Anecdotario de dos mestizos

5  20.03.2003

Ventajas:
todas

Desventajas:
viven menos que nosotros

Recomendable: Sí 

phoebegreen

Sobre mí:

usuario desde:01.01.1970

Opiniones:27

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 12 miembros de Ciao

Los veterinarios los llaman “Mestizos”. Son los perros que no pertenecen a ninguna raza o que son una mezcla. A mí personalmente son los que más me gustan porque tienen mejor carácter, son más cariñosos y agradecidos, y son más resistentes físicamente, (lo del tema físico lo dice mi veterinario. Bueno, el mío no, el de mis perros)

He tenido perros y gatos con y sin raza, porque me apasionan todos los animales, pero sin dudarlo, por los que más me pirro es por los mestizos. Qué se le va a hacer..siento debilidad por estos encantadores “callejeros”; graciosos, juguetones, a veces feúchos, desgarbados y un poco torpes, pero muy expresivos y muy listos.

Ahora mismo tengo dos: una perrita mezcla de Loulou de Pomedania (creo que se escribe así, glups) y Pekinés, y un perrito mestizo (o callejero) de pura cepa.

Me han dado muchas satisfacciones a lo largo de los años, y me lo he pasado muy bien con ellos, sus manías y sus respectivas personalidades. El perro ha sido siempre un poco gordito y torpe. Cuando tenía unos meses, le gustaba correr desde el final del pasillo de mi casa a toda velocidad, atravesaba el comedor y se lanzaba con todas sus fuerzas sobre la cesta de tela donde dormía que estaba siempre muy cerca de la puerta de la terraza. Derrapaba y acababa, después de unos trompos, debajo de la cesta dándose un golpe muy estruendoso contra la pared. Esto lo repetía una y otra vez, ante la cara de pocker de la familia, que, por supuesto, no entendíamos nada.
Además, descubrió que podía hacer burbujas en su cacharro del agua si soplaba con su nariz y de vez en cuando se abandona a sus placeres durante un buen rato.

Cuando era pequeño y los sacábamos a dar un largo paseo por el parque por las tardes, se cansaba pronto y se tumbaba tan de golpe, que pensábamos que le pasaba algo en las patas, porque parecía que le habían fallado las cuatro a al vez. Pero no le pasaba nada en las patas, sólo era su forma de decir que no le apetecía andar más. Ahora que ya no se cansa con tanta facilidad, se reboza en un descuido nuestro en lo más repugnante que encuentra, se mete corriendo a toda velocidad en todos los charcos, barrizales, y sitios sucios en general. Un día de parrillada en el campo, se rebozó en una sardina medio podrida y se metió en un charco lleno de lodo negruzco dificilísimo de quitar. Os podéis imaginar el pánico que despertaba entre mis amigos cada vez que el perro pasaba a toda leche a milímetros de ellos con semejante peste mezcla de perro mojado y sardina medio podrida, manchando todos los pantalones, piernas...en fin, una excursión de pesadilla, pero la mar de divertida una vez pasado el tiempo.

La perra es muy elegante. Odia mojarse y cada vez que llueve, camina arrimada a la pared para mojarse lo menos posible las patas. Cuando llegamos a casa, ella está casi milagrosamente seca, y el perro está en condiciones casi de diluvio universal ¿??????? Nunca lo entenderé.

Ella es también muy fina, muy coqueta y baila como un caballo andaluz cuando está contenta. Corre casi a la velocidad de la luz y tiene una energía inagotable. Cuando se pone a jugar, acaba agotando de tal forma al perro, que éste trata de escapar de ella por todos los medios para tumbarse a tomar el aliento. Es rápida como el rayo. Agotaba a un presa canario que teníamos de vecino tratando de alcanzarla. Pero ella era como una bala peluda que paraba en seco a mitad de camino, giraba 180º en décimas de segundo y se colaba por debajo de las patas del pobre perro. Acababa tumbado en el césped con la lengua fuera mientras ella bailaba como un caballo andaluz diminuto delante de su nariz para que siguiese jugando con ella.

Mi perro es algo más grande y corpulento que mi perra, pero nunca la ha ganado en una pelea. Es muy rápida y habil, y tiene tantos reflejos, que cuando él va, ella ya ha vuelto varias veces y siempre acaba escabulléndose del cuerpo más grande de él para acabar mordiéndole el hocico. Aquí termina la lucha, porque él se retira.

Bueno, me pongo a hablar de ellos y no acabo nunca, je je. Os los recomiendo, no es necesario que un perro sea de raza para que sea un buen perro de compañía. En general todos son geniales, con o sin raza.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
ayla_1980

ayla_1980

31.10.2003 16:58

bueeeno, yo tengo cinco perritos y un gato y un conejo, asi ke te puedes imaginar. por eso te meto en mi red de confianza. suerte

Zeynel

Zeynel

25.04.2003 12:40

Mejoras mucho con tus opis, (he empezado desde el principio, eh, que conste). Yo tengo un gatito, pero en realidad me gustaría tener perros. lástima que en mi casa es imposible, porque no tengo espacio para más animales.

Gadara

Gadara

28.03.2003 22:30

Pues si hay que adoptar animales callejeros,el comercio con animales me parece horrible, con todos los que hay sin hogar, besitos, tb para tus perros,jeje

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre perro callejero cruzado ha sido leída 417 veces por los usuarios:

"muy útil" por (94%):
  1. ayla_1980
  2. Zeynel
  3. Gadara
y de usuarios adicionales 13

"útil" por (6%):
  1. Bavmorda

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.