Un día en Toro

5  24.09.2008 (01.10.2008)

Ventajas:
Te entretienes

Desventajas:
Que no te guste este tipo de turismo

Recomendable: Sí 

nenya_

Sobre mí: [usuario desde:10.07.2006] ☼ Nos vemos en entrebrochasypaletas del puntocom y en "yutú...

usuario desde:08.12.2007

Opiniones:145

Confianza conseguida:273

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 102 miembros de Ciao

Existen lugares en los que nunca caeríamos por no llamar excesivamente la atención, aunque si tenemos la suerte de visitarlos nos enamoran. Eso es lo que me ha sucedido con Toro, en la provincia de Zamora. El día antes ¡¡sorpresa!! "mañana vamos a comer a Toro". Quizá prefiera los viajes de un día y constantes que no los de una semana entera en el mismo sitio… creo que me acabaría aburriendo, y pueden ser mejor regalo que cualquier cosa material. Depósito lleno, Olympus en mano, miles de telares en el bolso y calzado cómodo enfundada en mis zapatillas Nike eternas (recomendable la comodidad porque hay que pateárselo todo y hay suelo empedrado en muchas zonas) para pasar un buen día que acompañó el sol y algo de viento. La visita que guiaré será por el orden real de nuestro paso. Acomodaros y disfrutar de las vistas… (aviso: exento de siglos y estilos arquitectónicos).

Ruta a seguir

Tomamos la A6 hasta llegar a Villardefrades, provincia de Valladolid. De ahí hasta destino quedan unos 27 km que se hacen bastante llevaderos, la carretera es buena y se ven algunos castillos medio en ruinas en los altos de estos campos de Castilla (los comentaré al final). Seguimos todo recto como quien dice por la VA705 pasando por Tiedra, Benafarces… en este punto entramos en la provincia de Zamora, tomamos la CL519 (o ZA705 es como continuar con la anterior que es la carretera de Medina de Rioseco a Toro) muy cerquita de Villalonso, Villavendimio y ya hemos llegado.

Por ejemplo, en caso de venir dirección Madrid es tan sencillo como seguir por la A6 hasta Tordesillas y ahí la A11 que nos lleva al mismo punto de destino por el que nosotros entramos. Con esto es suficiente para situarnos, sino siempre se puede consultar la guía michelín que es la página que miramos.

En caso de usar GPS puede ser de utilidad saber las coordenadas: Toro (Zamora) 41°31'12"N, 5°23'41"W (41.5199, -5.3947).

Curiosidades previas a la visita

Hay que tener en cuenta que Toro ha sido una ciudad amurallada, quedan algunas puertas en pie y trozos de muralla. Toda la zona céntrica está asentada en un alto, como era lógico en la época de los castillos, así que también se disfruta de unas vistas preciosas del Duero y sus orillas, y forma parte de la ruta del Camino de Santiago.

Tiene unos 10.000 habitantes, tierra conocida principalmente por la fama de sus vinos con denominación de origen. Acababan de ser las fiestas de San Agustín (finales de agosto) y aun se podían ver carteles con la programación en los escaparates. Posteriormente he sabido que tiene otras fiestas de las cuales tres son de interés turístico regional: el 12 de Octubre la de la Vendimia, los Carnavales y la Semana Santa.

Visita

A la entrada se ve el campo de fútbol, la plaza de toros, las piscinas municipales… sigues recto y te topas de frente con la Puerta de Corredera , si pasas por debajo te lleva al centro, pero como somos enrevesados decidimos investigar y entrar por la Puerta de Santa Catalina (mucho más fea para mi gusto, lisa y sin adornos).

Antes de subir por esta puerta (se puede pasar por debajo en coche y es todo subida hasta el centro de la ciudad) nos detuvimos a observar el Hospital de la Cruz , una especie de residencia de ancianos o algo así, tiene un jardín bastante amplio y cuidado, y, lo que más me llamó la atención, unas campanas azules.

