Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma

Imágenes de la comunidad

Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma

suspense - ISBN 13: 9788483812174 - ed.: Lengua de Trapo

> Ver características

100% positivo

1 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma"

publicada 16/12/2015 | MorenoSister
usuario desde : 27/02/2007
Opiniones : 494
Confianza conseguida : 261
Sobre mí :
Dudas...
Excelente
Ventajas Una magnífica novela con una ambientación estupenda
Desventajas Ninguna
excepcional
Argumento
Personajes
Gancho
¿Volverías a leerlo?
Comparado con libros del mismo autor

"Un niño sin brazos envuelto en alambre de espino"

Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma

Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma

El pasado 23 de octubre acudí a una presentación que se celebraba en la magnífica iniciativa que es el Getafe Negro, atraída por la presencia de mi admirado Félix G. Modroño. Se trataba de una presentación cruzada en la que participaba también Juan Ramón Biedma, de quien (y lo confieso con vergüenza) apenas tenía un par de breves referencias. Y allí conocí su última novela, la que hoy os traigo: “Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado”, Premio Valencia de Novela Negra y editada este año por Lengua de Trapo. Era viernes, yo volvía de trabajar y en mi cartera llevaba el bono metro y seis euros, con lo que perdí la oportunidad de haber comprado el libro allí y llevármelo dedicado. Porque, tras escuchar las presentaciones y lo que Juan Ramón contaba, me fascinó la historia. Y además salía Sherlock Holmes, uno de mis héroes literarios de toda la vida. Tenía que hacerme con ella y finalmente la conseguí en el Fnac casi de chiripa, pero ya era mía.

Sí, soy fan de Sherlock Holmes, desde que le que descubrí en “El perro de los Baskerville” y se convirtió en uno de mis referentes. Con altibajos, es cierto, porque aunque admiro profundamente su método deductivo, a veces está un poco traído por los pelos. Y algunas de sus actitudes personales son, cuando menos, irritantes. Pero las historias siempre saben enganchar y mantener el interés aunque su estilo, quizá, no acaba de gustar a muchos. En “Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado” Holmes no es el protagonista principal, pero ahí está, dejando su impronta. Tampoco es el Holmes casi intocable, que impone. Ha de esconderse y estar en la sombra, en lugares insalubres y peligrosos, con riesgo cierto de su vida. Pero de eso hablaré más adelante.

EL AUTOR: JUAN RAMÓN BIEDMA

Nacido en Sevilla y licenciado en Derecho, trabajó en la gestión de emergencias compartiendo esta actividad con las de guionista y crítico cinematográfico además de locutor de radio. También ha colaborado en publicaciones y antologías como “La lista negra”, “Aquellarre” o “Guernika variaciones”. Con “El manuscrito de Dios”, su primera novela editada por Ediciones B, consiguió la Mención Especial del Jurado en el II Premio de Novela de la Semana Negra de Gijón en 2004. A continuación llegaron “El espejo del monstruo” y “El imán y la brújula”, también editadas en Ediciones B. Con esta última consiguió los premios Hammet, Novelpol y Crucedecables a la mejor novela policiaca del 2007. Posteriormente publicaría “El efecto Transilvania”, la novela gráfica “Riven” y “La ciudad observatorio”.

En junio de 2010 publica “El humo en la botella”, ganando de nuevo el premio Novelpol y que resulto finalista en los premios Hammet, además de obtener el Premio Especial de la Dirección de la Semana Negra de 2010. Ya en febrero de 2011 aparece “Antirresurección”, que obtuvo el premio Celsius a la mejor novela fantástica del año y fue finalista en el premio Novelpol. Ya en 2014, y como os he señalado antes, consiguió el Premio Valencia de Novela Negra con “Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado”. Sus obras cuentan siempre con una muy buena acogida de crítica y lectores y han sido traducidas al portugués, griego, alemán, ruso y turco.

