The View, Nueva York

Imágenes de la comunidad

The View, Nueva York

> Ver características

90% positivo

6 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "The View, Nueva York"

publicada 16/03/2016 | rosamrtr
usuario desde : 21/05/2013
Opiniones : 1004
Confianza conseguida : 126
Sobre mí :
Ya soy Plata!!!!!
Excelente
Ventajas ves todo Nueva York
Desventajas el precio
excepcional
Relación calidad precio del restaurante
Calidad de la comida del restaurante
Diversidad del menú del restaurante
Decoración y diseño del restaurante
Atención al cliente del restaurante

"Nueva York desde las alturas"

The View, Nueva York

The View, Nueva York

Hola, buenos días, aquí os voy a dejar mi opinión sobre este restaurante que visite hace muchos años en la mejor ciudad del mundo para mi Nueva York, además de ser un magnífico restaurante, es el único restaurante giratorio de la ciudad de Nueva York y está en pleno centro de esta, como no en Times Square.

Aquí os adjunto varias fotos de la puerta, de lo que nos tomamos, de la factura y de cómo es el interior, hay que decir, que por aquel entonces no tenía una buena cámara y desde una planta 48, es imposible que me salieran bien las fotos de noche y en movimiento.

Las fotos están recortadas para no salir ni yo ni mi madre y hay alguna que está la silueta en blanco porque estábamos nosotras y creo que así es mejor.

También tengo que decir que es la primera vez que voy a un restaurante giratorio y me encantó, la verdad es que he ido más veces a Nueva York, pero solo una a este restaurante, y como os podéis imaginar no es nada barato, jajajaja.

Intentaré explicarme lo mejor posible porque la experiencia fue única e insuperable, y más si estas en la ciudad de tus sueños y tomando unos cocktails dando vueltas y teniendo una vista de 360 grados de la ciudad y de noche toda iluminada.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

EL RESTAURANTE : THE VIEW

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***


El restaurante esta en pleno centro de Nueva York, y en la planta 47 y 48 que son unas de las últimas del hotel, ya que esta ubicado este restaurante dentro o arriba del hotel Marriott marquis, la dirección exacta es:

Located in the New York Marriott Marquis
1535 Broadway, New York, New York
47th & 48th Floors

Y para reservar este es el teléfono : Call 212.704.8900 for reservations

También os dejo su página web por si os interesa mirar fotos o consultar cualquier dato más:

http://www.theviewnyc.com/


Para acceder al restaurante, no se puede acceder desde la calle, si leéis la foto del cartel que había en la entrada del hotel, ya nos indica que hay que ir a la tercera planta del hotel para coger un ascensor privado que te lleva al restaurante directamente.

En la tercera planta hay un mostrador donde te preguntan si tienes reserva, que menú piensas tomar y si eres huésped o no del hotel.

Y luego ya subes, así cuando llegas a la planta 48 están los camareros y te acompañan a tu asiento, es genial porque está muy bien organizado en ese sentido.

El horario del restaurante es :


Los domingos hacen horario de comidas y cenas de 10:00 am – 1:30 pm

Las cenas de lunes a jueves de 5:30 pm – 10:00 pm

Las cenas de viernes a domingo de : 5:00 pm – 11:00 pm


*** *** *** *** *** *** *** *** ***

LA CARTA DE THE VIEW

*** *** *** *** *** *** *** *** ***


El restaurante tiene varias posibilidades para tomar allí, en concreto tienes 3 opciones, una de ellas es cenar, otra tomar un menú de postres y otra tomar unos cocktails.


* La cena, sinceramente nosotras como nos alojamos allí a dormir, pues subimos a ver lo que había antes de decidir lo que hacíamos, la cena era buffet libre y esta normalito, para ser uno de los grandes locales de Nueva York, tenían pasta, verduras, pescado, carne, vaya que yo pensaba que servirían a la carta porque sinceramente el restaurante es muy elegante y le pega más el servicio que no que te tengas que ir levantando para coger la comida y más siendo el restaurante giratorio.


* El menú de postres, la verdad que es lo que valía más la pena, pero pensando en frío, era imposible cenar y luego reventar a pastelitos, había de todo y se te hacia la boca agua, desde una fuente de chocolate gigante con fresas, nubes, etc..... hasta postres rarisimos y con una pinta buenísima, hasta delicatesen.


* Los cocktails, que tenían una carta muy extensa, con alcohol y sin y de varios precios, que luego os indicaré, en las fotos que he puesto podéis ver los dos cocktails que nos tomamos y la verdad es que fue de las tres opciones la mejor que tomamos después ya os contaré como nosotras al ser spain, la tenemos que hacer, jajaja.


*** *** *** *** *** ***

LOS PRECIOS

*** *** *** *** *** ***


La verdad es que ahora entenderéis de las tres veces que he visitado la ciudad porque sólo he ido a este restaurante una vez.

En Nueva York, al precio que marca en la carta tienes que sumarle las tasas y luego las propinas, es decir como nuestros impuestos y encima las propinas que allí son obligatorias y que en muchos casos son el sueldo de los camareros.

A nosotros en el restaurante, el camarero antes de traernos la cuenta nos pregunto si querríamos que nos incluyera las propinas en la factura, y le dijimos que sí, más que nada porque al estar alojadas en el hotel, luego nos lo cargaron en la cuenta.

El precio de la carta, y os estoy hablando del año 2001, y me acuerdo porque fue una experiencia única.

El menú de cenar valía 49,95 dólares más tasas más propinas

El menú de postres 29,95 dólares más propinas y tasas

A estos dos menús tienes que sumarle la bebida que no va incluida en el precio con sus propinas y tasas, es decir que cuando hicimos cálculos nos subía un pastón.

