Blancanieves

3  29.05.2009

Ventajas:
: )

Desventajas:
: (

Recomendable: Sí 

KaylaMorrison

Sobre mí: ★ ☆★ ☆★ RUNIFRUTI! ★ ☆★ ☆★

usuario desde:27.05.2009

Opiniones:1091

Confianza conseguida:249

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 13 miembros de Ciao

Érase una vez, en un país muy remoto del cual no puedo acordarme, no ha mucho tiempo que vivían una pareja de reyes que vivían felizmente casados en su acomodado palacio. Pero su dicha no era completa, puesto que no había nada que desearan más que descendencia, y pese a todos sus rezos y plegarias, la reina no terminaba de quedarse embarazada.

Un buen día, estando la reina cosiendo frente a la ventana de su dormitorio, se dejó arrastrar por un ligero sueño que le presento a una niña tan blanca como la nieve, de coloradas mejillas como el color de la sangre y con el pelo tan negro como el ébano que enmarcaba su ventana.

Tiempo más tarde, trás una noche junto a la chimenea, Blancanieves nacía. Tal y como su madre hubiera soñado 9 meses atrás. Pero, para que la dicha nunca fuera completa en aquel país que pareciera estar maldito, el parto se complicó más de lo esperado y debido, y la reina pereció al soltar la pequeña su primer llanto.

Años más tarde, el rey, su padre, volvió a contraer esposa. Era esta una mujer de inigualable belleza, pero tan cruel y orgullosa como bella era. Entre sus enseres más preciados, contaba con un espejo mágico que siempre decía la verdad, y, cada mañana, para elevar su ego, le preguntaba:

"Espejito, espejito ¿Quién es la más bella del condado?"

Y él, conforme pasaban los días, siempre contestaba lo mismo:

"Sin duda, vos soy la más bella del condado, mi reina y señora"

Y ella quedaba muy satisfecha con aquello. No necesitaba nada más. Pero el tiempo pasaba, y conforme ella la iba perdiendo, Blancanieves la ganaba, hasta que un día, al contemplarse en su espejo mágico, y pronunciar las palabras que tantas veces había repetido en su vida, recibió una respuesta inesperada que llenó de envidia su corazón. El espejo dijo:

"Vos érais la más bella hasta ayer, señora, pero Blancanieves lo es mucho más ahora".

Y, la mejor forma para apartar a la muchacha de su camino, era matarla. Y así, ella volvería a ser la más bella de todos los alrededores, como siempre había sido. Pero ahora era una reina, y no podía manchar sus manos con sangre inocente. Mandaría a otro a que lo hiciera por ella. Así pues, mandó llamar a sus aposentos a uno de los cazadores reales, para ordenarle la muerte de la chiquilla.

"Llevate a Blancanieves al bosque", le dijo, "y, cuando estéis tan lejos que nadie pueda veros, la matas. Una vez haya muerto, debes extraerle el corazón de su pecho y traérmelo, para saber que has cumplido bien mis órdenes"

"¿Y qué ganaría yo a cambio señora?", preguntó el cazador.

"¿Qué queréis a cambio?" Contestó la reina.

"Vivo en palacio y nada me falta, tan solo hay una cosa que anhelo..."

" ¿Y cual es?"

"Compartir con vos vuestro lecho"

"Matala, y cuando tenga su corazón entre mis manos, tendrás tu recompensa"

Y así pues, fue como se la llevó al bosque, arrojóla sobre la árida tierra y s descargó sobre ella. Pero no la mató. La dejó que corriera por los caminos maltrechos que al bosque daban llena de rasguños, arañazos y sangre reciente. En su vuelta, mató a un jabalí que se encontró por el camino y le extirpó el corazón, con el cual se presentó ante la reina.

Al recibirlo, se puso muy contenta. Lo extrujo entre sus manos. Contempló su sangre, lo cocinó y se lo comió, tras lo cual, dió al cazador lo que había exigido en su pacto.

Pero, a la mañana siguiente, cuando extrajo su espejo, se quedó perpleja y consternada al recibir su respuesta:

" Vos seguis siendo muy bella, mi reina y señora, pero, más allá del bosque, en una casa de bandidos, permanece viva Blancanieves, que aún sigue siendo más bella"

Llena de ira y de furia, mandó matar al cazador, y pensó en presentarse ella misma en el bosque aquella misma noche para terminar su propósito. Pero llegó tarde.

Cuando Blancanieves llegó a aquella casa, se dio una ducha, pero, a pesar de ello, se sentía sintiendo sucia.

Cuando llegó el primero de los que aquella casa habitaban, se la encontró tendida en el suelo. Tirada, sin rastro de sangre, pero el rubor había desaparecido de sus siempre sonrojadas mejillas. Solo una muñeca rota, hundida sobre sí misma, al lado de un bote de pastillas que a su lado descansaban.

En la mesa, una nota rezaba:

"El Pais de la Cordura se encuentra demasiado lejos. Dejame sentirme loca solo unos momentos mas. Dos minutos y la realidad volverá a inundar mi vida. Me colgaré al cuello la cadena del tiempo. Y así, abandonando lo intemporal, moriré lentamente, como he muerto otras veces. Sin lágrimas en los funerales, ni ataud de cristal. Solo recuerdos, un bote vacio y una rosa sin vida. Esto no lo cura un Beso."

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
cuchufleta

cuchufleta

07.12.2010 14:56

muy bueno

ulisestgo

ulisestgo

19.06.2010 13:44

zzzzzzz

SILENT_HILL

SILENT_HILL

13.08.2009 12:45

veo mas probable este que el "real"! el leñador la deja escapar de guais? blancanieves sigue de guais? pos no, asi acaban los cuentos de hadas... o no? xD

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Versiones de cuentos infantiles para adultos ha sido leída 4990 veces por los usuarios:

"excepcional" por (14%):
  1. JOVIPAMA
  2. toninhogalego

"muy útil" por (79%):
  1. bloodymina666
  2. cuchufleta
  3. SILENT_HILL
y de usuarios adicionales 8

"nada útil" por (7%):
  1. ulisestgo

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.