Ubuntu Linux

Opinión sobre

Ubuntu Linux

Impresión Total (84): Evaluación Total Ubuntu Linux

 

Todas las opiniones sobre Ubuntu Linux

 Escribir mi propia opinión


 


La puerta al mundo libre

5  03.01.2008 (04.01.2008)

Ventajas:
Filosofía libre, gratuito, fácil .  .  .

Desventajas:
Siempre puede pasar que la HP no sea compatible, pero vale la pena .

Recomendable: Sí 

Detalles:

Facilidad de uso

Facilidad de instalación

Característica/funciones extras:

Manual de instruccones

Soporte de fábrica:

Relación calidad precio

más


Gallaecio

Sobre mí:

usuario desde:01.01.1970

Opiniones:34

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 12 miembros de Ciao

Aquellos que ya conocen Linux y saben lo que es una "distro", no creo que vayan a aprender nada nuevo a partir de esta opinión. Así que, como diría Antonio Banderas, esto es para todos los demás:

Empezaré aclarando que Windows es un sistema operativo, creado y mantenido por la compañía Microsoft. Se caracteriza porque su código es cerrado, lo que significa que te permite hacer ciertas cosas pero no te explica cómo lo hace ni te permite cambiar la forma en que lo hace, restándote de esta forma libertades. También cabe mencionar que Windows, a pesar de lo que pueda parecer, hay que pagarlo (si es original, por supuesto). No lo notamos porque su coste viene incluído en el precio del producto, puesto que generalmente se adquiere junto con la compra de una computadora, pero que estemos acostumbrados a pagarlo no quiere decir que no haya forma de evitarlo.

Ubuntu es una distro de Linux, creada por una empresa llamada Cannonical, y desarrollada por la comunidad, por voluntarios, por así decirlo, que bien creen en los principios del software libre o bien consideran Ubuntu una útil herramienta. "¿Qué significa que Ubuntu es una distro de Linux?", dirán algunos, y aquellos que lo pregunten pertenecerán a la mayoría de la población. Pues la respuesta es esta: Linux es una base, un pilar sobre el que se apoya Ubuntu. Y Ubuntu es un Windows, para entendernos. Es otro sistema operativo, equivalente a Windows, o Mac (en concepto, no en cualidades).

Hoy día, y desde hace un par de años, Ubuntu es la mejor alternativa a Windows. Sus características superan a Windows en muchos aspectos, tales como estabilidad, facilidad de uso, e incluso aspecto visual. Sin embargo, Ubuntu flaquea a la hora de los juegos de calidad comercial, o algunos programas de trabajo digital profesional (aunque el avance en este último campo resulta asombroso).

Para compensarlo, lo más habitual entre aquellos que usan Ubuntu es el uso de ambos sistemas, Ubuntu para desarrollar la vida informática normal (chatear, navegar por internet con mayor seguridad, ver el correo, leer noticias, escuchar música, y un sin fin de posibilidades), y Windows para los juegos. Esta solución es sencilla, basta con instalar antes Windows, y después Ubuntu (cada una en una partición, por supuesto), y al arrancar el ordenador, éste nos preguntará por aquello que deseamos No menciono la edición digital profesional (imagen, audio, vídeo, 3D...), ya que aquellos dedicados al trabajo digital profesional eligen normalmente Mac, otro sistema operativo de código cerrado (como Windows) pero con unas altas prestaciones que le han merecido el reconocimiento por parte de los más aficionados a la filosofía del software libre (contraria a la de Mac o Windows).

Como dijo alguien una vez:
"Mac para trabajar, Linux para desarrollar, PalmOS para movilidad, y Windows para el solitario".

Me gustaría ir un poco paso por paso, y comparar este sistema, Ubuntu, con Windows (en principio XP, para no quemarme mucho con el Vista).

INSTALACIÓN (me enrollo mucho con la explicación, pero es muy fácil)

Supongo que no es un tema preocupante, pero toda historia ha de empezar por el principìo. Ubuntu (como muchas otras distros) viene en un Live CD. Hai dos formas principales de obtener el CD de Ubuntu.

La primera y más común por su rapidez es la descarga. El CD de instalación de Ubuntu puede descargarse bien desde la página oficial de Ubuntu, bien vía torrent (con programas como Azureus, BitComet, etc.), o también a través de la red ed2k (programas como eMule, MLDonkey, etc,). Tras descargarlo, sólo tenemos que "quemar" la imagen en un CD virgen con algún programa como el Nero (si estamos en Windows, claro), y reiniciar la computadora con el CD de la instalación dentro para que se inicie automáticamente el CD.