En el tema del aparcamiento no se pueden poner quejas. Después de algunas vueltas cerquita de la Plaza Mayor y el Alcázar acabamos aparcando en la Plaza Santa Clara, bien tranquilo. Ahí nos encontramos el Convento de Santa Clara , este es de clausura y nada más se puede ver lo que hay fuera, a no ser que vayas en horario

Fotos de Toro - Zamora
  • Toro - Zamora uno
  • Toro - Zamora dos
  • Toro - Zamora tres
  • Toro - Zamora cuatro
Toro - Zamora uno
Puerta Corredera
de misas o que te quieras confesar. Es una construcción normalita, en la puerta principal, por llamarla de alguna manera, está la imagen de Santa Clara con un bastón y asiendo algo en la otra mano, el arco que tiene sobre su cabeza tiene forma de concha. Estábamos convencidos de que estas vendían pastas, pero no, tocó esperar y seguir buscando, lo descubrimos al llamar a la puerta trasera. Curioso el cartelito de "el placer de morir sin pena vale bien la pena de vivir sin placer" y tenían una veleta con forma de angelito tocando una trompeta.

Casi al lado está el Convento de San José de similares características.

Que recuerde no vi ninguna parte de zona azul, no había papeles por el suelo y por lo general tampoco pintadas en paredes y demás. En caso de querer llegar a destino en autobús es más recomendable ponerse en contacto con su estación de autobuses 980 69 32 36.

Y es que se puede decir que todo va estando cerca porque se enlazan unos sitios con otros casi sin que te des cuenta. Siguiendo a la inversa salimos a la Iglesia de San Julián de los Caballeros , esta se reedificó sobre el solar de una parroquia medieval, por dentro tiene un retablo precioso que sólo se ve en horarios de misa. La fachada de la puerta principal está encabezada por una figura de una virgen con el niño acompañada de la información de que se mantuvo público el culto en tiempo de Sarracenos.

La Iglesia de San Lorenzo El Real permite la visita interna por el precio de 1€ (dale con los donativos). Tiene una fachada bastante normalita y de las que se encuentran en peor estado de conservación, con multitud de arcos.

Durante todo el rato se pueden ver jardines verdes con multitud de flores, muy bien cuidados, y en algunos casos acompañados de estatuas. El más llamativo quizá fue el de la Plaza de Santa Marina , en el que hay sita una estatua de Fray Diego de Deza , una de las figuras ilustres de Toro de tiempos de Juana la Loca y Felipe el Hermoso. También destaco el pequeño detalle de muchos balcones, que tenían azulejos con cenefas de manera que al mirar para arriba hacía un gesto simpático al conjunto de edificios. Muchas de las cornisas también estaban pintadas con tonos verdosos, azulados, rojizos, marrones… y casi siempre en madera, e incluso nos llamó la atención un despacho de abogados que tenía varias tinajas en el balcón o la ventana que se apreciaba de un desván donde se veían colgadas las cabezas de ajos.

Nos topamos de frente al terminar con esta plaza con la Torre del Reloj (Puerta del Mercado) que se ve desde casi todas partes. Una de las caras es lisa con el reloj, la otra tiene una hendidura en la que está colocada una imagen como añadido. Ahora mismo no recuerdo su inscripción posterior.

A un lado vamos dejando los soportales ocupados por numerosos bares y terrazas que se extienden a un y otro lado de la Plaza Mayor. En una de las bocacalles aun permanece en pie el edificio de un antiguo cine cerrado que me recordó aquella película de Arnold Schwarzenegger (el último gran héroe creo que es), aun tenía el águila de Franco como estandarte… Del otro lado descubrimos un patio porticado en madera bien bonito. Hacia la mitad de la calle nos topamos con la Casa Consistorial (ayuntamiento) adornada por las fiestas antes citadas.

Por fin, la Oficina de Turismo . Para dejar de ir de un lado a otro y organizar lo que nos faltaba por visitar nos acercamos. Nos atendieron con suma amabilidad facilitándonos un plano en el que nos señalaron los sitios que nos recomendaban (al final los vimos casi todos) e indicando horarios y visitas. Moraleja, si vas este es el primer sitio al que tienes que acudir para no dar vueltas innecesarias. Dejo teléfono y mail de contacto por si alguien está interesado en hacer alguna consulta antes de ir 980 69 47 47 y turismo@toroayto.es.

Al lado de esta la Iglesia del Santo Sepulcro . Abierta hasta las 20:00. La fachada muy sencilla, en un lateral llama la atención la imagen de la cara de Jesucristo (en un balcón de los alrededores había un cuchillo y unas tijeras gigantes colgadas, nada tienen que ver pero lo dejo como curiosidad). "Donativo" de un euro, se permiten hace fotos pero sin flash, hay bastantes imágenes dentro y está muy oscuro.