BAJO LA “NIEBLA ASESINA”

Corre 1891 y, en Londres, varias niñas de corta edad han sido secuestradas. Cuatro de ellas pertenecen a familias de alto rango, incluso una a la propia familia real. Estos sucesos, junto con otros que no parecen estar en absoluto relacionados con ellos, están orquestados para conseguir la desestabilización del gobierno y del país. El profesor James Moriarty, el genio criminal, eterno rival de Sherlock Holmes, mueve los hilos desde la sombra en pos de conseguir un sueño casi quimérico que ya ha empezado a poner en marcha. Pero también se verá obligado a seguir los métodos deductivos y de razonamiento de su enemigo para intentar localizar a un colaborador suyo que ha desaparecido de forma misteriosa.

Una de las niñas desaparecidas es la nieta del lord canciller. Rambalda, madre de la niña, decide pedir ayuda para localizar a su hija a Cox, un hombre que se gana la vida desenterrando a los muertos para robarles sus objetos de valor. Un hombre roto pero superviviente que ha llegado a esa situación después de verse desposeído de su vida y su trabajo por una falsa acusación de violación. Es un “revientacadáveres” que se mueve en el filo de la navaja en los peores ambientes de Londres, pero quizá el mejor aliado para Rambalda a la hora de saber qué puede haber pasado con su hija. Juntos van a intentar encontrar la verdad en esa parte de Londes que permanece escondida: espectáculos de variedades terribles, zoológicos humanos, prisiones infantiles, cementerios de prostitutas, patios escondidos en los que los criados de los ricos pelean por sus amos…

Mientras tanto, Sherlock Holmes ha de moverse completamente oculto para no acabar muerto. Con su residencia habitual arrasada, utiliza toda su capacidad de ocultarse, incluyendo su habilidad para el disfraz, para tratar de parar los planes del profesor James Moriarty. Pero ni siquiera sus habituales aliados son ya de fiar, sólo Watson es la roca inamovible en la que apoyarse aunque no quiere arriesgarle inútilmente. Su plan para acabar con el entramado de Moriarty parece estar a punto de triunfar pero quizá la desaparición del profesor conlleve consecuencias nefastas.

UN NIÑO SIN BRAZOS ENVUELTO EN ALAMBRE DE ESPINO

Juan Ramón Biedma utiliza como inspiración y punto de partida para su novela el relato de Arthur Conan Doyle “El problema final”, uno de los 56 relatos breves (aparte de las novelas) que el autor escribió sobre Sherlock Holmes. De hecho en la novela, en algunas ocasiones y en cursiva, aparecen partes de ese relato narrado, como es habitual, por el doctor Watson. Biedma nos muestra qué es lo que pudo haber detrás de lo que se cuenta allí y que comienza con la llegada de Holmes a casa del doctor, para explicarle que su vida corre peligro porque Moriarty ha decidido matarle. No deja de perseguirle aunque se disfrace y se esconda. Pero ¿cómo llegó a ocurrir esto? Eso es lo que “Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado” nos cuenta.

Holmes, como os decía al principio, es uno de mis héroes literarios. Un personaje carismático que ha influido muchísimo en la forma de entender la figura del detective en la literatura, incluyendo sus métodos de investigación. No hace mucho leí otro intento de “resucitar” al personaje: se trataba de “La casa de la seda”, publicada por Anthony Horowitz en 2011 y siendo la primera vez que el Conan Doyle Estate autorizaba una novela de Sherlock Holmes como tal. Volví al Londres victoriano y a encontrarme con él fue una enorme satisfacción, al igual que lo ha sido leer esta fantástica novela. De hecho otro de mis personajes favoritos, el agente del FBI Aloysius Pendergast (protagonista de muchas de las novelas de Douglas Preston y Lincoln Child), está casi totalmente basado en Holmes. Incluso usa su habilidad para el disfraz, para la lógica aplastante y se muestra, muchas veces, desesperadamente irritante con su actitud de “nada me cansa más que dar explicaciones”. Pero no puedo evitar adorarle.