Hay otra opción, también disponible en la página oficial de Ubuntu, que no es ni más ni menos que pedir una copia oficial por correo. En esta última opción se nos permite elegir el tipo de distro que queremos (Ubuntu, Kubuntu o Edubuntu, con una misma base pero diferentes programas y aspecto), y el número de CDs de la misma o las mismas que deseamos recibir (hasta 10 de cada). Mencionar que el coste es 0. No cobran ni por el envío, ni por elo coste del o los CDs, ni siquiera por las cuatro pegatinas que envían, que tanto lucen en la parte superior de mi pantalla. El envío por correo puede tardar bastante. A mí me tardó dos semanas, pero tengo entendido que puede extenderse hasta los dos meses.

Lo más rápido es descargarlo (desde casa y en un día lo tienes), pero el CD que te envían puede estar bien para regalarlo (viene en una funda de cartón muy mona), o mismo para poder tener las pegatinas y ponerlas en algún sitio (mi principal motivo fue este).

Además, la mayoría de los CDs de distros de Linux son LiveCD. ¿Esto qué quiere decir? Pues que tú sólo tienes que arrancar el ordenador y meter rápido el CD de instalación (si ya estaba dentro, pues te ahorras las prisas). Ubuntu se iniciará sólo desde ese mismo CD, y pasará a una pantalla que te proporcionará varias opciones, y te dará 30 segundos para acer algo antes de que el sistema se inicie desde el CD. Desde esta ventana podemos seleccionar nuestro idioma, de forma que cuando más tarde instalemos el sistema, la configuración estará preseleccionada por defecto para nosotros (teclado, hora, etc.)

Una vez hemos seleccionado nuestro idioma (con la tecla F2), podemos elegir la primera de las opciones que se nos presentan, que dice algo así como "Iniciar e instalar". Esto significa que desde el propio CD se arrancará el sistema como si ya estuviese instalado, pero sin estarlo. Es decir, podremos probar el producto antes de adquirirlo. Debe tenerse en cuenta que lo normal es que el sistema vaya lento (si no es así, debeis de poseer un superordenador). Esto es porque montar todo un sistema operativo (un Windows, por decirlo de alguna manera) directamente desde un CD es complicado, y no se debería de usar el LiveCD más que para echar una pequeña ojeada al sistema e innstalarlo en el disco duro.

Una vez probado el producto, procederemos con la instalación. Para empezarla, simplemente tendremos que hacer doble clic en un icono del escritorio en el que debería poner "Instalar" en el idioma que hayamos seleccionado anteriormente. Si lo pone en inglés, no os preocupeis, que luego en la instalación seleccionais los idiomas de que deseais disponer (en mi caso gallego, castellano e inglés), y luego por Internet el sistema se actualiza y pone al día las traducciones.

Quiero aprobechar este punto para hacer una advertencia personal. Si no teneis Internet en el ordenador, no lo useis. Ubuntu es tan útil con una conexión a Internet como inútil puede ser sin ella, y aunque hai formas de trabajar sin Internet, estaréis renunciando a unas comodidades increíbles, características a los sistemas Linux, y sin las cuales os podríais llevar una mala impresión del sistema.

La instalación del sistema, una vez configurados un par de parámetros (explicados en el idioma que deseemos, y configurados por defecto en función de la lengua), Ubuntu procede a la instalación en el disco duro. El tiempo de instalación es reducido, por lo menos con respecto al de Windows. Eso si, el tiempo que tarde dependerá en gran medida de la velocidad que permita nuestra lectora de CDs. Comentar que en una clase de 50 minutos, y entre entrar en la clase de informática y tal, a un compañero y a mi nos dió tiempo a instalar Ubuntu en una partición libre de uno de los ordenadores. Espero que ninguno de mis profesores frecuente Ciao ;-D

También recomendaría usar dos particiones diferentes del disco duro para la instalación de ubuntu. Para quien no esté al tando, los discos duros, piezas del ordenador en que están contenidos nuestros datos (y los del propio sistema operativo), pueden dividirse en particiones (cada disco duro en más de cuatro, si no me equivoco), de forma que si en algún momento borramos alguna, las demás queden intactas. Pues en la instalación, podemos elegir instalar por una parte el sistema, en una partición, y por otra los archivos presonales, configuraciones de programas, etc. De esta forma, podemos reinstalar tantas veces como queramos el sistema operativo, e incluso cambiar entre distintas distros de Ubuntu (Ubuntu, Kubuntu, Edubuntu) y distintas versiones que vayan saliendo (Ubuntu 6.06, 7.04, 7.10, 8.04...) sin alterar por ello nuestros datos y configuraciones.

