Opinión sobre "Tefal Yogurtera Classic"

publicada 13/04/2014 | cay11
usuario desde : 24/03/2007
Opiniones : 303
Confianza conseguida : 368
Sobre mí :
★★ Haiku de septiembre 2017 - llega el otoño / rojos, marrones, ocres / tiñen el campo ★★
Genial
Ventajas :-)
Desventajas :-(
excepcional
Potencia
Rapidez
Facilidad de limpieza
Facilidad de manejo
Capacidad

"Yogures más sanos con Tefal Yogurtera Classic"

Foto 1- La Yogurtera - Tefal Yogurtera Classic

Foto 1- La Yogurtera - Tefal Yogurtera Classic

Haikus de la Yogurtera

yogur natural
más sano y nutritivo
si es casero

la yogurtera
te ayuda a hacer yogures
más saludables

Anécdotas de Cay Oncena

En los últimos meses, un autor ha hecho que mi vida de un giro copernicano : Michael Pollan . Si autores como Amelia Noguera o Louis de Bernières me gustan porque me hacen pensar y espolean mi creatividad, Pollan me gusta porque ha cambiado por completo mi visión acerca de la comida , que ha pasado de ser un mal necesario (sip, hasta hace poco cuando pensaba en comer pensaba básicamente en los nutrientes que necesitaba para vivir) a ser una parte importante de mi vida que requiere mimo y atención.

Y os estaréis preguntando: ¿Qué tiene que ver ésto con una yogurtera?

Fácil: en casa hemos estado tomando yogures desnatados (preferentemente de La Fageda ) durante años, hasta que en uno de sus libros Pollan indicaba que los yogures industriales (todos, desnatados o no) llevan leche en polvo entre sus ingredientes, que no es muy saludable porque contiene colesterol oxidado . Así que nos embarcamos en una búsqueda casi desesperada por encontrar yogures sin leche en polvo en sus ingredientes. Fue imposible. Al final, pasamos del lineal de yogures del Hipercor a la sección de pequeños electrodomésticos de este centro comercial, y nos fuimos a casa con una yogurtera bajo el brazo. Y un yogur El Pastoret que es el que nos pareció más natural (un acierto, porque nos ha servido de semilla para generar más yogures desde hace meses).

Por cierto, los yogures los hacemos indistintamente mi queridísimo o yo, por ello a lo largo de la opinión hablaré en plural .

La yogurtera Tefal


Queridos Ciaonautas, os presento a nuestra yogurtera Tefal (foto 1)

En realidad, cuando el pasado mes de septiembre compramos la yogurtera en el Hipercor, era la única marca y modelo que había disponible. El precio, 35 euros, nos pareció razonable, así que nos la llevamos a casa. Es importante destacar que este pequeño electrodoméstico sirve solamente para preparar yogures, aunque se pueden hacer naturales y de sabores (tal como se explica en el manual que acompaña la yogurtera)

*** Esta yogurtera tiene una potencia de 13 W (es decir, consume poquísimo), sus dimensiones son 27,8 x 26,8 x 16,8 cm y pesa 2,4 kg .

Consta de una base o cuerpo de material plástico (en el manual se le llama cuerpo) (foto 2) que en su interior lleva una pequeña resistencia para calentar los recipientes y su contenido (luego os explico con más detalle) y en su exterior tiene los tres leds que indican tres tiempos predefinidos (8h, 10h y 12h) para preparar los yogures y junto a ellos, un botón de control de color blanco que permite seleccionar el tiempo de preparación. Este botón es sólo para seleccionar, la yogurtera se enciende automáticamente en cuando se enchufa a la corriente (en este caso 220 V) y se apaga automáticamente cuando finaliza el programa seleccionado.

Lleva también una tapa de plástico transparente (foto 3) que, como su nombre indica, sirve para tapar los envases en los que se van preparar los yogures.

Tiene siete envases de cristal transparente, con sus respectivas tapas de plástico blanco, aptos para meter en el lavavajillas y con una capacidad de 160 ml (foto 4). Tengo que decir que estos envases son bastante frágiles, porque ya se nos han roto dos desde que tenemos la yogurtera: se van agrietando desde el borde hasta que se rompen del todo. Quizá se deba a que, a pesar de que en el manual no lo dice, es mejor dejar enfriar los yogures antes de meterlos en la nevera. Los envases que se han roto los hemos ido sustituyendo por unos vasos de vino que encajan a la perfección, salvo la tapa, así que los tapamos con papel de plata . Aunque recientemente hemos encontrado una mermelada cuyo tarro es del tamaño de los envases, y además lleva tapa. Así que ya tenemos plan R , de Recambio. En la foto 5 se muestran dos de los envases originales con sus tapas, y el recambio que hemos encontrado.

