Pajas Mentales I

1  02.09.2008

Ventajas:
-

Desventajas:
-

Recomendable: No 

Siba-Rita

Sobre mí: La situación se complicó, nadie en sus cabales seguiría por ahí, y asi toda esta ciudad se derrumbó....

usuario desde:29.04.2008

Opiniones:73

Confianza conseguida:71

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 31 miembros de Ciao

Y otra vez la misma hoja en blanco… ganas de vomitar mis absurdeces y pajas mentales. Y es que la vida esta girando continuamente y a veces no tengo tiempo de asimilar algo para que ya haya otro cambio. Además, luego está lo que quiero yo cambiar.

Pero me vuelvo perezosa ante el cambio, quiero hacerlo pero una fuerza en forma de vaguedad, de hueco en el sillón, de conformidad, me atrae con todas sus fuerzas. Cuando consigo dar un paso me sorprendo de mi misma, aunque la intención la tengo, el miedo no me deja avanzar muchas veces.

No sé si el destino ya está escrito, o está por escribir. Porque pasamos por la vida como si nuestros actos del ahora, del presente, no tuvieran nada que ver con lo que vendrá después. Cuando luego me doy cuenta que todo es consecuencia de lo de antes, lo que tengo ahora, viene de lo que elegí hace un año, dos, o media hora. Y muchas veces es tarde para cambiar, y es difícil, y comienza el bucle de querer cambiarlo pero acomodarse con lo que hay, y seguir queriendo cambiarlo.

En mi vida existe un sueño que yo misma pongo trabas a cumplir. Avanzo un paso y retrocedo cuatro, así es muy difícil llegar a un objetivo. Además, está lo demás.

Lo incontrolable, lo que no podemos planificar, lo que viene como un huracán y arrasa y cambia tu destino y el resto de tu vida, en un segundo. Entonces tienes que dedicarte a parchear eso, a poner la tirita donde duele, pues hay daños que son de lenta curación, y en esos días, ni te acuerdas de vivir. Dejas el mundanal ruido a un lado, y cuando vuelves la vista atrás solo recuerdas ese día. El día que tu corazón se partió en pedazos y tu futuro de repente se volvió gris, y donde nada ya, volvería a ser como antes, como ahora, como hace dos minutos.

Esos días… bueno, meses, yo no los recuerdo. Pasé por mi vida, o más bien paseé por mi vida. Supongo que hice cosas, pues el tiempo pasó realmente. Tengo que esforzarme y hurgar en esos recovecos de la memoria para dar un poco de luz a recuerdos sombríos. Y mirar hacia un lado, y mirar hacia otro, e intentar encontrarme a mí misma en todo este tinglado que es la vida. Intentar reconstruir la estabilidad que has perdido, por ese cambio, por el destino… te lleva todo el tiempo, pero es una tarea difícil cuando niegas que eso ha pasado, y te sumes en un pozo negro donde no encuentras, y tampoco buscas, una escalera.

Pero un día, en el pozo entró un rayito de luz, fugaz sí,.. Pero un rayito de esperanza. Y otro día vi una cuerda, que se deslizó… que me pidió que subiera a la superficie. Y cerré los ojos, y no quise esa cuerda, ni ese rayito… Estaba cómoda en la tristeza de mi oscuridad, en mis recuerdos tristes. Pero las cuerdas se multiplicaban, se movían coquetas exigiendo que ganase el tiempo perdido, que me agarrara, que respirase el aire que me esperaba fuera. Y otro día, me dí cuenta que lo necesitaba, me armé de valor y salí… asustada y temerosa… pero más fuerte que antes.

Ahora puedo escribir mi sueño, pero sigo encontrándome con la misma traba, la mía. Mi indecisión, mi miedo. Y ahora solo quiero vomitar palabras, con poco o mucho significado depende como se mire, aclarar esta maraña de acciones, de pensar qué de verdad quiero cumplir ese sueño, que debo dejar de ser mi peor enemigo. Creer en mí, avanzar. No pensar en lo incontrolable. Pero me paralizo. Tengo miedo.

IRe

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
yogui9259

yogui9259

14.09.2014 10:33

Dicen algunos que el miedo hay una forma infalible plantarle cara, excelente me he sentido muy identificado

cay11

cay11

29.12.2008 03:28

El miedo paraliza. Es mejor no tener miedo. ¿Cómo se quita el miedo? No sabría decir... se lo quita uno de encima como quien se quita una pieza de ropa usada. O como quien pela una cebolla, de las que hacen llorar. No es fácil, pero hay que ponerse a ello. Besos.

Geminiss

Geminiss

13.11.2008 09:48

A veces me digo a mi mismo que un cambio siempre viene bien.... De cualquier tipo.... mira! Sin duda alguna, un dia me presente en esta página ante unos desconocidos.... y aqui estamos, establando conversacion y amistad.... A veces mirar a lo desconocido bien muy bien, sabes? por que quizas allí, en lo desconocido, encuentres a ese alguien que te haga cambiar.... o a esa cosa que te ayude a cambiar.... a sentirte mejor.... :) n besito

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre miedo ha sido leída 400 veces por los usuarios:

"excepcional" por (35%):
  1. yogui9259
  2. Pesimista_Productivo
  3. yleniab001
y de usuarios adicionales 12

"muy útil" por (65%):
  1. mano5chi
  2. cay11
  3. Geminiss
y de usuarios adicionales 25

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.