Comparte esta página en

blanco Estado blanco (Nivel 1/10)

Krake

Saludos, me llamo Andrés y soy un chaval de Barcelona que se dedica a coleccionar carreras jajaja hasta que encuentre trabajo. Disfruto de los viajes y la mejor experiencia universitaria que he tenido es en mi erasmus por Dinamarca.

Opiniones escritas

desde 20/02/2013

2

La Luna Shipping 26/02/2013

Envíos que siempre llegan a tiempo

La Luna Shipping Uno cuando se va a otro país por un tiempo y aunque lo intente evitar, siempre acaba teniendo que hacer envíos de un lado al otro... Y cuando uno hace muchos envíos empiezan los problemas: compañías que no te hacen apenas caso, centralitas telefónicas en eterna espera, ningún consejo sobre como enviar ciertos objetos, tracking para el que hace falta sacarse un doctorado... Y cuanto más grande es la empresa menos te puedes fiar. Así es como me encontré con la luna... Su web no es la más visible, pero cuando pones a prueba el correo electrónico (ese eterno método de contacto presente en todas las compañías al que hacen caso una vez al mes) te sorprendes. Respuesta rápida con toda la información que uno pueda necesitar y más. El resto como una conversación cara a cara a través del correo electrónico, cuando envié mi paquete debíamos llevar 15 correos cada uno. Puede que a alguno le suene incómodo, pero la atención y el mimo que uno recibe es impagable. Todo además fue como la seda, no tenía ni que hacer tracking porque ellos me mantuvieron informado constantemente, si dudaba, un correo y antes de una hora la respuesta.

Teteria Malea, Sants-Montjuic, Barcelona 26/02/2013

Té y más té y más bueno que el té

Teteria Malea, Sants-Montjuic, Barcelona Por mucho que en Dinamarca estén obsesionados con el café nada supera a un buen té y a uno de esta cooperativa menos todavía. Son un pequeño local en una de las agradables calles peatonales de Sants, cerca de la plaza de Huesca. La carta de tés que tienen es imposible de terminar. Siempre que voy pruebo alguna cosa nueva y siempre está de muerte (aunque alguna vez no sea de mi gusto). Además cada té viene con una descripción de sus sabores, ingredientes y de los beneficios que puede tener para la salud. Y si los tés son tan buenos, en la misma tetería tienen a un duro competiror, sus pasteles, bizcochos y demás bollería casera. Tomarla es un placer digno de reyes. Y todo encima buen precio en un ambiente fantástico y contribuyendo a una cooperativa, ¿qué más se puede pedir? (Una zona con chillout quizás).
Volver arriba