Comparte esta página en

verde Estado verde (Nivel 2/10)

Mankuk

Mankuk

Perfil de usuario no disponible. La persona que estás buscando ya no es un usuario de Ciao.

Opiniones escritas

desde 20/10/2004

3

Cabo Trafalgar - Arturo Pérez-Reverte 11/02/2006

Una de barquitos

Cabo Trafalgar - Arturo Pérez-Reverte Leí Trafalgar de Benito Perez Galdós hace un siglo, años más años menos, pero recuerdo que me gustó mucho, por los barquitos, el mar y todo eso. Por ahí empezó el asunto, un día en que me paseaba por una librería de ejemplares usados y me topé con el Trafalgar de José Luís Corral un libro que aún estando lejos de ser una joya, lejos incluso de ser catalogado como una buena novela, sirve para entretenerse leyendo algo liviano y amenizando algunos capítulos que pueden resultar un poco densos de la historia franco-inglesa-española. Y claro, como además a mi me gustan las historias con obenques, cangrejas, mesanas y cosas marítimas varias me puse a pensar que más podía leer con respecto al tema en tono de novela histórica o similar y que no fuera P. O'brian, que a pesar de lo que opine el general, salvo ciertos pasajes de sus novelas, a mi me aburre bastante. La prosa de Corral es animada y liviana, respetuosa de los hechos históricos y siempre al interior de los márgenes de la diplomacia y lo políticamente correcto, de seguro José Luís fue de los que se portaban bien en el colegio y siempre hacía caso a lo que le decían los profesores. Y eso está muy bien, pero me hacía falta otra versión, la más aguda no necesariamente la más rigurosa, y la que obviamente, jamás se escribirá en los libros de Historia. Todo eso me hizo recordar que Reverte tenía algo escrito al respecto, así que lo busqué en la librería abacus que es donde suelo comprar mis libros técnicos. La ...

La pasion turca 14/12/2005

Pasión descafeinada

La pasion turca La pasión…descafeinada. Hola a todos. Heme aquí nuevamente después de mucho tiempo sin escribirles nada. No sabía muy bien de que hablarles aunque tenía muy claro que algo quería escribir y como justo hoy he terminado de leer un libro me dije a mi misma, pues venga! "hagamos picadillos el libro de Gala; La Pasión Turca". Antes de ponerme a escribir y para ir tanteando un poco el terreno, leí unas cuantas opiniones sobre lo mismo y debo admitir que en general la mayoría de los opinantes ha sido bastante más generosos con La Pasión Turca de lo que yo pretendo serlo, no por venenosa, ni de joder por gusto, sino porque si he de ser honesta, debo admitir que me aburrí como ostra leyendo el libro y acabé las últimas páginas rogando que a nadie se le ocurra hacer la segunda parte (lo de no llevarla al cine creo que ya no cuela, que pena…). Por otra parte debo admitir también que lo leí a conciencia y que trate de apoyarme en los eventuales puntos fuertes de la trama para hacerme una idea más acabada y no tan crítica de la historia, pero que a pesar de mis esfuerzos, no hubo caso. Y bueno, acá va; La Pasión Turca está narrada en primera persona a través de unos cuadernillos que la protagonista (Desideria Oliván), va relatando durante años. En ellos comienza la descripción de su vida, pragmática y convencional, y de sus planteamientos más internos con respecto a su faceta social y laboral, pero sobre todo amorosa - sentimental, hasta llegar y detenerse en el momento en que ...

reflexiones 28/10/2004

Reencuentro

reflexiones Lo primero que vi hoy fue la masa verde del bosque recortándose contra el fondo azul de la mañana. Después de pasar los últimos 11 meses de mi vida teniendo un edificio macizo y gris al otro lado de la ventana y la imagen de la Matrix como fondo de pantalla en el ordenador, debo reconocer que aquello fue impresionante. Igual, también debo decir que la idea de regresar al lugar donde había pasado diez años de mi vida estudiando (de los cuales los últimos dos fueron especialmente asquerosos), no me hacía ninguna gracia. Me había ido sin la menor intención de volver por iniciativa propia, pero finalmente tuve que hacerlo, por varias cosas que no viene al caso explicar. No recuerdo haber extrañado esas imágenes durante todo este tiempo, no recuerdo haber evocado los manchones amarillos y morados sobre el fondo verde del trigo, ni las nubes allá a lo lejos como gigantescas motas de algodón siempre cargadas de lluvia. Ni el azul del cielo, ni la luz ocre que se desparrama por el campo y que al chocar con las briznas de trigo, se descompone en decenas de colores diferentes, justo en frente de tus ojos que se van llenando de verde, de ramas, de hojas, de pasto, de pájaros mientras pasas a 100 por hora en un autobús atravesando la vena gris que es la carretera norte – sur, y ni te digo como es cuando sale el sol después de la lluvia, o cuando llueve con sol, entonces, a todo lo anterior, se le suma una inmensa línea de colores que parte en dos la cúpula del cielo y de la que no ...
Volver arriba