Bajo la base de la yogurtera hay un espacio para recoger el cable (foto 6)


Antes de usarla por primera vez, limpiamos la tapa y el cuerpo de la yogurtera con una bayeta de microfibras ligeramente húmeda y los envases y sus respectivas tapas con agua y jabón. Nunca debe sumergirse la base de la yogurtera en agua, porque se estropearía. Y aunque la tapa de la yogurtera se puede lavar con agua y jabón, en casa preferimos limpiarla con la bayeta de microfibras.

Tanto la tapa como el cuerpo de la yogurtera los limpiamos también después de cada uso.

Evidentemente, la limpieza de la yogurtera se lleva a cabo SIEMPRE con el aparato desenchufado

El manual de instrucciones advierte que no hay que mover la yogurtera mientras está en uso. La razón es simple: podemos verter el contenido de los envases dentro de ya base de la yogurtera y hacer un zapatiesto .

El funcionamiento de la yogurtera se basa en calentar el contenido de los envases (leche con un poco de yogur) para que ese poco de yogur fermente la leche y la convierta en yogur . Por lo tanto, nunca hay que levantar ni mover la tapa de la yogurtera, ya que eso afectaría al proceso de fermentación que da lugar al yogur.

Como los cultivos que sirven para fabricar yogur están vivos (algunos son del género lactobacilus ), hay que tratarlos con cuidado y por ello lo mejor es tener la yogurtera fuera de las corrientes de aire y de sitios que se muevan o vibren (la lavadora por ejemplo).

La yogurtera venía en una caja que, además, contenía el manual de instrucciones (en diversos idiomas, entre los que se encuentra el español) con las recetas de diferentes maneras de hacer yogures y también las soluciones a los problemas más comunes. De los que nos hemos encontrado nosotros os hablaré en el próximo apartado. El manual está muy bien redactado, de manera que tras su lectura no nos quedó ninguna duda acerca del funcionamiento de este pequeño electrodoméstico. Como curiosidad os cuento que dentro de la caja venían también unas pegatinas de colores para decorar la yogurtera (foto 7). Pero no las hemos utilizado, nos gusta tal cual está.

Por cierto, si la yogurtera no funciona, lo primero que hay que hacer es mirar si está bien enchufada... :-)

La yogurtera tiene un año de garantía . Pero hasta la fecha no nos ha dado absolutamente ningún problema.


Cómo elaborar los yogures

Os voy a contar como elaboramos los yogures en casa, que es un poco distinto a como viene en el manual ya que en él se indica que hay que añadir leche en polvo y eso es algo que nunca hacemos porque es precisamente lo que queremos evitar.

*** Elección de la leche > Nosotros nos hemos decantado por la leche fresca pasteurizada, porque contiene más vitaminas y oligoelementos que la leche sometida a UTH. Usamos leche entera porque así el yogur tiene mejor sabor y queda más denso .

*** Elección del cultivo > Los yogures se preparan a partir de un yogur que hace de cultivo . En nuestra experiencia, lo mejor es comprar un yogur bio (lo más ecológico posible) puesto que en los yogures comerciales (Danone, La Lechera, etc.), los cultivos del yogur están desequilibrados para evitar su propagación (es decir, que la gente se haga sus propios yogures y deje de comprar). Por eso, de un yogur Danone, por ejemplo, los cultivos se pueden propagar dos o tres veces, raramente hasta cinco veces. El cultivo se va deteriorando progresivamente hasta que ya no sirve. Pero, como os decía al principio, nosotros hemos encontrado una marca, El Pastoret y con uno solo de esos yogures hemos tenido cultivo para seis meses.

El problema , por llamarlo de alguna manera, que nos encontramos ahora es que el cultivo del yogur parece haberse contaminado con el kéfir y viceversa, y lo que está saliendo es yogur con un regusto a kéfir y un kéfir cuya consistencia recuerda al yogur líquido... Nada serio porque tanto el kéfir como los yogures siguen estando la mar de ricos.

*** Una vez elegidos leche y cultivo se procede a la preparación .

Con la yogurtera desenchufada

1>Se hace la mezcla del yogur que servirá de cultivo y la leche > Nosotros hemos comprado un recipiente (el de las fotos 4 y 8) en el que mezclamos un litro de leche con el yogur que hemos elegido como cultivo. Previamente hemos dejado que la leche alcance la temperatura ambiente (es decir, si estaba en la nevera, dejamos que se atempere un poco). Mezclamos la leche y el yogur con una espátula de silicona (la que aparece en la foto 9)evitando que se forme espuma, ya que el aire de las burbujas de la espuma podría estropear el proceso de fermentación.