La manera de hacerlo es seleccionar en el diálogo de instalación la opción de instalación manual. Una vez allí, creamos las particiones que queramos (es muy intuitivo). Para la del sistema, no necesitaremos más de 50 Gb ni de broma. Podrían bastar con 20 GB incluso. Y a no ser que queramos tener Windows, para quien tendríamos que hacer una partición más, dedicaríamos el resto del espacio del disco duro a otra partición. Una vez creadas, habría que editarlas, estableciendo en la del sistema "/" como punto de montaje (basta con escribir "/" sin las comillas en el cuadro de texto correspondiente en las propiedades de la partición), y "/home" como punto de montaje en la partición para los datos personales.

En el caso de la instalación de Windows, por hacer un poco de comparación, lo más habitual es que un amigo te pase una copia pirata, o que la computadora te venga con el sistema operativo preinstalado ya de fábrica, una práctica que provoca que muchísimas personas, y probablemente usted sea una de ellas, hayan pasado gran parte de su vida creyendo que los ordenadores nacían con Windows incorporado. En caso de no poder o no querer pasar por ninguno de estos procedimientos, es mucho más sencillo y económico instalarse Ubuntu u otra distro de Linux, que adquirir un Windows legalmente.

Comentar, respecto a las diferencias entre ambos sistemas, que en Windows es recomendable formatear el disco duro cada cierto tiempo (es decir, borrarlo e instalar de nuevo Windows) para que siga funcionando correctamente y sin problemas, mientras que en Ubuntu ni siquiera hace falta reiniciar el equipo tras instalar un programa (a excepción de las actualizaciones del sistema, claro).


PERSONALIZAR

Ubuntu es muy intuitivo. Es la distro de Linux de escritorio (todo el que no sepa lo que significa esto está usando un ordenador de escritorio) más usada, y por diferencia. Usa un escritorio (el software que se encarga de controlar el escritorio en si, las ventanas, y en general lo que vemos en la pantalla) bastante simple, llamado GNOME (también hai más, pero la versión normal de Ubuntu es el programa que usa), que a primera vista puede recordar al viejo Windows 98, aunque bastante más alegre y agradable. El sistema ya trae instaladas aplicaciones para cambiar colores, estilos, fondos, fuentes de letras, etc.

De todas formas, para aquellos que gustan de tener un buen aspecto, existe Compiz Fusion. Todas las "nuevas" funcionalidades visuales que trajo consigo Windows Vista, antes de hundirse por problemas de consumo y compatibilidad de software, llevan algún tiempo disponibles en Ubuntu gracias a este magnífico programa, que permite hacer verdaderas barbaridades, tales como convertir nuestro escritorio en un cubo con ventanas transparentes, en tres dimensiones, etc. Si deseais ver una muestra de su poder, id a la búsqueda de imágenes de cualquier buscador y usad las palabras "Compiz Fusion" como claves de búsqueda. Aviso, la primera vez impacta.

En el caso de Windows, puedes conseguir Style XP, probablemente pirateado (nunca vi uno original), que permite cambiar el estilo del sistema, transparencias, colores... Cosas chulas, pero limitadas, y estáticas. Además de que Windows cuenta con la barra de inicio, y en Ubuntu puedes poner tantas barras como quieras, con el contenido que desees (incluso ponerlas como las de Windows, aunque en cuanto descubras Ubuntu rechazarás Windows completamente). Comentar también, para aquellos a quienes les guste Mac o lo hayan visto alguna vez, que hay un manual para poner GNOME (el escritorio principal de Ubuntu) con el aspecto del escritorio de Mac. Para los interesados, basta con buscar "Mac4Lin" en Google. Ya hay traducción al castellano, si no me equivoco.

INSTALACIÓNS DE PROGRAMAS

En Ubuntu, si en algún momento necesitas un programa, tienes que ir a "Aplicaciones" > "Añadir/Quitar programas". A continuación se abre una ventana en que puedes explorar los distintos programas por categorías o bien buscar palabras en el nombre o descripción del programa.

Lo normal es que estés buscando un programa específico para algo. Puedes buscar en Google "Equivalente a [programa que usabas en Windows] para Linux", y encontrarás un par de alternativas. Copia el nombre de las alternativas que encuentres en el buscador de programas e instálalas.

En Windows tienes la opción de comprar programas, de piratearlos, o de usar programas que podrías usar en Ubuntu, programas libres. Una persona que usa sólo el Messenger para hablar con los amigos y el Word para algún trabajo no necesita usar Windows. Tiene el Pidgin y el OpenOffice Writer, que están disponibles para ambos sistemas, por poner un ejemplo.


