Opinión Diamante

Doy fe de que existe

5  11.08.2010

Ventajas:
Pequeña, acogedora, bonita .  .  .  Y medieval en febrero

Desventajas:
Ninguna

Recomendable: Sí 

esperedondo

Sobre mí: VON... :-) Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, el presente es tuyo. Y si tu comentario ...

usuario desde:12.05.2005

Opiniones:326

Confianza conseguida:296

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 59 miembros de Ciao

Hasta hace aproximadamente un par de años no había estado nunca en Teruel, a pesar de que mi padre me había recomendado unas cuantas veces que visitara esta ciudad, tan representativa del arte mudéjar, que según él me iba a gustar mucho. Y lo que son las cosas, por circunstancias de la vida, en estos dos últimos años he tenido ocasión de visitar la ciudad nada menos que cuatro veces; vaya, que he tardado en darle una oportunidad y sin embargo, después de visitarla por primera vez, parece que he cogido carrerilla. Y como casi siempre, me he dado cuenta de que tenía que haber seguido los consejos de mi padre mucho antes...


...:: UN POCO DE HISTORIA ::...


Parece ser que Teruel estuvo habitada ya en tiempos de los íberos, que llamaban al asentamiento (aún no era una ciudad, lógicamente) Turboleta. Posteriormente, serían los romanos quienes se instalaron aquí. Algunos historiadores sostienen que en el mismo lugar donde hoy se emplaza la ciudad de Teruel, en tiempos estaba Tirwal, cuyo nombre se cree que proviene del latín Turiolis (es decir, el pequeño Turia, referido al río Guadalaviar, que pasa cerca de allí).

A principios del siglo XII el rey de Aragón, Alfonso II, tomó el asentamiento de Tirwal para reforzar una de las fronteras de su reino, y fundó la ciudad, ya con el nombre de Teruel que sigue conservando hasta hoy. En aquella época la gente era muy aficionada a las visiones y los presagios, y se le dio este nombre a Teruel a causa de un toro que mugía en un alto (lo que hoy es la plaza del Torico), y que sobre él brillaba una estrella; de la mezcla de estos nombres, toro y Actuel (el nombre de dicha estrella), se formó la palabra Toroel y posteriormente Teruel. A esto también se debe que el escudo de la ciudad incluya entre otras cosas un toro y una estrella.

En la Edad Media se constituyó la llamada Comunidad de Teruel, que estaba formada por el conjunto de aldeas que se situaban cerca de la localidad; sus habitantes obtuvieron el título de ciudad en 1347. Durante la Guerra de la Independencia, Teruel fue tomada por el ejército francés, que voló varios edificios y conventos de la ciudad.

Algo más tarde, en el siglo XIX, Teruel experimentó una época de prosperidad, principalmente debido a la presencia de la clase burguesa. Durante esta época se construyeron varios de los edificios modernistas que hoy día podemos ver en el centro. Y ya durante la Guerra Civil, que hizo famosa a la ciudad por la batalla que lleva su nombre, Teruel quedó prácticamente destruida; desde el final de la guerra hasta los años 50, se aprovechó no sólo para reconstruir la ciudad, sino para llevar a cabo una obra que la dotaría de más espacios abiertos y una distribución más equilibrada de sus calles.


...:: PERDIÉNDONOS POR TERUEL ::...


Los que soléis leerme ya sabéis que me gustan muchísimo las ciudades que se pueden recorrer andando, y Teruel es una de ellas. Quitando un par de cosillas que quedan algo más apartadas del centro, todo lo demás se puede visitar andando tranquilamente, sin llegar a cansarse ni arriesgarse a terminar el recorrido con la lengua fuera. Supongo que a pesar de haber ido ya cuatro veces aún me quedarán sitios por conocer, así que hablaré de los que sí he tenido ocasión de ver.

