Tupperware

Opinión sobre

Tupperware

Impresión Total (72): Evaluación Total Tupperware

 

Todas las opiniones sobre Tupperware

 Escribir mi propia opinión


 


El imperio del plástico

5  01.07.2004

Ventajas:
Conservan los alimentos y se conservan ellos perfectamente

Desventajas:
no se las veo

Recomendable: Sí 

feliciti

Sobre mí:

usuario desde:21.10.2002

Opiniones:485

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 19 miembros de Ciao

su aparición constituyó una autentica revolucion en todos los hogares

HISTORIA

Con él llegó la revolución de las amas de casa hace ya algunos añitos, esto lo sé por que lo he leído, yo en esa fecha aun no había nacido, pues os hablo del año 1945, cuando un inventor de Massachussets, hizo su sueño realidad que era darle forma (moldear) el polietileno para fabricar así cualquier objeto, y así fue, en este año de 1945 E. Tupper produjo su primer recipiente que consistía en un recipiente para baño, con un diseño sin rebordes, un peso mínimo (tan solo 200 grs.) y un bajo coste siendo además, muy resistente a la vez que flexible.

Viendo el éxito obtenido se decidió a crear oros recipientes, le siguieron cuencos de polietileno de tamaños variados, a los que posteriormente les puso tapaderas con un dispositivo muy innovador y revolucionario, “con una simple flexión del ajustado cierre de la tapa, se expulsaba el aire del interior, creando el vacío y el cierre hermético”.

Tupper además de químico, inventor, moldeador de plásticos también tenía una gran visión de negociante, por lo que ideó además, un plan para comercializar sus productos aprovechando la gran difusión (publicitariamente hablando) que habían tenido sus recipientes, este plan consistía en celebrar reuniones en hogares para presentar sus productos a los que haciendo honor a su apellidos les puso el nombre genérico de Tupperware, ( con esto creó también un gran fenómeno de marketing en colaboración con Brownie Wise una vendedora autodidacta, intuitiva, con grandes dotes de enseñanza ya que fue la encargada de preparar y formar a cantidad de mujeres para que realizaran estas reuniones domiciliarias, seguido actualmente por otras muchas empresas para presentar sus productos).

En 1958, Earl Tupper vendió su negocio a la Compañía Rexall Drugs, por una suma millonaria, re retiró a Costa Rica y allí murió en 1983.

El PRODUCTO

Aparece en España a mitad de la década de los 60, presentada en sociedad por un “ejercito” de vendedoras a domicilio que además de cambiar sus vidas con una actividad “socio-comercial” impensable para ellas en aquella época y obteniendo unos ingresos extras, ya fuera monetario o en “especies” (regalos, viajes, premios a las mejores vendedoras, congresos, etc.) supuso también una revolución en todos los hogares por la incorporación del plástico a los utensilios del hogar.

Recuerdo que la vendedora que iba a casa de mi madre se llamaba Raquel, (digo se llamaba porque ya murió hace muchos años de una afección hepática) era una mujer dinámica, pizpireta, con mucho don de gentes y con una gracia especial para conseguir que tanto mi madre como las amigas, vecinas, conocidas, etc. que asistían a las reuniones siempre compraran algo, aunque de entrada no había obligación de comprar. Raquel, (supongo que las demás vendedoras también) obsequiaban a la dueña de la casa “prestada” para las demostraciones con algún artículo de su catálogo, ya fuera de adorno (como un reloj de cocina que me traspasó mi madre cuando monté mi casa, pues le venía al pelo) como mantelerías, etc., como algún artículo útil en la cocina ( raspador de pescado, pincha bizcochos, etc.), el catalogo de los productos era entregado a las asistentes por si en algún momento y hasta la siguiente reunión (si la había) se decidían por algún producto en concreto.

