de un teatro en tres actos"

Vista lateral de la fachada del Teatro Villamarta

Vista lateral de la fachada del Teatro Villamarta

El pasado sábado acudí a Jerez para ver la representación en el Teatro Villamarta de "La Tempestad" de W.Shakespeare por la compañía UR Teatro. Era mi primera visita al nuevo teatro, hacía mucho tiempo que había condenado al Villamarta a un absoluto ostracismo y tan solo guardaba de él un fino recuerdo anclado en mi infancia , en esta ocasión tenía las entradas reservadas desde meses atrás, a través del servicio de Telentrada.com, así que fui a recogerlas a su pequeña taquilla y de esta forma entré en mi memoria.


Sus primeros años


La historia de este teatro comienza apenas transcurrido el primer cuarto del siglo XX, cuando el Rey Alfonso XIII en una de sus habituales visitas a la zona, comenta a Álvaro Dávila y Agreda, Marqués de Villamarta, que una ciudad con la categoría de Jerez debía de contar con un edificio donde desarrollar actividades culturales. Siguiendo el regio consejo, el aristócrata jerezano (muy conocido por los taurinos), cedió para tal fin uno de los terrenos de su propiedad y aportó los fondos necesarios para el coste de su edificación. Para su realización se seleccionó el original proyecto de Teodoro de Anasagasti y Algán, arquitecto vizcaíno nacido en Bermeo, conocido por ser el introductor del hormigón armado en la arquitectura española y profundo seguidor de los movimientos arquitectónicos racionalistas.

El 10 de enero de 1927, en un concurrido acto, se colocó la primera piedra y tras trece meses de duro trabajo de construcción bajo la dirección de Luis Garrido Martín, constructor madrileño, el día 11 de febrero de 1928 se procede a su inauguración, el rey, ausente, delega en el general Primo de Rivera, junto a él, una amplia representación de personalidades locales, provinciales y advenedizos, tampoco faltaron a la cita los artífices de su construcción, promotor, arquitecto, constructor y todos los trabajadores que fueron invitados por este último. El espectáculo seleccionado fue nuestro género chico, la zarzuela, con gran éxito popular desde comienzos de siglo, las obras interpretadas fueron "La viejecita" y "El huésped del sevillano", esta última estrenada meses antes en el Teatro Apolo de Madrid. El coste, una pequeña fortuna para la época, ¡¡¡1.158.443 pesetas con 15 céntimos!!!, pero los "jerezanos" tenían ya su teatro y el a buen seguro resignado mecenas, al menos tuvo la satisfacción de que en su homenaje se bautizara como Teatro Villamarta.

Desde la noche de su inauguración, el teatro ha pasado por épocas de luz y de penumbra, sus paredes han servido para albergar actividades de diversa índole, preferentemente culturales (conciertos, óperas, teatros, proyecciones de películas, etc.), también sociales (certámenes de villancicos, festivales benéficos y de todo tipo), actuaciones escolares e incluso actos políticos. Sobre su escenario se han representado dramas, comedias y tragicomedias, monólogos, zarzuelas, operas, operetas, sainetes ...

Muchos artistas, con reconocimiento a nivel nacional e internacional han actuado aquí, consignar aquí una lista sería casi interminable, basta con mencionar que del mundo del flamenco, tan arraigado a la ciudad de Jerez, han cantado, tocado y bailado prácticamente todos, para muchos artistas locales el Villamarta ha servido de plataforma hacia la fama, fue aquí por ejemplo donde una niña con tan solo 13 añitos llamada Lola Flores recibió los primeros aplausos del público ó donde el aún adolescente guitarrista Paco de Lucía, ganaba su primer festival junto a su hermano Pepe al cante.


El teatro que conocí


Mi historia junto al teatro arranca a mediados de los años 60, durante los años de mi infancia en mi ciudad natal, por aquel entonces el Villamarta era uno de los cines más importantes de la ciudad sino el mejor, todavía guardo en pequeños recuerdos algunas de las imágenes de cuando disfrutaba, en sus ya por entonces viejas butacas, de las mejores películas del momento para niños, 101 Dálmatas, Mary Poppins, El Libro de la Selva, los Aristogatos, Robin Hood ... o de las grandes superproducciones de Holiwood de aquellos años, como Los Diez Mandamientos, Ben Hur, El Cid, Lawrence de Arabia, etc, recuerdo que las colas en la taquilla eran interminables y llegaban hasta el edificio de correos.