Llegamos al lugar más emblemático, aunque sea por el vino al que da nombre, la Colegiata Santa María la Mayor . Una de las fachadas está en remodelación, así que no se aprecia tan bien como se debería los detalles, que los andamios son un tanto molestos… aun así no se corre ningún peligro al pasar por debajo para entrar. Lo que si se aprecia mejor son las figuras de esa puerta principal. El interior tiene bastante claridad, aunque mucha más las salas adjuntas. Algo que me llamó muchísimo la atención es que en la unión de cada pequeña cúpula interior había una especie de medallón con una figura, en una de ellas se podía distinguir perfectamente la figura de un varón con dos dedos al lado de la cara (así como una especie de bendición). En una de las esquinas de la cúpula que estaba encima del altar está otra de las figuras más curiosas, nunca antes había visto una especie de Toro (imagino que en honor al nombre de este sitio) alado tocando un instrumento de cuerda (creo que no era un arpa, demasiado pequeño). Varios retablos con imágenes. Prohibido hacer fotografías, aunque antes de que nos lo dijeran saqué una al órgano. Tiene dos zonas cuya entrada es un "donativo" de un euro. Y no se me puede olvidar el retablo policromado, preciosísimo… espero no confundirme si digo que es de los únicos que hay, es un lujazo verlo.

Después de deleitarnos con las vistas que se aprecian desde el Paseo del Espolón nos dirigimos al Alcazar . Es un recinto amurallado muy pequeñito y que desgraciadamente permanece cerrado, una de las entradas incluso está sellada.

Siguiendo el plano continuamos por unas calles cercanas, pasando sin pena ni gloria por la Iglesia de San Salvador , también requiere del donativo estándar.

Este era el punto de destino que llevábamos buscando casi desde nuestra llegada, para no variar teníamos un encargo de comprar las famosas pastas. Monasterio del Sancti Spiritus . Tiene visitas guiadas para el interior (4.50 € precio individual y 3 € de excursiones con guía), última a las 18:00 (sería un punto a mejorar el ampliar estos horarios aunque no se hasta que punto es posible). Al restaurar el órgano pidieron que pintaran de negro a uno de los angelitos. Tapices, cuadros y muñecos del niño Jesús vestidos. estaba encabezada por una imagen de color blanco de algún santo que no se distinguir, sita en una hendidura en la fachada con un par de columnas pequeñitas y motivos florales a ambos lados, también un escudo de la ciudad y otro que tiene que tener connotación religiosa, se aprecia en él una cruz. Dulces que venden a 7.50, galletas con rayas, bolitas de mazapán, unas pastas blancas y amarguillos almendrados. Compramos estos últimos, según indica la caja hechos con almendra molida, clara de huevo, azúcar y esencia de limón. Sobre la entrada a este lugar, se hace a través de unas puertas enormes de madera con tejadillo y tiene un bonito jardín. Dejo también teléfono de contacto por si se quiere hacer algún tipo de encargo 980 69 03 04.

Casi final del viaje. Nos dirigimos al Palacio Condes de Requena . Por fuera es un edificio prácticamente normal con las paredes encaladas y no destaca nada si no te fijas en el portón de madera. En este edificio se aloja la policía, el INEM y el Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Toro. Es gratuito y dejan hacer fotos. En la entrada hay una chica muy simpática que te indica que puedes ver un primer patio y saliendo por otra puerta otro interior. Los patios interiores tienen una amplia decoración en los capiteles (la parte superior de las columnas) variando de motivos florales a el reflejo de batallas; esto el primer patio que tenía las columnas de piedra. El segundo patio (más para adentro) era todo de madera y con grandes cristaleras. No se permitía subir arriba del todo por obras.

Antes de irnos volvimos de nuevo a la Puerta Corredera , pasamos andando por debajo para contemplarla con más calma. Aun estaba el cartel de "felices fiestas" de hacía unos días. La parte superior es triangular, adornada por el escudo de Toro y una inscripción en latín (me encantaría traducirla porque con el zoom en las fotografías se ve con claridad pero no es mi fuerte). En la parte posterior de esta un cartel nos indica la calle que lleva el mismo nombre que la puerta.