Viaducto

Mi recorrido suele empezar aquí, porque normalmente tengo que cruzarlo para ir al centro y siempre es lo primero que veo; además, cuando llegas a Teruel en autobús pasas también muy cerca. La primera vez que fui era ya de noche y todo el viaducto estaba iluminado; fue mi primera visión de la ciudad.

Se trata de una de las obras de ingeniería civil más importantes de España, y fue proyectada a principios del siglo XX. Hasta que se construyó el viaducto nuevo, por aquí pasaba todo el tráfico rodado de la ciudad; actualmente es sólo peatonal, y es uno de los sitios en los que se colocan los tenderetes cuando tiene lugar la fiesta medieval de febrero. El viaducto termina en la glorieta junto a la plaza del Óvalo', que se construyó como lugar de recreo y de espacio público, con zonas verdes.

Escalinata

Esta

Fotos de Teruel
  • Teruel IMG_2213 - Teruel
  • Teruel IMG_2264 - Teruel
  • Teruel Catedral
  • Teruel Escalinata - Teruel
Teruel IMG_2213 - Teruel
Torre de San Martín.
escalinata, construida en estilo neomudéjar, une el centro con la estación de trenes. Durante la fiesta medieval, se suele instalar aquí el campamento militar y también el puesto de los cetreros, que hacen en la explanada exhibiciones con diferentes rapaces. También tiene lugar una de las antiguas batallas que se recrean durante esta fiesta.

La escalinata está dividida en dos partes: la primera va desde abajo hasta la mitad (si vas de la estación hacia el centro), y tiene un relieve que representa una escena de los amantes de Teruel, concretamente aquella en la que Isabel cae muerta en brazos de Diego. Sobre este relieve, en la segunda mitad, se divide la escalinata en dos (puedes seguir subiendo por el lado derecho o por el izquierdo) y en lo más alto se encuentran dos torreones de ladrillo y cerámica, a imitación del mudéjar. Junto a esta parte alta de la escalinata, llegamos a la misma glorieta en la que termina el viaducto del que hablaba antes.

Una cosa curiosa que tiene la escalinata es que le han colocado un ascensor. Cuando me lo dijeron me quedé un poco ojiplática porque pensé que sería un pegote ahí mal puesto, pero la verdad es que está bastante bien camuflado y si no te lo dicen casi ni te enteras.

Torre del Salvador

Es una de las cuatro torres que se encuentran en la ciudad, y aunque es contemporánea de la de San Martín, fue la última en construirse. Es de estilo mudéjar, y si subes los 122 escalones que llevan a lo más alto, podrás ver toda una muestra de este estilo, además de unas vistas estupendas de la ciudad. Los albañiles que la decoraron fueron musulmanes, y realizaron toda una obra de arte en ladrillo y cerámica. Esta torre, que alberga el campanario de la iglesia del Salvador, servía también como puesto de vigía para controlar quién llegaba a Teruel por la puerta de Guadalaviar (que hoy en día no existe).

En realidad son dos torres, una envolviendo a la otra; la interior fue construida con muros de hormigón de yeso, y la exterior con ladrillo. Entre las dos se sitúa la escalera que te lleva hasta la parte superior.

Hay una leyenda en torno a esta torre y a la de San Martín. Allá por el siglo XIII dos hermanos mudéjares, Omar y Abdalá, amaban a la misma mujer. Para decidir cuál de los dos se quedaría con ella, acordaron que cada uno construiría una torre perfecta. Cuando terminaron de levantarse las dos torres, un jurado le otorgó la victoria a Abdalá por su torre del Salvador; el veredicto fue que esta torre era más vertical que la de San Martín, construida por Omar. La torre de Omar se terminó de construir antes que la de su hermano Abdalá, pero sólo por estar más inclinada que ésta, Omar fue derrotado, perdiendo también de este modo a la mujer a la que amaba. Así que decidió poner fin a su vida arrojándose desde lo alto de la torre que él mismo había construido.