Por ese motivo nos tomamos dos cocktails sin alcohol y como se puede ver en la factura aunque no se ve muy claro, la broma subió a 41 dólares con 22, y eso que al estar alojadas en el hotel nos hicieron un descuento del 15 %.


*** *** *** *** *** *** *** ***

OPINIÓN PERSONAL

*** *** *** *** *** *** *** ***


El restaurante es una pasada, en cuanto a decoración, tiene un aire muy moderno pero a la vez es soberbio y elegante.

Nosotras no hicimos reserva pero también es verdad que fuimos pronto para tomar unas bebidas, así que si querréis mesa en las ventanas sin que nadie te tape las vistas hay que ir pronto o reservar porque son las primeras que se ocupan, después hay mesas cerca de los bufets pero que si pasa gente por el pasillo no tienes tan buenas vistas y ya que subes por las vistas pues mejor coger buen sitio.

Yo que nunca he estado en ningún restaurante giratorio pensé que no me molaría, pero este va tan despacio, jajaja que ni te enteras solo te das cuenta cuando entras y sales al poner el pie, por lo demás ni te enteras.

La comida como os he dicho en la cena es flojita por lo menos el domingo que estuvimos nosotras y no valía la pena pagar tanto, los postres is que valían y mucho y la verdad es que pagar por solo comer pastelitos, creo que comes más por los ojos que lo que verdad puedas comer, pero nosotras al tomar solo las bebidas, y el camarero que era muy majo, como casi cerramos el restaurante y sobraron, a los pocos que estábamos aun allí y todos turistas, jajaja, nos invitó a tomar lo que quisiéramos, y ya os podéis imaginar todos preguntando free, free, y el camarero si si, ya habíamos pagado por eso, pues parecíamos todos pringados y con una sonrisa de oreja a oreja, nos pusimos las botas, de pastelitos y de fresas y nubes con chocolate y frutos secos caramelizados, que al final, nos salió la velada redonda y barata, gracias al camarero.

Eso si cuando nos fuimos todos le dejamos en un bote que había allí, 5 dólares, que creo que era lo mínimo, porque todo lo que cogimos no era normal y encima gratis, rentable al cien por cien y hay que decir que estaba todo buenísimo.

El cocktails eran sin alcohol y muy sabrosos y grandes, la verdad es que costaba acabárselo y más con todo lo que comimos.

El acceso al restaurante como os he dicho antes está muy organizado y así impide que sólo suban curiosos y te molesten si estas tomando algo en una atmósfera tranquila, con música de fondo relajante y viendo pasar todos los monumentos de Nueva York por tus ojos.

La atención fue fantástica, desde el maitre, a los camareros como a todo el personal que te hace la estancia más mágica de lo que ya es.

Ahora, hay un dato que está genial y que el restaurante sabe que la gente mucha o casi toda que sube es para ver las vistas, pues en la mesa decorada con una vela, la carta de bebidas habían 4 servilletas, una para usar y otra era un mapa de la ciudad circular, es decir, te indicaba lo que se veía y que monumento era, el camarero cuando se acerca, te indica en que punto estamos de las vistas y así tu puedes seguir y saber que se ve por la ventana, todo un detalle, y es que estaba todo muy cuidado y sin duda, aunque no es barato pero tampoco lo encontré caro del todo, creo que una vez hay que subir y ver las vistas y tomar algo, porque es algo que aún ahora recuerdo y me encanta.


*** *** *** *** *** *** *** *** ***

LO RECOMIENDO O NO

*** *** *** *** *** *** *** *** ***


Sin duda alguna, os lo recomiendo que si visitáis la ciudad os acerquéis a tomar algo porque vale la pena no, lo siguiente es una experiencia única.

El horario del restaurante, la verdad es que para comer solo esta abierto los domingos y para cenar todas las noches pero supongo que el encanto es ver la ciudad de noche y por eso para comer no tienen tanta obertura, de todas maneras, es mejor ir el domingo como nosotras que es cuando más tiempo esta abierto y ya que vas por lo menos amortizas la copa.

Pensad que en dar la vuelta a todo Nueva York, va lento y se tarda una hora y media, es decir, que nosotras dimos dos vueltas, jajaja, para verlo todo bien y porque hay música de fondo, no había mucha aglomeración de gente y porque estábamos en la gloria sentadas al lado de la ventana, viendo y comentando todo al detalle, así que si calculas el tiempo que estuvimos, lo que gorroneamos, jajaja, y las bebidas que nos tomamos, yo creo que nos salió rentable la noche.

Unos 21 dólares por cabeza que al cambio de moneda cuando lo calcule en su día, vendrían a ser entre 16 y 17 euros , yo lo veo genial, ves todo Nueva York de noche y cuesta casi igual que subir al Empire o al Rockefeller, pero aquí tomas algo, con música y sentada, os lo recomiendo de corazón, me encantó.


*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

Un saludo a todos y gracias por vuestras valoraciones.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 1381 veces y ha sido evaluada un
93% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • blubleblu publicada 05/05/2016
    A mi me gustaría mucho ir, siempre me ha gustado. Saludos y excepcional
  • nycblue publicada 20/04/2016
    Sin duda, una maravillosa experiencia. Nueva York siempre llama. Un beso :)
  • MARUJITACOTORREA publicada 20/04/2016
    una chulada y más cómodo que el Empire , una muy buena opción para un día especial
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : The View, Nueva York

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Continente: América del Norte

Ciao

Incluido en Ciao desde: 16/10/2000