Avanzando unos pasos llegamos a la Iglesia de Santo Tomás Cantuariense (este caballero fue arzobispo de Canterbury aunque se le conocía como Tomás Becket), en mi opinión si no se visita tampoco se pierde nada. Creo que fue la más simple que vimos, vale que porque pilló de paso, normalita, con las paredes algo descuidadas excepto por la zona del campanario, se veían perfectamente las campanas, y llamaba la atención un pequeño cartel circular de color blanco con letras verdes "asegurada de incendios". Esta curiosidad se podía contemplar en muchas de las calles, siempre había alguna casa que parecía más antigua que tenía la inscripción del seguro de esta forma. En cambio me consta que lo más llamativo es su retablo mayor, que no tuve el gusto de ver.

¿Dónde comer o tomar algo?



Restaurante Imperial - tomamos un tentempié que no estuvo nada mal, el tamaño de las raciones era considerable aunque el precio se pasaba un poco. Optamos por no comer ahí.

Restaurante Castilla - nada más verlo quita el hipo, jaja. Es el único que separa la parte terraza-comedor del resto con biombos y macetas llenas de arbustos, tiene velas y está muy bien conjuntado. Abundaban en la carta las carnes a la brasa pero el precio era exagerado.

Mesón Zamora - igual que los anteriores sito en la Plaza Mayor. Tiene muchísimo jaleo de gente, venden también botellas de vino, dan comida en plan menú (casi todo eran platos combinados) o raciones y el precio es asequible. A nivel de higiene en servicios impecable y el trato de los camareros igual.

Bar Restaurante Colegiata - como su nombre indica está al lado de la Colegiata. Es un lugar más normalito con una terraza agradable, sin aire acondicionado en el interior y también da comidas en plan menú. Tomamos algo por la tarde y el precio era normal (dos coca-colas 3 €).

Para información más detallada se puede consultar el siguiente enlace http://www.toresanos.com/ que es de los más completos que he encontrado, desde casas rurales hasta hoteles, pasando por las fiestas, leyendas, etc.

De vuelta a casa nos dejamos caer por

- Castillo de Villalonso : uno de los mejor conservados de la zona. Está cerrado pero aun así hay un hueco por debajo de la puerta por el que otra gente se atrevió a pasar. Nosotros preferimos verlo desde fuera no fuera a fallar alguna piedrita… Se puede rodear a pie perfectamente, las almenas están en buen estado y se diferencia el foso.

- Castillo de Tiedra : este entra dentro de la famosa Ruta de los Castillos de la provincia de Valladolid (visita pendiente). Es mucho más pequeño que el anterior y estaba en obras, pero en este si que entramos. La pequeña torre nada más tenía unas escaleras de madera que permitían coronar la cima, no nos arriesgamos. Y en las murallas se apreciaban pequeños agujeros (aspilleras o saeteras) que eran usados como visor contra los enemigos para lanzar flechas desde la muralla sin exponer el cuerpo. En este pueblo se hacen rutas de senderismo.

Así que si tenéis la oportunidad no lo dudéis, merece la pena, un día no es nada y os quedareis con una sonrisa : )

Texto registrado licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
pi1978

pi1978

02.12.2010 17:53

Excelente opinión. Un saludo.

obus

obus

07.03.2010 14:55

Me alegro mucho de que te haya gustado mi pueblo. ¿Sabias que cuenta la leyenda que el arco del reloj se hizo con vino porque salia mas barato que subir el agua del rio? No es descabellado si tenemos en cuenta la epoca en la que se hizo.

mano5chi

mano5chi

06.06.2009 23:15

Gracias por la visita virtual!! Ese día dio para mucho!! Y pensar que yo solamente conocía esta ciudad por sus vinos (como bien mencionas en tu opinión)...

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Leer más sobre este producto
Evaluaciones
Esta opinión sobre Toro - Zamora ha sido leída 12237 veces por los usuarios:

"excepcional" por (73%):
  1. pi1978
  2. obus
  3. mano5chi
y de usuarios adicionales 90

"muy útil" por (27%):
  1. terremotorebelde
  2. ocholavo
  3. la.madeleine
y de usuarios adicionales 32

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Toro - Zamora