En aquella época, el teatro como tal prácticamente había desaparecido y en la ciudad se le conocía realmente como cine Villamarta o Villamarta a secas, con el transcurso de los años el Villamarta entra en un periodo de progresiva decadencia paralela al espectáculo del cine, el sector cinematográfico vive en los comienzos de los 80 uno de sus peores momentos, las viejas y grandes salas de proyección, obsoletas, apenas se llenan ya durante las sesiones, muchos como yo habían sepultado sus recuerdos, se vislumbra la futura reconversión del sector que en los años posteriores fue un hecho y nos llevaría al concepto de sala de cine tal como lo conocemos hoy en día (multisalas con menor aforo, mayor oferta y variedad, etc,), por desgracia los propietarios del teatro no fueron capaces de asumirlo y en 1986 se produce el triste cierre.


El teatro hoy


Con el devenir de los años aparece una plataforma ciudadana orientada a la reapertura del emblema cultural jerezano, sus múltiples esfuerzos desembocan en la compra, por parte del ayuntamiento de la ciudad, del viejo edificio, se pone en marcha una Fundación con un ambicioso proyecto, "dotar de una infraestructura pública destinada al fomento de las artes escénicas y musicales, con el fin de garantizar el acceso de todos los jerezanos a la cultura; así como de poder contar con un aliciente más en la estrategia municipal de proyección exterior de Jerez".

Con este convencimiento se procedió a la rehabilitación del antiguo teatro y a su modernización, hasta que por fin un 21 de noviembre de 1996, tras 10 años de cierre por vacaciones de la cultura, el nuevo teatro vuelve a abrir sus puertas, esta vez fue la voz del tenor Alfredo Krauss la elegida para tal acontecimiento. Desde entonces el nuevo Teatro Villamarta, lleva a cabo una continuada programación cultural que abarca todas las artes escénicas y musicales, clásicas como el teatro y la música clásica, ó actuales como el flamenco, la danza, la ópera y la zarzuela.

La Fundación es entendida como una empresa de gestión cultural en cuyo funcionamiento tiene una especial importancia, no solamente los ingresos municipales sino que además adquiere una vital relevancia la captación de fondos de empresas patrocinadoras y la producción propia (producción de óperas, creación del coro, etc.), a todo ello se le suman dos eventos de proyección exterior, el Otoño Lírico Jerezano y el Festival de Flamenco de Jerez, en este último no solamente se llevan a cabo actuaciones de artistas consagrados, además se complementa con actividades formativas, actos paralelos en peñas flamencas, exposiciones, etc.

Con relación al recinto, el Teatro Villamarta es hoy en día un bonito teatro que conserva la estructura básica y el encanto de sus primeros años, si ha cambiado bastante en su decoración donde predomina la madera y un cálido estucado, de su alto techo cuelgan cuatro bellas lámparas de cristal de roca que iluminan las diversas estancias del teatro, el proscenio, el patio de butacas, las plateas, los palcos y sobre todo un bello anfiteatro, sus butacas de color azul, no demasiado cómodas, permiten un aforo actual para 1226 personas, los laterales superiores del teatro están adornados por dos cuadros de enormes dimensiones y en la zona inferior se disponen hermosas lámparas acristaladas, el escenario, de contorno circular, está vestido de negro. El teatro dispone también de una coqueta cafetería con unas amplias vistas del exterior a través de una pared acristalada y que confiere a todo el espacio una gran luminosidad.

No sé, quizás como el noble Próspero, el destronado Villamarta había provocado su particular tempestad para cruzar de nuevo nuestros destinos.


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 7241 veces y ha sido evaluada un
80% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • trampuchera83 publicada 01/10/2005
    me estas dejando sin excepcionales!! ajajaja
  • dani136 publicada 19/05/2005
    otra opinion excepcional....., siempre es bueno leer opiniones tan completas e interesantes sobre los teatros. Un saludo!!!
  • ALMARGEN_ publicada 17/05/2005
    Me ha resultado una opinión curiosa, porque es un teatro que conozco por dentro.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Teatro Villamarta (Jerez)

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 26/06/2003