La torre del Salvador se puede visitar todos los días del año, por las mañanas de 11 a 14 y por las tardes de 17 a 20 (este horario se amplía durante la Semana Santa y el verano). Fuera de estos horarios, se pueden solicitar visitas organizadas para grupos.

Plaza del Torico

Es donde confluyen todas las calles principales de Teruel. Su nombre oficial es plaza de Carlos Castel, pero es más conocida como plaza del Torico por la escultura del toro que se encuentra en la fuente que tiene esta plaza en el centro. Ha habido gente que me ha dicho que se llevó una decepción cuando vio a ese toro tan pequeño en esa plaza tan grande; y yo pensaba para mí que si lo llaman "torico" será porque es pequeño, como pude comprobar cuando lo vi por primera vez... Vamos, que pesa 68 kilos, nada que ver con esos toros de 500 kilos que se ven por el campo.

El torico es uno de los símbolos más queridos por los habitantes de la ciudad; en julio, durante la fiesta de las vaquillas (a esta sí que no he ido; lo siento pero las "fiestas" en las que se utilizan bichos me ponen de muy mala leche), alguien se suele subir a lo alto de la estatua para colocarle un pañuelo rojo. E incluso existe hasta un rumor que afirma que, durante la guerra civil, uno de los vecinos se llevó el torico a su casa para protegerlo de los bombardeos.

En esta plaza se encuentran varios edificios bastante conocidos:

* Casa Ferrán: está situada justo a las espaldas del torico, y fue construida por Pablo Monguió, un arquitecto que conocía la obra de Gaudí. Ocupa toda una manzana de viviendas, exceptuando los dos primeros pisos, que son comercios. Tiene unos balcones muy llamativos, hechos de forja y decorados con motivos vegetales (una de las cosas típicas del modernismo).

* Casa la Madrileña: se sitúa frente al torico, a su derecha, y es del mismo arquitecto que la anterior. Se la considera bastante original porque se trata de un edificio, con tres pisos y un ático, que sólo tiene 4'5 metros de ancho, y nada menos que 30 de profundidad. Igual que en el caso anterior, aquí también se han utilizado motivos vegetales en la decoración de la fachada y de los balcones de forja.

* Casa del Torico: construida también por Pablo Monguió, en un principio fue proyectada como vivienda para la familia López, comerciantes de la ciudad. Hoy en día alberga la sede de la Caja Rural de Teruel, y también, durante la fiesta medieval, es la casa en la que vive Isabel de Segura después de casarse con Pedro de Azagra. Aquí es donde tiene lugar la famosa escena en la que Diego vuelve de la guerra y le pide un beso a Isabel, que se asoma al balcón del primer piso; como ella no se lo puede dar, en esta misma plaza es donde Diego cae muerto. Es una casa para mi gusto muy bonita, con la fachada en un tono entre azul y morado muy claro y balcones de forja con motivos vegetales, igual que las casas anteriores.

Iglesia de San Pedro

Es uno de los ejemplos más representativos del mudéjar de Teruel, y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Su torre, que lleva también el nombre de San Pedro, al ser la más antigua de las cuatro torres de la ciudad, es la que tiene la decoración más sencilla (más cristiana, por decirlo de alguna manera). Esta torre tiene un arco en la parte inferior, por lo que no entorpece el paso ya que es posible atravesarlo para ir por debajo.

Aquí tuvimos la suerte de que visitamos la iglesia un lunes y éramos cuatro personas las que estábamos dentro. Así que la visita guiada la pudimos aprovechar bastante. Además de visitar el interior y ver el altar mayor, el claustro (en el que durante un tiempo estuvieron expuestas las momias de los amantes), las bóvedas (azules decoradas con estrellas doradas) y las vidrieras, nuestra guía nos llevó por el ándito hasta la torre, que se encuentra unida a la iglesia.