Lo que primero podemos apreciar en estos cacharritos es la suavidad en el tacto, independientemente del revestimiento utilizado, pero siempre hablando del polietileno, y cuyo acabado puede ser diferente: tacto gomoso, tacto seco, y tacto aterciopelado, parecido al tacto de una piel de melocoton.

Los envases tupperware tienen un tacto seco, son resistentes al rayado, disponen de una variedad cromática (tonos oscuros, pastel, transparentes, opacos, etc.) para los cuerpos de los envases, ya que las tapas siempre son blancas (semitransparentes opacas). El tamaño también es variado, grandes, medianos, pequeños minúsculos, dándonos así la posibilidad de poder guardar en ellos tanto lo mucho como lo poco, y la forma de los cacharros pues variadísima también, cuadrada, rectangular, redondos, ovalados, jarras, vasos, etc.

Una de las cosas que tengo y conservo desde hace años es una jarra para la nevera para agua, la compré sobre todo porque debido a su cierre hermético y se ponga en la posición que se ponga no se derrama el agua,

Su función principal es que sirvan para guardar y conservar alimentos tanto sólidos como líquidos y ser ayuda en la cocina, en la mesa (aunque a mí particularmente el plástico en la mesa como que me repele un poco) y también tienen una gama de baño.

La calidad de estos productos es inmejorable, siempre dándole el uso para el que está destinado, tienen una vida muy larga, casi eterna diría yo, sin ponerse feos con el paso del tiempo y con el uso (he comprobado que otras marcas imitadoras en el lavaplatos pierden su prestancia y su aspecto con los sucesivos lavados, las tapas dejan de encajar bien por el calor del agua, etc. no ocurriendo esto con los Tupperware, que no se deterioran ni se estropean, ni siquiera en el microondas). Su sistema de cierre hermético permiten conservar los alimentos en perfecto estado durante tiempo, los aísla de posibles olores y, además, por sus formas y tamaños nos sirven para organizar la despensa, el congelador, etc. ahorrando espacio, detalle muy importante para mí.

En cuanto al precio, pues... esta es la parte negativa a priori pues son carillos, pero si tenemos en cuenta su perdurabilidad y sus prestaciones a la larga salen baratos, ya que otras marcas imitadoras cada cierto tiempo hay que renovarlos y los tupperware están siempre igual.

Mi experiencia personal es totalmente satisfactoria, tengo cantidad de “tapers” que además de la utilidad que me proporcionan en casa, también me resultan muy útiles a la hora de salir al campo o a la playa para llevar la comida y no tener que recurrir al típico bocadillo, sino que puedo llevar ensaladas, frutas, etc. por eso os los recomiendo totalmente

Saludos y gracias por vuestras lecturas.


Fotos de Tupperware
  • Tupperware Fotografía 33707 tb
  • Tupperware Fotografía 33708 tb
  • Tupperware Fotografía 33710 tb
Tupperware Fotografía 33707 tb
para congelador
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
e_clon

e_clon

14.07.2004 02:30

Uff... me lo apunto que creo que de ahora en adelante los necesitare mucho, jeje, porque me voy a estudiar fuera y... ya me veo cada domingo con un cargamento de tupperware, xD. Un saludo!!

NOVIEMBREDULCE

NOVIEMBREDULCE

13.07.2004 16:45

Me has hecho recordar,. la chica que venia a mi casa, esos recuerdos, el cafe, con los dulces, y demas, y aquella mujer hablando, y los miles de tupper, que tiene mi madre, que se caen cuando vas a coger uno. Una muy buena opinion.

texas80

texas80

06.07.2004 14:20

Más caros que los del todo a CIEN, pero mejores

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Tupperware ha sido leída 6417 veces por los usuarios:

"excepcional" por (5%):
  1. Itacas
  2. Sankara
  3. scaleya

"muy útil" por (91%):
  1. SOYVOYBUENNA
  2. Soyvoybuena
  3. joscsar
y de usuarios adicionales 47

"útil" por (4%):
  1. lenaluna
  2. Super_Javi

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.