En esta novela, Biedma nos trae a un Holmes no tan protagonista. Está obligado a permanecer oculto, a esconderse en lugares infectos, a desconfiar de todo el mundo. Por primera vez es el perseguido y, aunque sabe que sus planes van a llevarse a cabo, el tiempo parece correr en su contra. Aquí Holmes no es el dandy al que estamos acostumbrados, se ve acosado, herido, sucio, sin hogar. Moriarty, por el contrario, es el que lleva más peso en la narración. Y por primera vez parece mostrar ciertos rasgos de humanidad en su conducta, aunque sea al filo de lo que cualquier persona consideraría tolerable.

Por su parte Rambalda, la hija del lord canciller, está dispuesta a hacer lo que sea para conseguir recuperar a su hija. Solicitar la ayuda de Cox es su último cartucho, aunque sabe que se está metiendo en un avispero. Personalmente he de decir que el personaje de Rambalda no ha acabado de llegarme. Como madre debería empatizar con ella, pero su actitud es, en general, muy fría. Determinada al fin que pretende, sí, pero no muestra nunca emociones, no se desespera, no se ve desbordada por sus sentimientos. Es cierto que la educación victoriana, tan restrictiva en esos aspectos, es la que predomine. Pero es madre. Y su hija ha sido secuestrada. Además, algunos sucesos posteriores han conseguido que me resulte odiosa.

Cox es el antihéroe, el hombre íntegro caído en desgracia por una acusación falsa, que se ha visto obligado a buscarse la vida del peor modo posible. Pero como pasa con todos los antihéroes, acaba gustando y deseas que todo le salga bien. Sabe moverse en los peores ambientes de Londres, esos que la gente de a pie no conoce pero que permanecen junto a la ciudad llenos de gentes de la peor calaña. Prostitución, asesinatos, niños esclavizados y sin hogar, terribles espectáculos que muestran despojos humanos, peleas ilegales, suciedad extrema. Y, como colofón, el Jardín Zoológico de Aclimatación Hagenbeck, un zoo humano que, en la novela, ya está en su ocaso tras haber albergado a hombres y mujeres de otras razas y latitudes que eran llevados a él para saciar la curiosidad de la ciudadanía. Hoy día puede parecernos una atrocidad, pero hay que entenderlos en el contexto histórico en que se produjeron. Ya había un antecedente en los famosos Gabinetes de Curiosidades de los siglos XVI y XVII (en los que se exponían minerales, plantas y objetos traídos de otros continentes y que fueron el origen de los museos) aunque sin exponer seres humanos. Los zoológicos humanos gozaron de gran fama hasta principios del siglo XX. Generalmente los hombres y mujeres que allí se exhibían solían acabar muertos por enfermedad o dejadez de los cuidadores o cedidos a casas de prostitución, eso si no se entregaban para terribles prácticas médicas. Aquí, en Madrid, contamos con uno en el Parque del Retiro, en 1887, que acogía a tagalos, africanos, chamorros, carolinos y bisayas y que causó gran curiosidad y tuvo gran éxito de público. Por suerte fueron mejor tratados que en el resto de Europa, llegando a ser recibidos en el Palacio Real y regresaron a sus países en barco, al ser denegado su “préstamo” a una exposición en París. De los 43 filipinos “sólo” fallecieron cuatro, número casi anecdótico con respecto a lo que ocurría en otras giras o exposiciones.

El encargado de este zoo humano de Londres (llamado Hagenbeck por el creador de la idea de estos recintos, un cazador de fieras que decidió incorporar “ejemplares” nuevos que le reportasen buen dinero) va a tener gran importancia en la novela. También la tendrá Wystan Tansel, odioso, psicópata y muy violento, que obtiene beneficios económicos gracias a los pobres desgraciados que siguen encerrados en él.

Pero si hay una protagonista sin paliativos es la ciudad de Londres. Juan Ramón Biedma nos la dibuja de forma magistral. Esa ciudad caótica, cosmopolita, que se inicia en la modernidad, revestida de un brillo que esconde cloacas y depravación. Es fácil sentir el frío y la humedad que el autor nos describe, perdernos en su niebla persistente que puede esconder lo peor tras cada jirón. Nos sumerge sin dificultad en lo peor de ella, en su hedor, en los niños capaces de cualquier cosa por sobrevivir, en sus casas sucias y oscuras. Rambalda y Cox son ejemplos claros de cada una de esas caras de la ciudad que se unen por necesidad. Rambalda está en lo más alto del escalafón; Cox es un caído en lo más bajo desde lo alto y eso le da una gran capacidad de sobreponerse, aunque ya no sepa realmente por qué.