El interior de la torre es bastante sencillo, con varios pisos superpuestos y el campanario en la parte más alta. Las vistas de la ciudad también son bastante bonitas. Pero lo que más destaca es su exterior: tiene tres pisos decorados, y en una de las columnas del primero de ellos se aprecia un relieve con la mano de Fátima, y otro con las llaves de San Pedro; esto es un claro ejemplo de la mezcla de estilos y convivencia entre religiones que hubo durante un tiempo en la época. Vamos, igual que ahora...

En la misma plaza en la que se encuentra la iglesia de San Pedro, está situada la oficina de turismo y también se puede visitar el mausoleo de los amantes. Creo recordar que la entrada combinada para ver el mausoleo, entrar a la iglesia y subir a la torre, costaba 8 euros. Del mausoleo no os puedo contar nada porque de momento, aunque parezca increíble, no he tenido ocasión de visitarlo.

Torre de San Martín

Es mi preferida de las cuatro que hay en la ciudad. También está formada por dos torres, una que envuelve a la otra, y entre ellas hay escaleras que dan acceso a las plantas. Su decoración es más compleja que la del resto de torres, ya que está formada por diversos arcos entrecruzados, y apliques cerámicos más numerosos en los que se incluye el color blanco, que anteriormente no se utilizaba aún. Entre los motivos decorativos de esta torre destaca la estrella mudéjar de Teruel.

Esta torre también tiene un arco bajo el cual se puede pasar perfectamente; de hecho, durante la fiesta medieval, por debajo del arco de esta torre es por donde Diego de Marcilla entra de nuevo en la ciudad después de haber estado cinco años en la guerra. Junto a esta torre hay una parroquia, aunque no se celebran misas en ella; se está proyectando que albergue un museo de la Semana Santa.

Acueducto de los Arcos

Fue construido en el siglo XVII para abastecer de agua a la ciudad, que había visto cómo su población aumentaba considerablemente. Hasta la construcción del acueducto, la ciudad almacenaba el agua a través de los aljibes que se encontraban bajo la plaza del Torico. Los expertos consideran a este acueducto el más representativo del Renacimiento español.

Cumple una doble función, ya que no sólo es acueducto (para transportar el agua) sino también viaducto (para comunicar las afueras de la ciudad con el centro). Tiene además dos niveles, el superior con seis arcos y el inferior con dos. En las cercanías de este viaducto es donde suelen instalarse y realizar sus exhibiciones los artesanos jaboneros durante la feria medieval.

Iglesia de la Merced

Esta pequeña iglesia es otro ejemplo de la arquitectura mudéjar de Teruel, aunque es menos conocida porque su torre no es completamente mudéjar: su último piso se construyó durante una ampliación posterior, ya en el Barroco, así que no se la incluye en el grupo de las cuatro torres, ni tampoco fue declarada Patrimonio de la Humanidad como ellas.

Como curiosidad, frente a esta iglesia se encontraron restos de los antiguos talleres en los que se fabricaban la cerámica y los ladrillos que adornan prácticamente todos los edificios de la ciudad.

Catedral

Es una iglesia de origen románico, la de Santa María de Mediavilla, que se convirtió en catedral a finales del siglo XVI. Lo que más destaca de ella es su techo mudéjar artesonado, que cubre toda la nave central con diversos motivos geométricos y vegetales, de influencia islámica. Además, en él se encuentran representaciones de los habitantes del Teruel de la época.

Es en la catedral donde se encuentra la cuarta de las torres de la ciudad, la de Santa María. Como en las anteriores, en esta también hay un arco bajo el cual se puede pasar. Junto a la torre y la catedral, en esta plaza, es donde Isabel de Segura cae muerta en brazos de Diego. Y también en esta plaza se encuentra el ayuntamiento, que durante la fiesta medieval es el edificio en el que supuestamente viven los padres de Diego.