2> Se vierte la mezcla en los envases y se dejan destapados

3> Se tapa la yogurtera y se enchufa . La yogurtera se calienta y es precisamente ese calor lo que hace posible la fermentación . Por defecto, el programa cuyo led se enciende es el de 8h. El led parpadea durante unos instantes, tiempo que nos permite cambiar el programa simplemente presionando el botón blanco. En casa preparamos yogures de 8 h. En todo caso, el programa se puede cambiar sobre la marcha, presionando el botón blanco una vez para que el led parpadee y una segunda vez para seleccionar el tiempo.

4> Una ves transcurrido el tiempo del programa escogido, la yogurtera se apaga automáticamente. Entonces se procede desenchufar la yogurtera y a levantar la tapa con cuidado de no verter el agua de la condensación en los yogures, se sacan los yogures, se tapan individualmente, y se meten en la nevera. Lo mejor es esperar un poco a que se enfríen, porque así seguramente el vidrio de los envases nos durará más tiempo.

5> En la nevera deben dejarse reposar al menos 6h antes de su consumición. No es que no se puedan comer de inmediato. Es que si se dejan reposar durante ese tiempo, la consistencia del yogur es más firme.

Hay que decir que los yogures cuanto más tiempo se dejan fermentar, más ácido y espeso queda el yogur . Un yogur de 8h no necesita a penas ser edulcorado y tiene una consistencia similar a la de los yogures industriales, mientras que un yogur de 12h es bastante más ácido y consistente.


*** Para evitar problemas lo mejor es asegurarse de que la tapa de la yogurtera está bien puesta (para que no se escape el calor) y de que los envases están bien limpios y secos (para que no se contamine el cultivo). Si el yogur sale demasiado ácido para nuestro gusto, entonces debemos reducir el tiempo de fermentación. Y si sale demasiado líquido, podría ser que el cultivo ya no está activo o que el tiempo de fermentación ha sido demasiado corto (en este caso, conviene alargarlo unas horas).

*** Se pueden preparar también los yogures con mermelada o con fruta, que debe estar previamente cocinada para evitar que libere ácidos que impidan la fermentación. En estos casos, se pone primero la fruta o la mermelada y luego la mezcla de yogur y leche.

En la foto 9 podéis ver uno de los yogures, listo para comer (el tarro es el de la mermelada que os he comentado)

Recomendación

Estamos muy contentos con esta Yogurtera Tefal Clássic . Si nos tuviésemos que comprar otra, buscaríamos esta misma marca y modelo. Va muy bien, con la salvedad de la fragilidad de los envases que ya hemos deducido que es un problema de cambio de temperatura, que no está advertido en el manual.

Desde luego, la recomiendo . Es mucho más cómodo y práctico que intentar hacer los yogures de manera totalmente casera... porque con la yogurtera la temperatura y el tiempo de fermentación están bien controlados y el riesgo de contaminación del cultivo es prácticamente inexistente.

Los yogures están deliciosos, muchísimo más que cualquier yogur industrial . Son facilísimos de preparar y además, son más sanos.

A quienes os gusten los yogures, los disfrutaréis aún más . Y si no os gustan los yogures, quizá esta sería la oportunidad para disfrutar de un alimento muy saludable ya que los yogures, sobre todo los caseros, tienen proteínas, vitaminas B y C, calcio, magnesio y fósforo . Los yogures ayudan también a mantener saludable la flora intestinal, lo que mejora la absorción de los nutrientes de los alimentos que ingerimos . Además, como la lactosa ha sido fermentada, los intolerantes a la lactosa pueden tomar yogures caseros sin problemas [1].

Muchas gracias por vuestras lecturas . Un abrazo y hasta pronto

Nota

[1] Para no extenderme en exceso, os recomiendo que consultéis la wikipedia para más información acerca del yogur y sus propiedades, ya que en esta opinión de lo que se trataba era de hablar de la Yogurtera Tefal:

http://es.wikipedia.org/wiki/Yogur

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 4836 veces y ha sido evaluada un
94% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • yorch84 publicada 02/11/2016
    Enhorabuena por el diamante.
  • AntxonMari publicada 11/08/2016
    Hace un porrón de años tuve una y salí hasta los mismos cataplines de tanto yogur... ahora los vuelvo a tomar, por eso de hacer de vientre ... saludetes ...
  • j.carlos1903 publicada 05/07/2015
    Nunca he comido yogures de yogurtera de casa. Me gustaría tener una, peeero va faltando espacio para tanto electrodoméstico.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Tefal Yogurtera Classic

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Marca: Tefal

Tipo: Yogurtera

Watios: 13 W

Nombre: Tefal Yogurtera Classic

EAN: 3045388886515

Ciao

Incluido en Ciao desde: 18/09/2013