Vemos muy presente también no sólo la completa diferencia entre ambos ambientes, sino en la conciencia de clase de los personajes, según estén en uno u otro. Sin embargo los encumbrados usan sin ningún escrúpulo a los de más abajo. Hasta los médicos son capaces de practicar con ellos. La época está muy bien retratada, Juan Ramón hace descripciones vívidas incluso con pocas pinceladas, consiguiendo que podamos sentir hasta el frío húmedo de las calles.

La acción transcurre durante cinco vertiginosas jornadas, sucediéndose sin parar, y de forma muy ágil, los devenires de Rambalda y Cox, los de Holmes, los de Moriarty, incluso los sucesos relacionados con el zoo humano. Sin pausa, y saltando de unos personajes a otros, nos engancha sin remedio con una historia apasionante, a veces sórdida y sangrante, pero de la que no podemos sustraernos. Con un fantástico dominio del lenguaje y una muy buena caracterización de los personajes, acabamos tomando partido y deseando conocer la verdad de un caso turbio y extraño que parece tener ramificaciones por todas partes. Holmes no es el protagonista absoluto sino una pieza en una obra más coral en la que Moriarty, a pesar de ser la representación del mal, cobra más importancia que su némesis. Curiosamente los planes de Moriarty sirven a un fin salvador, aunque sólo para un número concreto de personas. Si él es detenido o muere ¿qué ocurrirá con ellas? Pero si no lo es ¿qué pasará con las niñas secuestradas y con todo su entramado delictivo?

Aparecerán también algunos sucesos sobrenaturales, como homenaje a la gran pasión que por ellos sentía Arthur Conan Doyle. Pero no chirrían ni resultan extraños, están ahí para darle un toque aun más misterioso a ciertos episodios. Y no olvidemos que era una época en que el espiritismo y las reuniones para contactar con el más allá estaban a la orden del día, llegando a ser un gran entretenimiento incluso entre los nobles.

“Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado” es una gran novela, con una fantástica ambientación y una trama apasionante que os mantendrá pegados a sus páginas hasta el final. Una historia de Holmes, sí, pero no exactamente de Holmes en la que no todo es lo que parece, si siquiera los personajes. Todo en esta novela es diferente y eso es lo que la hace tan especial. Gracias a ella Juan Ramón Biedma ha ganado una lectora fiel. Os la recomiendo sin ninguna duda, seguro que os impacta tanto como a mí.


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 563 veces y ha sido evaluada un
100% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • perher publicada 30/01/2016
    Siempre me ha gustado el personaje de Holmes, aunque debo decir (con vergüenza) que aún no he leído ni una de las novelas de Conan-Doyle. No sabía que habían escritores que "resucitaban" la figura de Holmes de esta manera. Y me parece muy interesante. Así que, con la excusa de esta novela de Biedma, empezaré a darle más caña a Holmes. Saludos.
  • MARUJITACOTORREA publicada 16/01/2016
    interesante aunque quizás demasiadas cosas para una misma historia , es un guiso complejo y parece que el resultado es un buen plato , bueno para una jornada en que se tenga el tiempo para digerirlo bien . Besos !
  • Churrr publicada 31/12/2015
    Excepcional! FELIZ AÑO NUEVO!!! :)
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado - Juan Ramón Biedma

Descripción del fabricante del producto

suspense - ISBN 13: 9788483812174 - ed.: Lengua de Trapo

Características técnicas

Título: Tus Magníficos Ojos Vengativos Cuando Todo Ha Pasado

Género: suspense

Lengua: castellano

Autor: Juan Ramón Biedma

Editorial: Lengua de Trapo

Año de edición: 2015

Encuadernación: tapa blanda

EAN: 9788483812174

ISBN: 8483812177

Ciao

Incluido en Ciao desde: 15/12/2015