Palacio del marqués de Tosos

Este antiguo palacio, hoy día convertido en museo provincial, es una construcción barroca de finales del siglo XVII. Es de construcción bastante sencilla, nada que ver con los edificios mudéjares de la ciudad; pero destaca principalmente porque es en el balcón de su primer piso donde tiene lugar el final de la feria medieval. Aquí es donde nos recitan un poema contando la historia de los amantes, y donde, tras pedir a todo el mundo que bese a la persona amada, aparecen Isabel y Diego junto con la chica que canta esa canción dedicada a ellos, que te pone los pelos de punta.

La entrada al museo es gratuita, y en él se puede observar una muestra de restos arqueológicos que ofrecen una visión de los habitantes de la provincia en la antigüedad, concretamente desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Desde la parte alta del edificio hay una vista general de prácticamente toda la ciudad, con la catedral en primer plano.


...:: CONCLUSIÓN ::...


He visitado la ciudad en diferentes épocas del año: en verano (cuando, por cierto, hace un calor que te mueres; y yo que siempre relacionaba Teruel con el frío pelón...), en otoño, en invierno... Sólo me falta la primavera, aunque sin dudarlo me quedo con el mes de febrero, en el que se tiene ocasión de visitar las fiestas medievales, que recomiendo a todo el mundo.

Aparte de las iglesias, las torres mudéjares, la catedral, Teruel no es una ciudad con un montón de monumentos ni museos que visitar. Pero sí es perfecta para recorrerla andando y perderse por sus calles y explorar sus rincones. Y por supuesto, si sois golosos, no podéis marcharos de allí sin haber probado los suspiros de amante ni la trenza mudéjar, dos dulces típicos de allí que están espectaculares. Del jamón no hablo porque creo que eso es conocido en el mundo entero.

Por supuesto, alguna que otra vez al mencionar que me iba a Teruel, he tenido que escuchar aquello de "ah, pero ¿Teruel existe?", que supongo que los turolenses estarán hasta el moño de escuchar. Así que por si aún hay quien tenga dudas, que sepa que sí, que Teruel no sólo existe (aunque para algunas cosas podría existir un poco más; así de repente se me ocurren más medios de transporte y carreteras mejores para comunicarlo con otros sitios) sino que además es una ciudad preciosa, que al menos a mí me tiene enamorada desde la primera vez que la visité.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
yogui9259

yogui9259

07.03.2011 11:33

Sabes que pienso igual que tu con los bichos amiga mia Ay habías de haberle hecho caso a tu padre, pero cogiste carrerilla cielo jajajajajaja Un beso una opi como las que me tienes acostumbrao jajajaja

estivaltour

estivaltour

29.09.2010 16:17

Lástima que me quede tan lejos, ya que es un lugar que me encantaría conocer. besos. isa

ALEVINA

ALEVINA

20.09.2010 17:29

mmmm a esta ciudad segun tus gustos le falta el mar......No he estado nunca en Teruel, pero siempre me ha llamado la atención, no sé si por eso de que tiene la densidad de población más baja......

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Teruel ha sido leída 1944 veces por los usuarios:

"excepcional" por (85%):
  1. yogui9259
  2. estivaltour
  3. ALEVINA
y de usuarios adicionales 52

"muy útil" por (15%):
  1. chistos84
  2. morexosa
  3. ccb11
y de usuarios adicionales 7

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Ainsa, Huesca Ainsa, Huesca
(+) Monumentos, casco antiguo, proximidad al Valle de Ordesa.
(-) Las comunicaciones por carretera dejan que desear hacia el norte de la población.
15 Opiniones
Compra ahora
Huesca
(+) Se puede ir a pie a casi todos los sitios
(-) Sus habitantes son las gentes más cerradas, bruscas, hostiles y obstruccionistas que he conocido.
24 Opiniones
Compra ahora
Jaca, Huesca Jaca, Huesca
(+) Entorno inmejorable
(-) Ninguna
21 Opiniones
Compra ahora