INFORMACIÓN DE AYUDA

No voy a alagar los documentos de ayuda de Ubuntu, porque aunque los considero más comprensibles que los de Windows, he de admitir que usarlos es algo innecesario, o por lo menos que hay una alternativa mejor: Foros.

Hay en Internet una interminable lista de foros, lugares donde puedes encontrar información acerca de los problemas que tengas con el sistema, o de nuevas funcionalidades que busques para el mismo, o una larga lista de etcéteras. En los foros, la gente consulta sus dudas, y da soluciones a las de otros. Este es uno de los pilares de la filosofía del software libre. La ayuda mutua. Dedicados a Ubuntu, el foro más destacable es Ubuntu-es, al que yo suelo recurrir hasta cuando pierdo las llaves :-D

Eso si, tened en cuenta que la gente de los foros ayuda porque quiere, no trabajan para nosotros. Debemos agradecer todo cuanto nos den, y ser respetuosos.


COSAS QUE HE NOTADO MEJORES AL PASARME DE WINDOWS A UBUNTU

*Amarok, un programa de audio al estilo de Windows Media Player o iTunes, que realiza búsquedas de información de canciones automáticamente, busca letras, mira información en la Wikipedia de la lengua que desees, es compatible con Last-fm, etc.

*Instalar programas, que ahora es una pasada, ya que cualquier programa que desees tener y exista para Linux lo consigues en menos de 5 min. Se baja, se instala, ¡y no hay que reiniciar la computadora! (a no ser que sea una actualización del sistema, claro)

*No hay virus, o mejor dicho, si los hay, pero a Linux afecta el 5%, o menos, y no conozco a nadie que use Linux y haya sufrido el ataque de un virus. ¿Puedes decir tú lo mismo?

*No hace falta desfragmentar ni formatear el ordenador para que vaya mejor. Va siempre igual de bien.

*Ahora tengo mayor libertad para decidir aquello que quiero y aquello que no. Prueba a desinstalar Internet Explorer o Messenger de tu Windows. Si te parece un coñazo, me estarás dando la razón, mientras que si no te lo parece, me estarás confirmando que tienes plena capacidad para acostumbrarte a Ubuntu, cuya dificultad de uso es menor que la que puedes encontrar para desinstalar los programas propios de Windows.

*También tengo mayor libertad para personalizar el aspecto del sistema, y Compiz Fusion permitirá explotar al máximo mi tarjeta gráfica. También hay opciones más suabes de modelado del aspecto, como Beryl. Y además, puedes probar otros escritorios además del GNOME que Ubuntu trae por defecto. El escritorio KDE, que la versión Kubuntu trae por defecto, es famoso por en nivel de manipulación del aspecto visual que permite.

*Ahora descargo datos mejor y más rápido. MLDonkey es una aplicación que baja archivos por varias redes, y que me permite bajar a la velocidad del Ares (la más alta que he visto en una descarga no torrent) los archivos del eMule (que son muchos, pero algunos con muy pocas fuentes), aunque sólo tengan 3 fuentes. También baja archivos torrent, y en teoría, aunque no lo he probado, puede utilizar otras redes.

*Hai más cambios, pero estoy tan acostumbrado a mi Ubuntu que me cuesta recordar cómo era exactamente Windows (y eso que mi hermano lo utiliza).

Puedo confesarlo sinceramente: No echo de menos Windows. Estoy más que contento con mi Ubuntu, y te lo recomiendo. Si echas en falta aquí alguna información que te sería de utilidad, por favor, déjame un comentario, y completaré la opinión. Mejor poner de más que de menos ;-D

Y para finalizar, como se dice por estos lares, Ciao!
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
serpentina

serpentina

03.01.2008 21:12

Muy bien, completa y haces una explicación para aquellos que no tenemos ni pajareta idea de lo que es...así q excepcional.

matsu_tenku

matsu_tenku

03.01.2008 20:03

Gran comentario sobre lo que es el Unbutu para no iniciados, si mejoras la ortografía un poquillo puede ser excepcional. Saludos

cresniet

cresniet

03.01.2008 19:02

yo lo probe en el instituto y me encanto pero ahora no lo uso. un saludo buena opinion

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Ubuntu Linux ha sido leída 1513 veces por los usuarios:

"excepcional" por (14%):
  1. serpentina
  2. Capitan_Spaulding

"muy útil" por (86%):
  1. BUENVERANO
  2. matsu_tenku
  3. Crakinho
y de usuarios adicionales 9

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.